Bolivia: Dos españolas se adjudicaron planta de GNL y distribución

 

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) adjudicó a las empresas españolas Sener Ingeniería y Sistemas y Ros Roca Indox Cryo Energy SL el contrato para la construcción y puesta en marcha de la planta de gas natural licuado (GNL) de Río Grande, Santa Cruz.

De acuerdo con información oficial a la que accedió La Razón, la resolución administrativa de la contratación fue firmada el jueves por el presidente ejecutivo de YPFB, Carlos Villegas, quien instruyó a la Gerencia Nacional Administrativa y Financiera de esa entidad estatal notificar la decisión a las empresas participantes.

Las dos firmas elegidas no sólo se encargarán de la puesta en marcha de la planta de GNL, sino también de la construcción de las estaciones de regasificación en 25 localidades del país y de la adjudicación de cisternas. El monto que deberán invertir asciende a los $us 137.075.000.

Estas empresas se presentaron a la tercera convocatoria pública internacional que lanzó la petrolera estatal para construir la planta, a la que concurrieron también Cobra Instalaciones y Servicios SA, y la argentina Tecna Estudios y Proyectos de Ingeniería SA. Previo informe legal, se habilitó la unión temporal de empresas (UTE) Cobra Instalaciones y Tecna Bolivia S.A por un lado; y Sener Ingeniería y Ros Roca Indox por otro.

Fue una comisión de calificación de la petrolera estatal la que recomendó la adjudicación a Sener y Ros Roca porque su oferta y experiencia en este tipo de emprendimientos se enmarca a los términos de referencia y al precio referencial determinado por YPFB, que era de $us 137.076.383.

Sener es un grupo privado de ingeniería y tecnología con sede en España, fue fundado en 1956, se dedica a las actividades propias de ingeniería y construcción industrial, tiene amplia experiencia en el área de energía. Ros Roca trabaja desde 1953 en la fabricación de equipos, construcción de remolques y cisternas.

La adjudicación a las empresas españolas ocurre luego de la nacionalización de dos compañías de ese país que estaban en el área de electricidad y aeropuertos.

El GNL se obtiene del gas natural que se licúa hasta una temperatura de -162 grados, reduciendo su volumen casi 600 veces, lo que significa que se puede almacenar y transportar a donde no existen gasoductos, o no pueden ser construidos por motivos geográficos o económicos.

Todo el proceso se realizará en la planta que se construirá en Río Grande, y desde allí el GNL será transportado en cisternas hasta las plantas de regasificación donde recupera su estado original para repartirlo a 140 mil viviendas a través de las redes domiciliarias.

Lo que el Gobierno busca con este proyecto es cambiar la matriz energética del país, pues fomentará la expansión de redes de distribución y promoverá el uso masivo del gas natural como sustituto de otras fuentes energéticas en el mercado interno como kerosén, el gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas, carbón, leña, entre otros. Se prevé sustituir el diésel en un 10%, GLP en 5% y gasolina en un 3%.

Tecnoil