Tag Archives: Corporativas

Foto 8 Basurero Comarsa con la ciudad atrás Martín _DSC4962

Justicia declara admisible al amparo contra basurero petrolero

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Se trata de un amparo contra la empresa Comarsa, ubicada sobre barrios populares de Neuquén Capital. Este jueves 28 de abril, la jueza Elizabeth García Fleiss ha declarado admisible el amparo que presentaron los vecinos ante la justicia de Neuquén por la contaminación. Los vecinos le piden a la justicia que le impidan a la empresa continuar quemando residuos petroleros producto de la fuerte contaminación que emana de sus chimeneas.

Foto 8 Basurero Comarsa con la ciudad atrás Martín _DSC4962

El miércoles 04 de mayo, la empresa deberá presentarse en la legislatura y dar explicaciones sobre su plan de traslado a la comisión de Medio Ambiente, allí se exigirá que se formalice la comisión de seguimiento que se creó de manera conjunta entre vecinos afectados, diputados y referentes sociales. Dicho espacio tiene como fin seguir cada movimiento de los basureros petroleros y no permitir que las empresas se retiren sin la remediación correspondiente, además de prevenir que no contaminen donde se trasladen.

Todos los sábados a las 16 hs se reúne la asamblea en Gobernado Denis 877 de Neuquén Capital.

   


2622858-3x2-940x627

Australia: Prohibirán en Queensland la gasificación subterránea de carbón

[wp_easy_bubble_menu id='1']

2622858-3x2-940x627

(Australia, 18/04/16) El Gobierno de Queensland prohibirá la técnica de gasificación subterránea de carbón (UCG, por su sigla en inglés) debido a los impactos ambientales que genera. Según el ministro de Minería, Anthony Lynham, enviará al parlamento estadual un proyecto de ley a fines del corriente año. El funcionario sostuvo que los posibles riesgos para el ambiente y la industria agrícola superan por mucho el potencial económico de la actividad. Según la organización Lock the Gate Alliance, se ha comprobado que la UCG es peligrosa y contaminante.

El ministro afirmó que la prohibición será inmediata a nivel de política gubernamental y que presentará un proyecto en el parlamento de Queensland a fin de año para que esta sea ley. Ha habido solo tres proyectos piloto de UCG en el estado australiano: Carbon Energy, cerca de Dalby; Cougar Energy, cerca de Kingaroy y Linc Energy en Chinchilla. El Dr. Lynham aseguró que hasta el momento nadie ha logrado que la UCG sea un éxito y que el potencial económico no justificó el riesgo ambiental.

En un comunicado el ministro explicó: “Hemos estudiado las pruebas obtenidas en la operación piloto de UCG y evaluamos la compatibilidad entre las tecnologías actuales y las necesidades ambientales y económicas de Queensland”. Y agregó: “Los riesgos potenciales para el ambiente y las valiosas industrias agrícolas superan por mucho cualquier potencial económico de la actividad (…) No tiene sentido continuar con la actividad de UCG en Queensland. Aquí tuvimos tres sitios piloto, y ahora es necesario su desmantelamiento”.

El ministro de Ambiente, Steven Miles, dijo que el proyecto de Linc Energy, cerca de Chinchilla, fue “probablemente el caso de contaminación más grave en la historia de Queensland”. Y aclaró, “sin dudas, se trata de la mayor investigación y causa penal por contaminación como consecuencia, según el Departamento de Medioambiente, de las actividades de gasificación subterránea de carbón que realiza Linc Energy”.

El activista Drew Hutton, de Lock the Gate Alliance, dijo que la prohibición es un paso muy importante porque que se ha comprobado que la UCG es peligrosa y contaminante: “Le dije al Gobierno estadual que estas tecnologías deberían haberse prohibido hace seis años; no es difícil darse cuenta de que la quema subterránea de carbón y el gas de esquisto son una mala idea”. Y añadió: “Me alegra que el Gobierno por fin haya decidido darme la razón y ayudarme a proteger a los propietarios de tierras, los agricultores, las tierras y el agua”.

Pedido para difundir públicamente “la totalidad de las pruebas”

Sin embargo, Greg Lane, actual director ejecutivo del Consejo de Recursos de Queensland (QRC, por su sigla en inglés) se mostró decepcionado con la decisión del Gobierno de la primera ministra Annastacia Palaszczuk, tomada sin consulta. Lane declaró: “Este anuncio inesperado de otra prohibición contra un producto básico sin haber difundido las pruebas desencadenantes no hace más que perjudicar la confianza empresarial y las inversiones en este estado”.

“Hace tan solo tres años la evaluación de la Oficina del Director Científico confirmó la conclusión del Panel Científico Independiente emitida en 2012, según la cual ‘en principio, la gasificación subterránea de carbón podría llevarse a cabo de manera socialmente aceptable y ambientalmente segura en comparación con un amplio abanico de otras actividades actuales que utilizan recursos’”, dijo el director de QRC. Y concluyó: “Por lo tanto, el Consejo solicita al Gobierno que haga público el conjunto de pruebas que supuestamente tiene en su poder y que demuestran que los riesgos ambientales de los proyectos de UCG de cualquier tipo son muy altos”.

Compañía intervenida

Mientras tanto, el 15 de abril  fue intervenida la compañía de petróleo y gas Linc Energy, y se convocó a la consultora PPB Advisory para barajar distintas opciones junto con la gerencia de Linc, que incluyen una posible restructuración de la firma. En un comunicado dirigido al Mercado de Valores de Australia el mismo día, la compañía explicó que tras haber recibido asesoría legal y financiera y haber realizado una prospección comercial, la junta directiva decidió dar el paso. La compañía tomó la resolución un mes después de ser notificada que iría a juicio por cinco cargos relacionados con la violación de leyes ambientales de Queensland en su proyecto de UCG. El Departamento de Medioambiente del estado acusó a la compañía de daño intencional en su sitio piloto cercano a Chinchilla en Darling Downs.

El activista Hutton aseguró  que Linc Energy podría recibir multas de hasta 56 millones de dólares si se determina su culpabilidad. Sin embargo, aclaró que es probable que la compañía nunca las pague ya que la intervención es una maniobra legal común para evitar penalidades y costosos saneamientos.

Fuente: ABC Traducción: Nancy Viviana Piñeiro


web cipce

Nueva web del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica

[wp_easy_bubble_menu id='1']

El CIPCE ha renovado su web, y nos invita a que la conozcan: www.cipce.org.ar.

web cipce

Luego de meses de trabajo de todo nuestro equipo, hemos diseñado un sitio en el que podrán encontrar informes y material de consulta sobre corrupción y criminalidad económica (tanto nuestro como de otras organizaciones), novedades de casos judiciales, artículos académicos, y actualizaciones sobre nuestros cursos y actividades de capacitación, entre otras cuestiones.

Próximamente podrán encontrar también nuestra base de datos sobre delitos económicos en Argentina con nuevas actualizaciones, y un campus virtual donde podrán acceder a nuestros cursos de manera online.

Les recordamos que también pueden seguir nuestras novedades en Facebook:

facebook.com/CIPCEarg.

Por cualquier consulta o sugerencia que tengan, pueden contactarnos a info.cipce@gmail.com

Nuevamente los saludamos e invitamos a que conozcan la página!


peru_derrame_petroleo_peq_-_oefa-300x208

Más de 600 indígenas toman instalaciones de Petroperú en Loreto

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Más de 600 indígenas tomaron las instalaciones de la empresa estatal Petroperúcomo medida de protesta y bloquearon el ingreso a las mismas, a la espera de que lleguen los representantes del gobierno nacional para que atiendan sus demandas.

Lo que exigen los manifestantes es la ampliación del estado de emergencia -que vence el 27 de abril-, la indemnización a las 25 comunidades afectadas por el derrame de petróleo, pago por derechos indígenas, la construcción de tanques de agua y piscigranjas (que serían acuerdos incumplidos hasta ahora).

Así lo precisó Segundo Hernández, director nacional de la justicia especial para los pueblos indígenas, informó Canal N.

Los nativos que tomaron las instalaciones de la empresa estatal pertenecen a las etnias Awajún, Shapras, Shawis y Huambisa. La zona en la que se concentran es el pozo de Casha Caño, donde se había venido represando el petróleo derramado en el río Morona; en el que, además, las comunidades venían apoyando en recolectar el crudo.

LaMula.pe se comunicó con el área de Comunicaciones de Petroperú, que indicó que se trata de un problema entre etnias que se disputan la representatividad de la mano en obra en los trabajos de remediación en la zona. No quisieron dar más detalles y dijeron que en las próximas horas emitirán un comunicado al respecto.

#LaSelvaSomosTodos: Un nuevo plantón contra el derrame de petróleo en la Amazonía Defensoría confirma que sí hubo derrame de petróleo en Cajamarca que Petroperú negó Comunidades nativas demandan a Petroperú por derrame de petróleo en Loreto y Amazonas Estos son los 20 derrames de petróleo en el Oleoducto Norperuano de los últimos cinco años Derrame de petróleo: Indígenas de Mayuriaga y Petroperú firman acta de compromiso Gracias, Leonardo DiCaprio: Ahora el mundo conoce del derrame de petróleo en la selva peruana


pancarta_sin_oro_se_vive

Exhortan al Gobierno venezolano a detener el ecocidio minero

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Nuevas firmas nacionales y las primeras firmas internacionales acompañan el documento Detener el ecocidio minero en la cuenca del Orinoco es urgente. En el que Académicos, intelectuales, ambientalistas, investigadores y movimientos sociales, exhortan al Gobierno Nacional a detener el proyecto conocido como Arco Minero.

pancarta_sin_oro_se_vive

Esta, entre muchas otras iniciativas ha ido tomando fuerza. Se han realizado foros, concentraciones, pronunciamientos de Asociaciones de profesionales como la de Antropólogos y organizaciones ambientalistas, entre muchas otras, han iniciado una campaña que confluye en medio de su diversidad de opiniones y acción en un reclamo: Detener el Ecocidio Minero.

Este documento que hace Un llamado a las defensoras y defensores de la vida, a las organizaciones y movimientos sociales, al pueblo venezolano, ha comenzado a circular en el país, en nuestro continente y en el mundo.

Hoy presentamos las nuevas firmas nacionales y las primeras internacionales de apoyo al pronunciamiento, en el marco de una campaña que todos debemos acompañar porque “Sin oro se vive, pero Sin Agua se muere.

A continuación el documento con todas las firmas de los que adhieren hasta el día de hoy. Si Ud. quiere suscribir esta declaración, envíe su nombre (y si desea, alguna adscripción social o institucional) al correo electrónico: aguasiorono@gmail.com

Continuaremos informando de nuevas adhesiones.

Detener el ecocidio minero en la cuenca del Orinoco es urgente

Un exhorto al Gobierno Nacional

Un llamado a las defensoras y defensores de la vida, a las organizaciones y movimientos sociales, al pueblo venezolano.

Desde mediados de febrero de este año, en el marco de la llamada Agenda Económica Bolivariana y la activación de los “Motores Productivos”, el gobierno nacional ha decidido poner definitivamente en marcha la megaminería en Venezuela, a una escala nunca antes vista.

Uno de los proyectos bandera de esta nueva expansión del extractivismo es el Arco Minero del Orinoco, anunciándose con orgullo un proyecto que implica la apertura a unas 150 compañías internacionales, de un vasto territorio de más de 111.000 kms2, el doble de la superficie correspondiente a la Faja Petrolífera del Orinoco y con una extensión equivalente a todo el territorio de Cuba o de Bulgaria.

Bajo acuerdos muy flexibles y favorables para las compañías transnacionales, y basado en la liberalización y desregulación de zonas completas contempladas como “Zonas Estratégicas de Desarrollo Nacional”, se está impulsando la megaminería a cielo abierto de oro, diamantes, coltán, entre otros, en una zona caracterizada por  un delicado equilibrio  ecológico, de gran importancia  para el desempeño  integral de la vida en el país.

La minería a cielo abierto y el uso de cianuro que ella supone han sido prohibidas en varios países y regiones del mundo, dado que es una de las actividades industriales más agresivas y letales, en términos ambientales, sociales y culturales. Eso lo ha reconocido el propio Ministerio del Ambiente venezolano cuando se le revocó la concesión a la minera canadiense Gold Reserve Inc. en el año 2009. EN LOS ANTECEDENTES DE ESTE TIPO DE EXPLOTACIONES NO FIGURAN CASOS EN LOS QUE NO SE HAYAN CAUSADO SEVEROS DAÑOS SOCIOAMBIENTALES IRREVERSIBLES. NO EXISTE LA MEGAMINERÍA “AMIGABLE CON EL AMBIENTE”.

La enorme remoción de la capa superficial de tierra que provoca esta minería, amenaza con una severa depredación de importantes y delicadas áreas naturales, como por ejemplo las Reservas Forestales del Imataca o del Caura. Las cantidades de agua dulce usadas para obtener solo un gramo de oro superan con creces a otras actividades industriales y agroindustriales. Son conocidos los crecientes problemas de contaminación y acceso al agua de la región norte de Venezuela, que junto a la creciente situación de inestabilidad climática y vulnerabilidad energética, como la que atraviesa la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar en estos  momentos, se verían agravados por el incremento de la minería.

El Arco Minero, cuyos impactos se sumarían a los del  proyecto de la Faja Petrolífera del Orinoco, se desarrollaría en el medio de la cuenca hidrográfica más importante del país, amenazando con secar en una gran proporción y contaminar aún más fuentes de agua vitales para el sostenimiento del  ecosistema  y la vida humana.

De llevarse a cabo lo acordado por el gobierno para el Arco Minero, varios pueblos indígenas se verían seriamente vulnerados. En la actualidad, los ye´kuana y sanemá en la cuenca del río Caura, o los waraoen el Delta del Orinoco, por mencionar sólo algunos, padecen los efectos de la contaminación con mercurio, enfermedades y agresiones por parte de diversos actores, producto de la minería ilegal. También se ven afectados los e’ñepa, kari’ña, pemón, mapoyo, wotjüja, y yabarana entre otros.Una escala mayor de actividad minera podría generar la destrucción de sus bases materiales de vida, su desarraigo, la violación de sus derechos humanos y, en última instancia, su desaparición.  Por ello consideramos la necesidad de difundir  un alerta al respecto.

La vida en Venezuela, incluso en las ciudades, es posible gracias a sus fuentes de agua, a sus ciclos hídricos, a su biodiversidady a su complejo y delicado entramado ecológico. La enorme devastación ambiental que conlleva el proyecto del Arco Minero del Orinoco tendría un impacto tremendo sobre ella.

La imposición de este enorme sacrificio sobre la vida social y natural se plantea en nombre de la “estabilización económica”, el “desarrollo” y la “diversificación” de la economía. Sin embargo, este proyecto refuerza el carácter rentista y extractivista de la economía venezolana, incrementando sus niveles de dependencia y vulnerabilidad, nuestra sumisión al capital foráneo, y alejándonos de la construcción de un modelo de economía sostenible, inclusivo y centrado en la vida.

Esta declaración es un llamado de atención y una convocatoria ante el peligro que se cierne sobre nuestro país derivado de los planes  de expansión minera. Estamos ante una oleada sin precedentes de mercantilización de la naturaleza. NOS MANIFESTAMOS EN CONTRA DE ESTE PROYECTO ECOCIDA Y ETNOCIDA.

Adherimos a lo ya expresado por algunas personalidades y organizaciones populares en el sentido de realizar todas las acciones conducentes a la INTRODUCCIÓN DE UN RECURSO DE AMPARO PARA DETENER ESTE PROCESO DE ACTIVACIÓN DEL ARCO MINERO DEL ORINOCO.Exhortamos a la demarcación de tierras de todos los pueblos indígenas del país, como lo consagra la constitución, y clamamos por el respeto de las figuras existentes de protección de áreas naturales en las cuales se ESTABLECE UNA PROHIBICIÓN PERMANENTE DE LA MINERIA.

Exigimos a las autoridades que se saquen a la luz pública los contenidos de los convenios mineros firmados o por firmar.

Apoyamos y exhortamos a la difusión y despliegue de una campaña de información a toda la población venezolana para que esta conozca las particularidades, riesgos y consecuencias de la megaminería.

Invitamos a la organización y movilización de la ciudadanía en torno a las exigencias y compromisos de participación democrática y protagonismo que deben acompañar la construcción de consensos sociales sobre las conveniencias y/o inconveniencias de la opción minera.

Apoyamos la promoción de un Foro Nacional sobre minería y nos manifestamos  a favor de la multiplicación y difusión de amplios debates sobre el modelo de sociedad que queremos, así como la sistematización de propuestas y alternativas que existen, y que están vinculadas a políticas públicas de estímulo a la agricultura en diversas escalas, usos diferentes de las reservas naturales, como el turismo sustentable, proyectos de energías sostenibles, o una nueva arquitectura de distribución de las rentas que reconozca la diversidad cultural  y que tenga un sentido de justicia social y ambiental, entre varias propuestas más.

La defensa de la vida y el ambiente son una obligación de Estado, y es un derecho y un deber de todas y todos los venezolanos, consagrado en la Constitución de la República (arts. 127, 128 y 129).

Decimos ¡NO AL ARCO MINERO!

¡SI A LA VIDA, NO A LA MINERÍA!

¡EL AGUA VALE MÁS QUE EL ORO!

Primeras firmas Nacionales

1.    Dr. Esteban Emilio Mosonyi, Rector de la Universidad Nacional Experimental Indígena del Tauca

2.    Ana Elisa Osorio, Ex Ministra del Ambiente, Plataforma para la Auditoría Pública y Ciudadana

3.    Edgardo Lander, Universidad Central de Venezuela

4.    Lusbi Portillo, Sociedad Homo et Natura

5.    Francisco Javier Velasco, antropólogo y ecólogo social

6.    Víctor Álvarez, Premio Nacional de Ciencia

7.    Santiago Arconada Rodríguez, Universidad Nacional Experimental Indígena del Tauca

8.    Emiliano Terán Mantovani, Universidad Central de Venezuela, ICTA-UAB

9.    Lenin Cardozo, Fundación Azul Ambientalistas

10. Ronny Velásquez, antropólogo/ Universidad Central de Venezuela

11. Atenea Jiménez, Red Nacional de Comuneros y Comuneras

12. Nelson Muñoz, Frente de Resistencia Ecológica del Zulia (FREZ)

13. Marea Socialista

14. Organización de Mujeres Indígenas YUKPA de la Sierra de Perija “Oripanto Oayapo Tuonde”

15. Douglas Bravo

16. Alejandro López González, Centro Socio-Económico del Petróleo y Energías Alternativas, Universidad del Zulia.

17. Alex Fergusson Laguna, biólogo. Universidad Central de Venezuela

18. Paulino Nuñez, CADTM-AYNA, Plataforma para la Auditoría Pública y Ciudadana

19. Humberto Márquez, periodista

20. Modesto Emilio Guerrero, periodista

21. Antulio Rosales, University of Waterloo

22. Carlos Carcione, coordinador del equipo de investigación de Marea Socialista

23. José Angel Quintero Weir, Wainjirawa

24. Simón Rendón, coordinador del Centro Ecológico Social “Bolívar en Martí”

25. Campaña Venezuela Libre de OGM

26. Iokiñe Rodriguez, investigadora, especialistas en conflictos socio-ambientales

27. Oly Millán Campos, Plataforma para la Auditoria Pública y Ciudadana

28. Gonzalo Gómez Freire, Director de Aporrea.org y Miembro Coord. Nacional de Marea Socialista

29. Tariana Salazar, Instituto de Estudios Avanzados / Red Nacional de Comuneros

30. Asamblea de Militantes

31. María Suárez Luque, Fundación Temendauí de la Amazonía Venezolana

32. Aquarela del Sol Padilla, escritora/documentalista

33. Luis Enrique Gavazut, Coordinador del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanz

34. Rafael Uzcátegui, PROVEA

35. Nicanor Alejandro Cifuentes Gil, biólogo Universidad Bolivariana de Venezuela / Frente de Resistencia Ecológica del Estado Zulia

36. Valentina Álvarez Fabro, artista plástica

37. Gustavo Márquez Marín

38. Jorge Hinestroza, ecologista zuliano, Profesor de LUZ

39. Luigino Bracci

40. Ender Rodríguez, cofundador de Causa Amerindia – Universidad Indígena de Venezuela

41. Liliana Buitrago Arévalo, investigadora y activista social

42. María Centeno, arquitecta/artista visual

43. Tibisay Maldonado Lira

44. Marianela Yánez Ontiveros, periodista

45. Manuel Azuaje Reveron

46. Iván Padilla Bravo, militante revolucionario, periodista

47. Teresa Ontiveros, docente universitaria Universidad Central de Venezuela

48. Manuel Izaguirre, arquitecto

49. Juan Carlos La Rosa, Organización Intercultural Wainjirawa, Fundación Indígena para la Educación Propia

50. Maritza García Larralde, artesana

51. Frente Ambientalista Padre Reupa Madre Chaseugn, estado Trujillo

52. Argelia Bravo Melet, artista plástica y documentalista

53. María del Pilar González Fernández, Escuela de Antropología UCV

54. María Antonieta Izaguirre, psicóloga

55. Colegio de Geógrafos de Venezuela, capitulo Trujillo

56. Daniel Ramírez, urbanista USB/Asamblea de Ciclismo Urbano de Caracas

57. Tamanaco de la Torre, comunicador social – productor de Cine

58. Mariana Rodríguez

59. Grupo Ambientalista Asashi Itanobibay

60. Javier Antonio Vivas Santana, profesor universitario y docente del MPPE

61. Leonardo Nazoa, matemático/CENDES-Universidad Central de Venezuela

62. Dr. Franz Scaramelli

63. Eisamar Ochoa, Colectivo Diversidad, Campaña Venezuela Libre de Transgenicos, Escuela Popular de Agricultura Urbana EPAU

64. Pedro Sanz, arquitecto

65. Giordana García Sojo, editora – Investigadora

66. Alejandro Bruzual, CELARG

67. Ramón Casanova, profesor investigador, Universidad Central de Venezuela

68. Elsa Gabriela Rodríguez, socióloga

69. Giulio Santosuosso, escritor, editor

70. Stella Jacobs, cineasta

71. Carlos Bracho, Universidad Bolivariana de Venezuela

72. Eduardo Carrera, Grupo ambientalista WAKU

73. Nelson Oyarzábal, antropólogo

74. Dayaleth Alfonzo, Université d’Avignon – Universidad Bolivariana de Venezuela

75. Ana Mercedes Carvallo, esmaltista y orfebre

76. María Mercedes Cobo Echenagucia, periodista/locutora/tesista del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA)

77. Beatriz M. Bermúdez Rothe, antropóloga

78. Elizabeth  Zamora, profesora /Universidad Central de Venezuela

79. Eglee L Zent, Laboratorio de Ecología Humana, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

80. Guadalupe Chirinos, Colectivo PRV-Tercer Camino

81. Indira Rodríguez, asistente de Educación Inicial / Grupo Ambientalista Waku

82. Thairon Martínez, productor nacional independiente, Guarataro Films.

83. Patricia Granados, ingeniero de producción

84.  Ernesto J. Navarro, periodista – Premio Nacional de Periodismo “Simón Bolìvar”

85. Indira Carpio Olivo, periodista – articulista

86. Gabriel Picón Nava, Fundación Dos Aguas / Observatorio de Aguas

87. Isabel Alfonzo Ríos, ingeniero en Energía y Ambiente

88. Beatriz Pantin

89. Fresia Ipinza

90. José Romero Losacco, Universidad Bolivariana de Venezuela

91. Marx Gómez, Laboratorio de Ecología Política del Centro de Estudios de la Ciencia, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

92. Marhylda Victoria Rivero Corona, Laboratorio de Ecología Política del Centro de Estudios de la Ciencia,Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

93. Manuela Blanco, antropóloga y cineasta

94. Diana Ovalles, periodista/Colectivo Panacuates/Las Vainas son Verdes

95. Asociación Venezolana de Palmas (AVEPALMAS)

96. Cristóbal  Alva, periodista/colectivo Panacuates

97. Marianela Tovar, historiadora Universidad Central de Venezuela

98. Delia Polanco, docente-investigadora Facultad de Agronomía, Universidad Central de Venezuela

99. Yolanda Serres Voisin, docente investigadora

100.             Dr. Marcos Rosa-Brussin, profesor titular, jubilado de la Universidad Central de Venezuela, Físico Química, Petróleo y Petroquímica, y Ambiente

101.             Gioconda Espina, profesora FACES, Universidad Central de Venezuela y psicoanalista

102.             Nereida Carrión, profesor titular jubilado de la Universidad Central de Venezuela, Dra. Química analítica, investigadora  en Ambiente

103.             Gabriel Gil, Campaña Venezuela libre de Transgénicos

104.             Gloria Iraima Mogollón Montilla, Docente investigadora Universidad Central de Venezuela, Especialidad Lingüística y Literatura

105.             Cariaco (Colectivo Amplio para la Retoma e Investigación de la Agricultura Campesina y Originaria)

106.             Daniel Gil Rosado, músico

107.             Lenin Bandres, filósofo

108.             Dra. Tibisay Pérez, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

109.             León Moraria, Escritor/Vanguardia Antiminera

110.             Jorge Ernesto Rodríguez Rojas, profesor titular, Facultad de Ciencias y Tecnología, Universidad de Carabobo

111.             Pedro Ortega Osuna, Dr. en Química

112.             Leonor Fernández, PDVSA GAS

113.             Enrique Rey Torres, sociólogo/CELARG

114.             Tania Abreu Petkoff, Colectivo EcologArte

115.             Elías Capriles, profesor jubilado de filosofía, Universidad de los Andes (ULA)

116.             Francisco Javier Ruíz Marfil, Centro de Estudios de las Transformaciones Sociales, Ciencia y Conocimientos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

117.             Francia Medina, antropóloga, Escuela de Antropología, Universidad Central de Venezuela

118.             Livia Vargas-González, profesora universitaria Sociología, Universidad Central de Venezuela

119.             Rongny Sotillo, comunicador visual

120.             José Luis Revete, educador

121.             Miguel Petrace, Colectivo La Voz Del Monte

122.             Olga Palacios, Colectivo La Voz Del Monte

123.             Vladimir Aguilar Castro, Universidad de Los Andes, Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI)

124.             María Victoria Canino, socióloga, Laboratorio de Ecología Política del Centro de Estudios de la Ciencia, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

125.             Nayralda Lobo, comunicadora social, Laboratorio de Ecología Política del Centro de Estudios de la Ciencia, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

126.             Vera Sanoja Zerpa, socióloga, Laboratorio de Ecología Política del Centro de Estudios de la Ciencia, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

127.             José Miguel Cruces, biólogo (UNESR)

128.             María Angela Petrizzo, Colectivo Comunalizar Conocimiento

129.             Marianicer Figueroa, Colectivo Comunalizar Conocimiento

130.             Nury León

131.             Proyecto Génesis 2001

132.             Alejandro Ochoa Arias, Universidad de los Andes

133.             Francisco Tiapa Blanco, Universidad de Los Andes

134.             Pedro Rivas, ULA

135.             Lourdes Contreras Dávila, Universidad Politécnica Territorial de Mérida Kleber Ramírez (UPTMKR)

136.             Myriam Anzola

137.             Dania Roa

138.             Colectivo Kinkalla Visual

139.             Darwin Suarez Bustamante, sociólogo

140.             Maria de los Angeles Querales, publicista

141.             Ángela Rodríguez Torres, OJOS ILEGALES Audiovisuales

142.             Francisco Elias Prada, OJOS ILEGALES Audiovisuales

143.             Francisco Issa, Colectivo La Mancha

144.             Oscar Sotillo, Colectivo La Mancha

145.             Janette Rodríguez, Colectivo La Mancha

146.             Dayana Lopez Villalobos, Colectivo La Mancha

147.             Gastón Fortis, Colectivo La Mancha

148.             César Santana, Colectivo La Mancha

149.             Jouseline Rodríguez, Colectivo La Mancha

150.             Leila Medina, Colectivo La Mancha

151.             Roger Altuve, Colectivo La Mancha

152.             Luis Méndez, Colectivo La Mancha

153.             Sandra Velásquez, Colectivo La Mancha

154.             Magda Meneses, Colectivo La Mancha

155.             Luisa Herrera, Colectivo La Mancha

156.             Petra Meneses, Colectivo La Mancha

157.             Yakeline Rodríguez, Colectivo La Mancha

158.             Juan Carlos Sotillo, Colectivo La Mancha

159.             Michael  Urbina, Colectivo La Mancha

160.             Luis Ruiz, Colectivo La Mancha

161.             Moisés Mirele, Colectivo La Mancha

162.             Oscar Fernández, Colectivo La Mancha

163.             Pablo Zapata, artista audiovisual

164.             María Daniela Torres

165.             Gloria A. Monasterios, profesora-investigadora Universidad Central de Venezuela y Colegio Universitario de Caracas

166.             Jessica Luna, estudiante, Universidad Central de Venezuela /Universidad Bolivariana de Venezuela

167.             Natasha García Riveiro, docente de la UNEARTE

168.             Carmen Helena Parés Urdaneta, Fundación OGA

169.             Carmelo Antonio Raydan Ríos, docente del PFG de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela

170.             Osvaldo Enrique Peñaloza Acuña, Colectivo Cumbe/ Universidad Bolivariana de Venezuela

171.             Jenny Gabriela Farías Suárez, Comunicador Social, La Universidad del Zulia/ Universidad Bolivariana de Venezuela

172.             Beatriz Pestana Osuna, artista gráfica

173.             Yasmin Tovar, comunicadora popular / videasta Aporrea

174.             Dra. Nalúa Rosa Silva Monterrey, Coordinadora del Centro de Investigaciones Antropológicas de la UNEG

175.             María Victoria Alen. Editorial La Estrella Roja

176.             Yuruani Rodríguez, documentalista

177.             Luis Carlos Rodríguez,  permacultor, ecólogo social

178.             Jorge Martens

179.             Obiel Xiraú Núñez Seijas, licenciado en Administración de Desastres y maestrando en Desarrollo Sustentable

180.             Betzabeth Aldana Vivas, estudiante de Estudios Políticos y Administrativos Universidad Central de Venezuela

181.             Ana Karina Ardila

182.             Miguel Ángel Leal Benítez, documentalista, Universidad Central de Venezuela

183.             José Luis Rodríguez R

184.             Elba de la Luz Guerrero Rojas

185.             Darío Di Zacomo, militante revolucionario

186.             Gladys Pérez, ingeniero

187.             Leonard González

188.             María Alejandra Gutiérrez, licenciado en letras, Mérida

189.             Reyes Adolfo Butrón Viloria

190.             Iván Leal Granadillo, coautor del proyecto de Creación del Programa De Ciencias Ambientales  de la UNEFM

191.             Eduardo Díaz, profesor-investigador titular jubilado de la UNEG

192.             Ángela Barrios, docente de UNEARTE

193.             Carmen Teresa García Ramírez, profesora titular Universidad de los Andes

194.             José Parra

195.             Osman Llavaneras Muguerza, cineasta

196.             Yoner Arrioja Gaitán, ingeniero electrónico, Indígena Jivi

197.             Luz María Azuaje Balza, permacultora

198.             Mirian Spooner, químico, especialista en control y gestión ambiental

199.             Luciano Andrés Valencia

200.             Miguel Arconada, ingeniero geológico

201.             Nelson España

202.             Sirio Castillo, cantautor

203.             Gilberto  Hernandez  O., prof. jubilado de la Universidad de Oriente

204.             Edwin Aguirre

205.             Jose Guillermo Pereira, Frente Ecoambiental Libertador 1986

206.             Deyanira Nuñez, Frente Ecoambiental Libertador 1986

207.             Roger Osío Añez

208.             Guido González Rodríguez, La Célula cooperativa audiovisual

209.             Euribiades Antonio Matos Auirre, jubilado petrolero

210.             Haydeé Gutiérrez, socióloga, investigadora y ambientalista

211.             Norka Gonzalez,  socióloga, educadora

212.             Lcdo. Juan Carlos Marcano Serrano, profesor-investigador Universidad Politécnica Territorial “José Antonia Anzoátegui”

213.             Hildebrando Arangú Santeliz, MSc en Cs Ambientales, exdirector de INPARQUES-Amazonas

214.             Yasmeli Pernía Guillén, trabajadora social

215.             Lucia Ledezma Rodriguez. TSU en Evaluación Ambiental / Lic. en Gestión Ambiental Universidad Central de Venezuela

216.             Alejandra Szeplaki, cineasta

217.             Ana Isabel Hernández González, ingeniera en Recursos Naturales Renovables, egresada de la UNELLEZ

218.             Msc. Yunior Pérez, asistente de Investigación Universidad de los Andes

219.             José J. Marcano P., arquitecto ecologista

220.             Ana Isabel Reyna

221.             Oralia Jacqueline Torres Uzcátegui, docente MPPE

222.             Angela Villarreal, estudiante de Sociología, Universidad Central de Venezuela

223.             Francisco Cañizales, profesor

224.             Juan José Rosales Marcano, moto taxista

225.             Balmore A. García M.

226.             Libia López

227.             Ramón Bastidas A

228.             Xanti Salvador,  sonidista

229.             Adriana Giuliante, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

230.             Sara Nazoa

231.             Javier Enrique Pedraja Garcia

232.             Roberto López Sánchez, Universidad del Zulia

233.             Manuela Pineda, Colectivo la Voz del Monte

234.             Guido Revete,  estudiante de Sociología y Estudios Políticos y Administrativos, Universidad Central de Venezuela

235.             Miguel Toro Guédez, estudiante de antropología, Universidad Central de Venezuela

236.             Moisés A. Durán,  sociólogo

237.             Indhira González, profesora de química UCLA

238.             Patricio Prada Perez, docente de Educacion Primaria

239.             Laura Pérez Carmona, antropóloga y luchadora social

240.             Jesús Martínez, PDVSA

241.             Mario Muchacho, periodista

242.             Miguel Salinas, profesor ecologista

243.             Elvis Javier Torres,  politólogo

244.             Etten Carvallo, ilustradora

245.             Claudia Perera, contador público

246.             Virginia Katiuska García C., educadora, psicopedagoga y ciudadana a favor de la protección de nuestro ambiente natural

247.             Juan Pablo Nuñez

248.             Lcdo. Gaudy Gilberto Sequera, Fundación Ambientalista Robert F. Smith

249.             Susana M. Rada Torres, tesista de sociología y estudiante de antropología, Universidad Central de Venezuela

250.             Erika Zaa, Geógrafo Universidad de los Andes/ MSc. Geografía, Universidad de Jena, Alemania

251.             Cynthia Rada Torres, ilustradora, estudiante Artes Plásticas- UNEARTE

252.             Mercedes Muñoz, AVESA

253.             Rafael E. Borges, Universidad de Los Andes

254.             Dr. Miguel Ángel Perera, profesor titular de antropología cultural

255.             Rafael Antonio Strauss K.,  Universidad Central de Venezuela

256.             Irene Petkoff

257.             Silvio Antonio Abreu Vázquez, geógrafo

258.             Jenny García Arias,  socióloga. Estudiante de Doctorado de Université Sorbonne-París. Francia

259.             Ana Julia Allen González, socióloga. Estudiante de Doctorado de la Universidad Federal de Minas Gerais,  Brasil

260.             Nestor A. Villasmil, ingeniero forestal

261.             Yolimar Guedez, comunicadora social

262.             Beatriz Lara Carrero, cineasta, sociólogo, Universidad Central de Venezuela

263.             Adrián Suárez, compositor

264.             Duilimarth Arrieta Nava, luchadora social, amante de la naturaleza, docente Universidad Bolivariana de Venezuela, eje Cacique Mara

265.             Rowena Hill

266.             Donald Myerston, cineasta, antropólogo

267.             Francisco González Cruz, geógrafo

268.             Dr. Omar González Ñáñez, antropólogo-lingüista Universidad Central de Venezuela y Universidad de Los Andes

269.             Gustavo Vásquez G. Colectivo “Repla La Cayapa”

270.             Judith Coromoto Rondón

271.             Bárbara Hertiman artista visual / editora audiovisual

272.             Gabriel Tovar, Programa de Ciencias Ambientales-Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda

273.             Guillermo Sucre A.

274.             Francisco Loyo Tortolero, docente en la Universidad Nacional Experimental Del Yaracuy

275.             Pilar Arconada Rodriguez, geodesta y ambientalista

276.             Karina Domínguez

277.             Luis Vargas

278.             Ariadna Alzuru Mogollón, productora audiovisual, La Conjura Audiovisual

279.             Tibisay Parabacuto, profesora jubilada, Universidad de Carabobo

280.             John F Kvarnbäck, ornitólogo y guía de observadores de Aves, Caracas

281.             José Aparicio Hernández, economista, presidente del CEAS (Zulia)

282.             Judith Rosales, bióloga,  Sociedad de Biodiversidad del Escudo Guayanés Capítulo Venezuela

283.             Ernesto José Rojas Salazar, químico industrial

284.             Carmen Irene Rivero Mendoza.  Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Carabobo.

285.             Omar J. Sosa L., economista-jubilado

286.             José Luis Estrada Castro

287.             Fernando Carías, docente e investigador. Fundación Causa Amerindia Kiwxi

288.             Emiliana Isasi-Catalá, bióloga

289.             Elizabeth Rivera Ura, Universidad Simón Bolívar

290.             Víctor Rago A., antropólogo, Universidad Central de Venezuela

291.             Andrea Gouverneur, Productora Audiovisual

292.             Daniel Hernández, sociología, Universidad Central de Venezuela

293.             Andrés Pérez Palmar, músico

294.             Darío Moreno, Dr. en Educación y especialista en EIB

295.             Dr. Luis Adrián Galindo, antropólogo

296.             Miguel García Moya, fotógrafo documentalista

297.             Francisco Recio

298.             Luis Mariño, ingeniería, Universidad Central de Venezuela

299.             Andrés Figueroa Cornejo, licenciado en literatura, lingüística, comunicación social y periodista

300.             ONG “Mi Mapa de Venezuela incluye nuestro Esequibo”

301.             Charles A  Martínez G, cineasta, productor independiente

302.             Miguel Silveira

303.             Jorge Raven Urdaneta

304.             Mariángela Valerio González, artes plásticas, docente UNEARTE

305.             Luis Prada Colón, artes plásticas, docente UNEARTE

306.             Belkis Rojas Trejo, profesora Universidad de Los Andes

307.             MarÍa Antonieta Izaguirre, psicóloga

308.             César Bencomo, antropólogo

309.             Xurxo Martiz Crespo, documentalista

310.             Atahualpa Díaz

311.             Aidiana Martínez

312.             Leidymar Rodríguez,  ingeniera agroindustrial. UCLA. Ambientalista. Colectivo Herencia Verde, voluntario INPARQUES

313.             Grupo Ambientalista Asashi Itanobibay

314.             Julio Mago

315.             Fernando Cebamanos,  médico

316.             Francisco Javier Estraño

317.             Lucía Morán, estudiante de ingeniería eléctrica, La Universidad del Zulia, Frente Regional Ecologista del Zulia

318.             Carmen Salazar, artesana, Frente Regional Ecologista del Zulia

319.             Nelson Moran, licenciado en contaduría, Frente Regional Ecologista del Zulia

320.             Solángel Morán, economista

321.             Alfonso Prieto, artesano, Frente Regional Ecologista del Zulia

322.             Norelkis Salazar, economista, PDVSA

323.             Ileana Osorio, ingeniera Geóloga, Investigadora FUNVISIS

324.             Pedro Cesar Machado Hernández, arquitecto, Jubilado de La Filial de Corpoelec EDELCA

325.             Hildegard Peñaloza Bilger, psicóloga, profesora de Biodanza

326.             Anabeatriz Bonilla López

327.             Osmagly Daniela Torrez López, estudiante de la Universidad Politécnica Territorial Andres Eloy Blanco (Lara)

328.             Marco Santaniello, cineasta

329.             Arturo Lev Álvarez, profesor e historiador, director Revista “Matria”

330.             Kay Tarble de Scaramelli, PhD, profesora titular, jubilada, Escuela de Antropología, Universidad Central de Venezuela

331.              Alfredo Torrellas, jubilado

332.             Rayman Seijas Marcano, músico

333.             Carlos García Carbó, músico

334.             Carlos Alberto Hernández León

335.             Julieta Centeno

336.             Prof. Ainhoa León Zubillaga, Dpto. Biología de organismos, Universidad Simón Bolívar

337.             Benito Ferrer

338.             Leo A. Manzo A., docente de la  Universidad Bolivariana de Venezuela

339.             María Alejandra Parra Ortiz, Centro Ecológico “Dr. Jesús Hoyos Fernández”, Universidad del Zulia

340.             Jorge F. Osorio Granado, (En defensa del Planeta)

341.             María Fernanda Puerto. Centro de Ecología, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas

342.             Pablo Caraballo, sociólogo, profesor de la Universidad de Oriente

343.             Tatiana Da Gama, Teleférico Teatral

344.             María Gabriela Acosta Saucedo,  estudiante de Antropología, Universidad Central de Venezuela

345.             Nancy Sánchez-Falcón, antropóloga, docente Universidad Central de Venezuela

346.             Ana Babic, arquitecto

347.             Mylvia Fuentes Aldana, psicóloga-socióloga,  docente investigadora UNESR-UCAB

348.             Oswaldo Terán, profesor Ingeniería de Sistemas Universidad de Los Andes

349.             Roger Fuenmayor, Colectivo ECOVEN

350.             Holger Bek,  venezolano y por mis nietos

351.             Julia La Rosa

352.             Dra. Desirée Domec Sanoja, restauradora de arte

353.             Randy Barrera, estudiante de la Facultad de AgronomíaLa Universidad del Zulia, integrante del Club Ecologista “Siembra”

354.             Juliana Boersner,  docente, Universidad Central de Venezuela

355.             Olga Uribe Trujillo, ambientalista

356.             Francisca Rangel

357.             Andrea Nemeth

358.             Kaori Flores Yonekura, cineasta

359.             Manuela Sole, periodista

360.             Morelia Muñoz, Fundación Aurin Maltiempo Editores

361.             Adriana Molina

362.             Verónica Rodríguez Angulo, arquitecta Universidad Central de Venezuela

363.             Lucelly Mejía S.

364.             Edis Vielma, cooperativista.

Primeras firmas Internacionales

1.            Darío Azzellini, sociólogo y politólogo, Universidad Johannes Kepler, Linz, Austria

2.            Mario Hernández,  periodista y escritor argentino. Miembro de la Comisión Directiva de la Coordinadora de Medios de la CABA (COMECI)

3.            Pedro Fuentes, miembro del Directorio Nacional del PSOL (Partido Socialista e Liberdade, Brasil)

4.            Mauricio Álvarez Mora, presidente de la Federación de Organización Ecologistas de Costa Rica , Fecon y profesor de la Universidad de Costa Rica

5.            Alfons Bech Peiró, sindicalista de Comisiones Obreras y ambientalista, Catalunya, España

6.            Jorge Jaramillo, Colombia

8.            Helen Zaiser, Alemania

9.            Lucile Daumas, jubilada, Paris, Francia


Foto// Pixabay

Todos tienen su “offshore”

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Los Panama Papers sacaron a la luz el nombre del presidente Macri como uno de los implicados en las llamadas cuentas “offshore” en los paraísos fiscales. Sin la misma repercusión mediática, sociedades del Estado como YPF comparten la misma metodología.

Foto// Pixabay   Por Alejo Lasa-

La mayor filtración de documentos de la historia, los llamados Panama Papers, sacó a la luz de millones en el mundo el “submundo” de los negocios y paraísos fiscales utilizado por dirigentes políticos, personalidades y empresarios de todo el globo. Por supuesto, el nombre del presidente Mauricio Macri en los “Papeles de Panamá” tuvo un alto impacto político en nuestro país, y es aprovechado por el kirchnerismo en la oposición para desprestigiar a Macri.

Pero antes de esta revelación, ya se conocían nuevos datos sobre empresas offshore de YPF y Chevron para explotar Vaca Muerta, incluidas en el acuerdo secreto firmado bajo el gobierno de Cristina Kirchner, y que fuera habilitado en Neuquén con el voto de los diputados del FpV, el MPN y todos sus aliados. Como denunció el Observatorio Petrolero Sur (OPSur) en un documento publicado el pasado 6 de abril, “es grave que un privado esconda capitales y evada impuestos en empresas en paraísos fiscales, pero es aún peor que lo haga el Estado, por más que sea a través de empresas mixtas como YPF”. No es casualidad que el excandidato presidencial del Frente para la Victoria Daniel Scioli haya respaldado públicamente al presidente Macri y su “derecho” a tener cuentas en paraísos fiscales.

OPSur exige en su documento que “no sean olvidados otros paraísos fiscales y actores, también importantes para el devenir de los asuntos públicos. En este sentido, insistimos con que a YPF se le han descubierto empresas offshore destinadas para el desarrollo de Vaca Muerta, hecho que no estaría motivando el mismo grado de repercusión. Someramente, la lista es la siguiente: Para la explotación con Chevron se han creado YPF Shale Oil Invesment I, II, III, IV en Delaware, e YPF Shale Oil Invesment II, YPF Shale Oil Holding, en Bermudas. La explotación de tight gas en las áreas frutícolas de Allen, Río Negro, entre otras diez concesiones, se realiza a través de YSur (de YPF) relacionadas con subsidiarias como YPF Europe BV en los Países Bajos, YSUR Argentina Investment S.à r.l. e YSUR Argentina Holdings S.à r.l. en Luxemburgo y, por último, YSUR Argentina Corporation en las Islas Caimán”.

El documento concluye denunciando que “dos estructuras jurídicas subsidiarias de YPF, denominadas YPF Services USA CORP. e YPF Exploration and Production Overseas Inc., comparten la misma dirección legal (Orange Street 1209, Delaware) que las de Paul Singer y el Grupo Clarín”.

Parece que en el “paraíso” (fiscal) de los capitalistas, todos tienen su offshore.

Nota tomada de Izquierda a Diario


Foto// El Cronista

Mundo offshore: crear dos, tres, muchos Panamá

[wp_easy_bubble_menu id='1']

La revelación de Panamá Papers estuvo precedida hace pocos días por la aparición de nuevos datos sobre empresas offshore de YPF y Chevron para explotar Vaca Muerta. Es grave que un privado esconda capitales y evada impuestos en empresas en paraísos fiscales, pero es aún peor que lo haga el Estado, por más que sea a través de empresas mixtas como YPF.

Panamá Papers es la mayor filtración de documentos conocida hasta la fecha, salpicando a personalidades de todo el mundo y evidenciando el perverso mecanismo utilizado por las élites globales. El esquema de formación de empresas genera una compleja ingeniería, anclada en los denominados “paraísos fiscales”, donde miles de empresarios ocultan bajo llave sus secretos y bienes de origen poco claros.

Ante estos hechos, y la misma vinculación del Presidente Mauricio Macri, figuras destacadas de la oposición y del mismo oficialismo, han criticado la utilización de paraísos fiscales como mecanismo legal de ocultamiento y fuga. Ricardo Nissen, ex titular de la IGJ, afirmó al Diario El Cronista.com que “nadie usa una sociedad offshore con fines buenos. Están para delinquir”. Por otro lado, el titular del bloque del FPV, de Diputados de la Nación, Héctor Recalde, coincidió con Nissen e, incluso, llamó de forma urgente a “una sesión especial para tratar la creación de una comisión investigadora de sociedades offshore”. A su vez, buena parte de la oposición demandó la renuncia de la titular de la Oficina de Anticorrupción, Laura Alonso, quien defendió al Presidente de forma automática y no basada en una investigación previa, como debería debido a su rol y responsabilidad.

Queremos saludar la búsqueda de transparencia y rendición de cuentas por parte del arco político. La gravedad del tema, como la recurrencia del mismo Macri en esta práctica, vuelve necesario poder movilizar diferentes mecanismos que aporten una efectiva claridad en el asunto. Y, al mismo tiempo, queremos recordar que, en la búsqueda de la verdad, no sean olvidados otros paraísos fiscales y actores, también importantes para el devenir de los asuntos públicos. En este sentido, insistimos con que a YPF se le han descubierto empresas offshore destinadas para el desarrollo de Vaca Muerta, hecho que no estaría motivando el mismo grado de repercusión. Someramente, la lista es la siguiente:

  • Para la explotación con Chevron se han creado YPF Shale Oil Invesment I, II, III, IV en Delaware, e YPF Shale Oil Invesment II, YPF Shale Oil Holding, en Bermudas.
  • La explotación de tight gas en las áreas frutícolas de Allen, Río Negro, entre otras diez concesiones, se realiza a través de YSur (de YPF) relacionadas con subsidiarias como YPF Europe BV en los Países Bajos, YSUR Argentina Investment S.à r.l. e YSUR Argentina Holdings S.à r.l. en Luxemburgo y, por último, YSUR Argentina Corporation en las Islas Caimán.

A diferencia de los casos de Panamá Papers, donde se resaltó a personas, aquí ha sido el mismo Estado quien se hizo cargo de la formulación de los entramados jurídicos. Las primeras son producto del acuerdo con Chevron, sobre el cual YPF niega su acceso y ha apelado nuevamente en los días pasados, incumpliendo el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esperamos que las comisiones investigadoras puedan ampliar el foco y, para este fin, reiteramos la necesidad de que se conozca de forma integral el acuerdo celebrado con Chevron.

En suma, los datos que se publican de un paraíso fiscal y de un estudio jurídico deben motivar a que se siga avanzando para componer el conjunto del mapa y actores. Un mundo que produce situaciones que, por lo menos, parecen paradójicas: dos estructuras jurídicas subsidiarias de YPF, denominadas YPF Services USA CORP. e YPF Exploration and Production Overseas Inc., comparten la misma dirección legal (Orange Street 1209, Delaware) que las de Paul Singer y el Grupo Clarín. Por ello, una arquitectura más acabada dotará al campo popular y a la sociedad argentina luz sobre las sombras de las finanzas globales.

Contactos:

Gustavo García / gustavo.d.garcia89@gmail.com / +54 (0341) 156707483

Pablo Bertinat / pablobertinat@gmail.com / +54 (0341) 155429278

Sergio Arelovich / arelovich@yahoo.com.ar / + 54 (0341) 155018232

OPSur y Taller Ecologista – Abril de 2016   opsur logotaller ecologista  


Foto// Agustín Martinéz La Mañana de Neuquén

Vaca Muerta. Las lecciones de los riesgos ambientales

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Referencia. Un informe del Banco de Desarrollo de América Latina propone estudiar la experiencia en Estados Unidos para regular la actividad y prevenir impactos.

Foto// Agustín Martinéz La Mañana de Neuquén
Foto// Agustín Martinéz La Mañana de Neuquén

Por Cristian Navazo

La explotación de Vaca Muerta viene acompañada de nuevos desafíos y riesgos en la protección del medioambiente. La experiencia en Estados Unidos, el país con mayor avance en el desarrollo no convencional, sirve como referencia a la hora de estudiar las leyes y regulaciones. En Argentina, Neuquén tiene el marco normativo más avanzado en el tema, pero aún quedan varias aristas por resolver.

Según el informe “La explotación del shale y el medioambiente: lecciones de política para América Latina”, elaborado por Jed Bailey, director gerente de Energy Narrative, y Lisa Viscidi, directora del programa de Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas del Diálogo Interamericano del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, mirar lo que se hizo en Estados Unidos puede ayudar a mitigar los impactos en estas tierras.

El estudio destaca que la industria del shale tiene tecnologías y procesos que cambian con rapidez, a medida que las compañías buscan reducir costos e incrementar la productividad de los pozos. Vaca Muerta no es inmune a esa tendencia mundial.

“Una recolección robusta de datos, comunicación proactiva entre los actores industriales y públicos y una oportuna divulgación de la información, como por ejemplo los contenidos de los fluidos del fracking, son también cruciales”, explica el informe.

Argentina es el país que más urgido está en adecuarse a las regulaciones ambientales, ya que es el único en Latinoamérica que produce cantidades comerciales de shale oil, con unos 50.000 barriles de petróleo por día, y Loma Campana es el principal desarrollo masivo en marcha. Al igual que la industria petrolera tradicional, la exploración y explotación del shale tiene el potencial de dañar el medioambiente.

Neuquén es la única provincia que avanzó en la regulación del shale.

Cuidar el agua

La fractura hidráulica utiliza una mezcla de agua, químicos y aditivos, junto con arena, que hace que las formaciones se pongan en producción. Buena parte del volumen retorna a la superficie, usualmente con contaminantes adicionales provenientes de la roca madre, y luego es tratada e inyectada en pozos sumideros o reutilizada en el fracking.

La explotación del shale puede poner en peligro los recursos de agua de varias formas: mediante la disposición inadecuada del líquido de retorno (flowback), a través de la contaminación de acuíferos subterráneos, o mediante el derrame de químicos o hidrocarburos.

Según indica el documento, bajo una operación normal, el riesgo de contaminación del agua es mínimo. Cuando el pozo es completado correctamente, la cementación y las cañerías previenen la fuga externa de gas o petróleo. Como los revestimientos se extienden más profundamente que cualquier acuífero, el agua potable no corre riesgo.

En EE.UU., la EPA (Agencia de Protección Ambiental) supervisa el cumplimiento de estándares federales mínimos en términos de agua ambiental, mientras que los estados tienen requisitos adicionales para la construcción y operación de pozos. La EPA exige a las operadoras que inyecten el líquido de retorno en los pozos sumideros y prohíbe su descarga en cuerpos de agua de superficie, como ríos o lagos. Lo mismo se exige en Neuquén.

En junio del 2015, la EPA publicó un reporte que resume los resultados de un estudio de varios años, donde destaca que los casos en los que se afectó al agua fueron menores. Ese borrador, el cual está ahora bajo revisión y comentarios públicos, asegura que no hay evidencia generalizada de impactos sistémicos sobre el agua potable.

En ee.uu. preocupa la emisión de metano de los pozos de shale.

El riesgo del metano

La explotación del shale puede afectar la calidad del aire por la emisión de polvo y gases de escape de los camiones, la quema de combustibles de los motores que bombean el líquido de fractura y del equipamiento de perforación. También es riesgosa la ventilación de gases y los fallos en las operaciones.

“La mayor preocupación es la emisión de metano, un potente gas de efecto invernadero. Los pozos del shale pueden liberar alrededor de 230 veces más gas natural y compuestos orgánicos volátiles, que podrían crear smog y otras poluciones locales, que los pozos tradicionales. Esto se debe potencialmente al reflujo de la mezcla líquida del fracking”, indica el informe de Bayley y Viscide. El Acta de Aire Limpio (CAA) provee a la EPA de autoridad para establecer estándares de calidad para contaminantes de aire específicos, así como también permite regular emisiones en las locaciones. Estas regulaciones son revisadas periódicamente y se han endurecido con el correr de los años. Las nuevas reglas, que entraron en vigor en 2015, alcanzan a las etapas de finalización de pozos de gas y tanques de almacenamiento.

También exigen que las instalaciones petroleras reporten sus emisiones de gases de invernadero (CO2, metano y óxido nitroso) si superan al equivalente de 25.000 toneladas métricas de CO2 al año. En 2015, la EPA también adelantó que exigirían a las compañías capturar la polución de metano en los nuevos pozos.

En Argentina, las emisiones de gas están reguladas y se prevé una serie de multas, pero no se ha avanzado en el control del metano que se libera durante la perforación de los pozos no convencionales.

Tierra

En EE.UU., la mayoría de los permisos del uso de la tierra son formulados a nivel estatal. Como gran parte de la explotación del shale se lleva a cabo en tierras privadas, las empresas deben recibir permiso del dueño para operar. Estos contratos incluyen normas que especifican que la tierra debe regresarse a su estado previo una vez que el pozo deje de ser operacional.

La explotación del shale también es acusada de causar un incremento en la sismicidad en algunas áreas norteamericanas. “La Encuesta Geológica de los Estados Unidos (USGS) se encuentra aún estudiando este fenómeno, pero parecería estar relacionado al uso de pozos de desechos de la mezcla líquida residual en lugar de al proceso de fractura hidráulica en sí mismo”, indica el estudio. Varios estados incrementaron los requisitos para el monitoreo, denuncia y control del flowback. Algunos exigen revestir con cemento el fondo de los pozos sumideros, para que el fluido no afecte las fallas del subsuelo, de modo de evitar los sismos.

Aplicaciones para Vaca Muerta El informe destaca que en América Latina los reguladores y legisladores deben enfocarse en dos áreas: equilibrar las regulaciones centralizadas con flexibilidad y mejorar la transparencia y la difusión pública.

Al igual que EE.UU., Argentina posee una estructura dual -de nivel federal y provincial- para la regulación ambiental de la actividad petrolera.

El documento destaca que ya hay amplias leyes ambientales que regulan a la industria y que establecen requisitos para las evaluaciones de impacto ambiental, estándares para la gestión ambiental, el tratamiento de residuos peligrosos y protección de la biodiversidad. Durante la reforma de la Ley de Hidrocarburos de 2013 se acordó establecer presupuestos ambientales mínimos para las explotaciones no convencionales a nivel federal, pero nunca más se avanzó en el tema.

La provincia de Neuquén es la más avanzada y ya promulgó regulaciones específicas. Se exige a las compañías un informe ambiental para poder obtener la licencia para operar y está regulado el tratamiento y disposición final del agua de fracking.

El estudio indica que “mientras que el proceso de creación de normas al nivel de legislación federal es lento en Argentina, las regulaciones provinciales tienen el potencial de ser más adaptables a sus necesidades específicas”.

Aprender y adaptar

Según Viscidi y Bayley, a pesar de que Estados Unidos aún lidia con los impactos ambientales de la perforación del shale, la experiencia acumulada proporciona un gran cuerpo de conocimiento sobre las mejores prácticas que podrían ser aplicadas en América Latina.

El modelo estadounidense muestra que los estados fueron capaces de adaptar sus regulaciones rápidamente a las necesidades locales y a las cambiantes prácticas industriales. Sin embargo, eso también tiene sus desventajas, porque las petroleras deben navegar entre la superposición de normas estatales y federales y acatar diferentes regulaciones en cada estado.

El informe señala que en Argentina hace falta establecer regulaciones de nivel federal para asegurar estándares ambientales mínimos. Advierte que hay que evitar que la competencia entre las provincias petroleras por atraer las inversiones conduzca a la degradación de regulaciones. Además, indica que las provincias deberán consolidar una estrategia sólida para atraer personal técnico adecuado para controlar la industria, en un escenario de competencia con las petroleras a la hora de contratar personal calificado.

También se destaca que el necesario incremento en transparencia también debe ser equilibrado con una protección de los derechos de propiedad intelectual y secretos comerciales de las compañías. Y recomienda “introducir requisitos para revelar los fluidos del fracking así como recolectar y publicar datos de referencia sobre la calidad del agua, el aire y la superficie terrestre”.

Tomada de La Mañana de Neuquén


unnamed

Informe de Cartago tv: Vaca Muerta en paraísos fiscales

[wp_easy_bubble_menu id='1']

El programa televisivo Cartago que se emite por Somos el Valle, realizó un informe basado en el trabajo conjunto de Taller Ecologista y el Observatorio Petrolero Sur sobre las empresas off- shore creadas por YPF tras el acuerdo con Chevron.

Hasta el día de hoy existe la negativa de YPF, que es respaldada por el gobierno de Macri, en publicar el contrato celebrado con Chevron, tal  como lo estableció la Corte Suprema de Justicia de la Nación en diciembre de 2015.

 A la gravedad que representa no cumplir con un fallo que busca garantizar el acceso a la información, se le suma la existencia de una compleja estructura jurídica montada. Más de una docena de empresas creadas en paraísos fiscales, son parte de una forma asociativa transformada en un modus operandi, en donde las decisiones sobre los recursos de la población se tornan ilegibles, no controlables ni auditables. ¿Puede ser el Estado una Sociedad Anónima que solo le rinde cuentas a su directorio? ¿Quiénes serán los responsables de las consecuencias ambientales, sociales, económicas y culturales que el fracking nos deje?

Seguí a Cartago en principioesperanza.com.ar/

CartagoTV en Twitter: twitter.com/cartagotv

CartagoTV en Facebook: facebook.com/Cartago.Television

CartagoTV en Google+: plus.google.com/+PrincipioEsperanza

CartagoTV en Gmail: CartagoTv@gmail.com

¡Suscribite a CartagoTV! youtube.com/user/2009Cartago

¡Suscribite a CartagoTV! youtube.com/user/CartagoHD