Tag Archives: Corporativas

unnamed

Un paraíso para los contaminadores

Cómo los derechos de los inversores en los acuerdos comerciales de la UE sabotean la lucha por la transición energética. unnamed Los acuerdos internacionales de inversión representan un obstáculo para la transición energética que exige la lucha contra el cambio climático, ya que limitan la capacidad de los Gobiernos para determinar sus políticas en todos los ámbitos. Evitar un cambio climático catastrófico es el desafío que define nuestro tiempo. Si queremos tener la posibilidad de impedir que se alcancen unos niveles extremadamente peligrosos en el calentamiento global, la mayor parte de los combustibles fósiles del mundo —petróleo, carbón y gas— se debe dejar bajo tierra, sin explotar. Las sociedades deben dirigirse hacia un sistema de energía basado en fuentes renovables como el sol, el viento y el agua. Este enorme cambio exigirá una fuerte acción por parte de las autoridades públicas. Pero la capacidad de estas para promulgar las leyes y normas necesarias se ve gravemente limitada por un sistema jurídico muy poco conocido pero muy poderoso. En las últimas décadas, este régimen internacional de inversiones ha atrapado a muchos países en sus redes legales. Miles de acuerdos comerciales y de inversión firmados entre países permiten a las empresas multinacionales demandar a los Gobiernos si se considera que los cambios normativos adoptados por las autoridades públicas reducen sus ganancias, aunque se trate de normas para proteger el medio ambiente o para combatir el cambio climático. A finales de 2014, se tenía constancia de 608 demandas de este tipo, planteadas por inversores contra Estados, ante tribunales internacionales. El peso de estas demandas recae en gran medida sobre los Gobiernos, ya sea en la forma de unos astronómicos costes jurídicos o del menoscabo de las normas sociales y ambientales. Cada vez son más las demandas inversor-Estado que se interponen contra las medidas de los Gobiernos en el sector energético, y que irían desde la eliminación gradual de la energía nuclear a las moratorias sobre operaciones de riesgo para el medio ambiente, como la explotación de gas de esquisto (‘fracking’). Como los bufetes de abogados ganan dinero cada vez que un inversor demanda a un Estado, esto fomenta que cada vez surjan más demandas corporativas; por ejemplo, sobre la legislación en el sector de las energías renovables. A pesar del riesgo evidente que esto supone para la transición energética, aún se están negociando otros acuerdos de comercio e inversión que permitirían a las grandes empresas bloquear la acción resuelta de los Gobiernos en materia de cambio climático. Entre estos, cabe mencionar la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (más conocido como TTIP, por su sigla en inglés), que están negociando actualmente la UE y los Estados Unidos, y el Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) entre la UE y Canadá, cuyo proceso de ratificación podría comenzar en 2016. Sin embargo, aunque los grandes contaminadores están presionando con fuerza a favor de estos acuerdos, un movimiento creciente está haciendo frente a este acaparamiento de poder por parte de las grandes empresas. En efecto, hoy en día se constata un mayor examen y debate público sobre los acuerdos de comercio y de inversión del que era habitual en los últimos años.   Descargar informe completo


images

Defendían lo que ahora deben combatir

Mariano Federici y María Eugenia Talerico, propuestos para titular y vice de la UIF, fueron impugnados por un centro de prevención del lavado por pertenecer a un grupo de abogados que defendían a acusados por ese delito. Entre ellos, el HSBC

images

Por Raúl Dellatorre/Pagina 12

Los nombres propuestos por el Ministerio de Justicia para ocupar la presidencia y vicepresidencia de la Unidad de Información Financiera (UIF) resultaron impugnados por una organización dedicada a la prevención y persecución de la criminalidad económica, Cipce. En su impugnación, dicho centro de investigación sostuvo que los postulados, Mariano Federici y María Eugenia Talerico, se encuentran “incursos en un conflicto de intereses insoslayable e insuperable”, ya que integran, o integraron, un bufete de abogados encabezado por Juan Félix Marteau “dedicado precisamente al asesoramiento y defensa de presuntos lavadores”. Entre sus clientes figura el Banco Masventas SA, “que resulta ser el sujeto obligado que cuenta con más sanciones por parte de la UIF”. Talerico, además, es mencionada como “abogada defensora del banco HSBC en investigaciones por lavado de activos, siendo éste el banco que ha recibido multas más significativas por haber incumplido la normativa antilavado”.

“Con las nuevas autoridades que se proponen, la UIF pasará a ser manejada por un equipo de personas que hasta ahora se han desempeñado como defensores de personas y empresas investigadas por lavado de activos”, señala Cipce en su impugnación. “La mayoría de estos profesionales se agrupan en torno a la figura del abogado Juan Félix Marteau, cuyo estudio jurídico se dedica, precisamente, al asesoramiento y defensa de presuntos lavadores”. Menciona “su actuación como defensor del banco Masventas SA”, y que “se ha hecho público que tiene como clientes al JP Morgan y a Clarín en las respectivas causas por lavado de dinero que se siguen contra esas empresas”.

Con respecto a los candidatos propuestos, señala que “Mariano Federici, además de ser asesor del FMI, es consejero de la Fundación de Investigaciones en Inteligencia Financiera presidida por Marteau”, mientras que María Eugenia Talerico “se ha desempeñado como abogada defensora del banco HSBC en investigaciones por lavado de activos”. Cipce advierte que “en la declaración jurada presentada por Talerico en el marco de este proceso de selección, no se menciona al HSBC entre las personas jurídicas que ha tenido como clientes en los últimos años; sin embargo, entre las personas físicas, el último nombre que figura es el de Gustavo Peccora, y entre paréntesis se aclara HSBC Bank Argentina SA. Curiosamente, es la única persona física para la cual se hace una aclaración de este tipo”. Cipce requirió, a través del Ministerio de Justicia, que la UIF “informe si Talerico tuvo actuación como abogada defensora del HSBC en alguna causa o sumario”.

“En caso de que estos requerimientos de información lograran demostrar que, en el último año, Talerico ha defendido en alguna actuación de la UIF a cualquier persona física o jurídica, esto significaría automáticamente la imposibilidad de que la candidata ocupe la vicepresidencia del organismo.”

Cipce menciona que, dentro del mismo entramado de relaciones, aparecen otros profesionales que ocuparían cargos relevantes en la próxima gestión de la UIF, también vinculados a Juan Félix Marteau: María Celeste Plée (sería directora de Supervisión), Ignacio Hagelstron (iría al Secretariado Ejecutivo) y Federico Di Pasquale (ocuparía la Dirección de Asuntos Jurídicos).

A criterio del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica, “el problema reside en que mediante la designación en la UIF de profesionales que se dedican a estas actividades, el principal organismo públicos encargado de prevenir y perseguir el lavado de dinero será conducido por los defensores de los acusados por lavado. El conflicto de intereses es alevoso y grosero”.

Recuerda que la Oficina Anticorrupción, “uno de los principales organismos de control de los conflictos de intereses en la función pública”, entiende que éste se verifica “cuando el interés personal de quien ejerce una función pública colisiona con los deberes y obligaciones del cargo que desempeña”. Y agrega, como conclusión: “Creer que una persona puede pasar, automáticamente, a perseguir de manera eficaz a los sujetos cuyos intereses ha defendido durante años es, francamente, iluso”.

Ver impugnación del Cipce


Por la crisis del crudo, está a punto de caer el acuerdo para que petroleras mantengan inversiones

OFEPHI Gobernadores

La caída del precio del crudo continúa y no se avizora el límite. La cotización internacional perforó la semana pasada la barrera de los US$ 50 – el viernes el WTI cerró a US$ 49.32 – llevando su cotización al valor más bajo desde el crash bursátil de 2008.

El acuerdo arribado el 23 de diciembre de 2014 entre YPF y el resto de los productores, el gobierno nacional y los sindicatos para mantener inversiones productivas durante el 2015 posee como condición que el WTI no caiga por debajo de los US$ 50. Así lo aseguró en diálogo con El Inversor Online el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila: “Con el precio por debajo de los 50 dólares el acuerdo no corre. La situación se torna muy difícil por debajo de ese límite”, advirtióDesde dos petroleras confirmaron la visión.

En ese escenario y con creciente preocupación, hoy al mediodía se reunirán las operadoras  petroleras, funcionarios nacionales, los secretarios generales de los gremios petroleros y gobernadores de la Organización de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), encabezados por el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, para analizar y delinear medidas que permitan sostener la competitividad en un escenario internacional por demás complicado.

El dirigente sindical resaltó que el acuerdo de mantener las inversiones programadas necesitará del esfuerzo conjunto ya que la cotización continuará cayendo. “Hay que pensar que el precio (del petróleo) se va a estabilizar en 45 dólares”, indicó.

“La principal preocupación es resguardar las fuentes de trabajo. Tampoco se le puede pedir mucho más al Estado que está pagando el barril a 78 dólares. De no ser por la intervención del Estado hoy tendríamos alrededor de 3000-4000 despedidos en las cuencas petroleras. Todos vamos a tener que hacer un esfuerzo”, remarcó Ávila.

El Inversor


Vaca Muerta y el fantasma del ajuste

LAS OPERADORAS YA REBAJAN CONTRATOS Y EL GREMIO SE PREPARA PARA UN 2015 MÁS DURO. YPF busca sostener su caja y bajar aún más los costos para financiar los proyectos que vienen. Roberto Aguirre.- Un fantasma recorre los yacimientos: el ajuste. Parece una palabra extemporánea en épocas de la bonanza de Vaca Muerta, pero el derrumbe del precio del petróleo a nivel internacional y sus consecuencias a nivel doméstico obligaron a un violento cambio de perspectivas para todos los eslabones del sector. Y las pymes empezaron a vivirlo en carne propia. Varias compañías locales recibieron llamados de las operadoras, sobre todo de YPF, para informar sobre una rebaja en los contratos, que ahora cotizan bajo el influjo del nuevo “barril criollo” de 77 dólares. “No es que llaman para renegociar, llaman para avisar que vamos a cobrar menos”, contó un empresario a “Río Negro Energía”. Explicó que no tienen caminos para resistir el ajuste: “O aceptamos, o salimos a denunciar el contrato con todo lo que eso implica”, indicó. El titular de la cámara Ceipa, Marcelo Volonté, confirmó el cuadro esta semana. Aunque admitió que el sector también deberá ceder una parte, se quejó de que las quitas no fueron consensuadas. Pidió que el Estado evite el ahogo de las pymes con exenciones impositivas. La mayoría de las empresas pequeñas amplió su capacidad de trabajo para subirse al boom de Vaca Muerta. Y lo hicieron con financiamiento propio. Una rebaja en los contratos las obligará a recalcular sus cuentas. Por lo pronto, aquellos que tenían planes de expandirse este 2015 pusieron el freno de mano. Esta semana, un informe de Energy Consultants –del especialista Daniel Gerold– puso en palabras lo que muchos empresarios apenas insinúan en el sopor del verano. “La industria de exploración y producción en la Argentina debería afrontar un ajuste fuerte y considerable en un contexto de disponibilidad limitada de capital e incomprensión política y económica. La inflexibilidad gremial plantea un desafío mayúsculo, que requiere la comprensión de la dirigencia del país tanto en posiciones de gobierno como de oposición”. En otras palabras, si hay ajuste, éste debe alcanzar también al sector del trabajo. El titular de Petroleros, Guillermo Pereyra, ya desplegó su estrategia frente a la batalla que se viene. Según comentó a “Río Negro”, espera que el cimbronazo alcance a su sector. Pero aseguró que prestó su acuerdo al “barril criollo” bajo la promesa de que no habrá despidos ni suspensiones en el sector. Partidario de la realpolitik, Pereyra buscó llevar tranquilidad al sector admitiendo que se trabajará para mejorar la productividad, por ejemplo, para bajar la alta tasa de ausentismo que, según las empresas, tiene el sector. Incluso vaticinó que éste será un año difícil para encarar la ambiciosa tarea de un nuevo convenio colectivo de trabajo. Las paritarias de marzo llegarán condicionadas como pocas veces. Máxime, tras haber arrancado luego de largas discusiones un bono en cuotas de 24.000 pesos.   EL PLAN DE GALUCCIO Dos fuentes que participaron de las negociaciones que finalmente fijaron un barril a 77 dólares, contaron que Miguel Galuccio, CEO de YPF, se mostró inflexible: “El que quiera seguir, que haga un esfuerzo”, dicen que expresó, aunque el tono de la frase cambia según quién la relate. La compañía de bandera ya emprendió un plan para achicar costos. Uno de los caminos fue aplicar rebajas en los contratos. Pero por ahora no se evalúa bajar el ritmo en Loma Campana, su principal proyecto. En la práctica, la petrolera deberá enfrentar como pocas el ajuste del 5% en los combustibles y del 8% en el valor del crudo Medanito que sale de Vaca Muerta. Es que, complicado el camino del financiamiento externo –a las altas tasas que paga Argentina deberá sumarse ahora el depreciado valor de las petroleras–, no tiene muchas alternativas para hacer caja y poder afrontar así los futuros pilotos que lanzará en Neuquén. A diferencia de YPF, las petroleras majors poseen alta liquidez. Operan casi como petroleras-bancos. Y no son pocos los que pronostican un proceso de absorción de pequeñas y medianas compañías, en momentos en los que su valor está por el suelo, arrastrado por la caída del crudo. Los primeros meses del 2015 serán clave para ver cómo evoluciona el mercado local. Y mucho dependerá de qué tan grande sea el gap entre el “barril criollo” y el WTI, que por estos días es casi del 50%. Río Negro —————————————————————————————

El impacto en el cash flow

¿Cuánto cuesta la baja del crudo para las empresas? Sacando la singular situación argentina, algunas cifras internacionales sorprenden. Cada 10 dólares que cae el petróleo, Exxom Mobil, la petrolera más grande del mundo, ve caer sus ingresos anuales en 2.800 millones de dólares, según un estudio de Barclays.

Para Chevron, la principal socia de YPF y más dependiente del crudo que su coterránea, la baja de 10 dólares impacta en 3.850 millones de dólares de su cash flow.

Esta brutal caída en la facturación puede ser asumida si se consideran proyectos a largo plazo. Pero mirando la foto y no la película, recorta la posibilidad de que se encaren nuevos proyectos.

Más allá de su economía, las compañías internacionales también están perdiendo valor de forma marcada arrastradas por el crudo, su principal capital. Sin embargo, en algunos casos, hay analistas que creen que el valor está subestimado y que es un buen momento para comprar acciones.

De los proyectos, los que más sufrirán a nivel internacional serán los no convencionales y el offshore. El problema vendrá, sobre todo, en los que están en marcha: por sus características, no se puede cerrar el grifo para esperar que pase la tormenta y luego abrirlo en épocas de petróleo caro. Abandonar el campo implica prácticamente firmar el acta de defunción de estos desarrollos.

Río Negro


GNL: YPF negocia contrato con Uruguay y descarta terminal regasificadora propia

Nicolás Gandini | El Inversor Online | Directivos de YPF viajaron en las últimas semanas a Uruguay para negociar con sus pares de Gas Sayago –sociedad entre las empresas estatales Ancap y Ute (electricidad)- los detalles de un contrato para importar Gas Natural Licuado (GNL) desde la planta que esa empresa aspira a construir frente a las costas de Montevideo. Así lo confirmó a El Inversor Online un directivo de la petrolera argentina, que pidió la reserva de nombre. A fines de noviembre, la compañía que preside Miguel Galuccio firmó un memorando de entendimiento (MOU) con Gas Sayago para “analizar la posibilidad de almacenamiento y regasificación de GNL entre los dos países y posibles sinergias, las alternativas de intercambio de gas entre las partes, el uso de los sistemas de transporte de gas natural en ambos países y volúmenes posibles para los intercambios”, según informó Ancap. Gas Sayago prevé instalar una terminal regasificadora de GNL frente a las costas de Montevideo. El proyecto, denominado Terminal GNL del Plata, demandará una inversión de US$ 1.125 millones y tendrá una capacidad de regasificar 10 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) del fluido; por encima de la demanda interna de gas del país vecino. El presidente de ANCAP, José Coya, señaló que de los “10 MMm3/d que producirá la planta, en los primeros tres o cuatro años el excedente superará 50%”. “Estamos hablando de la posibilidad de comercializar de entre 5 y 6 millones de metros cúbicos diarios”, aseguró el ejecutivo a medios uruguayos. La firma de un MOU –de seis meses de duración- con YPF apunta a avanzar en la dirección. La iniciativa es el correlato, además, de la negativa de la petrolera argentina de impulsar la construcción de su propia terminal regasificadora; una alternativa que proponen algunas voces de la industria a la vista de que el GNL dejó de ser un componente circunstancial de la oferta energética del país para convertirse en un actor de peso de la matriz gasífera. De hecho, en invierno, las cargas de GNL llegan a cubrir hasta un 30% del consumo del hidrocarburo. Sin embargo, los técnicos de YPF no son proclives a construir una terminal regasificadora propia. Prefieren seguir operando bajo la metodología ‘ship to ship’ en las plantas de Escobar y Bahía Blanca. En ambas locaciones funcionan barcos regasificadores –provistos por la empresa Excelerate y anclados de forma ininterrumpida en esos puertos- que procesa el GNL que descargan otros buques metaneros. El punto débil de ese tipo de maniobra, según advierten en el sector, es el encarecimiento de los costos operativos, dado que a nivel mundial son pocos los proveedores que autorizan la metodología ‘ship to ship’, y de los costos fijos que generan los buques regasificadores, así como también la imposibilidad de negociar contratos de aprovisionamiento de GNL a mediano y largo plazo a fin de bajar el precio del combustible. A pesar de eso, los ejecutivos de YPF consultados por este medio indicaron que “la visión de la empresa es apostar por la recuperación de la producción local de gas, a fin de ir reduciendo de forma gradual las necesidades de importación de GNL del país”. Desde el Ministerio de Planificación, en cambio, mantienen en carpeta un emprendimiento para instalar otra planta regasificadora en las cercanías de Bahía Blanca. En los primeros 10 meses de 2014, la compra de GNL costó US$ 3.307,71 millones, según datos oficiales de la Secretaría de Energía. Inversor Online  


Provincias petroleras analizarán impacto de medidas anticrisis

El gobernador de Chubut y presidente de la OFEPHI, Martín Buzzi, afirmó que el precio del crudo Escalante será de “63 dólares por barril”, y no de 60 como se preveía, con un adicional de tres dólares cuando se incremente la producción o la exportación.

“Acordamos un precio de 63 dólares el barril para el crudo Escalante, especificó Buzzi y aclaró que “toda aquella empresa que incremente su volumen de producción va a cobrar tres dólares adicionales por barril”.

“Esta fue una solución muy buena, que no castiga a los sectores productivos de base, como son las provincias productoras. Lo que hace es no bajar los brazos productivos en la cuenca, como sí pasó en otros momentos en que había crisis a nivel internacional”, comparó.

Recordó que entre el domingo y el martes se mantuvieron diversas conversaciones “en el máximo nivel nacional, siempre buscando resolver la caída del precio del crudo que tenemos a nivel internacional, que no deja de tener impacto”.

Informó que se reunirán nuevamente el 12 de enero “para intercambiar opiniones sobre el impacto de estas medidas”.

Adelantó que se tomarán “otro tipo de medidas de estímulos que funcionen como una política anti cíclica de las condiciones del escenario internacional”.

“Estamos dialogando una batería de medidas que sirvan para subir equipos. Estamos dispuestos a sentarnos en una mesa mucho más amplia que nos permita tener más actividad y que cuando el precio internacional de petróleo se recupera también el Estado reciba parte de los dividendos”, resumió.

YPF, complicada por falta de un “horizonte previsible de inversiones”

Por su parte, el exsecretario de Energía Jorge Lapeña afirmó que la baja internacional del precio del petróleo “complica enormemente” a YPF por la falta de un “horizonte previsible de inversiones”.

“A (el CEO de la petrolera Miguel) Galuccio lo complica enormemente, porque ya se han desplomado las acciones de todas petroleras mundiales, y también lo hizo la de YPF”, planteó Lapeña.

Señaló que “desde el punto de vista empresario lo veo complicado a Galuccio para tener un horizonte previsible de inversiones”.

“La producción de gas y petróleo sigue bajando, los problemas energéticos están irresueltos. Argentina no ha acertado en estos 10, 12 años, en el rumbo energético”, reprochó Lapeña.

Desarrollar Vaca Muerta “requiere precios que estén arriba de 80 dólares el barril. Un petróleo que se ubique en 50, 55 o 60 dólares, sería un freno muy importante. Si el objetivo era traer 100 Chevrones, con este precio, se van a traer muchos menos”, agregó.

DyN

Río Negro


La caída del crudo complica la búsqueda de socios para YPF

La rentabilidad de Vaca Muerta no cierra con un barril a menos de U$S 60. Pero las petroleras reciben un subsidio. En la mira. El yacimiento de Vaca Muerta es la joya para la cual YPF pretende atraer inversores. AFP

El banco de inversión Morgan Stanley cree que el yacimiento de Vaca Muerta es rentable –o alcanza su punto de equilibrio, como mínimo– con un barril de petróleo por arriba de los US$ 84. En ese escenario, la búsqueda de socios para YPF será complicada, ya que el importe del crudo internacional estuvo toda la semana pasada debajo de los US$ 60 y ayer cerró a US$ 55. Sin embargo, otro informe reciente –de Goldman Sachs– brinda otra perspectiva: los “shales” (como se denomina las extracciones de petróleo no convencional) argentinos serían rentables con un barril entre US$ 60 y US$ 70.

Cuando le preguntaron en el Congreso por los resultados obtenidos en la asociación con Chevron, Miguel Galuccio –titular de YPF– sostuvo que “con precios a US$ 84-US$ 85, los resultados económicos son marginales”. En ese sentido, las previsiones de Goldman Sachs (publicadas el viernes pasado por Bloomberg) estarían superando las expresiones de Galuccio.

Dos expertos que suelen ser consultados por la industria y políticos sobre el escenario energético descreen de las cifras que barajan los analistas de Wall Street. “El Gobierno nacional paga US$ 84 el barril de Medanito, un tipo de crudo liviano con características similares al WTI, y oriundo de la cuenca neuquina, mientras que el petróleo WTI se encuentra en US$ 55”, describe Fernando Rodríguez, analista de Mercados para el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Los precios que reciben las petroleras locales por su crudo están desacoplados de los internacionales desde 2007. Cuando el petróleo valía US$ 140, las firmas que operan en el país recibían menos de la mitad. Pero ahora, con el crudo a US$ 55, el Gobierno le asegura a las compañías que les pagará US$ 84. “Con la generosidad de este subsidio que pagan todos los argentinos a la empresa más grande del país (YPF), entre otras, cualquier inversor debería llegar a la conclusión que producir petróleo en la Argentina es un negocio extremadamente atractivo y rentable gracias a la garantía del precio de venta”, sostiene Rodríguez.

“Pero la economía argentina seguirá perdiendo competitividad, mientras paga los precios más altos para los combustibles, plásticos y fertilizantes, todos derivados de los hidrocarburos”, critica.

En el Ministerio de Economía quieren anunciar una rebaja de precios de los combustibles en los próximos días. Para compensar los menores ingresos que tendrían las petroleras, ya que tendrían que bajar los importes en surtidores, el Gobierno realizaría modificaciones en las retenciones a las exportaciones. Mientras que el precio internacional del crudo bajó un 45% en cuatro meses, el beneficio que se le trasladaría a los consumidores en el país sería de entre 5%-7%. La nafta súper está a cerca de US$ 1,50 por litro, uno de los precios más altos de América y la “premium” llega a US$ 1,60.

La capitalización bursátil de YPF en Nueva York llegó a superar los US$ 20.000 millones cuando arregló con Repsol. Con la caída del crudo, la acción bajó un 40% y el valor de mercado según la cotización es cercano a los US$ 12.500 millones.

Clarín


Por un acuerdo que impulsa el Gobierno, los combustibles bajarán 5%

Kicillof se reunió con empresarios, gobernadores y gremialistas; dijo que el barril de crudo en el país caerá 7 dólares; se trasladaría a los precios en enero

Pablo Fernández Blanco.- Aunque de manera parcial, los automovilistas argentinos disfrutarán en el principio del año próximo una baja en el precio de los combustibles, un hecho inédito en la década kirchnerista, en la que las naftas y el gasoil se inclinaron siempre al alza (sólo en los últimos 12 meses se encarecieron 55%).

Será el resultado de un acuerdo que impulsa el Gobierno para traducir en el mercado interno la caída en el precio internacional del petróleo, principal materia prima para producir combustibles.

 
Foto: LA NACION 

Ayer fue un día de extensas reuniones en el Ministerio de Economía. El dueño de casa, Axel Kicillof, recibió por la mañana a los gobernadores de las provincias petroleras; por la tarde se reunió con los empresarios del sector y al anochecer, con los jefes sindicales.

Estuvo acompañado por el presidente de YPF, Miguel Galuccio; la secretaria de Energía, Mariana Matranga, y el coordinador del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, el único representante del ministro de Planificación, Julio De Vido, que antes manejaba el área.

Kicillof condujo los encuentros, pero se apoyó en Galuccio para convencer a sus interlocutores. Habló en tono conciliador, aunque puso énfasis en que no quiere una caída en la actividad del sector.

Aunque aún no hay un documento firmado, sí están definidos sus principales lineamientos. Antes de fin de año se anunciará una baja de 7 dólares en el precio de todas las variedades de petróleo que tiene la Argentina.

El barril denominado Medanito, de la provincia de Neuquén, pasará de US$ 84 a US$ 77, es decir, 8,33% menos, mientras que el Escalante, de menor calidad y proveniente de Chubut, pasaría de cerca de US$ 68 a US$ 61, con una baja superior a 10%. El nuevo precio correrá a partir del 1° de enero. No está claro aún cuándo se trasladaría a los surtidores la rebaja.

COSTOS

La compra de petróleo explica aproximadamente un 80% de los costos de producción de los combustibles. Las empresas que lo utilizan para producir naftas y gasoil, como YPF, Axion (ex Esso), Shell, Oil y Petrobras, deberán trasladar esa merma en sus costos a los valores finales de naftas y gasoil.

En el caso de la petrolera estatal, dueña de un 55% del mercado, la nafta súper debería bajar casi 60 centavos, hasta 11,31 pesos por litro.

Ayer, el precio del WTI, el barril de referencia en Estados Unidos, volvió a caer 3,27% y cerró a 55,26 dólares (ver aparte). Aunque esa variedad de crudo solía ser mucho más cara que la de producción nacional, hoy el petróleo de Neuquén, por ejemplo, cuesta 52% más. Eso generó una situación difícil de explicar: mientras los combustibles bajan en otros países, como en Uruguay y en Chile, en la Argentina siguen al mismo precio.

EL PLAN DE KICILLOF

Kicillof intentó enmendar a medias esa situación. Les dijo a los petroleros que el Gobierno no podía sostener un precio local tan alto mientras caía en el mundo, pero acudió a “la necesidad de recuperar el autoabastecimiento” para justificar que el nuevo precio del crudo en el país sea más bajo que el actual, aunque muy por encima del internacional.

Y les prometió a los petroleros que por cada 4 dólares que baje el precio del petróleo en el mundo, en la Argentina caería sólo un dólar, con lo cual obtendrían al menos un beneficio parcial.

Lo escucharon los dueños del negocio. Estaban, entre otros, Carlos Bulgheroni (Pan American Energy), Ricardo Aguirre (Chevron), Horacio Marín (Tecpetrol), Andrés y Ariel Carosio (Medanito) y Oscar Vicente (Entre Lomas), junto a ejecutivos de casi todas las empresas.

Habían sido convocados por la mañana, fueron a las 15 y comenzaron el encuentro a las 16, en el quinto piso de Economía.

Kicillof y Galuccio insistieron en que se necesita la colaboración de los gremios para sostener la producción. Fue el pie que buscaba Bulgheroni para recriminarles a algunos de sus colegas cierta falta de compromiso con ese ítem.

Si bien los paros petroleros afectan a todas las empresas, Pan American Energy sufrió un golpe especialmente duro cuando una protesta sindical de una facción disidente de la Uocra, denominada Los Dragones, atacó Cerro Dragón, el mayor yacimiento del país, en Chubut, en 2012.

El Gobierno hará una parte del esfuerzo. Kicillof y su equipo trabajan en alternativas para eliminar las retenciones a la exportación de petróleo, una medida largamente reclamada por el sector.

También les quitará los derechos de exportación a los derivados del crudo, salvo al GLP (el gas que se usa en las garrafas).

La iniciativa no sólo apunta a mejorar la ecuación de las empresas, sino también de las provincias, según definieron en una de ellas. Sucede que los gobernadores cobran un 12% de regalías sobre el precio final al que se venden el petróleo y del gas, por lo que una baja en los valores les recorta ingresos.

Pero una mejora en los valores de exportación puede hacerles pasar mejor ese mal trago.

EL CRUDO SIGUE EN PICADA

  • El petróleo volvió a cerrar ayer en baja, retrocediendo de la mayor alza diaria en dos años, después de que Arabia Saudita dijo que la OPEP no va a recortar su producción aunque puedan caer los precios. Su objetivo es ganar participación de mercado atendiendo las demandas de nuevos clientes potenciales.
  • El precio del crudo WTI, de referencia en Estados Unidos, cayó 3,3%, a 55,26 dólares por barril. El viernes había subido casi un 5%, su mayor aumento desde agosto de 2012. En tanto, el petróleo Brent, variedad que rige el mercado europeo, cerró con una baja de 2%, a 60,11 dólares por barril.

La Nación


Galuccio: “Tenemos por delante un año 2015 complicado”

Galuccio Añelo “El año 2015 va a ser complicado, tenemos por delante una tormenta importante (por la caída del precio internacional del crudo), pero YPF cuenta con los recursos para hacer frente a la situación”. El pronóstico lo hizo nada menos que el CEO de YPF, Miguel Galuccio, en momentos en que el Gobierno analiza una baja del valor de las naftas, de la que el directivo –que llegó a su cargo en 2012– prefirió no hablar. Sobre el precio de las naftas, “no me corresponde a mí hablar del tema”, aseguró. Pero a continuación, resaltó: “Hoy lo central es mantener los niveles de inversión en los yacimientos que tuvimos este año”. La petrolera de mayoría accionaria en manos del Estado invirtió en 2014 más de US$ 5.600 millones. —¿Cómo afecta la baja del crudo los planes de la compañía? —Los incentivos a largo plazo no han cambiado. Con lo cual, lo que tenemos que hacer es mantener el Norte, capear la tormenta. Nos agarra bien parados, bien firmes, así que no veo un problema. —¿Mantienen las perspectivas de crecimiento para este año? —Eso es lo que estamos buscando. —¿Van a bajar las naftas? —No me incumbe a mí, le incumbe de alguna manera al Gobierno. Lo más importante es encontrar en la coyuntura una solución que adecue la industria para seguir invirtiendo, seguir dando trabajo, seguir trayendo equipos de perforación, para que esos proyectos tengan a largo plazo buena rentabilidad, por supuesto para que el mercado refinero pueda seguir funcionando, y que la industria y la Argentina en su conjunto puedan ser competitivas. Si tenemos suficiente cabeza en conjunto, lo vamos a lograr. Desde que asumió Galuccio, tras la expropiación de la empresa a la española Repsol, la compañía puso énfasis en incrementar la producción y cerrar acuerdos de inversión con otras grandes corporaciones para el desarrollo de Vaca Muerta, el yacimiento no convencional de Neuquén que cuenta con preciados recursos de petróleo y gas shale. Pero la caída del crudo de los US$ 100 a aproximadamente 60 (ayer cerró a US$ 56,4 en la variante WTI) sacudió al mundo. En ese marco, en el Gobierno comenzaron a analizar una posible baja en las naftas, que subieron 60% en el último año, en parte por los precios internacionales pero también por la devaluación de enero último. Galuccio habló con Perfil y también con El Inversor Online y la agencia Télam en el marco de una presentación de la Fundación YPF, que anunció junto al Banco Interamericano de Desarrollo los planes de acción para el desarrollo sostenible de las ciudades de Añelo, provincia de Neuquén, y Las Heras, Santa Cruz. Galuccio aseguró al hablar en el acto que “no vivimos en barrios cerrados sino en el pueblo. Tomamos la misma agua y usamos la misma energía”, remarcó el CEO de YPF, al tiempo que puntualizó: “Estamos orgullosos de tener un plan que va a ayudar a unir voluntades para que estas ciudades progresen”. En tanto, la directora ejecutiva de la Fundación YPF, Silvia Oberti, sostuvo que Añelo y Las Heras “son ciudades estratégicas para el desarrollo y el futuro energético de la Argentina”. El Inversor


Galuccio quiere un barril a 84 dólares para el 2015

A contramano de lo que pasa en el mundo, YPF espera que el precio se sostenga. Lo dice el texto del proyecto que realizará con la malasia Petronas. Se prevé que estará pagado para 2028.

No está previsto que los combustibles bajen de precio como forma de sostener el proyecto Vaca Muerta.

En Argentina podría obrar un milagro: mientras que en todo el mundo el precio del crudo baja, aquí se espera que su precio se mantenga. El CEO de YPF, Miguel Galuccio, calcula que petróleo interno cotizará a 84 dólares el año que viene, un valor similar al promedio de venta actual en el país. Así consta en el detalle del proyecto que la empresa nacional realizará con Petronas en La Amarga Chica y al que accedió “Río Negro”.

En la presentación con el detalle del plan se espera un sendero de precios en alza del crudo interno. De 84 dólares en 2015, creen que pasará a 86,2 en 2016, 97,5 en 2017 y por arriba de los 102 a partir de 2018, cuando arranque la etapa intensiva.

Son todos valores muy distintos a los internacionales: el barril WTI cerró el viernes 57,8 dólares, su precio más bajo en cinco años. Se trata del crudo producido en Texas, que se toma como referencia en Argentina.

Sin embargo aquí, gracias a una política que impuso el entonces secretario de Comercio Guillermo Moreno, el precio del petróleo está disociado del internacional. Siempre se pensó a modo de efecto colchón, para evitar que los altos valores en el exterior dispararan en el país los derivados del oro negro -sobre todo los combustibles-. Pero nunca nadie imaginó que la situación iba a revertirse y Argentina terminaría pagando el barril un 40% más caro que el resto del mundo.

En la práctica, esto significa que ni la nafta, ni el diésel, ni ninguno de los derivados del crudo que se fabrican a nivel local bajarán de precio en el país, como sí ocurre en el resto del mundo. Es la estrategia que parece haber trazado la Nación con la anuencia de los gobernadores petroleros -entre ellos el neuquino Jorge Sapag y el rionegrino Alberto Weretilneck- para sostener los proyectos internos. Sobre todo el de Vaca Muerta, que por estas horas motoriza al sector y es una de las pocas puertas de entrada para dólares frescos a un país que los necesita de modo casi patológico.

Con un barril a 84 dólares y con la expectativa de que los pozos verticales y horizontales devuelvan una producción similar a la de Loma Campana, el yacimiento estrella sobre Vaca Muerta, YPF cree que obtendrá una tasa interna de retorno del 12,1%, más baja que la del proyecto vecino pero aún interesante para un negocio en dólares.

Sin embargo, por la menor cantidad de pozos planteados en la etapa piloto y fundamentalmente por la baja de costos en la perforación, el flujo de caja del proyecto se tornará positivo mucho antes: en el séptimo año, habrán recuperado 200 millones de dólares. Para el 2028 el proyecto estará pagado.

> Con la mira en Rusia e Italia

Además del proyecto con Petronas en La Amarga Chica, Galuccio busca cerrar por estas horas otro acuerdo para el bloque Bajada de Añelo, pegado a Loma Campana y de buena perspectiva en petróleo y gas húmedo.

La empresa ya presentó un plan de inversiones para el área donde Vaca Muerta es el horizonte. Aspira a obtener allí una concesión shale por 35 años -algo que conseguirá-y para ello promete invertir casi 450 millones de dólares en un piloto de 31 pozos durante los primeros tres años. El desarrollo completo exigirá un desembolso de 10.000 millones de dólares, una cifra astronómica.

La pregunta es: ¿de dónde saldrá el dinero? Por sí sola, YPF no tiene fondos para encarar el proyecto completo. En el sector creen que podrían venir de Rusia o Italia.

Miguel Galuccio visitó meses atrás a directivos de Gazprom, la gigantesca petrolera con sede en Moscú. El gobierno de Cristina Kirchner es el más interesado en la relación con Rusia, no sólo por el financiamiento que puede otorgar para proyectos locales, sino desde el punto de vista político.

La petrolera italiana ENI, bajo control estatal, es otra de las que recibió en sus oficinas a Galuccio. Muchos especulan que parte del dinero para este proyecto podría venir desde Roma.

Río Negro