Archivo de la etiqueta: Impactos socio-ambientales

escobar

Puerto Regasificador de Escobar: Síntesis de la Audiencia Judicial

El día miércoles 23 de noviembre tuvo lugar una Audiencia Oral y Pública en el marco de la causa Nº 75001619/2011, que fuera iniciada por el incumplimiento a un amplio marco jurídico y medidas de seguridad fundamentales al localizar el muelle precario de Escobar en el km 74 del río Paraná de las Palmas en lugar de alta mar.

asdsa

Los profesionales y testigos de la ingeniería mecánica, Martín Schopflocher y de la Licenciatura en Seguridad e Higiene, concluyeron: “Por lo tanto, por todo lo expuesto, nosotros consideramos que nos encontramos ante una operatoria que implica un grado de riesgo severo de muerte urbana masiva. La no paralización inmediata del Puerto Regasificador de Escobar revela un inadmisible desprecio por la vida.”

Por su parte la querella finalizó su oralidad expresando que: “Si todas las pruebas concretas presentadas no son valoradas por el Juez de instrucción menos podrá ser valorado si es denunciado el hecho que trascendió en Escobar debido a que la sirena del buque regasificador no paraba de sonar porque se había incendiado la sala de máquinas y que la persistencia de la sirenas en el prolongado tiempo se debió a que el fuego no podía ser controlado, hecho que sin lugar a dudas habría requerido una zarpada de emergencia ya que podría haber alcanzado la carga del buque cuya capacidad energética equivale a las de 55 bombas como las de Hisroshima“.

Para acceder a las 3 partes del audio y la síntesis completa ingresar a www.aapescobar.org

Asociación Ambientalista del Partido de Escobar


flyer-transferencias

07/12 Presentación: Transferencias económicas al sector hidrocarburífero

Con la intención de aportar al debate sobre el estado presente y futuro del sector hidrocarburífero, Taller Ecologista (Rosario) y OPSur (Buenos Aires y Neuquén), en el marco de EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, presentan el Informe económico sobre transferencias al sector hidrocarburífero en Argentina”.

Miércoles 7 de diciembre / 18 hs / CEIL- CONICET: Saavedra 15 4to piso.

flyer-transferencias

Participan:

Facundo López Crespo –  Gustavo García Zanotti – Marco Kofman – Economistas integrantes de Taller Ecologista y EJES.  Autores del informe.

Mariano Barrera – Licenciado en Ciencia Política (UBA), Magíster en Economía Política con Mención en Economía Argentina (FLACSO) y Doctor en Ciencias Sociales (FLACSO). Investigador asistente del CONICET, docente e investigador del “Programa sobre petróleo y minería” de la Flacso.

Andrés Knobel- Abogado (UBA/Columbia) y Magíster en Derecho y Economía (UTDT/Humboldt University). Consultor de Tax Justice Network, red especializada en paraísos fiscales, secreto bancario, lavado de dinero y política fiscal. Junto a la organización Open Oil, es autor del modelado financiero del proyecto YPF-Chevron.

Alejandro Bercovich – Licenciado en Economía y docente de macroeconomía (UBA). Integrante del Colectivo de Trabajadores de Prensa. Trabaja como corresponsal y periodista especializado en temas económicos desde 2000 en diversos medios (BAE, Crisis, Metro, C5N). Co-autor de los libros Vaca Muerta y Estoy Verde.

     


monsanto3edit

El programa de Monsanto en la TV Pública

¿Hasta dónde se afectan los objetivos y definiciones de lo que debe ser un medio público cuando una empresa multinacional lo utiliza para difundir su postura?

Por Francisco Godínez Galay

monsanto3edit

La cuenta oficial de Twitter de Monsanto anunció el lanzamiento del programa televisivo “Locos por el campo”, auspiciado por la empresa. Esto no sería grave si no fuera que dicho programa se anuncia como parte de la grilla de la TV Pública. Monsanto es una empresa productora de agrotóxicos y acusada en todo el mundo de prácticas antiéticas, contaminantes y violentas. Además, el programa está auspiciado por la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola.

Una empresa con intereses específicos en un sector estratégico no puede construir imaginarios sobre el campo en un medio público porque estarán dirigidos a sostener esos intereses (individuales y comerciales), y eso lejos está de los intereses ciudadanos. Esto nos llama a reflexionar acerca del rol de los medios públicos y en particular tratar de entender cuál es la época que se está viviendo en esta materia en la Argentina.

Una empresa con intereses específicos en un sector estratégico no puede construir imaginarios sobre el campo en un medio público.

Se supone que un medio público debe ser aquel que tenga contenidos de interés social, cultural y educativo, sin dejar de lado el entretenimiento. En este sentido, carece de sentido la realización de un programa sobre temáticas agropecuarias auspiciado por la empresa de prácticas nocivas y monopólicas. Máxime si al revisar la programación de TV Pública vemos que hay otros dos programas sobre el campo. Uno de ellos (Pampero TV), producido por un organismo público como el INTA es el que debería tener más sentido en la programación de un canal estatal. Un programa agropecuario auspiciado por Monsanto, defenderá sus intereses, que además, son dudosos, como lo evidencian decenas de denuncias e incluso sentencias judiciales como la que prohíbe instalar una planta en Malvinas Argentinas en Córdoba por no haber hecho los estudios de impacto ambiental de sus fumigaciones.

Se supone que un medio público no debe estar influenciado editorialmente por ninguna empresa. El hecho de que una empresa tan sospechada y desprestigiada genere o auspicie programas en un canal estatal, podría ser materia de polémica. Pero no queda casi lugar para la discusión cuando el contenido del programa versa sobre la misma temática en la cual trabaja dicha empresa. No está auspiciando un programa de deportes (lo cual deberíamos discutir también), sino que auspicia un programa que comunicará conceptos sobre producción agrícola, ámbito de operación de la empresa. Esto es ser la voz de la empresa (y no cualquier empresa) a través de una pantalla que debe ser la voz de la ciudadanía o, en última instancia, la del Estado. Esto, asimismo, podría comprometer la línea editorial de otros espacios o periodistas, y la línea ética de pluralidad y diversidad de un medio público.

Monsanto está ocupando un espacio en el canal estatal que debe estar destinado a voces que no cuentan con micrófono.

Se supone que un medio público debe contribuir a la diversidad y pluralidad. Podría pensarse, entonces, que Monsanto, como un actor más de la sociedad, tiene derecho a tener allí su espacio. Pero esto no es así. Primero, porque Monsanto, por su capacidad económica y logística tiene todos los medios para hacer llegar su voz. Monsanto está ocupando entonces un espacio de los pocos que hay en el canal estatal (una programación televisiva no es infinita), que debe estar destinado a voces que no cuentan con micrófono, a temas que no son abordados por los medios comerciales, a objetivos culturales, sociales y educativos. Un programa que sea la voz de Monsanto se riñe con todas estas concepciones. Confundir el espacio de un canal público con un espacio plausible de ser alquilado a empresas concentradas, es gravísimo para los derechos de comunicación, sobre todo el derecho a la información.

De ahora en más, quedará averiguar cuáles son los términos del acuerdo entre el Estado y Monsanto para llevar a cabo este programa, por qué tamices pasó el proyecto antes de llegar a la pantalla (controles, directorio de los medios públicos), y averiguar hasta dónde llega la participación de esta empresa no solo en este espacio (¿auspiciante o productora?) sino en todo el canal que por definición es de la ciudadanía.

Red Eco Alternativo


soberania-energetica

Audios Encuentro Alternativas para la Soberanía Energética

Compartimos audios de la actividad realizada el 24 de noviembre en el Centro Cultural de la Cooperación. Para descargar audio hacer click sobre el reproductor con el segundo botón y seleccionar “Guardar como”.

soberania-energetica-2

Mesa 1: La crisis energética desde las organizaciones sociales

Andrés Arnone, La Izquierda Diario / PTS (00:00-10:45)

Peto Dorin, Patria Grande (10:46-17:12)

Nicolás Cannone, Frente Popular Darío Santillán (17:13-26:53)

Luján Rodríguez, COB La Brecha (00:00-11:30)

Nicolás Núñez, Izquierda Socialista (11:31-49:49)

soberania-energetica

Mesa 2: Soberanía Energética, propuestas y proyectos para un debate urgente

José Rigane, Fetera

Gabriel Soto, AUTE

Pablo Bertinat, Taller Ecologista

Palabras de cierre

Pablo Bertinat, (00:00-05:05)

Gabriel Soto, AUTE (05:06-09:55)

José Rigane, Fetera (09:56 – 11:00)

Felipe Gutiérrez, OPSur (11:01-14:00)

 


An aerial view of a shale oil drilling rig SAI-310, known as Vaca Muerta (Dead Cow) shale resource, in the Patagonian province of Neuquen, in this October 14, 2011 file photo. Two months before Argentina's president seized control of YPF, the country's biggest oil firm from Repsol, the Spanish company said it would cost $25 billion a year to develop a world-class shale find in Patagonia. It is money Argentina does not have and could struggle to get its hands on without deep-pocketed partners prepared to tolerate President Cristina Fernandez's increasingly volatile and unorthodox policies.  To match Analysis ARGENTINA-ENERGY/   REUTERS/Enrique Marcarian/Files (ARGENTINA - Tags: POLITICS BUSINESS ENERGY) TELETIPOS_CORREO:FIN,FIN,%%%,%%%

Una mirada crítica para la estrategia de Vaca Muerta

El nuevo libro del Observatorio Petrolero Sur transita por las políticas públicas de diversificación inconclusas y la corporatización de las empresas estatales que operan en la zona.

Vaca Muerta es sinónimo de Cuenca Neuquina. Las inversiones atraídas a esa formación shale, encabezadas principalmente por YPF, ha generado un cambio importantísimo en la sociedad neuquina. Un mirada crítica la tienen en el Observatorio Petrolero Sur, con un nuevo libro: “Vaca Muerta: construcción de una estrategia” (Ediciones del Jinete Insomne).
El trabajo tiene la pluma de Diego Pérez Roig, Hernán Scandizzo y Diego di Rissio que lo convierten en otro imperdible sobre este equipo de periodistas de la norpatagonia. Los ejes son elocuentes: políticas públicas ambiguas, empresas estatales corporatizadas y diversificación productiva a medida.
Scandizzo indaga en las reiterativas propuestas de diversificación productiva, que quedan simplemente en los discursos políticos. Abordó el proyecto “Añelo Sostenible”, una ciudad que pasó de 75 habitantes en 1970 a 412 en 1980, 2689 en 2010 y más de 6000 en 2015. Y seguirá creciendo: para 2030 esperan 30 mil personas.
“Según los autores de Añelo Sostenible, el desafío fue pensar la ciudad petrolera ‘moderna, sostenible y próspera’, y no la company town diseñada para atender con eficiencia las funciones productivas, residenciales y de equipamiento de una empresa o de una industria en particular”, escribe Scandizzo.
“Más allá de los objetivos declarados, la propuesta también contó con los aportes de empresarios que contribuyeron a ‘detectar y jerarquizar las oportunidades y debilidades que la inversión privada evalúa en torno al desarrollo urbano de la ciudad'”, describe el periodista.
“Una referencia cercana, en el tiempo y en el espacio, para pensar Añelo es Rincón de los Sauces. Esta localidad creció a partir del incremento de la actividad hidrocarburífera en el norte de la provincia con el descubrimiento del yacimiento Puesto Hernández, a fines de la década del setenta, y se consolidó en los noventa con la puesta en producción de El Portón, Sierra Chata y El Trapial”, detalla.
“Rincón se convirtió en la capital del extractivismo energético, sin embargo lejos está de ser un camino a seguir. En 2006 el Copade abordó las problemáticas sociales originadas en la desigual distribución de impactos y beneficios del sector hidrocarburífero en esa localidad y en Buta Ranquil”, cuenta Scandizzo.
A pesar de que el principal motor de la generación de ingresos para la provincia es el petróleo y el gas, las localidades que sirven de enclave industria no reciben recompensa de riqueza. El giro de dinero llega con más fuerza a la ciudad de Neuquén y la zona de la Confluencia, donde están la concentración las empresas de servicios, los comercios y los grandes emprendimientos inmobiliarios.
La presentación la escribe Pablo Bertinat, un ingeniero electricista que es director del Observatorio de Energía y Sustentabilidad de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Rosario, haciendo un repaso de todos los trabajos tanto el de Scandizzo como el de di Rissio y Pérez Roig.
“Todos los trabajos de este libro dan cuenta, de alguna manera, del debate ‘seguridad energética vs. soberanía energética’. Energía para subsidiar un tipo de sociedad como la actual frente a la energía como una herramienta para vivir mejor”, plantea.
“El aporte de este libro es sustancial, no sólo por la capacidad de análisis que presenta el fenómeno Vaca Muerta, sino por hacerlo mientras este proceso transcurre sin esperar sus resultados, alertando sobre sus consecuencias, aspirando a ahorrar dolores a nuestros pueblos y esbozando alternativas”, concluye Bertinat.


fidel

El artículo de Fidel que critica el fracking y denuncia a Estados Unidos

fidel

En septiembre de 2011, José “Pincho” Chandía, militante del Partido Comunista de Cinco Saltos, accedió a la séptima banca del Concejo Deliberante. En su labor de concejal se dedicó a presentar proyectos que trascendieron en la historia del pueblo. Así, en 2012, impulsó una exitosa ordenanza que prohibió el fracking y lo convirtió el primer municipio de América Latina que se opuso a la práctica experimental en su ejido.

Tranquilo y pausado, Pincho Chandía nos explica que se enteró de la fractura hidráulica en el debate de la presentación del libro Los comunistas y la huelga del Chocón, cuando un camarada suyo citó a Fidel Castro en Marcha hacia el abismo (2012). En dicho artículo, el líder revolucionario caracterizó el descubrimiento del gas de lutitas y las nuevas técnicas de extracción de hidrocarburos en Estados Unidos. Los ejes del escrito son advertencias sobre las posibilidades de una nueva guerra nuclear y la importancia de dar un giro ante las drásticas consecuencias del cambio climático. Impactado, Pincho se vio convocado y se puso a trabajar en la ordenanza que logró prohibir el fracking en su pueblo. “El legado de la naturaleza, generado en cientos de miles de millones de años, es desperdiciado en menos de dos siglos” lamenta el texto de Fidel Castro.

Tras la muerte de este gran líder latinoamericano compartimos dicho artículo, cuya influencia llevó a que en nuestro país y todo el continente comenzaran a declararse territorios libres de fracking.

La Marcha hacia el abismo

 

Fidel Castro Ruz.- No es cuestión de optimismo o pesimismo, saber o ignorar cosas elementales, ser responsables o no de los acontecimientos. Los que pretenden considerarse políticos debieran ser lanzados al basurero de la historia cuando, como es norma, en esa actividad ignoran todo o casi todo lo que se relaciona con ella.

No hablo por supuesto de los que a lo largo de varios milenios convirtieron los asuntos públicos en instrumentos de poder y riquezas para las clases privilegiadas, actividad en la que verdaderos récords de crueldad han sido impuestos durante los últimos ocho o diez mil años sobre los que se tienen vestigios ciertos de la conducta social de nuestra especie, cuya existencia como seres pensantes, según los científicos, apenas rebasa los 180 mil años.

No es mi propósito enfrascarme en tales temas que seguramente aburrirían a casi el ciento por ciento de las personas continuamente bombardeadas con noticias a través de medios, que van desde la palabra escrita hasta las imágenes tridimensionales que comienzan a exhibirse en costosos cines, y no está lejano el día en que también predominen en la ya de por sí fabulosas imágenes de la televisión. No es casual que la llamada industria de la recreación tenga su sede en el corazón del imperio que a todos tiraniza.

Lo que pretendo es situarme en el punto de partida actual de nuestra especie para hablar de la marcha hacia el abismo. Podría incluso hablar de una marcha “inexorable” y estaría seguramente más cerca de la realidad. La idea de un juicio final está implícita en las doctrinas religiosas más extendidas entre los habitantes del planeta, sin que nadie las califique por ello de pesimistas. Considero, por el contrario, deber elemental de todas las personas serias y cuerdas, que son millones, luchar para posponer y, tal vez impedir, ese dramático y cercano acontecimiento en el mundo actual.

Numerosos peligros nos amenazan, pero dos de ellos, la guerra nuclear y el cambio climático, son decisivos y ambos están cada vez más lejos de aproximarse a una solución.

La palabrería demagógica, las declaraciones y los discursos de la tiranía impuesta al mundo por Estados Unidos y sus poderosos e incondicionales aliados, en ambos temas, no admiten la menor duda al respecto.

El primero de enero de 2012, año nuevo occidental y cristiano, coincide con el aniversario del triunfo de la Revolución en Cuba y el año en que se cumple el 50 Aniversario de la Crisis de Octubre de 1962, que puso al mundo al borde de la guerra mundial nuclear, lo que me obliga a escribir estas líneas.

Carecerían de sentido mis palabras si tuviesen como objetivo imputar alguna culpa al pueblo norteamericano, o al de cualquier otro país aliado de Estados Unidos en la insólita aventura; ellos, como los demás pueblos del mundo, serían las víctimas inevitables de la tragedia. Hechos recientes ocurridos en Europa y otros puntos muestran las indignaciones masivas de aquellos a los que el desempleo, la carestía, las reducciones de sus ingresos, las deudas, la discriminación, las mentiras y la politiquería, conducen a las protestas y a las brutales represiones de los guardianes del orden establecido.

Con frecuencia creciente se habla de tecnologías militares que afectan la totalidad del planeta, único satélite habitable conocido a cientos de años luz de otro que tal vez resulte adecuado si nos movemos a la velocidad de la luz, trescientos mil kilómetros por segundo.

No debemos ignorar que si nuestra maravillosa especie pensante desapareciera transcurrirían muchos millones de años antes de que surja nuevamente otra capaz de pensar, en virtud de los principios naturales que rigen como consecuencia de la evolución de las especies, descubierta por Darwin en 1859 y que hoy reconocen todos los científicos serios, creyentes o no creyentes.

Ninguna otra época de la historia del hombre conoció los actuales peligros que afronta la humanidad. Personas como yo, con 85 años cumplidos, habíamos arribado a los 18 con el título de bachiller antes de que concluyera la elaboración de la primera bomba atómica.

Hoy los artefactos de ese carácter listos para su empleo ─incomparablemente más poderosos que los que produjeron el calor del sol sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki─ suman miles.

Las armas de ese tipo que se guardan adicionalmente en los depósitos, añadidas a las ya desplegadas en virtud de acuerdos, alcanzan cifras que superan los veinte mil proyectiles nucleares.

El empleo de apenas un centenar de esas armas sería suficiente para crear un invierno nuclear que provocaría una muerte espantosa en breve tiempo a todos los seres humanos que habitan el planeta, como ha explicado brillantemente y con datos computarizados el científico norteamericano y profesor de la Universidad de Rutgers, New Jersey, Alan Robock.

Los que acostumbran a leer las noticias y análisis internacionales serios, conocen cómo los riesgos del estallido de una guerra con empleo de armas nucleares se incrementan a medida que la tensión crece en el Cercano Oriente, donde en manos del gobierno israelita se acumulan cientos de armas nucleares en plena disposición combativa, y cuyo carácter de fuerte potencia nuclear ni se admite ni se niega. Crece igualmente la tensión en torno a Rusia, país de incuestionable capacidad de respuesta, amenazada por un supuesto escudo nuclear europeo.

Mueve a risas la afirmación yanki de que el escudo nuclear europeo es para proteger también a Rusia de Irán y Corea del Norte. Tan endeble es la posición yanqui en este delicado asunto, que su aliado Israel ni siquiera se toma la molestia de garantizar consultas previas sobre medidas que puedan desatar la guerra.

La humanidad, en cambio, no goza de garantía alguna. El espacio cósmico, en las proximidades de nuestro planeta, está saturado de satélites de Estados Unidos destinados a espiar lo que ocurre hasta en las azoteas de las viviendas de cualquier nación del mundo. La vida y costumbres de cada persona o familia pasó a ser objeto de espionaje; la escucha de cientos de millones de celulares, y el tema de las conversaciones que aborde cualquier usuario en cualquier parte del mundo deja de ser privado para convertirse en material de información para los servicios secretos de Estados Unidos.

Ese es el derecho que va quedando a los ciudadanos de nuestro mundo en virtud de los actos de un gobierno cuya constitución, aprobada en el Congreso de Filadelfia en 1776, establecía que todavía los hombres nacían libres e iguales y a todos les concedía el Creador determinados derechos, de los cuales no les quedan ya, ni a los propios norteamericanos ni a ciudadano alguno del mundo siquiera el de comunicar por teléfono a familiares y amigos sus sentimientos más íntimos.

La guerra, sin embargo, es una tragedia que puede ocurrir, y es muy probable que ocurra; más, si la humanidad fuese capaz de retrasarla un tiempo indefinido, otro hecho igualmente dramático está ocurriendo ya con creciente ritmo: el cambio climático. Me limitaré a señalar lo que eminentes científicos y expositores de relieve mundial han explicado a través de documentos y filmes que nadie cuestiona.

Es bien conocido que el gobierno de Estados Unidos se opuso a los acuerdos de Kyoto sobre el medio ambiente, una línea de conducta que ni siquiera concilió con sus más cercanos aliados, cuyos territorios sufrirían tremendamente y algunos de los cuales, como Holanda, desaparecerían casi por entero.

El planeta marcha hoy sin política sobre este grave problema, mientras los niveles del mar se elevan, las enormes capas de hielo que cubren la Antártida y Groenlandia, donde se acumula más del 90% del agua dulce del mundo, se derriten con creciente ritmo, y ya la humanidad, el pasado 30 de noviembre de 2011, alcanzó oficialmente la cifra de 7 mil millones de habitantes que en las áreas más pobres del mundo crece de forma sostenida e inevitable. ¿Es que acaso los que se han dedicado a bombardear países y matar millones de personas durante los últimos 50 años se pueden preocupar por el destino de los demás pueblos?

Estados Unidos es hoy no solo el promotor de esas guerras, sino también el mayor productor y exportador de armas en el mundo.

Como es conocido, ese poderoso país ha suscrito un convenio para suministrar 60 mil millones de dólares en los próximos años al reino de Arabia Saudita, donde las transnacionales de Estados Unidos y sus aliados extraen cada día 10 millones de barriles de petróleo ligero, es decir, mil millones de dólares en combustible. ¿Qué será de ese país y de la región cuando esas reservas de energía se agoten? No es posible que nuestro mundo globalizado acepte sin chistar el colosal derroche de recursos energéticos que la naturaleza tardó cientos de millones de años en crear, y cuya dilapidación encarece los costos esenciales. No sería en absoluto digno del carácter inteligente atribuido a nuestra especie.

En los últimos 12 meses tal situación se agravó considerablemente a partir de nuevos avances tecnológicos que, lejos de aliviar la tragedia proveniente del derroche de los combustibles fósiles, la agrava considerablemente.

Científicos e investigadores de prestigio mundial venían señalando las consecuencias dramáticas del cambio climático.

En un excelente documental fílmico del director francés Yann Arthus-Bertrand,titulado Home, y elaborado con la colaboración de prestigiosas y bien informadas personalidades internacionales, publicado a mediados del año 2009, este advirtió al mundo con datos irrebatibles lo que estaba ocurriendo. Con sólidos argumentos exponía las consecuencias nefastas de consumir, en menos de dos siglos, los recursos energéticos creados por la naturaleza en cientos de millones de años; pero lo peor no era el colosal derroche, sino las consecuencias suicidas que para la especie humana tendría. Refiriéndose a la propia existencia de la vida, le reprochaba a la especie humana: “…Te beneficias de un fabuloso legado de 4 000 millones de años suministrado por la Tierra. Solamente tienes 200 000 años, pero ya has cambiado la faz del mundo.”

No culpaba ni podía culpar a nadie hasta ese minuto, señalaba simplemente una realidad objetiva. Sin embargo, hoy tenemos que culparnos todos de que lo sepamos y nada hagamos por tratar de remediarlo.

En sus imágenes y conceptos, los autores de esa obra incluyen memorias, datos e ideas que estamos en el deber de conocer y tomar en cuenta.

En meses recientes, otro fabuloso material fílmico exhibido fue Océanos, elaborado por dos realizadores franceses, considerado el mejor film del año en Cuba; tal vez, a mi juicio, el mejor de esta época.

Es un material que asombra por la precisión y belleza de las imágenes nunca antes filmadas por cámara alguna: 8 años y 50 millones de euros fueron invertidos en ella. La humanidad tendrá que agradecer esa prueba de la forma en que se expresan los principios de la naturaleza adulterados por el hombre. Los actores no son seres humanos: son los pobladores de los mares del mundo. ¡Un Oscar para ellos!

Lo que motivó para mí el deber de escribir estas líneas no surgió de los hechos referidos hasta aquí, que de una forma u otra he comentado anteriormente, sino de otros que, manejados por intereses de las transnacionales, han estado saliendo a la luz dosificadamente en los últimos meses y sirven a mi juicio como prueba definitiva de la confusión y el caos político que impera en el mundo.

Hace apenas unos meses leí por primera vez algunas noticias sobre la existencia del gas de esquisto. Se afirmaba que Estados Unidos disponía de reservas para suplir sus necesidades de este combustible durante 100 años. Como dispongo en la actualidad de tiempo para indagar sobre temas políticos, económicos y científicos que pueden ser realmente útiles a nuestros pueblos, me comuniqué discretamente con varias personas que residen en Cuba o en el exterior de nuestro país. Curiosamente, ninguna de ellas había escuchado una palabra sobre el asunto. No era desde luego la primera vez que eso sucedía. Uno se asombra de hechos importantes de por sí que se ocultan en un verdadero mar de informaciones, mezcladas con cientos o miles de noticias que circulan por el planeta.

Persistí, no obstante, en mi interés sobre el tema. Han transcurrido solo varios meses y el gas de esquisto no es ya noticia. En vísperas del nuevo año se conocían ya  suficientes datos para ver con toda claridad la marcha inexorable del mundo hacia el abismo, amenazado por  riesgos tan extremadamente graves como la guerra nuclear y el cambio climático. Del primero, ya hablé; del segundo, en aras de la brevedad, me limitaré a exponer datos conocidos y algunos por conocer que ningún cuadro político o persona sensata debe ignorar.

No vacilo en afirmar que observo ambos hechos con la serenidad de los años vividos, en esta espectacular fase de la historia humana, que han contribuido a la educación de nuestro pueblo valiente y heroico.

El gas se mide en TCF, los cuales pueden referirse a pies cúbicos o metros cúbicos  ─no siempre se explica si se trata de uno o de otro─ depende del sistema de medidas que se aplique en un determinado país. Por otro lado, cuando se habla de billones suelen referirse al billón español que significa un millón de millones; tal cifra en inglés se califica como trillón lo cual debe tenerse en cuenta cuando se analizan las referidas al gas que suelen ser voluminosas. Trataré de señalarlo cuando sea  necesario.

El analista norteamericano Daniel Yergin, autor de un voluminoso clásico de historia del petróleo afirmó, según la agencia de noticias IPS, que ya un tercio de todo el gas que se produce en Estados Unidos es gas de esquisto.

“…la explotación de una plataforma con seis pozos puede consumir 170.000 metros cúbicos de agua e incluso provocar efectos dañinos como influir en movimientos sísmicos, contaminar aguas subterráneas y superficiales, y afectar el paisaje.”

El grupo británico BP informa por su parte que “Las reservas probadas de gas convencional o tradicional en el planeta suman 6.608 billones -millón de millones- de pies cúbicos, unos 187 billones de metros cúbicos, […] y los depósitos más grandes están en Rusia (1.580 TCF), Irán (1.045), Qatar (894), y Arabia Saudita y Turkmenistán, con 283 TCF cada uno”. Se trata del gas que se venía produciendo y comercializando.

“Un estudio de la EIA -una agencia gubernamental de Estados Unidos sobre energía- publicado en abril de 2011 encontró prácticamente el mismo volumen (6.620 TCF o 187,4 billones de metros cúbicos) de shale gas recuperable en apenas 32 países, y los gigantes son: China (1.275 TCF), Estados Unidos (862), Argentina (774), México (681), Sudáfrica (485) y Australia (396 TCF)”. Shale gas es gas de esquisto. Obsérvese que de acuerdo a lo que se conoce Argentina y México poseen casi tanto como Estados Unidos. China, con los mayores yacimientos, posee reservas que equivalen a casi el doble de aquellos y un 40% más que Estados Unidos.

“…países secularmente dependientes de proveedores extranjeros contarían con una ingente base de recursos en relación con su consumo, como Francia y Polonia, que importan 98 y 64 por ciento, respectivamente, del gas que consumen, y que tendrían en rocas de esquistos o lutitas reservas superiores a 180 TCF cada uno”.

“Para extraerlo de las lutitas -señala IPS- se apela a un método bautizado ‘fracking’ (fractura hidráulica), con la inyección de grandes cantidades de agua más arenas y aditivos químicos. La huella de carbono (proporción de dióxido de carbono que libera a la atmósfera) es mucho mayor que la generada con la producción de gas convencional.

“Como se trata de bombardear capas de la corteza terrestre con agua y otras sustancias, se incrementa el riesgo de dañar subsuelo, suelos, napas hídricas subterráneas y superficiales, el paisaje y las vías de comunicación si las instalaciones para extraer y transportar la nueva riqueza presentan defectos o errores de manejo.”

Baste señalar que entre las numerosas sustancias químicas que se inyectan con el agua para extraer este gas se encuentran el benceno y el tolueno, que son sustancias terriblemente cancerígenas

La experta Lourdes Melgar, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, opina que:

“‘Es una tecnología que genera mucho debate y son recursos ubicados en zonas donde no hay agua’…”.

“Las lutitas gasíferas -expresa IPS- son canteras de hidrocarburos no convencionales, encalladas en rocas que las guarecen, por lo que se aplica la fractura hidráulica (conocida en inglés como ‘fracking’) para liberarlas a gran escala.”

“La generación de gas shale involucra altos volúmenes de agua y la excavación y fractura generan grandes cantidades de residuos líquidos, que pueden contener químicos disueltos y otros contaminantes que requieren tratamiento antes de su desecho.”

“La producción de esquisto saltó de 11.037 millones de metros cúbicos en 2000 a 135.840 millones en 2010. En caso de seguir a este ritmo la expansión, en 2035 llegará a cubrir 45 por ciento de la demanda de gas general, según la EIA.

“Investigaciones científicas recientes han alertado del perfil ambiental negativo del gas lutita.

“Los académicos Robert Howarth, Renee Santoro y Anthony Ingraffea, de la estadounidense Universidad de Cornell, concluyeron que ese hidrocarburo es más contaminante que el petróleo y el gas, según su estudio ‘Metano y la huella de gases de efecto invernadero del gas natural proveniente de formaciones de shale’, difundido en abril pasado en la revista Climatic Change.

“‘La huella carbónica es mayor que la del gas convencional o el petróleo, vistos en cualquier horizonte temporal, pero particularmente en un lapso de 20 años. Comparada con el carbón, es al menos 20 por ciento mayor y tal vez más del doble en 20 años’, resaltó el informe.”

“El metano es uno de los gases de efecto invernadero más contaminantes, responsables del aumento de la temperatura del planeta.”

“‘En áreas activas de extracción (uno o más pozos en un kilómetro), las concentraciones promedio y máximas de metano en pozos de agua potable se incrementaron con proximidad al pozo gasífero más cercano y fueron un peligro de explosión potencial’, cita el texto escrito por Stephen Osborn, Avner Vengosh, Nathaniel Warner y Robert Jackson, de la estatal Universidad de Duke.

“Estos indicadores cuestionan el argumento de la industria de que el esquisto puede sustituir al carbón en la generación eléctrica y, por lo tanto, un recurso para mitigar el cambio climático.

“‘Es una aventura demasiado prematura y riesgosa’.”

“En abril de 2010, el Departamento de Estado de Estados Unidos puso en marcha la Iniciativa Global de Gas Shale para ayudar a los países que buscan aprovechar ese recurso para identificarlo y desarrollarlo, con un eventual beneficio económico para las transnacionales de esa nación.”

He sido inevitablemente extenso, no tenía otra opción. Redacto estas líneas para el sitio web Cubadebate y para Telesur, una de las emisoras de noticias más serias y honestas de nuestro sufrido mundo.

Para abordar el tema dejé transcurrir los días festivos del viejo y el nuevo año.

Fidel Castro Ruz Enero 4 de 2012 9 y 15 p.m.


encuentro-soberania

La soberanía energética en debate

encuentro-soberania

Con la presencia de diversas organizaciones, partidos y sindicatos se realizó ayer el Encuentro “Alternativas para la Soberanía Energética” organizado por el OPSur en el Centro Cultural de la Cooperación, con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo. Ante unas setenta personas se presentó el video ¿Por qué la crisis energética?, que realizamos en conjunto con el VacaBonsai Colectivo Audiovisual

Escuchar audios de la actividad en el siguiente enlace

La primera mesa contó con la presencia de referentes de distintas organizaciones de izquierda: Nicolás Cannone (Frente Popular Darío Santillán), Andrés Arnone (La Izquierda Diario y  Partido de los Trabajadores Socialistas -PTS-), Luján Rodríguez (COB La Brecha), Nicolás Núñez, (Izquierda Socialista), y Peto Dorin (Patria Grande). Estos se refirieron a las distintas movilizaciones en contra de los tarifazos y profundizaron la crítica al sistema energético.

soberania-encuentro

La segunda mesa tenía como objetivo discutir los ejes centrales de un proceso de construcción de soberanía energética. José Rigane, secretario general de Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina, habló sobre la importancia de entender la energía como un derecho humano y la construcción de una soberanía popular para consolidar una soberanía energética.

Luego intervino Gabriel Soto, presidente de AUTE (sindicato de funcionarios de la empresa de energía estatal del Uruguay), que se refirió a la importancia del recambio energético en ese país hacia las energías alternativas; aunque criticó que estas se hayan desarrollado como una línea de negocios, en lugar de estar controladas por el Estado como un paso para la democratización energética.

Finalmente Pablo Bertinat, de Taller Ecologista, hizo hincapié en la necesidad de un recambio energético a energías que no sólo sean renovables sino que también tengan sustentabilidad ambiental, social y política. Señaló que la energía es un elemento de las políticas de desarrollo, por lo tanto planteó que es necesario discutir escenarios energéticos para repensar los modelos de desarrollo.

Compartimos fotos del Encuentro en Facebook

Nacional


cambioclim

Cambio climático y crisis ambiental

Jornada Internacional “Cambio Climático y Crisis Ambiental: Los Peligros del Fracking y la Alternativas para América Latina”, que tendrá lugar en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, el día Jueves 1 de Diciembre a las 17:00 hs en la Sala 1 – Piso 2.

El Encuentro contará con la presencia de legisladores nacionales y latinoamericanos, concejales, distintos referentes ambientales, sociales, religiosos, sindicales; asambleas, agrupaciones y organizaciones ambientales, con el objetivo de discutir estas problemáticas y buscar colectivamente soluciones y alternativas. Esperamos contar con la participación de todos!

  cambioclim

*participar en el evento en facebook Cambio Climático y Crisis Ambiental – Los Peligros del Fracking / y visitar 350.org Argentina

En una coyuntura donde el reciente electo Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, niega el Cambio Climático, llama a eliminar incentivos a las energías renovables, a quitar las restricciones sobre el uso de energías fósiles contaminantes y a incumplir el Acuerdo de París, creemos que es fundamental debatir en nuestra región acerca del Calentamiento Global, la crisis ambiental de nuestros países y los peligros del fracking para nuestra agricultura, nuestros recursos, nuestro más preciado bien que es el agua; sobre cómo puede afectar a la economía de la región, y fundamentalmente que este encuentro de legisladores y representantes de la sociedad civil de América Latina sirva para proponer soluciones legislativas y regulatorias, a estos grandes ejes ambiental, social y económico.

*Por favor confirmar asistencia a este correo / Capacidad limitada de la Sala / Por cualquier consulta llamar a 4127-7418

“Debemos salir de la espiral de autodestrucción en la que nos estamos hundiendo (…) basta mirar la realidad con sinceridad para ver que hay un gran deterioro de nuestra Casa Común (…) Debido a una explotación inconsiderada de la Naturaleza, el ser humano corre el riesgo de destruirla y de ser a su vez víctima de esta degradación (…) El desafío es urgente: necesitamos de una conversión ecológica global, una cultura del cuidado que impregne toda la sociedad (…) Seamos protectores del mundo y no depredadores, para que sembremos hermosura y no destrucción y contaminación” . Papa Francisco – Laudato Si

Convocantes: de la Coalición Latinoaméricana contra el Fracking

Alcira Argumedo – Diputada nacional y miembro de la Comisión de Energía de Argentina.

Magdalena Odarda – Senadora nacional por la provincia de Río Negro, Argentina. Nicole Oliveira de Figueredo – Directora de 350.org Brasil y Latinoamérica. Juan Pablo Olsson – Coordinador de campañas de 350.org Argentina. Ignacio Zavaleta – Integrante de la Asamblea por Territorios Libres de Fracking. Juliano Bueno de Araujo – Fundador de COESUS y Coordinador de Campañas Climáticas de 350.org. Carol Aviaga – Senadora de la República Oriental del Uruguay.

350.org/es Peligrosdelfracking.org #350Argentina #350AméricaLatina #NoalFracking #nofrackingArgentina #NoFrackingAmericaLatina
 


erley

Atentados contra líderes sociales en Colombia

Cuatro atentados contra líderes sociales en menos de 48 horas

Dos de los atentados fueron ejecutados por sicarios en San Vicente del Caguán. Una de las víctimas recibió los disparos en frente de su familia en La Macarena, Meta. En Nariño, un líder campesino sobrevivió luego de que le dispararan en seis oportunidades.

erley

Erley Monroy, líder campesino asesinado en San Vicente del Caguán. / Foto Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el DIH del Oriente y Centro de Colombia (DHOC)

Un fin de semana de horror vivieron los líderes sociales en distintas zonas del país. Mientras se pide que el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc se implemente con la mayor celeridad para brindar garantías de protección a defensores de derechos humanos, dos de ellos fueron asesinados en las últimas 48 horas, otro se debate entre la vida y la muerte en Florencia (Caquetá) y uno de ellos se salvó luego de que le dispararan en seis oportunidades.

El primer caso se registró en San Vicente del Caguán en la noche del pasado viernes 18 de noviembre, cuando el dirigente campesino del sector agrícola de la Asociación Campesina Losada-Guayabero (Ascal-G), Erley Monroy, fue encontrado moribundo en la vereda Siberia. Según el reporte de organizaciones de derechos humanos como la Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el DIH del Oriente y Centro de Colombia (DHOC), Monroy fue hallado con graves heridas en las cercanías del Batallón Cazadores del Ejército y murió  luego de ser trasladado a un hospital municipal.

Erley Monroy adelantaba procesos de defensa por los derechos ambientales en el Caguán y era un acérrimo opositor del método del fracking para explotar petróleo en La Macarena. Asimismo, la DHOC aseguró que en los últimos días el líder campesino había denunciado que a San Vicente del Caguán habían regresado los grupos paramilitares, pues en algunos corregimientos aparecieron grafitis alusivos a grupos de autodefensa. Fuentes de la región consultadas por El Espectador aseguraron que el dirigente de Ascal-G había sido señalado por el alcalde del municipio, Humberto Sánchez Cedeño, de cobrar extorsiones en favor de las Farc a través de su organización.

La misma noche del viernes 18 de noviembre se presentó el homicidio otro líder campesino de la región. Se trata de Didier Losada, quien era presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Platanillo en La Macarena (Meta) y que fue asesinado al frente de su familia. Según la información de los habitantes del sector, a Mango –como apodaban a Losada– lo mató un hombre encapuchado que entró en su casa y cometió el crimen hacia las 9:30 de la noche.

El tercer acto criminal contra los líderes de esa región se cometió, también en San Vicente del Caguán, el sábado a las 11:00 de la noche. La víctima fue otro dirigente de la organización Ascal-G: Hugo Cuéllar, quien hoy se debate entre la vida y la muerte en un hospital Florencia (Caquetá).Lo increíble de esta historia es que el atentado contra Cuellar se dio cuando regresaba a su casa luego de estar durante el entierro de su compañero Erley Monroy.

Hugo Cuellar recibió cinco disparos a manos de dos sicarios. Los primeros reportes evidenciaron que al ver que iba a ser atacado, Cuellar reaccionó y se enfrentó a los sicarios, lo que provocó que durante el forcejeo recibiera un impacto de bala en el abdomen. Cuellar, además de líder campesino y defensor de derechos ambientales, en la presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Victoria del Municipio de La Macarena y miembro del comité  del DHOC.

En la vía que comunica los municipios de La Unión y Leiva (Nariño) se ejecutó el cuarto atentado del fin de semana. Luego de asistir al primer Cabildo Abierto por la Paz del Municipio de Leiva, evento organizado por la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC), el campesino Danilo Bolaños Díaz fue atacado por dos sicarios en plena vía. Bolaños regresaba a su casa junto a su esposa Karen Nadia el pasado sábado en una moto. A las 4:00 de la tarde, cuando pasaba por el sector conocido como Igirones, dos hombres en una moto Honda se le acercaron y le dispararon en seis oportunidades. Afortunadamente, salió ileso, al igual que su compañera sentimental.

Bolaños es un reconocido dirigente juvenil de Nariño. Además de ser el secretario de la subdireccción de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Nariño (ASTRACAN) e integrante de la Red de derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, hace parte a la Juventud Rebelde y es militante del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica.

Varias organizaciones sociales están pensando en realizar un plantón mañana a las 9:30 de la mañana en las instalaciones de la Fiscalía para pedir protección de los líderes sociales que, durante el cese bilateral al fuego y definitivo, han sido las principales víctimas. Además, están buscando una cita con el presidente juan Manuel Santos y las embajadas de los países que sirvieron como garantes y acompañantes del proceso de paz para pedir que se ponga en marcha ponga en marcha la Comisión Nacional De Garantías y No Repetición.

Las consignas de este grupo de organizaciones sociales es que se tomen medidas excepcionales para detener los crímenes de defensores de la paz, que se implementación el acuerdo inmediatamente con garantías para la vida y que  se respete del cese al fuego bilateral y definitivo.

El Espectador