Tag Archives: Impactos socio-ambientales

radio che

Debate sobre las zonas de exclusión petroleras en Neuquén

[wp_easy_bubble_menu id='1']

En la mañana de #ElAviSpEro dialogamos con Martín Guillermo Álvarez del Observatorio Petrolero Sur. En la comisión de hidrocarburos de la legislatura neuquina, distintas organizaciones se hicieron presentes para pedir que se cierren las explotaciones petroleras en zonas sensibles.

   


Foto// Diario Rio Negro. Explosión de pozo gasifero en Plottier.

Neuquén: La explotación petrolera continuará sin restricciones

[wp_easy_bubble_menu id='1']

En la Comisión de Hidrocarburos de la Legislatura neuquina expusieron Asociación Rincón Limay, el geólogo Mario Yunnis y el Observatorio Petrolero Sur sobre la necesidad de legislar el desarrollo de la actividad en zonas sensibles. La reunión se concretó el miércoles 22 de junio debido al proyecto de ley que pretende prohibir la instalación de pozos hidrocarburíferos e infraestructura asociada en ciertas áreas, iniciativa presentada por la diputada Patricia Jure (FIT-PO).

Foto Telam. Explosión de pozo gasifero en Plottier.(2013)
Foto Telam. Explosión de pozo gasifero en Plottier.(2013)

Por OPSur-

Durante su exposición, el Observatorio Petrolero Sur presentó un informe con sugerencias para viabilizar un proceso superador sobre la instauración de las “zonas de exclusión”. La presentación tuvo tres ejes. En primer lugar, se ejemplificó sobre la dificultad de acceso a información pública, y se reclamó que se faciliten los mecanismos para lograr obtener esa información, de manera de conocer las implicación sobre la definición de áreas libres de pozos hidrocarburíferos. Al respecto se solicitó la creación de Registro Público Ambiental de la Actividad Hidrocarburífera. En un segundo momento, la organización propuso la creación de una moratoria, que frenará la expansión sobre zonas sensibles. “Para que este proyecto no sea letra muerta es necesario frenar inmediatamente, mientras se desarrolla el debate, todos los avances de exploración, explotación y actividades conexas en zonas urbanas, áreas naturales protegidas, tierras comunitarias mapuches, zonas de densidad productiva no petroleras y donde se pongan en riesgo las fuentes hídricas”, se precisó. Y, por último, se propuso la creación de una Comisión Pública Especial con participación de todos los sectores para la elaboración de las bases de una futura ley de “zonas de exclusión”.

Por su parte, Alicia Ferrari de la Asociación Rincón Limay, expuso sobre la situación actual de la ciudad de Plottier, en donde las empresas Pluspetrol y Capex sostienen un sistemático avance de las perforaciones, muchas de las cuales son cercanas a la zona urbanizada.

El Ingeniero en Geología y docente de la Universidad Nacional del Comahue Mario Yunis finalizó la ronda de exposiciones resaltando la importancia del cuidado de los acuíferos y la falta de controles de las actividades extractivas por parte del Estado provincial.

Foto, Vaca Bonsai. Explotación en ciudad de Plottier (2015).
Foto, Vaca Bonsai. Explotación en ciudad de Plottier (2015).

Sapag: “Nosotros no queremos una moratoria”

Tras las exposiciones, los diputados presentes compartieron su preocupación sobre el necesario cuidado del ambiente. El cierre estuvo a cargo del presidente de la Comisión Luis Sapag (MPN) quien expresó: “Tenemos diferencias y coincidencias con ustedes. La primera coincidencia es la preocupación por el medio ambiente. No podemos discutir cada caso de los que nos presentaron (se expusó con fotografías de varios casos), admitámoslos como verdad, es cierto que hay contaminación y en las actividades hidrocarburíferas en particular, pero también es cierto que hay un proceso de mejora. Por mencionar alguno, la Ley 2615, conocida por la extensión de los contratos petroleros, que incluyó un capítulo muy importante sobre compromisos de remediación ambiental. No digo que hayan sido incluidos todos los que encontró el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, pero sí registraron bastantes, entre ellos grandes cantidades de piletas a cielo abierto que además se descubrieron que habían sido tapadas”. El diputado se refiere al listado de pasivos que las empresas se comprometieron a sanear cuando se les extendieron las concesiones en 2008. En aquella oportunidad se registraron 1957 casos de pasivos a remediar. Según datos oficiales, sólo el 10% de la remediación fue finalizada. El 46% restante está en ejecución y un 43% no tuvo ningún avance.

A su vez, el diputado Sapag también expresó acuerdo en cuanto a la información ambiental sistematizada. “La Ley de Medio Ambiente habla de Catastro Ambiental, efectivamente eso hace falta, no está hecho, se trabaja medio ambiente con buena voluntad, en algunos casos con éxito y buena intención en temas puntuales”, sostuvo. Con respecto al requerimiento de acceso a la información realizado por las organizaciones Sapag indicó: “coincidimos parcialmente”. “Es cierto que hay muchas áreas del Estado que son difíciles y les digo más, es hasta difícil para nosotros que representamos al gobierno provincial, pero no todo es parejo, algunos tienen más predisposición y otros que tienen menos, por eso otro de los proyectos que presentó el gobernador es una Ley de Transparencia de la Información Pública, ley que tiene estado parlamentario, que está en proceso”, expuso.

Foto, Andrea Matamala. Explotación el lago Los Barreales.
Foto, Andrea Matamala. Explotación el lago Los Barreales.

Con respecto a la creación de una Comisión, el diputado respondió: “Me parece bien formar una comisión técnica, queda a disposición de los actores. Nosotros no podemos subordinar la obligación que tenemos como legisladores a otros poderes que no están incluidos en la Constitución, lo cual no quiere decir de buen agrado recibir todo tipo de información y asesoramiento, hemos dado pruebas que estamos dispuestos a hacerlo”.

Finalizó su intervención con un marcado rechazo a la propuesta de freno momentáneo de la actividad en distintas zonas sensibles. “La moratoria no nos parece que sea una solución, y no estamos en condiciones de tomarla, la Ley de Hidrocarburos es a nivel nacional, entonces no podemos tomar esa decisión. Hay también una ley específica sobre no convencionales. Pero no solo la ley, nosotros no queremos moratoria, nosotros queremos mejorar lo que se está haciendo”.

Foto, Martín Barzilai. Mantas oliofílicas sin tratamiento en predio de Real Work, Plaza Huincul.
Foto, Martín Barzilai. Mantas oliofílicas sin tratamiento en predio de Real Work, Plaza Huincul.

Tanto la diputada Patricia Jure como el diputado Raúl Godoy, reclamaron al presidente de la comisión que se convoque a las comunidades mapuches. La respuesta fue un rotundo rechazo de parte de diputado Sapag, quien además expresó que como partido gobernante van a presentar un proyecto propio que contempla las zonas de exclusión. Al ser interpelado por el devenir del proyecto actualmente en discusión, dijo “nosotros no tenemos voluntad de votarlo, eso está claro”, quedando el mismo en estado parlamentario.

Acceso a la información pública, moratoria de los proyectos en zonas sensibles y la creación de un comisión especial son requerimientos básicos para lograr una legislación que defienda la salud de la población, respete a las comunidades mapuches, proteja las áreas naturales, cuide nuestras cuencas hídricas y respalde economías regionales hoy invadidas por la explotación gasífera y petrolera. Será cuestión que estos debates no queden en meras expresiones de deseos en ámbitos legislativos y sea la sociedad neuquina quien lo tome en sus manos.

Material de consulta

Exposición del Observatorio Petrolero Sur en la Legislatura de Neuquén en PDF

Exposición del Observatorio Petrolero Sur en la Legislatura de Neuquén en Power Point-


ESCUEKA

Sin clases en un secundario de Allen por el extraño aspecto del agua

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Detectaron que el vital elemento tenía olor y una apariencia aceitosa. Lo mismo ocurrió en una canilla de la parroquia, ubicada frente al colegio.

ESCUEKA

Sólo se advirtió la presencia del extraño sedimento en el colegio y en una canilla de la parroquia, ubicada en frente.

Allen – La calidad del agua de red que salía por la canilla en el CEM 24 de Allen causó preocupación entre organizaciones y autoridades, por lo que se suspendieron las clases en ese establecimiento para mañana jueves.

Hoy por la tarde trabajadoras de limpieza detectaron que el vital elemento tenía olor y una apariencia aceitosa. En el lugar estuvieron las autoridades de la Coordinación de Educación, integrantes del gremio de la Unter, de ATE y el personal de Aguas Rionegrinas. Educación decidió que no haya actividad durante la mañana del jueves para que se realicen las tareas de limpieza de los tanques de agua. El caso es todo un misterio. Revisaron las líneas de agua y sólo se advirtió la presencia del extraño sedimento color marrón en el colegio y en una canilla de la parroquia Santa Catalina, ubicada en frente, sobre calle Don Bosco, pleno centro de la ciudad. Desde Unter se tomaron muestras de agua para enviar a analizar. Lo mismo se haría desde Aguas Rionegrinas.

RÍO NEGRO


foto Union de asambleas patagonicas

14º Encuentro de la Unión de Asambleas Patagónicas Furilofche, Puel Mapu

[wp_easy_bubble_menu id='1']

San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro

Cuenca Currú Leuvú

We Cuyen

foto Union de asambleas patagonicas

“Somos agua pura fluyendo libre de la cordillera al mar, somos nuestro vasto territorio del Río Colorado al Cabo de Hornos. Las Asambleas de la Patagonia nos reunimos, una vez más, en defensa de la vida para continuar sembrando nuevos mundos”

Los días 18 y 19 de junio del año 2016, en un momento muy especial para la Naturaleza, donde las fuerzas de todos los seres inician un nuevo ciclo; hermanos y hermanas de distintas partes del Territorio Patagónico (Comodoro Rivadavia, Sarmiento, Puerto Pirámides, Puerto Madryn, Rawson, Esquel, Lago Puelo, El Bolsón, Ñorquinco, Bariloche, Fiscuc Menuko -Roca-, Allen, Viedma y Carmen de Patagones), nos hemos reunido, movilizadas y movilizados en dignidad, por en la defensa del Territorio, el Agua y los espacios ceremoniales, naturales y tierras productivas. La Naturaleza no puede ni debe ser entregada para sostener la voraz y monstruosa industria del mundo capitalista corporativo globalizado.

            Reafirmamos la certeza de que el trabajo social de despertar conciencia en la lucha por la defensa del Territorio y los Bienes Comunes, es la tarea fundamental para forjar una propuesta de transformación hacia la búsqueda del Buen Vivir. Extendemos un llamado a la organización y fortalecimiento de los espacios asamblearios, a cada hermana y hermano de todos los pueblos de la Patagonia, para manifestarnos y resistir contra los crímenes de lesa humanidad perpetrados contra la Naturaleza y la Humanidad.

            Tenemos la expresa necesidad de interpelar el actual modelo extractivista, en las múltiples denuncias que emitimos, como damnificadas y damnificados de la exposición nociva a distintas formas de contaminación ambiental y social, violencia, opresión y exilio forzoso que la condición colonial de los Estados genera sobre la población, víctimas en definitiva de delitos de lesa humanidad y lesa naturaleza, que incluyen las figuras de genocidio, etnocidio, ecocidio; q atentan contra las personas, contra la naturaleza, contra los elementos naturales, contra los ecosistemas, contra la cultura, contra la dignidad; q en sí mismos suponen tratos crueles, inhumanos, innaturales y degradantes y que por la magnitud de su impacto y la gravedad de su lesión son delitos imprescriptibles. Ante esta previsibilidad de no-futuro, sostenemos la lucha, exigiendo acceder al conocimiento, participación y protección del Agua, que el sistema nos niega.

            Quienes han urdido e implementado el actual modelo de “desarrollo”, incluidas instituciones financieras internacionales y corporaciones extractivistas, sitúan al Agua como una mercancía; la explotan, contaminan y usan indiscriminadamente. Ante ello, es necesario defender el Agua como un bien común, público y universal, exigiendo que los conflictos por el Agua sean reconocidos como tales; abordando la Justicia, la Igualdad y la Paz Social del Agua; denunciando la invisibilización de estas problemáticas y echando luz sobre los hechos que acontecen en estos tiempos.

            Nos pronunciamos en necesidad y conciencia de ejercer, defender y trabajar en distintos ámbitos para que se reconozcan y respeten efectivamente los Derechos de la Naturaleza y los Derechos Humanos, estadios hermanados en una concepción natural.

            La criminalización de la resistencia social al modelo extractivista en sus diferentes variantes (megaminería, fracking, deforestación, represas, latifundios, forestaciones, agronegocios, etc.), se sitúa como la respuesta de gobiernos, ausentes en la protección de los derechos humanos y presentes en la legitimación de la explotación de la Naturaleza y la militarización del Territorio. No es casual que 2015 haya sido el año con más asesinatos de luchadoras y luchadores socio-ambientales en lo que va del presente siglo, con 185 muertes (69 más que en 2014) y tampoco es casual que Latinoamérica sea la región con más víctimas (66%).

            En razón de esto, nos solidarizamos con las Pu Lof en Resistencia del Dpto. Cushamen (Chubut, Puel Huili Mapu), por la represión sufrida por su población, y el encarcelamiento del Longko Weichafe Francisco Facundo Jones Huala, producto de la persecución política de los Estados, tanto argentino y chileno, por comprometerse junto a hermanos y hermanas en la defensa del Ngen Mapuche y la Ñuke Mapu, en la recuperación del Territorio Ancestral usurpado por terratenientes, como camino a la liberación del Pueblo Mapuche, víctima de terrorismo de Estado. Exigimos su inmediata liberación y la denegación del pedido de su extradición.

            Asimismo, repudiamos la demonización y estigmatización del Pueblo Mapuche que llevan adelante los medios corporativos pautados por los propios gobiernos y grandes empresas que promueven y ejecutan la usurpación y el saqueo de sus territorios.

            Denunciamos públicamente el constante avance de la frontera hidrocarburífera sobre el Valle del Río Negro (Currú Leuvú), como prolongación de la depredación en Vaca Muerta y la destrucción de tierras con producción frutihortícola en la zona de Allen y otros pueblos del Alto Valle; abriendo nuevos frentes de exploración/explotación en Villa Regina, Fiscuc Menuko (Gral. Roca), Choele Choel, en zona contigua de bardas y meseta; y en Chelforo (“Chel” -Gente- “Foro” –Hueso- “Mapu” -Tierra- “La Tierra de los Huesos de la Gente”), territorio sagrado del Puel Mapu, espacio ceremonial ancestral Mapuche, donde reposan enterratorios de kuifiqueche –gente antigua-, entre las costas del Río Colorado y el Río Negro, significando un grave atentado contra la integridad territorial, cultural y espiritual del Pueblo Nación Mapuche. Estas áreas se las declara de tal manera zonas de sacrificio, como antesala a la muerte de la Tierra, del Agua y de sus poblaciones, atentando contra su permanencia en el lugar. Como protagonistas de nuestra historia, lucharemos por decidir sobre nuestro destino.

            En este sentido, también denunciamos públicamente que la Secretaría de Ambiente y “Desarrollo Sustentable” del Gobierno de Río Negro, patrocina la devastación del fracking, bajo la tutela de su titular, Dina Migani que al mismo tiempo es propietaria de la empresa Quinpe S.R.L proveedora de insumos químicos a las corporaciones petroleras y mineras que debería controlar. Ante esto nos preguntamos: ¿Puede el zorro cuidar el rebaño?

            Nos alerta la inminente ampliación de la infraestructura del puerto marítimo de Puerto Madryn (Chubut), en el marco de acciones saqueadoras globales diseñadas e impulsadas por el IIRSA, que incluyen el transporte de insumos industriales tóxicos en las aguas del Golfo Nuevo. Destacamos el pronunciamiento del Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), en el cual se declara en contra de cualquier industria que ponga en peligro el ecosistema donde la Ballena Franca Austral y otras muchas especies marinas que eligen ancestralmente desarrollar su vida, acompañando a la Asamblea local de Puerto Pirámides en la divulgación de las graves consecuencias que esto generaría.

            Alertamos respecto del control energético llevado adelante por el magnate inglés Joseph Lewis, usurpador del Lago Escondido, a través de su socia locales, Pampa Energía, dueña de la generación, transporte y distribución de electricidad en gran parte del país; así como la explotación, distribución y comercialización de hidrocarburos no convencionales, a través de su subsidiaria, Petrolera Pampa, expandida por la reciente compra de los activos argentinos de Petrobrás. En el mismo sentido, denunciamos la obra depredadora de la Central Hidroeléctrica en el Río Escondido (cuya ley de concesión está caída, con lo cual debe ser anulada de inmediato) y su conexión clandestina al sistema de distribución eléctrica de El Bolsón. Exigimos la apertura del camino público de libre acceso al Lago Escondido, por Tacuifí, tal como lo ordena el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro.

            Repudiamos la implementación del “protocolo contra el delito” implementado por el Gobierno de Río Negro, que autoriza las detenciones de personas menores de edad por parte de la Policía y nos manifestamos totalmente en contra el fallo judicial que avala esta medida y contra el proyecto de ley para legitimar este accionar violento del Estado.

            Exigimos la inmediata anulación y baja definitiva de TODAS las concesiones mineras del territorio patagónico que se encuentren en aquellas zonas comprendidas por los alcances del Artículo 105 de la Constitución del Chubut, el Artículo 76 de la Constitución de Río Negro, la Ley de Bosques Nativos (26.331), la Ley de Glaciares (26.639), la Reserva de la Biosfera Andino-Norpatagónica, las Áreas Naturales Protegidas provinciales legalmente establecidas y los ejidos municipales que cuenten con ordenanzas de prohibición a la minería con uso de sustancias tóxicas. Asimismo, volvemos a exigir la restitución de la Ley Provincial 3981 de Río Negro (Ley Anticianuro), la sanción de la Iniciativa Popular en la Legislatura del Chubut, con el texto original presentado vecinas y vecinos, sin modificaciones, y la derogación de la “Ley Antiterrorista”.

            Ponemos en evidencia la falta de idoneidad y negligencia de las autoridades del Gobierno del Chubut, ante la grave problemática del desecamiento de la Cuenca del Río Senguer y los lagos Musters y Colhué Huapi, por la derivación desmedida y sin control de sus aguas para la actividad hidrocarburífera, megaminera y latifundista privada; así como el avance de la frontera extractivista en las miles de hectáreas de lechos lacustres y humedales secos. Nos oponemos a la construcción de represas en dicho río e instamos a que el agua se destine prioritariamente al abastecimiento de la población, a la producción local de alimentos y a la recuperación del sistema natural degradado.

            Denunciamos la puesta en marcha en la provincia de Chubut de la producción a gran escala de arenas silíceas destinadas al fracking, sabiendo que así contribuye el gobierno de esta provincia a la destrucción irreparable de territorios hermanos como la zona frutícola del Alto Valle del Río Negro y comunidades de Pueblos Originarios en las provincias de Rio Negro y Neuquen. A ello se suman las graves consecuencias que su procesamiento y transporte ha de generar en las poblaciones del Valle Inferior del Río Chubut.

            Interpelamos desde los espacios populares a los sistemas de salud estatales, ante la ausencia recorte y/o imprecisión de datos y estadísticas, respecto del estado sanitario de la población en aquellas zonas afectadas por actividades contaminantes, así como su falta de pronunciamiento respecto de las consecuencias que la contaminación ambiental puede generar a la población. En este sentido, destacamos los pronunciamientos emitidos por profesionales de la salud de Tinogasta (Catamarca), médicas/os pediatras y trabajadoras/es de la salud de Esquel (Chubut), médicas/os de pueblos fumigados de la Red Universitaria Ambiente y Salud (REDUAS) y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud Argentina (FESPROSA).

            Denunciamos y repudiamos la reciente incorporación de Argentina como Estado “miembro observador” del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP); que somete todas aquellas cuestiones vinculadas a la salud pública, la producción y el comercio de alimentos y medicamentos, la protección del medioambiente, las inversiones públicas, los derechos de autor y patentes, el control de internet y telefonía móvil, las condiciones laborales, la protesta social, la libre expresión, las leyes y el funcionamiento de las instituciones democráticas de los países miembros, a los designios de gobiernos y empresas de EEUU, su principal impulsor, poniendo en riesgo la vida y la economía de los pueblos y comunidades, y cercenando su voluntad de autogestión y autodeterminación. Denunciamos que el contenido secreto de este acuerdo fue consensuado a puertas cerradas únicamente por gobiernos y corporaciones, sin ningún estándar mínimo de transparencia y participación popular.

            Los problemas que causan estos tratados internacionales que pretenden ordenar la economía de gran escala, mediante la imposición de iniciativas extractivas, comerciales y normativas, ya vienen sucediendo hace tiempo, con los acuerdos que han firmado los sucesivos gobiernos con las corporaciones, que en general se dirimen en tribunales externos, vinculados a éstas. Aclaramos que nos oponemos al TPP porque somos antiextractivistas y cuestionamos que todos los gobiernos de turno, más allá de su ideología, pongan al extractivismo como condición de desarrollo.

            A exactamente 20 años, recordamos la gesta de la gran marcha que le dijo NO al basurero nuclear en Gastre, cuando miles de personas se movilizaron desafiando al frío y las distancias de la meseta chubutense, el 17 de junio de 1996.

            El lugar y fecha del 15º Encuentro de la UAP queda a confirmar y será informado a la brevedad.

            Por Territorio, Agua y Dignidad.

            -“Participar, dijimos, es lo nuestro. Nuestros NO deberán tener la fuerza de imponer decisiones populares.”- Javier Rodríguez Pardo.

-PRONUNCIAMIENTO-


extractivismo macri

El extractivismo en el nuevo gobierno

[wp_easy_bubble_menu id='1']

extractivismo macri

Editorial Revista Tierra Para Vivir .- Estos primeros meses del gobierno del PRO, encabezado por Mauricio Macri y apoyado por la coalición política Cambiemos, alianza que le permitió llegar a la presidencia el 22 de noviembre pasado, han dejado mucho para analizar. Algunas medidas económicas tendrán su impacto inmediato en las políticas ambientales y muestran una clara tendencia a seguir profundizando el modelo extractivista, el cual se sustenta en la explotación de los bienes comunes transformándolos en commodities, para su exportación y comercialización en el exterior, base fundamental del modelo económico kirchnerista y que ahora Macri sigue sosteniendo con perspectivas de agudizar.

En la campaña electoral, el PRO hablaba de las inversiones que estaban esperando llegar al país, “cuando las condiciones lo permitan”. Uno de los encargados de generar esas condiciones a través del Ministerio de Hacienda y Trabajo, es el ministro Alfonso Prat Gay quien, con el objetivo de aumentar las reservas del Banco Central y por medio del levantamiento de la restricción a la compra de dólares y la devaluación, favoreció a los capitales exportadores. Particularmente buscó beneficiar a los capitales extranjeros que operan a lo largo y ancho de nuestro país, permitiendo la estadía de los que están y buscando que las transnacionales, que desean expandirse por el mundo, vean a la Argentina como un destino cómodo y seguro, ya que este paquete de disposiciones le permite abaratar costos.

Beneficios sí pero ¿para quienes?

El gobierno accionó para que las “materias primas” extraídas puedan exportarse fácilmente y generen mucha más rentabilidad, ya que se tomaron algunas medidas como la eliminación de retenciones para las mineras, la firma de un decreto para que la Argentina tenga cero retenciones a las exportaciones agrícolas, excepto para la soja. En la actualidad esto permite que no se cobre un arancel a las ventas externas de cereales (trigo, maíz, girasol y sorgo), y que el de la soja baje de un 35 a un 30%. Intentando generar que las empresas sean mas “productivas”, es decir que saqueen aún más el territorio.

Otro de los puntos que permite, que las empresas tengan una actividad prospera, es la “seguridad jurídica”. La muestra más cabal de esto es la firma del contrato, con cláusulas secretas firmada entre la supuesta estatal YPF y la norteamericana Chevron, rubricado durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que sin embargo y pese a la orden de la Corte Suprema de Justicia, de entregar el contrato completo, la gestión de YPF bajo el gobierno de Macri decidió no hacerlo público, con el argumento de que difundir los detalles de ese pacto podría comprometer secretos “geológico, comercial, técnico e industrial” de ambas compañías.

El extractivismo, no sólo necesita de medidas económicas, sino que también necesita legitimidad social. La mayoría de las políticas que otorgan consenso provienen de instituciones del sistema científico y universitario, en ese marco no es un dato menor la continuidad del ex ministro de Cristina Kirchner Lino Barañao, quien permanece en la cartera de Ciencia y Técnica. Este funcionario ha sido lobbista de las grandes empresas sojeras y encabezó públicamente una campaña de desprestigio a las investigaciones del médico Andrés Carrasco que comprobaron la gravedad del glifosato en los cultivos transgénicos.

Las empresas que nos gobiernan

Otro aspecto interesante a analizar y que está íntimamente relacionado con este modelo, es la “CEOcracia” del PRO, que en menor medida también se dio durante los gobiernos anteriores. Juan José Aranguren, ex Shell es ahora el ministro de Energía y Minería; Susana Malcorra ex IBM y Telecom Argentina está a cargo de la Cancilleria; Isela Costantini de General Motors pasó a Aerolíneas Argentinas; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Buryaile, es un terraten| iente ganadero y ex dirigente de la Confederación Rural Argentina. Estos nombramientos no se reducen al gabinete nacional. En la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, ex ceo de Monsanto, está al frente del Ministerio de Agroindustria y la lista sigue.

En su “preocupación” por mantener un ambiente sano, Macri creó por decreto Nº 232/2015 la estructura del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, con Sergio Bergman a la cabeza, quien públicamente admitió no tener conocimiento en el área. El discurso de un capitalismo verde que ya viene de la gestión PRO en la Ciudad de Buenos Aires, encontró su caldo de cultivo con la plataforma de un capitalismo serio que dejó instalada los 12 años de gobierno kirchnerista.

Del discurso a la realidad

Leandro Ross, periodista del portal de noticias alternativas Ecos Córdoba, plantea que: “Hoy, ese vacío sobre cuestiones ambientales que ha tenido el kirchnerismo, el macrismo lo rellena con una puesta en práctica de políticas ambientales, apuntadas a una perspectiva de ecología conservadora o proteccionista”. Lo que ha permitido “un próspero discurso apegado a la perspectiva proteccionista, basada en la conservación de espacios verdes y la proliferación de fuentes de energía alternativas. Sobran ejemplos de este discurso “eco friendly”: la intención de quitar a “próceres” de la historia Argentina en los billetes de circulación monetaria para ser reemplazados por especies de la fauna autóctona del país; la promesa de crear un parque solar en la provincia de Jujuy; el anuncio de presentación de un proyecto de ley para la regulación de humedales e incluso la visita de Bergman a Jachal después del terrible derrame de cianuro. Estos ejemplos y tantos otros existentes no son más que medidas cosméticas para disimular la brutalidad extractivista. Políticas discursivas y sin efecto, mientras el modelo actual de acumulación no sea enfrentado, y los derechos sigan siendo tratados como mercancías.

Esta orientación política, se sustenta en parte, por el desembarco de funcionarios formados en ONG’s verdes. Emiliano Ezcurra, ex integrante de Greenpeace, es actual directivo de la ONG Banco de Bosques y vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales. Diego Moreno, director general de la fundación Vida Silvestre, quien dejó su cargo en la organización para asumir como secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable. El actual secretario de Control y Monitoreo Ambiental Javier Ureta Saenz Peña, en 2006 fundó la ONG Cascos Verdes. La subsecretaría de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio Dolores María Duverges, es abogada, especializada en derecho ambiental y energía, y ha estado a cargo del área de Política Ambiental en FARN (Fundación Ambiente y Recursos Naturales). Carlos Bruno Gentile, subsecretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, fue asesor de ONUDI (Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial) y creó el Programa Escuelas Verdes en el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Carlos Villalonga de “Los Verdes” ha sido seguramente el precursor de toda esta oleada cuando empezó a presidir la Agencia de protección ambiental del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En este marco es importante mantenernos informades, entendiendo que por lo general estas políticas tienden a ser cómplices del despojo y el saqueo, legitimado por Macri para darle sentido a su proyecto económico, visualizando que el Extractivismo , es un modelo de enclave que beneficia exclusivamente a los capitales concentrados y centralmente trasnacionales.

La reproducción del capital es posible gracias a la explotación de trabajadores y de la tierra. El extractivismo, como una de las formas que toma está explotación, afecta directamente al medio ambiente. Sin embargo, por más eco friendly que una empresa o gobierno pueda ser (o aparente ser), la contaminación y los desastres ambientales que provocan las grandes empresas extractivistas es un correlato necesario de este modelo de producción. La acumulación de capital se rige a partir de las leyes de competencia, provocando una carrera incansable de mejoras tecnológicas en cada sector de producción, donde priman la obtención de ganancias por sobre las remediaciones ambientales. Por eso es preciso alertarse, más que asombrarse, cuando un gobierno afirma ser “bueno con el medio ambiente”, ya que por detrás esconde la perpetuidad de un modelo de acumulación de capital que no mide las consecuencias de su búsqueda por más ganancia y que está poniendo en riesgo la vida de la población. Con su máscara de capitalismo verde, bueno, no permite detectar las trampas de un modelo que arrastra consigo desastres medioambientales. En donde hay que poner el acento no es en el cambio de clima sino en el cambio del sistema.


alto valle perforado

Cómo viven al lado de los pozos gasíferos en la Patagonia norte

[wp_easy_bubble_menu id='1']

“Alto valle perforado” es el libro del Observatorio Petrolero Sur que aborda la realidad de localidades de la zona norte patagónica que están afectadas por la industria petrolera. Una situación con similitudes a la de Comodoro Rivadavia.

alto valle perforado

Observatorio Petrolero Sur acaba de lanzar un libro que sintetiza años de cobertura de conflictos sociales y ambientales alrededor de la industria petrolera en la pujante Patagonia norte. Neuquén, Plottier, Cinco Saltos y Allen son cuatro localidades analizadas que viven de la actividad hidrocarburífera, un recurso que les trae prosperidad y a la vez desajustes en el equilibrio como sociedad por el que luchan planificar. En esta nota, un repaso de “Alto valle perforado”.

La pregunta que buscaban responder con experiencias concretas era si realmente la extracción de hidrocarburos, y en especial la utilización masiva de la fracturación hidráulica, están en zonas despobladas e, incluso, desérticas, sin ningún inconveniente para la ciudadanía o el medio ambiente. El recorrido de los investigadores fue por urbes norpatagónicas. ¿La población tiene algún rol en la economía hidrocarburífera o la industria y la política tienen la palabra final?

El libro del Observatorio Petrolero Sur arranca con una descripción de la desidia al oeste de la ciudad de Neuquén, capital política del fracking. “Barrios de trabajadores que para poder acceder a un terreno tuvieron que tomar tierras -en su mayoría a pie de barda- siendo golpeadas por cuanta inclemencia climática haya en la zona, tal y como ocurrió durante la fuerte tormenta de abril de 2014. Los pocos planes de vivienda son visibles y, con solo ampliar el horizonte de la mirada, encontramos calles arenosas o viviendas que literalmente conviven con pozos gasíferos en el patio”.

En Neuquén están los servicios, las cadenas de supermercados, las cadenas hoteleras y gastronómicas apuntadas al turismo, franquicias de distintos rubros. “La mayoría de las fuentes laborales del sector privado proviene del de servicios que se mueve en evidente sintonía con el desarrollo del sector hidrocarburífero”.

“Pero son justamente el mundo petrolero y del Estado las opciones laborales preferidas de las capas de ingresantes al mundo laboral. Los jóvenes sueñan con acceder al salario petrolero, pero lo acotado de ese mercado laboral, como así también del sector privado de los servicios, hace que el Estado sea la otra alternativa, más aún si se logra -tras años de contrataciones- el ansiado “nombramiento” o pase a planta permanente”.

Este libro cuenta con el trabajo de Martín Alvarez Mullaly (redacción), Diego di Risio y Felipe Gutiérrez Ríos (en la edición), Martín Barzilai de SubCoop y Alexis Vichich (en las fotografías), junto a Leonora Jáuregui como colaboradora, el diseño de Patricia Peralta y la publicación de parte de Ediciones Jinete Insomne en cooperación con la Fundación Heinrich Böll Cono Sur.

INDUSTRIA, FRUTAS Y SOCIEDAD

“Alto Valle perforado” pasa por Allen. “Golpeados por los cambios del mercado mundial y el magro precio de la fruta regulado por las multinacionales exportadoras, los productores se ven tentados a las ofertas de compras de sus tierras para los loteos o al alquiler de parte de ellas para la explotación hidrocarburífera”.

La Cámara de Fruticultores le da pelea a la explotación petrolera en Allen, apuntando a la hidrofractura. Muchos de sus integrantes vienen de familias de productores y esperan que sus hijos continúen con el negocio en esta actividad. Sin embargo, la tentación es mucha. La cámara tomó como medida no contener al productor que decida incorporar pozos en sus tierras o la subdivida para ser loteada.

“La concentración y transnacionalización de capitales, trae consigo el arrendamiento para la explotación gasífera de las tierras. Estas pueden perder su capacidad productiva, en algunos casos hasta de manera irreversible. Los valores de los arrendamientos son muy disímiles: el número es según quien te los cuente”, cuentan en el libro.

Las tres razones para la desigualdad: la preexistencia que vale y las expansiones que acontecen; el Estado, la familia y la propiedad privada; consolidación de zonas de sacrificio. En el primer caso, el Observatorio encontró que una afirmación permanente es que “los pozos son preexistentes a los vecinos que se instalaron medianera de por medio”, así desligándose de la peligrosidad de vivir al lado de esas instalaciones. La idea de la propiedad privada es cruzada frecuentemente, en especial en una zona de Velentina Norte, por lo que pueden desconocer las demandas de servicios públicos y otra infraestructura para mejorar la calidad de vida. Y por último, las zonas de sacrificio no serían tales, a entender de la industria, porque se puede convivir sociedad-petróleo.

La situación descrita por Observatorio Petrolero Sur puede ser fácilmente trasladada a Comodoro Rivadavia, ciudad surgida alrededor de los campamentos petroleros y que pese a sus más de 100 años de explotación todavía tiene problemas para planificar exitosamente sus períodos de crecimiento. Los pozos abandonados en zonas donde creció la urbanización, el fracking en El Trébol o los proyectos de perforación en barrios son algunos de los temas de los que la Patagonia norte y la Patagonia central podrían estudiar juntas.

elPatagónico


legis diario

Avanza el proyecto que propone zonas de exclusión para perforar

[wp_easy_bubble_menu id='1']

legis diarioBuscan establecer zonas de exclusión para la industria petrolera.

Neuquén –

Los diputados de la comisión de Hidrocarburos escucharon los argumentos del Observatorio Petrolero Sur, la Asociación Rincón del Limay y del profesor universitario Mario Yunis a favor de establecer zonas de exclusión para la industria petrolera. Los especialistas fueron convocados a iniciativa de Patricia Jure (FIT), quien promueve un proyecto de ley con ese propósito.

Desde el oficialismo coincidieron parcialmente en las aseveraciones de los invitados, pero anticiparon que no acompañarán la propuesta.

Desde el Observatorio Petrolero Sur, Martín Álvarez expuso la necesidad de garantizar un mayor acceso a la información para conocer los contratos que se firman con las empresas y los impactos ambientales que genera la industria.

También sugirió la creación de una comisión especial con participación de diversos actores para debatir la norma.

Alicia Ferrari de Rincón del Limay se refirió a las consecuencias de la actividad en Plottier. “La mitad del pueblo está sobre el yacimiento Centenario de Pluspetrol y la otra, sobre Aguada del Cajón que tiene Capex”, indicó. En tanto Yunis, docente de la Universidad Nacional del Comahue, explicó las acciones realizadas para proteger el acuífero de Zapala.

La mayoría de los diputados se manifestó a favor de analizar una zona de exclusión, pero Javier Bertoldi (FpV) consideró que “hay que trabajar y mejorar, pero partiendo de la base de que todo contamina”. “Si queremos un mundo ideal, no es posible. Hay que buscar un equilibrio”, planteó.

“La opinión de Bertoldi pone al mismo nivel de contaminación a quien toma un vaso de agua y a un derrame petrolero”, confrontó la autora del proyecto, Patricia Jure, diputada del FIT.

Río Negro


lanzamiento

28/06 Lanzamiento Tierra para Vivir Nº 8 –

[wp_easy_bubble_menu id='1']

//El extractivismo en el nuevo gobierno// La política minera de Macri // Dime dónde vives… (ciudades, capitalismo y patriarcado) // Cooperativa ambiental en La Plata // Agitando BA ¿Por qué recorrer e intervenir el sur de CABA? // Mucha agua debajo (y arriba) del puente (inundaciones en Tucumán) // La producción y el consumo desde las alternativas // La Construcción ecosocialista desde el debate, la organización y las calles.//

Martes 28 de junio 18 hs // Facultad de Ciencias Sociales (UBA) – Santiago del Estero 1029

lanzamiento


en terreno peligros2

Informe: “En terreno peligroso”

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Informe sobre el asesinato de defensores y defensoras de la tierra y el medio ambiente, personas que luchaban por proteger su tierra, sus bosques y sus ríos mediante acciones pacíficas durante el año 2015.

en terreno peligros2

En 2015 más de tres personas a la semana murieron asesinadas por defender su tierra, sus bosques y sus ríos frente a industrias destructivas.  En el informe En terreno peligroso, se documentan 185 muertes que se sabe que acaecieron el año pasado por todo el mundo, una cifra que supone, con mucho, la cifra anual de víctimas mortales más alta jamás registrada, y que representa más del doble del número de periodistas asesinados el año pasado.

Entre las victimas está la familia de Michelle Campos (imagen arriba). En setiembre 2015, su padre y abuelo fueron ejecutados públicamente por defender su tierra ancestral frente a la minería, en un ataque que empujó a 3.000 indígenas del pueblo lumad a abandonar sus hogares. Su región de Mindanao, rica en carbón, níquel y oro, es una de las más peligrosas del mundo para los activistas de la tierra y el medio ambiente, habiéndose registrado allí 25 muertes solo en 2015.

“Nos amenazan, vilipendian y asesinan por enfrentarnos a las empresas mineras que operan en nuestra tierra y a los paramilitares que las protegen”, comentó . Mi padre, mi abuelo y mi maestro fueron solo tres de un número incontable de víctimas. Conocemos a los asesinos; campan a sus anchas por nuestra comunidad. Estamos muriendo y nuestro Gobierno no hace nada para ayudarnos.- Michelle Campos

En este informe preguntamos los motivos y exigimos medidas urgentes y significativas para acabar con la creciente oleada de violencia que este año resultó en el asesinato de la reconocida activista Hondureña Berta Cáceres.

Descargar informe detallado En Terreno Peligroso (PDF).

ASESINATOS POR PAÍS 2010-2015

El medio ambiente empieza a convertirse en un nuevo campo de batalla para los derechos humanos. Con la continua demanda de productos como minerales, madera y aceite de palma, gobiernos, empresas y bandas de delincuentes están apropiándose de tierra haciendo caso omiso de la gente que en ella vive.

En 2015 los países más mortíferos para los activistas de la tierra y el medio ambiente fueron Brasil, con 50 muertes, y Filipinas, con 33, que representan cifras nunca vistas en estos países, seguidos de Colombia (con 26 muertes), Perú (12), Nicaragua (12) y la República Democrática del Congo (11). Entre las principales causas de estos asesinatos se encontraban la minería (en 42 casos), la agroindustria (20), la tala (15) y los proyectos hidroeléctricos (15).

ASESINATOS EN 2015 POR PAÍS

Los datos demuestran que 67 de los defensores de la tierra y el medio ambiente asesinados el año pasado pertenecían a comunidades indígenas, lo que supone la cifra más alta de la historia. Por cada asesinato que podemos documentar, hay otros que no pueden verificarse o que no se denuncian, al igual que, por cada vida que se pierde, muchas más quedan arruinadas por la violencia, las amenazas y la intimidación constantes.

VIOLENCIA SIN PRECEDENTES EN LA AMAZONIA BRASILEÑA

isidro

Isídio Antonio fue una de las últimas víctimas en la Amazonia brasileña, que sufrió niveles de violencia sin precedentes en 2015 con 50 homicidios. Isídio había padecido varios atentados y recibió amenazas de muerte por defender la tierra de su comunidad contra un grupo de poderosos terratenientes que querrían explotar madera valiosa.

Sus solicitudes a las autoridades para que les de protección fueron ignorados sistemáticamente y la policía nunca ha investigado su asesinato. Los locales dicen que es la cuarta víctima de la violencia en su pequeña comunidad de Vergel en el estado de Maranhão.

Por todo el mundo, la connivencia entre el Estado y los intereses corporativos protege a muchos de los responsables de los asesinatos. De entre los casos bien documentados, encontramos 16 relacionados con grupos paramilitares, 13 con el ejército, 11 con la policía y 11 con guardas de seguridad privados, lo que implica claramente que el Estado o las empresas están relacionados con los asesinatos. Además, había pocos indicios que demostraran que las autoridades investiguen exhaustivamente los delitos o adopten medidas para hacer que los autores respondan ante la justicia.

 

ES NECESARIA UNA INTERVENCIÓN URGENTE

Proteger a los defensores de la tierra y el medio ambiente es vital, no solo por una cuestión de justicia y derechos humanos fundamentales, sino por nuestra supervivencia colectiva. Ellos son los guardianes de los recursos naturales de nuestro planeta en un contexto de cambio climático vertiginoso y una miríada de problemas ambientales que amenazan a la humanidad. Global Witness exhorta a los gobiernos de los países afectados a:
  • Aumentar la protección de los activistas de la tierra y el medio ambiente que están en peligro de sufrir actos de violencia, intimidación o amenazas
  • Investigar los delitos, incluyendo a sus «cerebros» corporativos y políticos aparte de a los asesinos, y llevar a los autores ante la justicia
  • Defender el derecho de los activistas a negarse a la realización de proyectos en su tierra y garantizar que las empresas pidan de forma proactiva el consentimiento de las comunidades
  • Solucionar las causas subyacentes de la violencia contra los defensores, reconociendo oficialmente los derechos de las comunidades sobre la tierra y combatiendo la corrupción y las actividades ilegales que afligen a los sectores de los recursos naturales
FIND OUT MORE Billy Kyte, Environmental and Land Defenders, Campaign Leader bkyte@globalwitness.org +44 (0)7703671308

Descargar “En terreno peligroso” en PDF


torre fracking

22/06: Debate en la Legislatura Neuquina por zonas de exclusión a las petroleras

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Invitados por la Comisión de Hidrocarburos de la Legislatura provincial, el Observatorio Petrolero Sur defenderá a necesidad de que se prohíba la explotación hidrocarburífera en zonas sensibles. En particular en lo referido a áreas urbanizadas, comunidades indígenas, áreas naturales protegidas, zonas de densidad productiva y las que pudieran poner en riesgo los cursos o reservorios hídricos.

En abril, la diputada Patricia Jure del PO-FIT presentó un proyecto para regular las “zonas de exclusión”. En mayo, la Comisión de Hidrocarburos del órgano legislativo le dió tratamiento. En esa oportunidad se planteó la necesidad de profundizar el debate y escuchar otras voces, en ese marco se invitó al Opsur, a la Asociación Rincón del Limay de Plottier, y al geólogo Mario Yunnis de Zapala.

La actividad se realizará el 22 de junio desde las 12 en la Legislatura. La sesiones de las comisiones son abiertas, están invitados todos aquellos interesados en el tema.

torre fracking