Tag Archives: No Convencionales

cumbre antifracking

25 y 26/09 | Comodoro Rivadavia: Cumbre Antifracking

V CUMBRE NACIONAL – III CUMBRE INTERNACIONAL
ANTI-FRACKING

ASAMBLEA DE INTEGRACIÓN POR TERRITORIOS LIBRES DE FRACKING

cumbre antifracking

TODOS SOMOS AGUA
En honor al Ing. Mg. Eduardo D’Elía

En homenaje a Aucan Raihue Pintihueque – Marcelino Luis Pintihueque

Sede: Comodoro Rivadavia, Chubut Fecha: 25 y 26 de setiembre de 2015

Organizan:     Asambleas de Integración por Territorios Libres de Fracking Unión de Asambleas Ciudadanas – Chubut (UAC-CH) Foro Ambiental y Social de la Patagonia (FASP) Personas vecinas autoconvocadas

Lugar: COLLAGE – Espacio Social y Cultural (Belgrano 1086-sobre los pies del Chenque, pleno centro) EL ESPACIO ESTÁ ABIERTO PARA PRESENTACIÓN DE PONENCIAS, QUE TAMBIÉN PODRÁN REALIZARSE POR TELECONFERENCIA. TEMAS: 1.         TODOS SOMOS AGUA: el agua como derecho humano, como parte de los bienes comunes, como hermana cultural (mundo indígena Mapuche); ecosistemas y salud humana; las cuencas hídricas: divide y reinarás; la mercantilización del agua 2.         FRACKING: convencionales vs. no convencionales; ¿qué es la fractura hidráulica?; la burbuja del fracking y la caída del precio del petróleo; el uso de agua y energía eléctrica en la industria petrolera; la batalla legal y social contra el fracking: casos 3.         GOBERNANZA DEMOCRÁTICA: las asambleas ciudadanas: ciudadanía activa y comprometida con el buen vivir; pluriculturalidad: procesos de autonomía indígena, de autogobierno territorial, de relaciones inter-étnicas 4.         ACTIVIDADES ECONÓMICAS NO EXTRACTIVAS: permacultura: la verdadera revolución es tener tu propia huerta; arte, diseño, deporte y recreación; turismo; las otras energías: eólica, solar; bioconstrucción Se recibirán trabajos por escrito para ponencias hasta el día 15 de setiembre de 2015, que deberán contemplar hasta 15 minutos de exposición. Los mismos serán seleccionados por el Equipo Organizador. Contactos: nofrackingchubut@gmail.com Silvia de los Santos – silvia_de_los_santos@yahoo.com.ar Zulma Usqueda – zulusqueda@gmail.com Romina Villafañe – romisol.villa@gmail.com Nicolás Mattano – nicomattano@hotmail.com
odhpi-mapuche1

How Extreme Energy Leads to Extreme Politics

Authorities in Argentina and beyond are cracking down on indigenous communities that protest resource extraction — while re-writing laws to promote fossil fuels.

argentina-fossil-fuels-vaca-muerta-fracking

Aldo Orellana and Sian Cowman.- As corporations and governments around the world scramble to access harder-to-reach fossil fuels in fracking wells and tar sands, the struggles of communities on the front lines of this expansion of extractivism are becoming more extreme — and more visible.

And so is the backlash against any who resist.

Indigenous peoples who find themselves “in the way” of extractivist projects are increasingly finding their territorial rights, among others, violated.

A particularly salient example is playing out in Argentina. There, facing a shortage of traditional energy sources, the government has intensified the exploitation of shale oil and gas deposits. Along with these changes in energy policy has come a crackdown on those resisting fuel exploitation in their communities.

Among the hardest hit are Patagonia’s indigenous Mapuche, whose ancestral territories are at the center of petroleum companies’ plans. Facing environmental contamination, violence, and eviction, they’ve stepped up their resistance.

Now the Argentinean government is cracking down. The case of Mapuche community leader Relmu Ñamku is particularly emblematic. The grassroots activist faces trial in October on charges under Argentina’s revamped anti-terrorism law, which could land her with a 15-year prison sentence — all for defending her community from forced eviction due to the expansion of a gas project. Her trial was recently postponed for the third time.

The criminalization of protest is part and parcel of the way extreme energy — including intensive extraction measures like fracking — is leading to extreme politics, in which laws have been changed to benefit resource exploitation by transnational corporations. Meanwhile, citizens are ignored, displaced, and charged with crimes when they resist. This can have a chilling effect, dissuading people from protesting at all.

This phenomenon isn’t unique to Relmu’s case. It’s happening elsewhere too, from Latin America to Europe.

Rewriting the Laws

Argentina’s fuel crisis goes back at least to the energy shortages of the early 2000s. Since then, the country has imported billions of dollars worth of fuel in order to meet the industrial and domestic needs of its population.

But in the last few years, Argentineans learned that that the country contains enormous reserves of shale oil and gas, which in part prompted the government to develop an energy strategy which includes extensive development of unconventional hydrocarbons, as well as exploiting hard-to-reach conventional fuels (known as secondary and tertiary exploitation).

The majority of these hydrocarbon resources are in Patagonia. And more than anyplace else, they are found in the Vaca Muerta formation in Neuquén, a province with more than 100 years of history of hydrocarbon exploitation.

To smooth the legal path toward accessing unconventional fuels, the 2012 Hydrocarbon Sovereignty Law laid out a new national energy policy framework. In particular, it expropriated 51 percent of the shares of the YPF oil company from the Spanish corporation Repsol, effectively putting it under control of the Argentinean state.

The following year, a presidential decree on investment promotion offered benefits to companies that invested more than a billion dollars in shale deposits. Soon after, the government — via YPF — signed an agreement with the U.S.-based corporation Chevron, with an initial investment of $1.24 billion, to develop shale oil and gas in the Vaca Muerta formation.

Finally, in 2014, the government approved a new hydrocarbon law. Focused on shale exploitation, it allowed companies to maintain concessions for up to 45 years, with the possibility of further renewal.

Argentina’s new policy framework increased the presence of foreign fuel companies like Chevron, ExxonMobil, and Wintershall in the country. And it set the country on its way to producing enough fuel to close the shortage gap and start exporting. In the course of just a few years, it’s converted Argentina into a potential energy giant.

Resistance

While it’s not the only area of the country facing fracking and similar destructive techniques, Neuquén’s long history of extractivism and the speedier advance of fracking there make it a test case for what could happen to other areas of the country.

In Neuquén, oil and mineral exploitation takes place mainly in Mapuche territory. And it’s carried out almost entirely without the free, prior, and informed consent of the indigenous peoples concerned, in direct violation of international as well as national laws and agreements.

The direct impacts of extractivism for the Mapuche people include the appropriation of their grazing lands, the eviction of their communities, and the drying-up and contamination of their water sources. Heavy machinery produces constant nuisances in the form of noise and dust, while toxic chemicals in the air and water have led to health problems for people as well as livestock. And like all fossil fuel development, it contributes to climate change.

Since the mid-1990s, the Mapuche have denounced and resisted this corporate invasion and its resulting impacts. Yet with the discovery of shale deposits in 2011, tensions have increased dramatically.

That year, local residents formed the Neuquén Platform Against Hydraulic Fracturing, a coalition of diverse social organizations that includes the Mapuche Confederation of Neuquén. In August 2013, they organized a demonstration of over 5,000 people against the agreement between YPF and Chevron. Police brutally repressed the gathering, arresting demonstrators and causing many injuries with rubber bullets and tear gas.

The next day, 10,000 people took to the streets to protest the police repression. Yet the demands of the march were not heeded, and the government’s plans with Chevron continued.

Indigenous Rights Violated

For Relmu Ñamku, the government’s attitude was nothing new. “The state doesn’t enter into dialogue with vulnerable sectors of the population — such as indigenous peoples, landworkers, shanty dwellers, women, and everyone excluded from the system,” she said.

Hernan Scandizzo of the Observatorio Petrolero Sur elaborates: “Here there was no consultation. There was no previous, free, and informed consent as required by the Convention 169 of the ILO and the UN Declaration on the Rights of Indigenous Peoples.” He also points out that the Argentinean government violated its own constitutional obligation to respect the “right of indigenous peoples to manage their own resources and territories.”

Then came the very thing that people most feared. After concluding a pilot project that saw 161 wells drilled across an area of 20 square kilometers, in 2014 YPF announced that the project with Chevron in Vaca Muerta would extend to cover an exploitation area of 395 square kilometers, with more than 1,500 drilling wells.

Along with its disregard for indigenous protests, this announcement completely ignored the warnings against fracking given by social organizations. That led Relmu to determine that “the only route left open to us to make them hear our problems and our alarming situation is direct action.”

argentina-fossil-fuel-development-vaca-muerta

Maximum Penalties

The Winkul Newen territory in which Relmu lives is the site of the Portezuelo Norte deposit, containing various conventional oil and gas wells. According to Relmu, in 2012 residents had to resist more than ten attempts at eviction. In one instance, women sprayed their bodies with gasoline to avoid being forcefully evicted.

Then, on December 28, 2012, a justice official named Verónica Pelayes came to the area accompanied by police and members of the U.S.-based Apache corporation, along with a bulldozer. They presented the community with an order to stop obstructing the advance of the corporation’s machinery. The community defended itself against the order and the police with whatever it could. Amid the resistance, Pelayes suffered injuries after being hit in the face with a stone.

The person accused of throwing the stone was Relmu Ñamku. At first, she was charged with causing serious bodily harm, but the prosecution eventually escalated the charge to attempted murder. That charge could result in 15 years of imprisonment. In Relmu’s words, “this case was initiated on the grounds of injury, and without any new evidence on record it was reconfigured as a maximum charge — as attempted murder.”

Relmu’s case is being processed under Argentina’s anti-terrorism law. Originally approved in 2007 to prevent the financing of international terrorism, the law was modified in 2011, when the Argentinean legislature incorporated into the penal code two new articles. They increased the penalties for all crimes committed “with the aim of terrorizing the population” or which “oblige the public authorities to perform, or abstain from performing, an act.”

The legislation unleashed criticism in Argentina from social organizations, including a widely attended march in the center of Buenos Aires in which activists read a pronouncement that explained that the changes to the law allow harsh penalties to be applied to individuals or organizations that question or oppose state policies.

Power Plays

Relmu’s case highlights how the judicial system is used in favor of powerful interests and against the poorest and most marginalized communities.

For Relmu all of this is self-evident: “The interests of the multinationals and the state in petrol exploitation come before the complaints of a community member,” she explained. “Maybe if we were sons and daughters of rich people it would be different. But we’re poor, we’re indigenous, and I’m a woman, and so the full force of the law comes down upon us.”

In Relmu’s case, the judicial system is seeking maximum penalties. In contrast, when the community files formal complaints against the petroleum company for aggression towards community members by the company’s contracted security, the prosecutors simply don’t investigate, and eventually the cases lapse.

The criminalization of protest is part of a strategy designed to create a paralyzing effect on those opting for direct action, a tactic used as a last recourse to defend their rights. Relmu emphasizes that the threat goes beyond the legal case against her. Changing the criminal charges from one day to the next, and accusing her of attempted murder with a possible 15-year prison sentence, is a move calculated to dissuade resistance at all levels.

Relmu’s case could well establish a precedent. “At the back of this case lies the aim of bringing a trial that will be utilized as an example to prevent other social struggles,” she says — “not only by indigenous peoples, but also other citizens and groups who don’t feel represented by this state, which guarantees political and economic power to multinationals.”

A Chilling Effect

Just as fossil fuel companies are going to more ecological extremes in search of gas and oil, political systems, including supposedly progressive ones, are going to even deeper extremes to repress communities who voice objection.

Usually, when the state and corporations act against the interests of local populations seeking to protect their water, environment, and health, communities attempt to use dialogue and legal processes to defend themselves. But when authorities continually ignore repeated demands and messages from these communities, a moment arrives when the only recourse left open to them is direct action.

In this moment, the state uses direct repression against the population, and criminalizes social protest as a strategy to defeat community resistance and dissuade further protest.

This is a phenomenon taking place right now in Argentina, but it isn’t exclusive to Argentina. In Chile the Mapuche people are also being repressed under anti-terrorism laws, even more violently. In Peru the law not only exempts state functionaries from responsibility if they kill activists, but also allows companies to contract with state law enforcement to protect corporate property and repress demonstrations. Colombia also has laws that facilitate the displacement of communities and other rights violations in extractive zones.

The move toward public policies that benefit fossil fuel corporations, combined with the use of penal laws to squash social protest against the actions of those corporations, is not only a violation of the rights of those affected. It’s a crime against the planet: If social protest can’t stop resource extraction and the climate change it causes, how can we expect the economic model that profits from it to do so on its own?

——————-

Aldo Orellana López and Sian Cowman are researchers at the Democracy Center in Cochabamba, Bolivia. To learn more about their work on corporate power, see the reportCorporate Conquistadors — The Many Ways Multinationals Both Drive and Profit from Climate Destruction.

To support Relmu’s case, visit winkulnewen.com and the Facebook page Apoyo a Relmu Ñamku Winkul Newen

fpif

fuera-chevron

Iglesia neuquina a dos años de Chevron-YPF: “Callar significa ser cómplices”

 

La Pastoral Social del Obispado de Neuquén expresó en un comunicado de prensa su repudio al acuerdo firmado entre la empresa YPF con la norteamericana Chevron rubricado en la legislatura neuquina el 28 de Agosto del 2013. En la carta, la pastoral advirtió sobre la situación de los trabajadores y las comunidades mapuche.

 fuera-chevron

Bajo el título “Callar significa ser cómplices” la Pastoral Social repudió al acuerdo, destacándolo como “un pacto mentiroso y antidemocrático, que solo ha beneficiado a los mismos pequeños sectores privilegiados de siempre y ha perjudicado a la gran mayoría, haciendo de Neuquén una zona de despojo”. El carácter secreto, las promesas gubernamentales incumplidas y la violación a las demandas constitucionales son parte de los dichos expresados.

No es la primera vez que los miembros de la Iglesia neuquina se refieren sobre el tema. Desde antes del acuerdo, venían alertando sobre los delitos ambientales cometidos por Chevron y advertían sobre las consecuencias que la técnica del frcaking puede generar en nuestras tierras.

La última encíclica Papal, respaldó la posición crítica de la iglesia local y el mismo Papa Francisco dijo haberse inspirado en los obispos patagónicos en cuanto el llamado a cuidar el medio ambiente.

El comunicado también se refiere a la inestabilidad laboral que se ha generado, el avasallamiento a las comunidades mapuces y a la comunidad Campo Maripe en particular, además de las condiciones económicas y sociales de las poblaciones que sufren el boom extractivo.

A dos años del acuerdo la iglesia se anima a hacer un balance; “a pesar de los enormes aportes e inversiones que nos prometieron, la economía neuquina ha sido declarada recientemente en banca rota por sus pésimos administradores, los mismos que propiciaron el “milagro” de esta petro-dependencia, y que solo se ha encargado de saquear y destruir.”

Reproducimos el comunicado completo

Pastoral Social

Obispado de Neuquén – Argentina

CALLAR SIGUE SIGNIFICANDO SER COMPLICES”

Dos años han pasado desde la ilegitima sanción del acuerdo YPF-Chevron, y como en aquel entonces no podemos ni queremos callar. Porque callar sigue significando ser cómplice de un pacto mentiroso y antidemocrático, que solo ha beneficiado a los mismos pequeños sectores privilegiados de siempre y ha perjudicado a la gran mayoría, haciendo de Neuquén una zona de despojo.

La imagen de aquella tarde vergonzosa: una Legislatura provincial sesionando cercada, con una feroz represión policial en las afueras, todo bajo estricto secreto y en franca violación de las mandas constitucionales, hizo a una legalidad formal, pero no logró la legitimidad imprescindible.

El tiempo ha demostrado la falsedad de lo que nos aseguraron. Las mieles que los gobernantes nacionales y provinciales pronosticaron brillan por su ausencia, las inversiones pactadas no se efectivizaron y nada ha cambiado para bien en Neuquén desde el 28 de Agosto del 2013.

Por el contrario, la dependencia siniestra que tiene Neuquén con el mercado mundial de los hidrocarburos (y mucho más después del Pacto YPF-Chevron) hace entre otros, a la inestabilidad laboral de los trabajadores petroleros, a los despidos y suspensiones que están sufriendo. Hace también, a un renovado avasallamiento de las comunidades mapuches, como en Campo-Maripe, donde se sigue sin encontrar una solución justa y digna, y solo se ajusta aun más la cuerda sobre el cuello de los mismos de siempre. Los pueblos originarios no solo no han sido reconocidos en sus derechos legítimos, sino que ahora se le suma una contaminación mortífera, que tiene como único destino su erradicación definitiva. Contaminación que, más tarde o más temprano, también padeceremos el resto de la sociedad neuquina, y que inevitablemente nos lleva al mismo camino mortal.

A pesar de los enormes aportes e inversiones que nos prometieron, la economía neuquina ha sido declarada recientemente en banca rota por sus pésimos administadores, los mismos que propiciaron el “milagro” de esta petro-dependencia, y que solo se ha encargado de saquear y destruir.

Las políticas en salud, educación, vivienda, industria y trabajo no se han modificado en lo más mínimo, no solo a nivel provincial, sino en las propias poblaciones de donde nacen las riquezas. Basta recorrer Añelo o Rincón de los Sauces para comprobar los derechos vulnerados y las precarios servicios de los que gozan sus habitantes.

Queremos volver a recalcar que los bienes naturales son mucho más que “recursos”, y que por ello no somos sus dueños absolutos sino meros administradores; así hemos de cumplir con responsabilidad y justicia, de acuerdo al derecho que sobre los mismos tienen las futuras generaciones. De igual manera, volvemos a afirmar que el fin nunca justifica los medios. La crisis energética y el auto-abastecimiento, lejos de cumplirse, solo han hecho de Neuquén una tierra de despojo y dependencia.

En este trágico aniversario para nuestra querida tierra neuquina, insistimos en tener esperanza y fe, pero solo ello no basta, sino que debemos renovar el compromiso de arremangarnos y meternos en el barro, recrear como Iglesia nuestro deber de hacer carne la opción preferencial por los pobres, desde los pobres y con los pobres. Y así soñar y construir con nuestro hermano el Papa Francisco, una sociedad donde “NO HAYA ESCLAVOS, SINO HERMANOS”.

Neuquén, 28 de agosto de 2015.-

Andrés Rebolledo               Carla Madaschi                 Rubén Capitanio

Por Equipo de Pastoral Social

Obispado de Neuquén.-
Total1

Viejas noticias para nuevos negocios

Total y Shell avanzan con sus proyectos de no convencionales en la cuenca neuquina. Tras serios cuestionamientos por parte de las organizaciones sociales, trabajadores de áreas naturales protegidas y campesinos superficiarios, las empresas pusieron en papel sus pilotos e inversiones. A dos años del acuerdo YPF-Chevron.

Por OPSur-

Tras la escasez de anuncios de nuevas inversiones y en medio de una grave crisis del sector producto de la baja del precio del petróleo, el gobierno provincial dictó en papel lo que en los hechos era una realidad, aprobó concesiones no convencionales a 35 años a la angloholandesa Shell de dos bloques –Cruz de Lorena y Sierras Blancas- sobre la meseta del chañar, zona productora de vid, ganado y frutales.

En distintos trabajos hemos podido mostrar a fondo las situaciones de ambas áreas vecinas a Loma Campana, en donde hoy se concentra la actividad no convencional. Algunos valieron de la atención de medios internacionales que hicieron informes sobre el tema y hacemos especial énfasis en “Fracturando Límites”, informe realizado con Amigos de la Tierra (Francia, Europa y Holanda) junto a un mapa de Vaca Muerta de Iconoclasistas.

fracturando-los-límitesA continuación compartimos distintos trabajos que desnudan, desde avances sin consulta sobre los territorios, impactos, malas prácticas y estudios de impacto ambiental con errores e imprecisiones.

Total y un desarrollo no convencional en áreas naturales protegidas

Esta semana se conoció la conexión de tres pozos de no convencionales horizontales en el área neuquina Aguada Pichana, cercana al área protegida Auca Mahuida. La empresa francesa viene siendo fuertemente cuestionada por la Multisectorial contra la Hidrofractura y los trabajadores Áreas Naturales Protegidas de la provincia de Neuquén, desde donde se impulsa la campaña Auca Mahuida Libre de Petróleo frente a la expansión de la frontera, la persecución a aquellos que deben ejercer el poder de policía ambiental y la aplicación de un doble estándar (el Estado francés prohibió el fracking en su territorio fruto de las movilizaciones en 2011).

Total1En 2014, durante la asamblea de accionistas de la compañía en Paris, Francia, Carolina García, ingeniera ambiental que trabaja en Áreas Protegidas, alertó sobre las nuevas perforaciones en Auca Mahuida. Al mismo tiempo, denunció la demanda administrativa, iniciada por Total, que pesaba sobre ella y sus compañeros por rechazar el otorgamiento de licencia ambiental a un pozo no convencional en el área protegida. Como fue rubricado en el expediente, las numerosas irregularidades incluían hasta mención a especies inexistentes en la región. En ese momento, el CEO, Christophe de Margerie, se comprometió a ver de cerca el asunto pero no fue hasta varios meses después que se celebró una reunión con de la Multisectorial contra la Hidrofractura en el Obispado de Neuquén. Con una demanda clara por parte de las organizaciones sociales, que la única opción que tiene Total es retirarse de Auca Mahuida, la compañía se comprometió a no fracturar en el Área en 2016.

Compartimos varios informes más detallados sobre el tema:

A dos años del acuerdo YPF-Chevron

El acuerdo buscó crear condiciones de posibilidad para el desarrollo masivo de no convencionales en la Cuenca Neuquina, único en etapa de explotación hasta el momento. Varios de los puntos problemáticos que allí se plasmaron fueron línea de continuidad en los acuerdos y reformas que siguieron. En primer lugar, el régimen promocional que obtuvo el proyecto (decreto nacional 929/13, incluyó remisión parcial de utilidades e hidrocarburos libre de impuestos, contrato por 35 años si bien la legislación contemplaba 25, entre otros temas). En segundo, la lucha sostenida por YPF para no publicar el contrato firmado. A pesar de esto, el acuerdo con Neuquén mostró fuertes pérdidas de soberanía donde destacó el traslado de arbitraje a la Cámara de Comercio Internacional, si bien ese mecanismo está contemplado en la ley de hidrocarburos neuquina en instancias provinciales. Finalmente, la garantía prestada al capital concentrado por las fuerzas del orden al reprimir abierta y salvajemente por 8 horas frente a la Legislatura, no conducir la consulta obligatoria a la comunidad mapuche Campo Maripe y, por si fuera poco, prender fuego sus casas.

Estos tres movimientos, como decíamos y veíamos más arriba con Total y Shell, se repiten, a otras escalas, en cada concesión. El decreto 929/13 fue incorporado y ampliado en la reforma de la ley de hidrocarburos impulsada a fines del año pasado. Iniciados por el OPSur y amparados en la garantía de información pública, diversos pedidos de acceso a los contratos que goza la alemana Wintershall, asociados con GyP, tuvieron como respuesta oficial el burdo silencio. Y, otra vez, finalmente, la política de la provincia del Neuquén ha sido la persecución y la creación de jurisprudencia, con alcances preocupantes para la protesta social, de líderes indígenas.

Las organizaciones sociales convocamos a seguir movilizándonos, a continuar los procesos de organización, difusión y defensa de nuestro derecho a la vida y la búsqueda de futuros justos y emancipatorios. A dos años del repudiable acuerdo, invitamos a la caravana a realizarse en la ciudad de Neuquén.

Caravana
campo 2

Se presentó el informe histórico antropológico sobre el Lof Campo Maripe

El informe confirma la ocupación “tradicional y pública” de su territorio, hoy concesionado a YPF-Chevron

campo

Esteban Martino.- El pasado viernes 21, con el Salón Azul de la UNCO colmado, se realizó una extensa exposición de los resultados del relevamiento territorial del Lof Mapuche Campo Maripe. Se dio en el marco de la disputa abierta con los gobiernos provincial y nacional, que encabezan una avanzada contra sus derechos en favor de la petrolera Chevron, asociada a YPF S.A en el área “Loma Campana”.

Con la totalidad de los asientos ocupados y algunas decenas de personas sentadas en el piso, la convocatoria contó con la presencia de destacadas personalidades. Además de los miembros de la Confederación Mapuche de Neuquén y de estudiantes y docentes de la alta casa de estudios, se hicieron presentes la Madre de Plaza de Mayo (filial Neuquén y Alto Valle) Lolin Rigoni, Jorge Muñoz, de la Pastoral de Migraciones de Neuquén, el Secretario Adjunto del Sindicato Ceramista, Natalio Navarrete, miembros del Sindicato Docente ADUNC, y de la asamblea contra la hidrofractura. También acercaron su solidaridad el diputado electo del Frente de Izquierda Raúl Godoy, acompañado de las candidatas a diputada del Parlasur Natalia Hormazábal, abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, y a diputada nacional, Micaela Cardoso, estudiante de Historia, los 3 militantes del PTS.
El informe estuvo a cargo de la antropóloga Jorgelina Villarreal y de Luisa Meza Huencho, y contó con los aportes del Logko del Lof Campo Maripe, Albino Campo y el representante de la Confederación Mapuche, Jorge Nahuel, entre otros.

Como sostuvo la Licenciada Villarreal, la exposición se centró en desbaratar los argumentos del gobierno provincial que niegan la ocupación “actual, tradicional y pública” del territorio de la comunidad. Luego del acuerdo firmado en octubre de 2014 entre Albino Campo y el Ministro Gastaminza en el que las partes se comprometían a llevar a cabo el relevamiento, el gobierno provincial, días antes de la finalización del mismo, retiró a los técnicos que habían hecho el conjunto del trabajo junto a Villarreal. A partir de ese momento, los funcionarios del MPN comenzaron una ofensiva contra los Campo Maripe, desconociendo la legitimidad de sus reclamos, e impidiendo, con las fuerzas policiales y empresas de seguridad privada, su circulación por el territorio que ocupan históricamente

Algunas de las pruebas de la legitimidad del reclamo

Contra todo discurso colonialista de los funcionarios, sobran pruebas de la pre-existencia de la comunidad mapuche al Estado Provincial (1955). Al menos desde 1927, la comunidad ha ocupado unas 18.000 hectáreas de suelo en lo que hoy se conoce como “Loma Campana” en el departamento de Añelo, nombre petrolero que se le dio a la zona denominada “Fortín Vanguardia” tras la el genocidio encabezado por Roca.

Ya desde 1940 existen documentos públicos del Ministerio de Agricultura de la Nación que reconocen a Pedro Campo como “el único ocupante del Lote 15” (1). A partir de eso, se le cobra el “pastaje”, calculando su deuda desde 1927, deuda que él regulariza.

En el mismo sentido, en una carta topográfica de Añelo del año 1943, confeccionada por el Instituto Geográfico Militar, se puede observar la referencia “P. Campo” en una de las áreas ocupadas por la comunidad.

campo 2

En otros documentos se puede ver cómo ante la solicitud de la familia Campo Maripe de arrendar o comprar la tierra en que vivían y trabajaban, el Estado responde que Pedro Campo “goza de buen concepto en general, pero carece de capital para contratar para el Estado”. Como se relata en el informe, el Estado, hostil a las comunidades originarias, nunca reconoció derechos de propiedad a los Campo Maripe, pero sí se los reconoció como “pobladores”, “ocupantes”, suficiente para que sean reconocidos por la legislación referida a los derechos indígenas, vigente en la actualidad.

En 1964, la familia es reconocida como “arrendataria” de unas 5.600has.
Pero en la década del ’70 se producirá el mayor despojo a la comunidad. El terrateniente Andrés Vela, venía adquiriendo propiedades en la zona, y finalmente se le adjudica una parte del territorio de la comunidad. En plena dictadura militar, en el año 1978, se intima al desalojo a Belisario Campo, a quien se lo obliga a recluirse en una de las zonas que utilizaban para la ganadería: la zona de invernada en Cerro Morado. Belisario termina trabajando como peón de Vela, quien demuele su casa.

La lucha sigue

La historia de injusticias continúa, hasta que en el año 2011 la comunidad intenta establecerse nuevamente en su lugar de origen (tuwvn).

Con el desarrollo de la explotación no convencional de hidrocarburos en Vaca Muerta, las actividades del Lof se vieron avasalladas por las petroleras. Tras el acuerdo YPF – Chevron, se instalaron decenas de pozos de fracking, nuevas “picadas” por las que circulan camiones con millones de litros de agua y compuestos químicos altamente tóxicos. Se multiplicaron los accidentes, los derrames, explosiones, fugas… Y los animales del Lof empezaron a enfermarse, a morir, a no tener donde pastar.

Hoy el Lof Campo Maripe está a la cabeza de la lucha del pueblo mapuche en defensa de su territorio, pero no son los únicos. El gobierno nacional utilizó la ley 26.160 como una trampa, la realidad que sufren las comunidades originarias, tanto del pueblo mapuche, como del pueblo qom, los wichis, y otros, sigue siendo de un completo avasallamiento de sus derechos.

A casi 2 años del pacto de entrega, saqueo y contaminación entre Chevron e YPF S.A., y ante la violación sistemática de leyes y acuerdos previos, el pueblo mapuche de Neuquén sigue en una lucha permanente en defensa de sus derechos. Una lucha que el conjunto de las organizaciones de trabajadores, estudiantiles, de derechos humanos y de izquierda, debemos acompañar. Las autoridades de la UNCo, que planifican nuevos acuerdos con las petroleras, deberían respaldar el trabajo científico desarrollado por docentes de la Universidad como la Lic. Villarreal, y pronunciarse en defensa del pueblo mapuche.

DESCARGAR EL INFORME HISTÓRICO ANTROPOLÓGICO

(1) Foja 4 del Expediente 132720, del año 1940, del Ministerio de Agricultura de la Nación, referido a una inspección general del lote XV, sección XXVIII Fracción D, del Territorio Nacional del Neuquén, ocupante Pedro Campos.

La Izquierda Diario / Fotos: Negro Ramírez

Caravana

29/08 | Neuquén: Caravana contra el saqueo a 2 años YPF-Chevron

Caravana

Sumate al evento en Facebook

Recorrido

10 hs Concentración en la Legislatura Provincial – Leloir 810 Neuquén

11 hs Salida hacia el Basurero Petrolero Comarsa y charla con lxs vecinxs afectadxs. Parada Conquistadores del Desierto 1900

14 hs Encuentro con vecinxs en Valentina Norte Rural, barrio con explotación gasífera y petrolera convencional y no convencional. Ex Escuela 356

Sumate!!! * Comida a la canasta * Confirma y reserva tu lugar

Contactate Lorena 02994117518 Umaw 02994199443 Martín 02995946968

La Actividad Este 28 de agosto se cumplen dos años de la aprobación en la Legislatura Provincial de la ley que avaló el acuerdo entre YPF S.A. y Chevron.

Dicha jornada estuvo caracterizada por la entrega de la soberanía, el otorgamiento de garantías de impunidad a la multinacional Chevron condenada por delitos ambientales en Ecuador, el avasallamiento de las comunidades afectadas por el desarrollo de hidrocarburos no convencionales, el aval a la técnica experimental de la hidrofractura mundialmente cuestionada y la represión, durante más de siete horas, a quienes nos manifestamos en contra. La represión concretada por el gobierno provincial y respaldada por el gobierno nacional culminó con varixs detenidxs y heridxs, siendo el más afectado un docente que recibió el disparo de una bala de plomo. Desde esa jornada, a quienes nos opusimos a la entrega de nuestros bienes comunes y a la degradación de la naturaleza, nos criminalizaron con la apertura de causas a dirigentes sociales y sindicales, y pretendieron estigmatizarnos como violentos, irracionales, terroristas, golpistas, etc.

A pesar de toda la maquinaria represiva del Estado, las publicidades de las empresas y el lobby petrolero; a dos años confirmamos: la contaminación avanzó, la trasferencia de los recursos del Estado y la población para financiar el fracking son enormes y Chevron, lejos de estar invirtiendo, está abandonando los yacimientos y despidiendo a miles de trabajadorxs.

Las consecuencias de la contaminación y el saqueo no sólo están en Loma Campana. Hoy toda el área de la Confluencia de Neuquén padece los mismos males. Por eso te invitamos a recorrer junto a nosotrxs los puntos más conflictivos de contaminación en Neuquén capital.

Faute de logements suffisants a A?elo, les compagnies petrolieres ont monte des campements de "trailers" (conteneurs habitables) avec cable, Internet et gymnase pour loger leurs travailleurs.

Añelo, ¿ciudad emergente y sostenible?

Con fondos de la Fundación YPF y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros, Añelo, “la capital del Shale” ubicada 100 kilómetros al norte de la ciudad de Neuquén, es parte de la Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles. Dicho proyecto, que vaticina el crecimiento exponencial de la localidad, es una guía única, válida para cualquier ciudad, en cualquier país, reproduciendo el esquema neoliberal que las mismas políticas urbanas se deben implementar de la misma manera en el mundo entero. ¿Puede ser sustentable una ciudad planificada sin participación, por un banco, una empresa petrolera y el sector privado?

Faute de logements suffisants a A?elo, les compagnies petrolieres ont monte des campements de "trailers" (conteneurs habitables) avec cable, Internet et gymnase pour loger leurs travailleurs.

Debido a la ausencia de viviendas adecuadas en Añelo, las petroleras instalan campamentos de trailers para los trabajadores

Por Lucile Daumas* / Fotos: Martin Barzilai, Subcoop

 ¡Qué bonito se ve Añelo, con sus casas dispersas entre jardines y alamedas, en el folleto Añelo Sostenible, publicado por la Fundación YPF (FYPF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)! Pero ¿por qué este pueblo, ubicado a pie de meseta en la Patagonia Norte, en territorio histórico mapuche, llegó a sumarse a  la Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES)  implementada a nivel latinoamericano para ciudades de mayor importancia? Es que Añelo conoce un desarrollo acelerado: de 75 habitantes, en 1970; pasó a 412, en 1980; 2.689, en 2010; unos 6 mil, en 2015; y se calcula que para 2030 será una ciudad de 30.000 habitantes. Este crecimiento se sustenta en la extracción de gas y petróleo que comenzó hace casi un siglo en la provincia de Neuquén y se aceleró en el caso de  Añelo en la década de 1990 y 2000. Sin embargo, el verdadero boom llegó con el descubrimiento, en 2010, de enormes recursos de gas y petróleo no convencionales en la formación Vaca Muerta, cerca de la localidad.

La cuestión que se plantea es cómo pensar el paso de un pueblo que vivió de la actividad agropecuaria y del empleo en el sector público y de servicios, a una ciudad de 30 mil habitantes, capital latinoamericana del petróleo y gas de lutitas. Ahí es donde aparece el proyecto Añelo sostenible, innovación para la planificación de la ciudad. Experiencia piloto para crear no una company town[1] sino pensar la ciudad petrolera “moderna, sostenible y próspera”, según el documento BID /FYPF (2014: 11). Desafío que la localidad neuquina comparte con Las Heras, que tiene 18 mil habitantes y está ubicada en la provincia de Santa Cruz, también en la Patagonia.

Desequilibrios

Evidentemente es oportuno preparar el futuro y anticiparse a los problemas antes que ocurran. Ahora bien, en el caso de Añelo no se trata del futuro: el conjunto de los desequilibrios están presentes después de más de 25 años de explotación petrolera, y bien poco se ha hecho para acompañar el crecimiento inicial de este pueblo. La novedad es que el boom de la fractura hidráulica, método utilizado para extraer los hidrocarburos no convencionales, va a acentuar los problemas existentes porque necesariamente supone mano de obra más abundante e impactos ambientales más agudos, en una industria cuya condición de rentabilidad mínima se basa en la explotación masiva. Además de un acelerado crecimiento demográfico, se va a profundizar el desequilibrio de género, que acompaña a este tipo de actividad, altamente masculina hasta ahora.

Con sus barrios de tráiler, Añelo ya es una company town. A sus 6.000 habitantes actuales, muchos de ellos de instalación reciente, hay que añadir los 4 ó 5 mil trabajadores que viajan diariamente desde otras localidades. Además de la falta de viviendas, la gran disparidad entre los ingresos de los sectores agropecuario, público y de servicios, con los abultados sueldos de los trabajadores relacionados directa o indirectamente con la explotación petrolera ha provocado un alza generalizada del costo de vida –alquiler, alimentos, etc.- que hace imposible a los primeros vivir en el pueblo. Por eso es una ciudad de hombres que trabajan duro, disponen de dinero, y lo gastan en el casino –el aporte del rubro juegos de azar al presupuesto municipal no es despreciable[2]-, además el consumo de alcohol y drogas y la prostitución se han incrementado masivamente[3]. Ante este conjunto de problemas, la expresión “ciudad sostenible” parece ilusoria, tratándose además de una ciudad totalmente vinculada al auge e ineluctable futuro declive de la extracción de petróleo y gas no renovables, y altamente contaminantes.[4]

Veamos de qué se trata este proyecto. La ICES, surgida en 2010, es un programa del BID cuyo objetivo inmediato es “contribuir a la sostenibilidad ambiental, urbana, fiscal y de gobernabilidad de las ciudades de la región” (BID, 2014: 11). Destinada a urbes de tamaño intermedio, como Valdivia (Chile), Cochabamba (Bolivia), Paraná y Salta (Argentina), entre otras, Añelo y Las Heras son una extensión de esta iniciativa, que en este caso se aplica a ciudades emergentes con el boom petrolero (BID, s/d). La guía metodológica fue diseñada por McKinsey, multinacional de la consultoría, conocida por trabajar para las principales transnacionales y asesorar a unos 50 gobiernos en la implementación de políticas elaboradas por instituciones financieras internacionales como el FMI y el Banco Mundial. Esa guía única, válida para cualquier ciudad, en cualquier país, reproduce ese esquema neoliberal que las mismas políticas se deben implementar de la misma manera en el mundo entero.

Le village d'A?elo est en constante expansion. Le nombre d'habitants est passe de 2500 en 2012 a 6000 en 2014. L'extraction non conventionnelle fait venir de nombreux travailleurs et investisseurs.

En el caso de Añelo y Las Heras, el BID y la Fundación YPF firmaron un acuerdo para implementar conjuntamente esta metodología, profundizando asimismo, la dependencia del desarrollo de dichas ciudades a la actividad petrolera de la zona y el protagonismo corporativo en el diseño de la futura ciudad. Por si no fuera suficiente, se reforzó este abordaje al constituir grupos focales de empresarios con el fin de “detectar y jerarquizar las oportunidades y debilidades que la inversión privada evalúa en torno al desarrollo urbano de la ciudad” (BID/FYPF, 2014: 26). Mientras tanto, los habitantes de Añelo sólo fueron consultados en una encuesta de opinión y se realizó un taller de presentación del proyecto. Así es cómo el desarrollo es planificado por un banco, una empresa petrolera y el sector privado, con la colaboración de los gobiernos municipal, provincial y nacional. Cabe preguntarse si son esas las entidades más pertinentes a la hora de diseñar la ciudad piloto que se pretende realizar.

¿Qué proyecto de ciudad?

La verdad es que decepciona ver la realidad del proyecto, que se resume en la realización de infraestructuras básicas: extensión de las redes de electrificación, agua y cloacas, loteos para viviendas y parque industrial, construcción de una comisaría, un nuevo edificio municipal, un hospital, una escuela de formación técnica, un matadero, un polideportivo y pileta cubierta, obras viales, ampliación de las escuelas existentes y creación de algunos parques. Esperando que no pase con estos proyectos lo que pasó con el hospital, cuya construcción estaba prevista en el presupuesto 2009 de Neuquén, pero fueron necesarios cortes de ruta en diciembre de 2013 para que el gobierno provincial cumpliera sus promesas… en noviembre 2014.

Bajo el título de “crecimiento urbano inteligente”, no aparece ninguna reflexión de fondo ni propuesta para dar solución a los desequilibrios actuales y venideros. ¿Cómo  frenar el alza de los precios de los terrenos y de la vivienda para permitir la cohabitación de ciudadanos con recursos muy desiguales? Por lo contrario, se implementa una política de densificación del suelo urbano y abandono de los jardines y huertos que conformaban el hábitat tradicional del pueblo: “ el análisis de la huella urbana realizado permitió descubrir que prevalece una densidad de población muy baja, destacando la preferencia local de construcción de viviendas unifamiliares en lotes amplios. El resultado es una expansión de la huella urbana sin planificación, con una tendencia insostenible” (BID/FYPF, 2014: 28). 

Con el discurso de sostenibilidad se justifica una política de densificación de la construcción, con propuesta de viviendas de varios pisos o de lotes de 60m2 que no podrá sino acelerar la especulación y obligar al abandono definitivo de los modos de vida anteriores que siguen teniendo “la preferencia local”. Así lo resume Valeria Petrini, del Colegio de Arquitectos de Neuquén: “En la actualidad, la tendencia regional en el crecimiento urbano está ligada al factor económico y ello está proyectando el valor de tierra en vez del espíritu de transformar ciudad, desarrollando ejes y mejorando sectores degradados. (…) El mercado inmobiliario busca imponer una tendencia que, urbanísticamente, puede ser la menos apropiada” (ARQA, 13/05/2014).

Suite a la decouverte de reserve de petrole et de gaz de schiste dans la region de Vaca Muerta, le village d'A?elo est en pleine transformation. Sur le plateau, non loin des puits de petroles et de gaz de schiste non conventionnels, se construit le nouveau quartier d'A?elo.

Si bien se acaban de construir dos viviendas para que los médicos se radiquen en el pueblo donde “la tierra vale más que en Puerto Madero”, ¿qué pasa con los maestros y demás trabajadores del resto del sector público? ¿Seguirán viviendo en Centenario (a 85 km) o Neuquén (94 km) y haciendo dedo para compensar un sistema de transporte poco eficiente y costoso? Tampoco hay reflexión alguna sobre la especificidad del paso de un pueblo rural a una ciudad vinculada a un proyecto extractivo, y la manera de integrar dos poblaciones con orígenes y actividades bien distintas. Por ejemplo, ¿cómo pensar una integración rural/urbana en términos de producción agropecuaria para satisfacer, con productos locales, parte de las necesidades de la nueva ciudad? Se habla de mejorar la competitividad de la agricultura, pero al mismo tiempo se regalan 9 hectáreas a un empresario privado para construir supermercados y demás emprendimientos comerciales, que van a funcionar con los mismos productos que esas redes suelen traer de otras partes del país y del mundo (Bercovich y Rebossio, 2015: 304). También se plantea abandonar el sistema de cría extensiva actual para pasar a uno de ganadería intensiva, en corral, que, más allá de la mala calidad de carne que produce y la alta contaminación que conlleva, será una puerta abierta a inversores que dejarán a los actuales pequeños productores fuera de la competencia.

Es muy contradictoria también la visión que se tiene del uso de la tierra: mientras se van concediendo a las empresas petroleras miles de kilómetros cuadrados de territorio sin tener en cuenta ni las comunidades instaladas, ni sus producciones agrícolas y ganaderas, ni menos aún sus derechos como comunidades originarias, a la hora de pensar la ciudad, sólo se lo hace en términos de densificación y ahorros de suelo y de metros de cañerías, cableado y canalizaciones.

Insostenibilidades

A la ausencia de reflexión y visión prospectiva, se suma una falta total de respuestas a las insostenibilidades ya presentes en el pueblo.

A nivel ambiental, varios problemas saltan a la vista:

-La Ruta Provincial N° 7 no sólo divide el pueblo en dos, por la densidad del tráfico que tiene de autos y tránsito pesado, sino que conlleva riesgos de accidentes importantes y es una fuente de contaminación ambiental y sonora insostenible. Aun así, no se ha priorizado la construcción de una circunvalación, que quedó como proyecto a mediano y largo plazo (BID/FYPF, 2014: 52 y 60).

– Se ha instalado un repositorio de sólidos contaminados en la meseta, a dos pasos del loteo de viviendas Añelo II. Cuenta con una pileta de residuos líquidos a cielo abierto, infringiendo la ley provincial al respecto. Supone además un importante tránsito de camiones llevando los materiales contaminados, que circulan, incluso, en contenedores no cerrados herméticamente, como lo establece la legislación provincial (Bercovich y Rebossio, 2015: 296). Este punto es un evidente problema de riesgo de contaminación ambiental que no está tomado en cuenta en el proyecto Añelo sostenible.

– A esto hay que añadir la contaminación generada por los pozos que se van a ir multiplicando en los próximos años, de los 300 actuales a unos 1000 en un futuro próximo, y que, según Darío Díaz, “desde la urbanización nueva arriba de la barda hasta los pozos más cercanos va a haber apenas 300 metros” (Bercovich y Rebossio, 2015: 294).

Cabe subrayar que si bien se contemplan los riesgos de deslizamiento de suelos a pie de barda e inundaciones, no son tomados en consideración los  relacionados a la extracción petrolera (emisiones, escapes de gas, derrames, explosiones, contaminación del suelo y de las aguas), como si no existieran. Eso podría explicar por qué el servicio de agua potable ha sido identificado como el principal problema para la población de Añelo (BID/FYPF, 2014: 73).

A nivel socio-económico, el intendente Darío Díaz recorre el mundo, declarando: “Voy pensando en lo que mi ciudad y mi gente necesitan y por ello es que quiero atraer inversores de todas las ramas de la actividad económica. No solo petroleras sino hoteleras, gastronómicas y de infraestructura en general” (Shale Seguro, 03/06/2014). Por ahora, no es tan difícil, la capital argentina del shale atrae a quien quiera construir un hotel, un casino, un supermercado, porque sabe que el pueblo va a crecer y que el dinero está circulando. Pero no se trata tanto de una diversificación económica sino de los efectos inducidos por la actividad petrolera, que irán creciendo y decreciendo al ritmo de ésta.

Estamos aquí ante la misma falta de reflexión y creatividad apuntada anteriormente. Hay que reconocer que es difícil promover emprendimientos que posibiliten generar salarios o ingresos que puedan competir con los del sector petrolero y permitan sobrevivir en una ciudad donde los precios se disparan. Buena parte de la gente está dispuesta, incluso, a abandonar su trabajo actual por un empleo en una empresa relacionada con los hidrocarburos. La ciudad se ha vuelto insostenible para el ciudadano de a pie.  Y en vez de buscar alternativas y contrapesos, se piensa la ciudad para los que puedan pagar. El intendente lo reconoce cuando declara: “Cuando vos vas a desarrollar una ciudad, tenés que abrirla a todo el mundo, pero especialmente a los que tienen el poder adquisitivo, que son los que van a traer los servicios” (Bercovich y Rebossio, 2015: 290).

Añelo emergente y sostenible aparece pues como un loable intento de ofrecer a la futura ciudad los servicios e infraestructuras básicas. Ahora bien, no se trata de ningún proyecto revolucionario. Nada de barrios ecológicos o de casas energéticamente eficientes, nada de urbanismo apuntando a una nueva calidad de vida, nada de gestión urbana democrática y participativa. No por nada fue elaborado por un banco, la fundación de una empresa petrolera y una consultora multinacional. La Nueva Añelo “tiene como meta configurarse como una plataforma urbana innovadora que incorpore la participación de los procesos de planeamiento y potencie la naturaleza competitiva de su economía” (BID/FYPF, 2014: 28). El proyecto de ciudad carece de cualquier reflexión de sostenibilidad, tanto a nivel económico como social y ambiental. Su única visión es tener mano de obra a disposición, ofreciéndole perspectivas de consumo con shopping, casino y supermercados. Y abrir ese mercado a la inversión privada. El término “sostenible” aplicado a Añelo es totalmente “gelatinoso”[5], vaciado de todo contenido. Y es de temer que, cuando se acaben las reservas fósiles o se haga demasiado cara la extracción de lo que quede, se vuelva un pueblo fantasma.

jjssaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


* Miembro de las redes Attac y CADTM ** Este artículo es una adelanto de la nueva edición de Fractura Expuesta.

Ver también ¿Y si la vaca se cae?

[1] Las company town son ciudades diseñadas para atender funciones productivas, residenciales y de equipamiento, con el propósito de alcanzar resultados de eficiente producción en torno a una empresa o industria en particular.

[2] En el presupuesto 2015 el rubro juegos de azar aportaría a las arcas municipales $3,1 millones, que permitirían remodelar el Centro de salud y habilitar un espacio público (Espacio central Av.14 . Tamuz)

[3] Bercovich y Rebossio calcularon en unas 50 las personas que ejercen la prostitución en la ciudad (2015: 191-192 y 372).

[4] Una abundante literatura trata de este tema. Léase por ejemplo di Risio et al. (2012). Zonas de sacrificio, impactos de la industria hidrocarburífera en Salta y Norpatagonia. América Libre, Buenos Aires; o Bertinat et al. (2014). 20 mitos y realidades del fracking, Editorial El Colectivo. Buenos Aires.

[5] La expresión es de Eduardo Gudynas, aplicándola al término “desarrollo”

Fuentes consultadas

Ambito.com (23/09/2014) “La tierra vale más en Vaca Muerta que en Puerto Madero”.

ARQA -Valeria Petrini- (13/05/2014). Las nuevas ciudades petroleras y los desafíos urbanos de siempre.

Banco Interamericano de Desarrollo (s/d). Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles.

Banco Interamericano de Desarrollo (2014). Guía Metodológica ICES. 2da. Edición.

Banco Interamericano de Desarrollo y Fundación YPF (2014). Añelo sostenible, innovación para la planificación de la ciudad.

Bercovich, A. y Rebossio, A. (2015). Vaca muerta, el sueño de un boom petrolero argentino: una investigación entre Texas y Neuquén. Planeta, Espejo de la Argentina. Bs. As.

Río Negro (14/07/2014). Efecto Vaca Muerta: Añelo duplica su población en horas laborales

Shale Seguro (03/06/2014). Añelo mostró en Rusia el fenómeno del shale en Argentina.

YPF (s/d): Recursos No Convencionales.

campo-maripe2

21/08 | Neuquén: Presentación relevamiento comunidad Campo Maripe

campo-maripe2

VIERNES 21 a las 18 hs. en el Salón Azul de la Universidad Nacional del Comahue, Neuquen Capital. Se Presentara El relevamiento que se hizo en nuestro Lof Participaran las autoridades del Lof Campo Maripe y las técnicas contratadas por la Provincia de Neuquen que durante 9 meses realizaron este detallado informe. Están invitados a compartir esta valiosa herramienta de apoyo a los derechos postergados de las familias mapuche que conforman el LOF CAMPO MARIPE – Paraje Fortin Vanguardia (hoy LOMA CAMPANA)

 
sindicatos fracking

Se lanzó la campaña “Sindicatos contra el fracking”

sindicatos fracking

Más de 20 centrales sindicales y diversas organizaciones gremiales de todo el mundo dieron comienzo a una campaña contra el método de extracción de hidrocarburos mediante la fractura hidráulica. A nivel local participan la CTA Autónoma y la Federación de Trabajadores de la Energí­a (Fetera).

La iniciativa surgió de encuentros de esas organizaciones en la Cumbre de los Pueblos realizada en diciembre de 2014 en la ciudad de Lima, capital de Perú.

Mediante un comunicado convocaron a “la moratoria global sobre la fractura hidráulica (fracking) para la obtención de gas de esquisto (shale gas), de veta de carbón (CSG) y petróleo de esquisto (shale oil)”. Al mismo tiempo expresaron su solidaridad “con todas las comunidades, municipalidades, regiones y países que ya la introdujeron o intentan realizarlo”.

El texto analizó que “el fracking promueve ataques sobre derechos a la tierra y, la gran cantidad de agua requerida para el proceso de fractura, amenaza su disponibilidad en áreas en las que el recurso genera serios problemas de acceso al líquido para la población, en especial, en las zonas rurales pobres”.

De acuerdo con las entidades impulsoras de la campaña el fracking es rechazado por “un sinnúmero de organizaciones sociales, sindicales y personalidades en casi todas las regiones y paí­ses en los que ya se implementó o se propone”. Y es que “la experiencia recabada desde 2002 en Estados Unidos demostró que amenaza la salud y la calidad de vida de comunidades cercanas a los pozos”, explicaron.

Al respecto subrayaron que “solo en Estados Unidos existen decenas de miles de pozos de gas de esquisto” y la contaminación del agua “es el resultado más común de la utilización de ese tipo de tecnologí­a”. También agregaron que “el uso en gran volumen de compuestos o productos quí­micos -muchos cancerí­genos como el sílice-, es una amenaza para la salud de los trabajadores de los pozos o se los expone a las aguas residuales”.

El documentó apuntó que “la técnica del fracking se introduce como propuesta en una creciente cantidad de paí­ses. En Canadá, las comunidades indí­genas lideran la resistencia, mientras en Bulgaria y Rumania los pequeños agricultores realizan acciones directas contra las empresas de gas”.

“Es preocupante también el impacto sobre el calentamiento global por el metano que se fuga de los pozos, ya que los estudios atmosféricos en los lugares de perforación mostraron elevados niveles de emisiones fugitivas, que sugieren que el gas de esquisto es peor que el carbón”, concluyeron.

Las centrales sindicales que participan en la convocatoria son las canadienses (CLC y CSN); la argentina CTA-A; la peruana y brasileña (CUT); la búlgara (CITUB); la rumana (FSIE); la filipina (SENTRO); la Internacional de Servicios Públicos (PSI) y la de Educación (EI), entre otras.

Además firman varios sindicatos: la Amalgamated Transit Union (EEUU y Canadá), Canadian Union of Public Employees (Canadá), Federação Única dos Petroleiros–FUP (Brasil), Federación Nacional de Trabajadores de Agua Potable y Alcantarillado del Perú, Federación de Trabajadores de la Energia de la República Argentina, National Tertiary Education Union (Australia), National Union of Municipal and Government Employees (Noruega), National Union of Workers (Australia), National Nurses United (EEUU), New York State Nurses Association (EEUU), Public & Commercial Services Union (Reino Unidos), University and College Union (Reino Unidos), Water Workers Union at EYATH (Grecia).

Notas

sindicatos fracking

Centrales sindicales de todo el mundo llaman a una moratoria al fracking

sindicatos frackingUna alianza internacional llamada “Sindicatos contra el fracking” inició una campaña para llamar a una moratoria de esta técnica en todo el mundo. El grupo es integrado, entre otros por CTA, Fetera y las CUT de Brasil y Perú. “Al hacer el llamado por una moratoria global sobre fracking, nuestros sindicatos se solidarizan con todas las comunidades, municipalidades, regiones y países que ya han introducido moratorias o están intentando hacerlo”, señalaron en un comunicado.

La iniciativa “Sindicatos contra el fracking” reune a más de 20 centrales sindicales de todo el mundo. Surge a partir de reuniones que tuvieron estos grupos en la Cumbre de los Pueblos realizada en Lima en diciembre de 2014.  Más información en http://unionsagainstfracking.org/

Llamamos a una moratoria global

Somos confederaciones sindicales, federaciones globales y sindicatos de base que representamos a millones de trabajadores en el Norte y el Sur del mundo.

Llamamos a una moratoria global sobre la fractura hidráulica (fracking) para la obtención de gas de esquisto (shale gas), gas de veta de carbón (CSG) y petróleo de esquisto (shale oil).

La técnica del fracking se está introduciendo o siendo propuesta en una creciente cantidad de países. En Argentina y Canadá, las comunidades indígenas han liderado la resistencia, mientras que en Bulgaria y Rumania los pequeños agricultores han llevado a cabo acciones directas contra las empresas de gas.

El fracking promueve ataques sobre derechos a la tierra, y la gran cantidad de agua que se requiere para el proceso de fractura amenaza su disponibilidad en áreas donde el recurso es generando serios problemas de acceso al agua para la población, en especial, en las zonas rurales pobres.

El uso de fracking ha generado oposición de un sinnúmero de organizaciones sociales, sindicales y personalidades en casi todas las regiones y países donde se ha implementado o está en siendo propuesto.

La experiencia recabada desde el 2002 en los Estados Unidos ha demostrado que el fracking amenaza la salud y la calidad de vida de las comunidades situadas en las cercanías de los pozos.

Sólo en Estados Unidos ya existen decenas de miles de pozos de gas de esquisto, siendo la contaminación del agua el resultado más común de la utilización de éste tipo de tecnología. El uso en gran volumen de compuestos o productos químicos, muchos de ellos cancerígenos como sílice, también representan una amenaza para la salud, de los trabajadores que operan en los pozos o están expuestos a las aguas residuales del fracking. En algunos países, como en Estados Unidos, por ejemplo, las empresas no están siquiera obligadas por ley a transparentar qué químicos usan en el proceso de explotación.

Nos preocupa también el impacto sobre el calentamiento global por parte del metano que se fuga de los pozos. Estudios atmosféricos recientes en los sitios de perforación han mostrado altos niveles de emisiones fugitivas de metano que sugieren que el gas de esquisto es peor que el carbón en términos del impacto sobre la atmósfera.

Al hacer el llamado por una moratoria global sobre fracking, nuestros sindicatos se solidarizan con todas las comunidades, municipalidades, regiones y países que ya han introducido moratorias o están intentando hacerlo.}

moratorium statement en français, español, português, italiano, deutsch

NATIONAL TRADE UNION ORGANIZATIONS AND GLOBAL UNION FEDERATIONS

Canadian Labour Congress (CLC)

Central de Trabajadores Argentinos (CTA)

Central Unitaria de Trabajadores Del Perú (CUT)

Central Única dos Trabalhadores (CUT) Brazil

Confederation of Independent Trade Unions in Bulgaria (CITUB)

Confédération des syndicats nationaux, Québec (CSN)

Federatia Sindicatelor Independente din Educatie (FSIE) Romania

Sentro ng mga Nagkakaisa at Progresibong Mangagawa (SENTRO) Philippines

Public Services International (PSI)

Education International (EI)

INDIVIDUAL UNIONS, INCLUDING REGIONAL AND BRANCH/LOCAL LEVEL AFFILIATES

 Amalgamated Transit Union (United States and Canada)

Canadian Union of Public Employees

Federação Única dos Petroleiros–FUP (National Oilworkers Federation)  Brazil

Federación Nacional de Trabajadores de Agua Potable y Alcantarillado del Perú  (FENTAP)

Federación de Trabajadores de la Energia de la República Argentina, (Federation of Energy Workers-FETERA)

National Tertiary Education Union (NTEU)  Australia

National Union of Municipal and Government Employees (Fagforbundet)  Norway

National Union of Workers (Australia)

National Nurses United (NNU), United States

New York State Nurses Association (NYSNA) United States

Public & Commercial Services Union (PCS) UK

University and College Union (UCU) UK

Water Workers Union at EYATH, Thessaloniki, Greece