Archivo de la etiqueta: No Convencionales

standing-rock

EEUU: Triunfo de la resistencia indígena en Standing Rock

En un triunfo espectacular de la mayor movilización de resistencia indígena en la historia reciente de Estados Unidos, el gobierno federal anunció que no otorgará permisos para continuar con la construcción de un oleoducto en Dakota del Norte que atravesaba tierras sagradas por debajo del río Misuri y buscará rutas alternativas para el proyecto.

standing-rock
Por David Brooks /La Jornada

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército emitió su decisión la tarde de este domingo argumentando que después de extensas consultas determinó que la mejor forma para proceder es “explorar rutas alternativas para el cruce del oleoducto” y elaborar -como se había solicitado durante meses por los indígenas- un estudio de impacto ambiental muchos más amplio.

Dave Archambault II, presidente de la tribu Standing Rock Sioux, expresó su gratitud “por la valentía por parte del presidente Obama, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, el Departamento de Justicia y el Departamento del Interior para tomar pasos y corregir el curso de la historia y hacer lo que era correcto”.

Después de que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ordenó evacuar este lunes las tierras federales ocupadas por miles de indígenas y sus aliados y de que el gobierno estatal de Dakota del Norte había ordenado que los ocupantes abandonaran la zona ante condiciones invernales severas, se había disparado la tensión e incertidumbre sobre que ocurriría ya que los manifestantes rehusaron acatar tales ordenes.

Ante preocupaciones de represión -fuerzas de seguridad estatales y privadas habían empleado balas de goma, gas pimienta y lacrimógeno y hasta agua en temperaturas bajo cero contra manifestantes en diversos enfrentamientos durante las últimas semanas en que más de 560 fueron arrestados- este domingo llegaron más de dos mil veteranos militares de todo el país para sumarse a la resistencia y servir de “escudos humanos” en campamentos helados de los Sioux en Dakota del Norte.

Miles de indígenas Sioux y de otros pueblos indigenas, jóvenes, ambientalistas, activistas afroestadunidenses y latinos, artistas y más han mantenido una ocupación -ya era más como un pueblo- en tierras federales desde el verano para frenar el Oleoducto Dakota Access. Han recibido el apoyo de más de 300 tribus y naciones indígenas indigenas en este país y agrupaciones nacionales ambientalistas, culturales, de movimientos de derechos civiles como Black Lives Matter y activistas estudiantiles por todo el país (http://standwithstandingrock.net).

El proyecto de un valor de 3.8 mil millones de dólares está construido más de 90 por ciento completo y su último tramo de un total de mil 172 millas para transportar 470 mil barriles diarios de crudo desde tierras petroleras en Dakota del Norte a refinerías en Illinois pasa por tierras federales que fueron otorgadas a los Sioux bajo un tratado de 1851 incumplido hasta y atravesaría por debajo del río Misuri.

Líderes de la Reserva Sioux Standing Rock, la cual colinda con esas tierras y el paso del oleoducto, expresaron su oposición oficial desde hace un año, argumentando que el oleoducto pasa por tierras sagradas y a la vez amenaza la agua potable no sólo de ellos, sino de unas 17 millones de personas por toda la región si hay una ruptura cerca del río. Por ello, muchos participantes se designaron como “protectores de agua” y subrayaron la defensa indígenas de los derechos ambientales para y de todos.

Dirigentes indígenas insistieron que esto es parte de una lucha histórica. “Nos estamos cansando de ser empujados por 500 años. Ellos toman, toman, toman, y ya basta”, comentó Lee Plenty Wolf al New York Times en una entrevista en unos de los campamentos, entre dos jóvenes, una de California y otra de Francia que llegaron en apoyo.

Este fin de semana empezaron a llegar cientos de unos 2100 veteranos militares que se han comprometido en llegar desde todas partes del país -muchos de ellos con experiencia en las guerras de Irak, Afganistan, y otros de Vietnam- para defender de manera no violenta a la resistencia indígena. Encabezados por Wesley Clark, Jr., hijo del reconocido general retirado y ex candidato presidencial Wesley Clark, lanzó la iniciativa “Veteranos por Standing Rock” que afirma que los ex militares “se congregarán como una milicia pacífica y desarmada en la Reserva Sioux Standing Rock”.

David Hulse, un veterano de la Marina de la guerra en Irak, comentó a ABC News que decidió sumarse a las protestas desde Chicago “no como una misión de guerra, sino una misión de paz…. ver tantos veteranos presentarse aquí, eso es hermandad”. Uno de los veteranos tiene 90 años de edad, otra es la representante federal demócrata de Hawaii,Tulsi Gabbard. Kenny Nagy, veterano de la guerra de Vietnam, declaró al Los Angeles Times que “por fin vamos estar ayudando al pueblo de Estados Unidos en lugar de empresas”.

Elizabeth Torrence, veterana del ejército quien estuvo en Irak, comentó rumbo al campamento que los soldados juran “defender al pueblo estadonidense contra enemigos en el extranjero o en casa, y la manera en que están tratando al pueblo estadounidense, a gente desarmada, es inaceptable”.

Artistas han visitado y/o expresado solidaridad, desde los actores Jane Fonda y Mark Ruffalo a músicos como Neil Young, y rockeros punk en varias ciudades que ofrecieron conciertos para apoyar a los indígenas, como Neil Young; unos músicos indígenas crearon videos.

Fuente: Rebelión / La Jornada


flyer-transferencias

07/12 Presentación: Transferencias económicas al sector hidrocarburífero

Con la intención de aportar al debate sobre el estado presente y futuro del sector hidrocarburífero, Taller Ecologista (Rosario) y OPSur (Buenos Aires y Neuquén), en el marco de EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, presentan el Informe económico sobre transferencias al sector hidrocarburífero en Argentina”.

Miércoles 7 de diciembre / 18 hs / CEIL- CONICET: Saavedra 15 4to piso.

flyer-transferencias

Participan:

Facundo López Crespo –  Gustavo García Zanotti – Marco Kofman – Economistas integrantes de Taller Ecologista y EJES.  Autores del informe.

Mariano Barrera – Licenciado en Ciencia Política (UBA), Magíster en Economía Política con Mención en Economía Argentina (FLACSO) y Doctor en Ciencias Sociales (FLACSO). Investigador asistente del CONICET, docente e investigador del “Programa sobre petróleo y minería” de la Flacso.

Andrés Knobel- Abogado (UBA/Columbia) y Magíster en Derecho y Economía (UTDT/Humboldt University). Consultor de Tax Justice Network, red especializada en paraísos fiscales, secreto bancario, lavado de dinero y política fiscal. Junto a la organización Open Oil, es autor del modelado financiero del proyecto YPF-Chevron.

Alejandro Bercovich – Licenciado en Economía y docente de macroeconomía (UBA). Integrante del Colectivo de Trabajadores de Prensa. Trabaja como corresponsal y periodista especializado en temas económicos desde 2000 en diversos medios (BAE, Crisis, Metro, C5N). Co-autor de los libros Vaca Muerta y Estoy Verde.

     


soberania-energetica

Audios Encuentro Alternativas para la Soberanía Energética

Compartimos audios de la actividad realizada el 24 de noviembre en el Centro Cultural de la Cooperación. Para descargar audio hacer click sobre el reproductor con el segundo botón y seleccionar “Guardar como”.

soberania-energetica-2

Mesa 1: La crisis energética desde las organizaciones sociales

Andrés Arnone, La Izquierda Diario / PTS (00:00-10:45)

Peto Dorin, Patria Grande (10:46-17:12)

Nicolás Cannone, Frente Popular Darío Santillán (17:13-26:53)

Luján Rodríguez, COB La Brecha (00:00-11:30)

Nicolás Núñez, Izquierda Socialista (11:31-49:49)

soberania-energetica

Mesa 2: Soberanía Energética, propuestas y proyectos para un debate urgente

José Rigane, Fetera

Gabriel Soto, AUTE

Pablo Bertinat, Taller Ecologista

Palabras de cierre

Pablo Bertinat, (00:00-05:05)

Gabriel Soto, AUTE (05:06-09:55)

José Rigane, Fetera (09:56 – 11:00)

Felipe Gutiérrez, OPSur (11:01-14:00)

 


An aerial view of a shale oil drilling rig SAI-310, known as Vaca Muerta (Dead Cow) shale resource, in the Patagonian province of Neuquen, in this October 14, 2011 file photo. Two months before Argentina's president seized control of YPF, the country's biggest oil firm from Repsol, the Spanish company said it would cost $25 billion a year to develop a world-class shale find in Patagonia. It is money Argentina does not have and could struggle to get its hands on without deep-pocketed partners prepared to tolerate President Cristina Fernandez's increasingly volatile and unorthodox policies.  To match Analysis ARGENTINA-ENERGY/   REUTERS/Enrique Marcarian/Files (ARGENTINA - Tags: POLITICS BUSINESS ENERGY) TELETIPOS_CORREO:FIN,FIN,%%%,%%%

Una mirada crítica para la estrategia de Vaca Muerta

El nuevo libro del Observatorio Petrolero Sur transita por las políticas públicas de diversificación inconclusas y la corporatización de las empresas estatales que operan en la zona.

Vaca Muerta es sinónimo de Cuenca Neuquina. Las inversiones atraídas a esa formación shale, encabezadas principalmente por YPF, ha generado un cambio importantísimo en la sociedad neuquina. Un mirada crítica la tienen en el Observatorio Petrolero Sur, con un nuevo libro: “Vaca Muerta: construcción de una estrategia” (Ediciones del Jinete Insomne).
El trabajo tiene la pluma de Diego Pérez Roig, Hernán Scandizzo y Diego di Rissio que lo convierten en otro imperdible sobre este equipo de periodistas de la norpatagonia. Los ejes son elocuentes: políticas públicas ambiguas, empresas estatales corporatizadas y diversificación productiva a medida.
Scandizzo indaga en las reiterativas propuestas de diversificación productiva, que quedan simplemente en los discursos políticos. Abordó el proyecto “Añelo Sostenible”, una ciudad que pasó de 75 habitantes en 1970 a 412 en 1980, 2689 en 2010 y más de 6000 en 2015. Y seguirá creciendo: para 2030 esperan 30 mil personas.
“Según los autores de Añelo Sostenible, el desafío fue pensar la ciudad petrolera ‘moderna, sostenible y próspera’, y no la company town diseñada para atender con eficiencia las funciones productivas, residenciales y de equipamiento de una empresa o de una industria en particular”, escribe Scandizzo.
“Más allá de los objetivos declarados, la propuesta también contó con los aportes de empresarios que contribuyeron a ‘detectar y jerarquizar las oportunidades y debilidades que la inversión privada evalúa en torno al desarrollo urbano de la ciudad'”, describe el periodista.
“Una referencia cercana, en el tiempo y en el espacio, para pensar Añelo es Rincón de los Sauces. Esta localidad creció a partir del incremento de la actividad hidrocarburífera en el norte de la provincia con el descubrimiento del yacimiento Puesto Hernández, a fines de la década del setenta, y se consolidó en los noventa con la puesta en producción de El Portón, Sierra Chata y El Trapial”, detalla.
“Rincón se convirtió en la capital del extractivismo energético, sin embargo lejos está de ser un camino a seguir. En 2006 el Copade abordó las problemáticas sociales originadas en la desigual distribución de impactos y beneficios del sector hidrocarburífero en esa localidad y en Buta Ranquil”, cuenta Scandizzo.
A pesar de que el principal motor de la generación de ingresos para la provincia es el petróleo y el gas, las localidades que sirven de enclave industria no reciben recompensa de riqueza. El giro de dinero llega con más fuerza a la ciudad de Neuquén y la zona de la Confluencia, donde están la concentración las empresas de servicios, los comercios y los grandes emprendimientos inmobiliarios.
La presentación la escribe Pablo Bertinat, un ingeniero electricista que es director del Observatorio de Energía y Sustentabilidad de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Rosario, haciendo un repaso de todos los trabajos tanto el de Scandizzo como el de di Rissio y Pérez Roig.
“Todos los trabajos de este libro dan cuenta, de alguna manera, del debate ‘seguridad energética vs. soberanía energética’. Energía para subsidiar un tipo de sociedad como la actual frente a la energía como una herramienta para vivir mejor”, plantea.
“El aporte de este libro es sustancial, no sólo por la capacidad de análisis que presenta el fenómeno Vaca Muerta, sino por hacerlo mientras este proceso transcurre sin esperar sus resultados, alertando sobre sus consecuencias, aspirando a ahorrar dolores a nuestros pueblos y esbozando alternativas”, concluye Bertinat.


encuentro-soberania

La soberanía energética en debate

encuentro-soberania

Con la presencia de diversas organizaciones, partidos y sindicatos se realizó ayer el Encuentro “Alternativas para la Soberanía Energética” organizado por el OPSur en el Centro Cultural de la Cooperación, con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo. Ante unas setenta personas se presentó el video ¿Por qué la crisis energética?, que realizamos en conjunto con el VacaBonsai Colectivo Audiovisual

Escuchar audios de la actividad en el siguiente enlace

La primera mesa contó con la presencia de referentes de distintas organizaciones de izquierda: Nicolás Cannone (Frente Popular Darío Santillán), Andrés Arnone (La Izquierda Diario y  Partido de los Trabajadores Socialistas -PTS-), Luján Rodríguez (COB La Brecha), Nicolás Núñez, (Izquierda Socialista), y Peto Dorin (Patria Grande). Estos se refirieron a las distintas movilizaciones en contra de los tarifazos y profundizaron la crítica al sistema energético.

soberania-encuentro

La segunda mesa tenía como objetivo discutir los ejes centrales de un proceso de construcción de soberanía energética. José Rigane, secretario general de Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina, habló sobre la importancia de entender la energía como un derecho humano y la construcción de una soberanía popular para consolidar una soberanía energética.

Luego intervino Gabriel Soto, presidente de AUTE (sindicato de funcionarios de la empresa de energía estatal del Uruguay), que se refirió a la importancia del recambio energético en ese país hacia las energías alternativas; aunque criticó que estas se hayan desarrollado como una línea de negocios, en lugar de estar controladas por el Estado como un paso para la democratización energética.

Finalmente Pablo Bertinat, de Taller Ecologista, hizo hincapié en la necesidad de un recambio energético a energías que no sólo sean renovables sino que también tengan sustentabilidad ambiental, social y política. Señaló que la energía es un elemento de las políticas de desarrollo, por lo tanto planteó que es necesario discutir escenarios energéticos para repensar los modelos de desarrollo.

Compartimos fotos del Encuentro en Facebook

Nacional


jose-rigane

“El tarifazo es una consecuencia, la causa es el modelo energético”

José Rigane, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Energía y secretario adjunto de la CTA-A, analiza la actual crisis. Sostiene que el modelo fracasó porque responde a intereses mercantiles y no reconoce a la energía como un bien social. Para revertir esta situación, postula que lo primero que se requiere es recuperar la soberanía política, para después dar vuelta a los conceptos de la democracia liberal en nuestro país “y, por lo tanto, tratar la energía como lo que es: un bien social, un derecho humano, un problema de todos y, en ese contexto, terminar con la dependencia”.   

jose-rigane

Por: OPSur       

-¿Consideras que hay una crisis energética en el país?

Indudablemente este modelo energético ha fracasado y está en una profunda crisis, porque es un modelo basado en la privatización y, fundamentalmente, en la extranjerización, que se puso en marcha en la década del ´90. Como modelo responde a los intereses del sistema capitalista y tiene como objetivo sustancial tratar la energía como una mercancía, sin reconocerla como un derecho y como un bien social.

Pero resulta que la energía es insustituible, no es como un paquete de fideos, que podés remplazar por un kilo de arroz o de papas. Sin electricidad, agua y gas no hay vida digna. Para nosotros se trata de un bien social, de la misma manera entendemos que es un derecho humano. Pero este modelo no contempla ninguno de esos aspectos y lo que sí contempla es a la energía como un instrumento para tener ganancia por parte de las empresas multinacionales de la manera más rápida y concreta posible. Y para esto, el Estado ha funcionado como un Estado bobo, que inclusive le ha pagado a las empresas el barril de petróleo a un precio superior a lo que existe a nivel internacional, lo que demuestra que las empresas han logrado lo que cualquier multinacional pretende: una renta extraordinaria.

Entonces claro que hay crisis, porque a pesar de todo eso tenemos corte de energías si llueve, si hace calor, si hace frío, si hay sequía. La crisis permanece, se desarrolla,  se acrecienta en tanto y en cuanto no cambiemos este modelo energético que tenemos en Argentina, que es de supeditación, entrega y pérdida de la soberanía.

 

-¿Cree que hay un atraso de la reconversión de la matriz energética, que hoy depende casi en un 90% de hidrocarburos?

Nosotros necesitamos una diversificación de la matriz energética más allá de la discusión que hay: si hidroeléctrica sí, hidroeléctrica no; si nucleares sí o nucleares no, etc. Lo concreto es que tenemos tender hacia una matriz diversificada, pero eso solamente lo puede hacer un pueblo que recupere la soberanía popular, para después discutir qué es lo que nos conviene desarrollar, que es un poco lo que no termina de entender la gran urbe capitalina. No ve y no siente lo que es capaz de provocar el extractivismo, no lo entiende como una consecuencia nefasta para el pueblo argentino, de la misma manera que no ve lo que significa la contaminación de los ríos o en la cordillera. Pero aquellos que viven en esas regiones se manifiestan y por supuesto pelean, luchan, se movilizan contra una política que les hace un daño profundo.

Entonces está muy claro que la diversificación de la matriz energética viene de la mano de recuperar la soberanía popular y de recuperar la soberanía energética. En esa dirección, seguramente los argentinos nos vamos a dar una matriz compensando con energías alternativas que nos permitan tener una ecuación mucho más equitativa y que nos pongan lejos de la dependencia del petróleo y del gas que no tenemos, y que además de no tenerlo, seguimos permitiendo que se exporte.

El capitalismo verde de Macri

-¿Consideras que el macrismo transformó a las energías renovables en una línea de negocio?

Sin lugar a dudas. El sistema capitalista ha desarrollado la economía verde, que tuvo un verso que yo lo asemejo, en términos laborales, a la iniciativa que se desarrolla a nivel internacional con el trabajo decente. O también la utilización del vocablo sustentable, que muchas veces lo terminamos usando todos nosotros sin darnos cuenta que es una frase creada por los organismo internacionales, y que queda bien en cualquier lugar donde lo pongamos.

El macrismo hoy está desarrollando una iniciativa política que tiene como objetivo central hacernos creer que se ocupa del medio ambiente, que se ocupa del clima, que se ocupa de la energía alternativa; pero en realidad de lo que se ocupa centralmente es de generar negocios sobre todo, y en particular para quienes poseen la tecnología de estas energías, que son los Estados Unidos.

-Revisando la política energética del gobierno, ¿qué continuidades y rupturas tiene el macrismo respecto del kircherismo?

No hay diferencias sustanciales, porque los dos trabajan para los grupos multinacionales y su recaudación. En mi opinión personal, el kirchnerismo lo que hizo fue profundizar el modelo y trabajó en función de los intereses de la multinacionales, aunque trató de tener un relato que buscaba demostrar lo contrario. Por eso desarrolló la política de los subsidios, que mantenían la tarifa final congelada, pero era plata de los argentinos la que terminaba yendo a las manos de los grupos multinacionales.  ¿Qué hizo Macri? Trata de mostrar que quita los subsidios, pero entonces le mete la mano en el bolsillo a los usuarios. Le saca esa plata que no viene por el subsidio sino en forma directa de los bolsillos de los usuarios, y la transfiere directamente a los grupos multinacionales.

Entonces el tarifazo es una consecuencia. La causa es el modelo energético y si nosotros no cambiamos la causa, los efectos van a continuar.  Si hay algo que cambiar, si hay algo con lo que pelear es con la transformación del modelo energético.

tarifazos

Soberanía popular para la soberanía energética

-Pensando esa transformación, desde distintos ámbitos han surgido conceptos, paradigmas alternativos al modelo, como la idea de soberanía energética, ¿estás de acuerdo con esto como horizonte superador?

Yo creo que lo primero que necesitamos los argentinos es unificarnos y creo que la asignatura pendiente es recuperar la soberanía popular, volver a ser soberanos. Después hay que recuperar la soberanía energética, lo que significa dar vuelta los conceptos que ha venido estableciendo la política liberal en nuestro país y, por lo tanto, tratar a la energía como lo que es: un bien social, un derecho humano, un problema de todos y, en ese contexto, terminar con la dependencia del kirchnerismo. Porque si es una mercancía, solamente la puede obtener el que la paga, y si la obtiene solo el que la paga, no somos usuarios, somos clientes. Y la diferencia es sustancial para mostrar esto, que los servicios tienen que ser servicios públicos.

Por ejemplo la garrafa, que es el gas licuado del petróleo, ¿por qué hay que crear una garrafa a un precio social? Porque la garrafa la cobran a lo que no vale, y están pintadas todas de colores diferentes de acuerdo a la empresa ¿Y eso por qué? Porque el Estado nunca ha declarado a la garrafa como un servicio público. Si lo hubiera declarado un servicio público, la garrafa tendría un precio establecido por el Estado nacional y, por lo tanto nadie, podría cobrar un peso más de lo que se establecería. Pero como el Estado no lo hace, entonces las empresas supuestamente trabajan en un mercado de oferta y demanda, que es mentira. Hay 14 millones de argentinos que están supeditados al gas licuado de petróleo,  que deviene de un modelo energético que no ha permitido, ni posibilitado, ni invertido en desarrollar los gasoductos necesarios para hacer llegar gas natural a todos aquellos a los que les hace falta en la Argentina.

-¿Cuál es el rol de las trabajadoras y trabajadores en ese proceso?

Es un rol muy importante y significativo. Yo debería decir acá que el problema de la energía no es un problema para los que supuestamente saben, sino es un problema de todos. Entonces el rol de los trabajadores es altamente significativo, porque si los trabajadores no tienen compresión y conciencia de esta situación, terminan siendo funcionales de los intereses de las empresas. Porque las empresas, como hacen ahora las petroleras, van en la busca de la renta extraordinaria permanentemente. Si no la obtienen, van directamente a apretar a los trabajadores.  Dicen: “bueno, si a nosotros no nos dan un mejor precio, estamos obligados a cerrar pozos y resulta necesario suspender gente”. Entonces la gente reacciona rápidamente, dándole la razón a la empresa sin pensar, porque lo que pretende es defender su fuente de trabajo.

Por eso ante el modelo de flexibilización [laboral] de este gobierno que encabeza Macri, y que pretende desarrollar hacia todos los obreros, es muy importante no quedarse en una actitud economicista en el ámbito de movimiento obrero. Es imprescindible y necesario tener una mirada más elevada, porque esto no se resuelve con un aumento salarial o con una apertura de paritarias -siendo importante-, sino que es imprescindible y necesario tener un posicionamiento en términos políticos y gremiales más contundente, más claro.

-¿Cómo podría avanzarse hacia esa soberanía energética?

La primera decisión tendría que ser suspender todo tipo de exportación de petróleo: no tenemos petróleo para abastecer el mercado interno, no tenemos por qué exportar. Si no se puede refinar, deberíamos discutir por qué no se hace la inversión, si recién acabamos de condonar deudas a las eléctricas por 19 mil millones,  bueno todo, ese dinero se ve que lo tenemos.

Después, declarar servicio público todo lo que es servicio público y que hoy no está declarado: la transmisión, generación y la distribución de energía. Por haberse declarado solo la generación de interés general, las únicas que se benefician son las empresas termoeléctricas, de las cuales el 60 % está en manos de privadas.

Tercero, una intervención del Estado con poder de decisión para la planeación y ejecución de la política energética que tenga como objetivo resolver el problema del acceso de todos los ciudadanos argentinos a la energía. Esto no significa establecer la gratuidad. En esa línea, comenzar a planificar algo que no se resuelve de un día para otro, es el tema de la diversificación de la matriz energética.

Y luego una integración de carácter regional en función de los intereses y la necesidad de los pueblos, no de los gobiernos, y menos aún de los grupos multinacionales. En términos energéticos esto resulta imprescindible.

 

Ver también

“No se ha profundizado en el efecto transformador social que tiene la energía renovable”, entrevista a Enrique Martínez ex director del INTI

“Si el sistema energético no mejora la calidad de vida, estamos en un problema”, Entrevista a Pablo Bertinat de Taller Ecologista

Serie de artículos “Alternativas para la Soberanía Energética” producidos por el OPSur con el apoyo de la Fundacion Rosa Luxemburgo con fondos del BMZ.
 logo rosa luxemburgo es


ucg

25/11 | La Madrid: la Asamblea de la Cuenca de Claromecó convoca a concejales y vecinos

Viernes 25 de noviembre a las 13 hs en el Salón Blanco de la Municipalidad de General La Madrid.

La “Asamblea de la Cuenca de Claromecó”, realiza esta convocatoria para trabajar conjuntamente con los ciudadanos y concejales de cada ciudad, unificando criterios y acciones, en referencia al avance de las gestiones iniciadas en el año 2015 para explotar los yacimientos de carbón de nuestra región, los cuales tienen aval e impulso estatal, según nos informamos en gestiones realizadas con funcionarios del área, quedando a la espera de la respuesta oficial de un pedido de informe que ingresamos en la Gobernación el día 13 de Septiembre de 2016.

Está probado que la actividad propuesta y su técnica, (UCG, Gasificación Subterránea del Carbón) son altamente contaminantes y en Países como Australia, HA SIDO PROHIBIDA en los Estados de Queensland y Victoria por los daños irreparables producidos, siendo múltiples los ejemplos en el mundo.

El motivo que nos reúne es poner en conocimiento a la comunidad de cada sitio en donde están proyectadas estas explotaciones, para que no suceda en la región donde vivimos, que el conocimiento nos permite actuar a tiempo y no tengamos que lamentarnos luego de las consecuencias

Esperamos contar con la participación de todos los Distritos afectados en razón de concretarse esta iniciativa que nos cambiará la forma de vida, provocando el éxodo en nuestra región (Laprida, Lamadrid, Olavarría, San Cayetano, Adolfo Alsina, Guaminí, Pringles, Bto Juarez, Gz Chaves, Tres Arroyos, etc.).

Más información: Ignacio Zavaleta, 2923 647466


derrame-allen

Boletín Nº5 EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental

¿Cuál es el costo energético de la energía? >> “Gran Acuerdo” en la Cuenca neuquina significa que los costos los pagan trabajadores y trabajadoras >>  Hubo cambios en el mercado del gas y son recesivos >> Chevron tiene renta garantizada por contrato>>

¿Ya leíste el boletín EJES de noviembre?

Como cada número, EJES considera las políticas y territorios implicados para abordar distintas aristas del megaproyecto Vaca Muerta. El foco está puesto sobre los ángulos económico‐financieros y de justicia socioambiental para exponer las implicancias ocultas de la obstinación hidrocarburífera.

derrame-allen

En esta carrera contra el tiempo de visibilizar y problematizar “a costa de qué” se desarrollan las formaciones no convencionales, nuevos insumos se han trabajado en las Jornadas de fracking y la salud. Como relataron especialistas y activistas norteamericanas, la corta experiencia de EE.UU., de poco más de una década, ha sido registrada por más de 900 estudios científicos revisados por pares. Las tendencias generales muestran de forma particular los efectos negativos sobre trabajadores, trabajadoras y poblaciones vecinas. Por otro lado, las visitas y testimonios de referentes y especialistas de Neuquén y Río Negro van en línea con estos datos, al tiempo que alertan sobre el estado crítico y poco preparado de la salúd pública en pleno cambio de paradigma. Al acumulado de una centuria de explotación convencional, el fracking se expande a la par de la aparición de enfermedades o fenómenos antes no comunes, como problemas respiratorios y presencia de hidrocarburos en el agua de pozos que fueron usados por largas generaciones.

Lo que queda claro es que la industrialización masiva y a gran escala incurrida por los no convencionales deja un sin fin de “externalidades” sobre los territorios intervenidos y el clima, aspectos que abordajes clásicos no logran dimensionar, como dijimos en boletines previos. Límites que van más allá de lo socioambiental. Si una mirada clásica aborda los estímulos que reciben las petroleras lo limita a subsidios, para nosotros y nosotras es importante hablar de transferencias. El concepto permite ir más allá del monto específico y contempla políticas que modifican (para mejorar) las condiciones de posibilidad de la industria. Este tema es central para entender el desarrollo de los no convencionales y será abordado en un informe de EJES de próxima publicación. Invitamos a leer el boletín, sus comentarios y difusión serán siempre bienvenidos.

Ver Boletín EJES Nro 5 – noviembre 2016

Consultar boletines anteriores

Suscribirse al boletín

Vaca Muerta


vaca muerta

Un iceberg llamado Vaca Muerta

Se suele usar Vaca Muerta como sinónimo de Añelo, pero los límites van mucho más allá de la localidad neuquina que se ha transformado en la capital de los hidrocarburos no convencionales. Se suele pensar en fracking cuando se menciona Vaca Muerta, pero es mucho más que eso. Allí radica su carácter extremo.

vaca muerta
Foto: Alexis Vichich
Por Hernán Scandizzo / OPSur

Vaca Muerta es el único proyecto de explotación masiva de gas y petróleo de lutitas que ha alcanzado un desarrollo comercial por fuera de Estados Unidos y Canadá. Enclavado en el norte de la Patagonia argentina, su puesta en marcha despertó la movilización en contra de la fracturación hidráulica, dados los impactos ambientales asociados a esta técnica. Sin embargo, los procesos de transformación del territorio que desencadenan en una vasta región, exceden las problemáticas ligadas a la contaminación del aire, agua y suelo -y sus dimensiones sociales, culturales, sanitarias y económicas. Esto hace necesario extender la mirada para poder mensurar la intensidad del boom del fracking.

La explotación masiva de yacimientos no convencionales irrumpió en Argentina a principios de esta década1 en un escenario dominado por la caída en la extracción de gas y petróleo y de creciente importación de combustibles.2 El gobierno nacional, entonces encabezado por Cristina Fernández, y la compañía YPF, todavía controlada por la española Repsol3, los presentaron como única alternativa para el país ante la crisis energética. Desde entonces la formación de lutitas4 Vaca Muerta ocupa un lugar central en los relatos de la saga Argentina potencia, desplazando al monocultivo de soja transgénica.

“Según las estimaciones realizadas, las reservas comprobadas en el yacimiento de Vaca Muerta, sumadas a las correspondientes a las cuencas de San Jorge y Austral Magallanes, son del orden de 27.000 millones de barriles de petróleo y 802 TCF (trillón5 de pies cúbicos) de gas, correspondiéndole más del 80% a Vaca Muerta”6, destaca el tercer avance de los Estudios Estratégicos para el Desarrollo Territorial de la Región Vaca Muerta, elaborado por el gobierno nacional y equipos técnicos de las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza, en el marco del Programa de Fortalecimiento Institucional de la Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública.7 Esto equivaldría a “más de 6 veces las reservas de petróleo explotable en forma convencional y, en el caso del shale gas, más de 27 veces las reservas de gas explotables en forma convencional”, subraya. “De darse las condiciones necesarias y cumplirse las hipótesis indicadas, esta cuantía implicaría no solo alcanzar el autoabastecimiento, sino que la Argentina se convierta en un país exportador y formador de precios”, concluye el documento publicado en febrero de 2016.

En pocas líneas Estudios Estratégicos pasa de las certeras reservas comprobadas a las hipótesis indicadas, sin embargo mantiene un tono propio de cartilla de promoción. “El boom agrícola y ganadero que comenzó a fines del siglo XIX ocupó geográficamente un área mucho más extensa y duró muchos años, pero no tuvo la magnitud que el fenómeno del shale podría presentar. A su vez, el proceso de industrialización de mediados de siglo XX tampoco es comparable, ni por concentración geográfica ni por explosividad inicial [de Vaca Muerta]”.8 Este breve pasaje expresa claramente el lugar que desde el Estado se le adjudica al desarrollo masivo de no convencionales.

A un lustro de los primeros anuncios, tanto desde la Casa Rosada, que ahora aloja al empresario Mauricio Macri, como desde los gobiernos provinciales, se mantiene la apuesta,9 más allá de que la caída global del precio del crudo en 2014 haya puesto paños fríos a la fiebre inicial. En los últimos cinco años Vaca Muerta dejó de ser una formación de lutitas de 30.000 km2 y se transformó en una Región que abarca porciones disímiles de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza, y también genera condiciones para la explotación de gas y crudo de arenas compactas. Una relevancia que excede el plano energético y que se construye sobre la base de desestimar no sólo las críticas socioambientales10 sino también las advertencias respecto al corto horizonte productivo de estos yacimientos -dada la fuerte caída que sufren los pozos a poco de entrar en producción– y sus costos de extracción.11

Foto: Alexis Vichich
Foto: Alexis Vichich

Enroque geológico

Con Vaca Muerta el subsuelo emergió desde las entrañas de la Tierra, desplazó lo existente -pueblos, culturas, economías, vidas-, se convirtió en la nueva superficie y el paisaje se valora en barriles equivalentes de petróleo. Lo anterior es prehistoria. En el caso de Neuquén fueron condenados al silencio los informes oficiales que documentaban los avanzados procesos de degradación de suelos y aguas derivados de casi un siglo de extracción de hidrocarburos.12 Uno de aquellos estudios, realizado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en 2010, alertaba que esa situación podía condicionar seriamente el desarrollo agroindustrial,13 que desde mediados de la década de 1990 es presentado como el eje de diferentes planes provinciales de diversificación de la matriz productiva.

En este contexto de enroque geológico los pequeños productores y las economías campesinas e indígenas se debaten entre la resistencia, para conservar la tenencia de la tierra/territorio y formas de vida y producción, y la negociación con la esperanza de participar de la abundancia propagandizada o por lo menos recibir algún tipo de rédito ante un avance que parece ineluctable.14 Lo mismo ocurre con las expectativas laborales, los altos sueldos que se pagan en el petróleo relegan el interés de los trabajadores por las actividades agropecuarias. Sin embargo, tanto las autoridades de Neuquén como de Río Negro15 sostienen que es posible la convivencia entre la actividad productiva y la extractiva, a pesar, también, de los incendios de pozos, derrames y otros episodios registrados en zonas de chacras.16

Diego Rodil, técnico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), sostuvo que “la incompatibilidad de actividades se visualiza en la pérdida creciente de suelo productivo y el incremento de montes abandonados, riesgos sanitarios en la fruta por contaminación lumínica, fragmentación del espacio productivo que dificultan los controles sanitarios en bloque (…) y complejiza el mantenimiento del sistema de riego (…); además de riesgos elevados de contaminación de napas y aguas superficiales”. También advirtió que “los estándares de exportación pueden cambiar y ser rechazada la fruta en un futuro17”. “Desde la lógica capitalista de libre mercado, la renta de la tierra para la extracción de hidrocarburos es muy superior al valor para la práctica agropecuaria. En esta ecuación no se tiene en cuenta el costo que representa la pérdida de suelo productivo sistematizado y dotado de infraestructura, la pérdida de capital social que también llevó años construir, y los puestos de trabajos que se pierden”, subrayó. Tales afirmaciones las hizo en el artículo Avance de la frontera hidrocarburífera sobre suelo productivo. Estación Fernández Oro, Alto Valle del Río Negro, que pretendía presentar en las VII Jornadas de Economía Ecológica de la Asociación Argentino Uruguaya de Economía Ecológica, realizadas en Neuquén en noviembre de 2015. Sin embargo, a pesar de que su trabajo había sido aceptado por el comité organizador, el INTA no autorizó su intervención.

region-metropolitana-vaca-muerta

La creciente demanda de suelo urbano, por el proceso de metropolización que vive el Alto Valle del río Negro y Neuquén, también genera un fuerte avance en zonas de chacras, donde florecen loteos y los montes frutales son reemplazados por metros cuadrados de cemento. Si bien esta tendencia es anterior al boom de los no convencionales, la construcción de Vaca Muerta como tierra de la abundancia aceleró el proceso. Según el informe Estudios Estratégicos, entre 2009 y 2013 se perdieron alrededor de 2.300 hectáreas en el Alto Valle del río Negro y Confluencia. “Sin contar las que se puedan haber perdido entre 2013 y 2015, se estima que se perderán otras 2.440 hectáreas productivas aproximadamente solo para urbanizaciones requeridas por el crecimiento poblacional”. Si el sector hidrocarburífero recuperara el nivel de actividad previo a la caída del precio del barril de crudo, en un período no menor a cinco años, se incrementaría la población de la Región Metropolitana del Valle y la Confluencia en 200 mil habitantes, ascendiendo a un millón de habitantes, según estimaciones oficiales. Por ejemplo Añelo, ciudad que hace las veces de plataforma de operaciones de Vaca Muerta, pasó de tener 2500 habitantes en 2010 a 6 mil en 2014, tras el boom, y de haber un nuevo despegue, ascendería a 41 mil en poco más de un lustro, de acuerdo a las estadísticas publicadas en Estudios Estratégicos.

En este punto cabe destacar que si bien la planificación oficial problematiza la pérdida de suelo productivo como consecuencia de la extensión de las urbanizaciones, no hace lo mismo con la apertura de locaciones -que reemplaza la capa fértil con una compactación calcárea de 40 a 50 cm- y las infraestructuras requeridas por proyectos petroleros y gasíferos.

Sinergias extractivistas

red-ferroviaria-vmLa explotación masiva de formaciones de lutitas y arenas compactas lleva implícita la ampliación de las fronteras geográfica y tecnológica, pero también, como consecuencia del despliegue de infraestructura y logística que demanda, genera las condiciones para la puesta en marcha de otros emprendimientos. Al respecto, desde el gobierno nacional y las agencias provinciales que participan en la planificación estratégica de la Región Vaca Muerta se especula con que por sinergia se reactive el proyecto de extracción de potasio en el sur de Mendoza, que en 2013 suspendió la minera brasilera Vale18, y se ponga en marcha la construcción del complejo hidroeléctrico Chihuidos, que significaría no sólo generar electricidad sino también tener control sobre las aguas del río -sea para habilitar nuevas zonas bajo riego, evitar crecidas o garantizar el suministro al sector hidrocarburífero.19

En tanto desde el sector empresario, Dow Chemical señaló que un incremento en la oferta de gas, a partir del desarrollo masivo de los yacimientos de la cuenca Neuquina, generaría las condiciones para ampliar sus instalaciones en el Polo Petroquímico de Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires.20 Cabe destacar que la compañía norteamericana se asoció con YPF en 2013 para desarrollar de manera conjunta el área El Orejano, en Neuquén, y asegurarse la provisión de gas para su planta de PBB Polisur21. A fines de la década de 1990 ambas firmas, junto a Petrobras, pusieron en marcha la compañía Mega SA, para abastecer con gas del yacimiento Loma La Lata sus plantas del sur bonaerense.

La onda expansiva de Vaca Muerta es mucho mayor, si se toma en cuenta, por ejemplo, la extracción de arenas silíceas en Dolavon (Chubut), y Aldea Brasilera y Gualeguay (Entre Ríos). Estas arenas son inyectadas durante el proceso de fracturación hidráulica y funcionan como sostén, es decir, mantienen abiertas las grietas producidas en las rocas para permitir el flujo de gas y petróleo. Según estudios realizados por el National Institute for Occupational Safety and Health de EE.UU., quienes están expuestos al polvo de sílice, como los trabajadores de las locaciones petroleras, corren el riesgo de desarrollar silicosis, una enfermedad pulmonar incurable.22 A pesar de ello, 20 camiones diarios salen de Dolavon con su carga que tiene como destino final Añelo.23 En tanto en Entre Ríos, donde existen más de 40 municipios declarados libres de fracking, asambleas socioambientales cuestionaron en octubre que las autoridades impulsen la extracción en canteras de Gualeguay. Hacia mediados de 2015 desde esa provincia se cubría la mitad de la demanda de arena de YPF.24

Si bien hasta el momento las obras ejecutadas en la Región Vaca Muerta se relacionan con la mejora y ampliación rutas y la simplificación de los procesos de importación y exportación de insumos y bienes de capital, está en carpeta la recuperación y extensión de tendidos ferroviarios, construcción de acueductos y redes de suministro de gas y electricidad. “Entre los proyectos que comienzan a estar en gestión figura la prolongación del ramal desde Barda del Medio hasta Añelo, en donde se instalaría una planta de clasificación y despacho de arenas provenientes de Dolavon, en Chubut. Se encuentran en suspenso la construcción de un nuevo ramal desde Chichinales hasta Rincón de los Sauces, como parte del proyecto minero del potasio, y el histórico proyecto de prolongar la línea desde Zapala hasta Pino Hachado y articularla con los ferrocarriles chilenos para dar acceso ferroviario a los puertos del Pacífico”, enumera el informe publicado por el gobierno nacional.25

mapa-nqn-vmJustamente una de las claves para “sinergizar las infraestructuras, empresas instaladas y dotación que quede en la RVM [Región Vaca Muerta] para direccionar servicios al golfo de San Jorge”, como plantea la Subsecretaría de Planificación Territorial, son los corredores ferroviarios. No solo se proyecta un tendido que agilice el transporte de arenas entre Dolavon y Añelo26, sino ir más allá y comunicar ambas cuencas, lo que “vertebraría una integración operativo/productiva”27. Por otra parte, Vaca Muerta reactualiza el interés de las autoridades por los corredores bioceánicos impulsados en el marco de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA)28 y el Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento. Esto no sólo se manifiesta en la mejora de pasos fronterizos en la Patagonia norte y extensión de redes viales y ferroviarias -como el tren a Chile-, sino también en la creación de nuevas aduanas que apuntan, en principio, a facilitar la importación de insumos29, pero que también funcionan en sentido inverso. Si para Vaca Muerta el Pacífico siempre estuvo cerca, el proyecto es que esté aún más cerca.

El fracking asoma como la punta de un iceberg llamado Vaca Muerta cuya deriva puede transformar profundamente el territorio, aún más de lo que está a la vista con los riesgos de contaminación de agua, aire y suelo asociados a la técnica, o la pérdida de tierras productivas. Una de las condiciones para garantizar la explotación masiva de yacimientos no convencionales es la construcción de corredores de infraestructura que optimicen la circulación de insumos, maquinarias, personas, etc., lo que se traduce en reducción de costos de producción y acorta la distancia-tiempo con los mercados globales.30 Esas condiciones no sólo hacen a la viabilidad de la extracción de hidrocarburos, sino también a la de proyectos mineros o la producción agroindustrial en gran escala. Del cuello de Vaca Muerta cuelga una campana, su tañido convoca a otros proyectos extractivos.

Notas

1 Si bien para 2006 en la provincia de Neuquén se habían perforado 40 pozos en arenas compactas y dos en lutitas, recién en 2012 se produjo el despegue, hasta llegar a los más de 1150 pozos no convencionales en producción actuales. Estadísticas de Ministerio de Energía de Neuquén hasta agosto 2016.

2 Los combustibles fósiles constituyen alrededor del 90% de las fuentes de energías primarias del país, en 1998 se registró el pico de extracción de crudo y en 2004 el de gas, desde entonces los niveles convencionales descendieron.

3 En mayo de 2012 el gobierno argentino expropió el 51% de las acciones de YPF, que se encontraban en poder de Repsol. Dos años más tarde se cerró el proceso al acordar las partes el monto de la indemnización.

4 Utilizamos alternativamente lutitas y shale.

5 Según denominación norteamericana.

6 Cabe señalar que el avance y planificación pública de los no convencionales es traccionado a nivel internacional por la Agencia de Información Energética de EEUU y que las estimaciones, tasas de retorno y rentabilidad de formaciones shale son cuestionadas. Por ejemplo, la agencia oficial polaca de Energía, redujo su potencial de shale gas a una décima parte de lo que había hipotetizado su par norteamericana; un hecho que, sumado a la baja productividad de los pozos y a la resistencia social, hizo abortar proyectos de grandes empresas como Chevron (Boletín EJES Nro. 4. Inflar hasta que explote: sobreestimación de recursos).

7 Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública de la Nación (2016). Estudios Estratégicos para el Desarrollo Territorial de la Región Vaca Muerta. Plan Estratégico Territorial. Avance III, pp. 123-124.

8 Subsecretaría de Planificación, 2016: 124.

9 La cotización interna del barril de crudo por encima de los valores internacionales, así como el incremento del precio del gas en boca de pozo y de los combustibles en el surtidor expresan la decisión de seguir apostando por los no convencionales.

10 Las advertencias sobre los impactos de la técnica en el ambiente y salud de la población fueron desestimadas por las autoridades provinciales y nacionales, que hicieron suyos los argumentos de las empresas petroleras y de servicios, caricaturizaron las críticas y catalogaron de terrorismo ambiental a la militancia de los opositores. Ver Pechen pidió educar en contra del “terrorismo ambiental” (Río Negro, 14/12/2013) y Sapag pidió “no generar terrorismo ambiental” (La Mañana Neuquén, 21/03/2014).

11 A partir de la experiencia norteamericana, Post Carbon Institute concluyó que la curva de declive productivo de los pozos no convencionales se reduce a más de la mitad luego del segundo año (Boletín EJES 4/2016, Recursos no convencionales y el problema de su corto horizonte). Por otra parte, norteamericana Exxon anunció a fines de octubre que “podría reducir sus reservas de tres mil 600 millones de barriles en el sitio de Kearl [arenas bituminosas en Canadá] y de mil millones en otros lugares en América del Norte, es decir 19 por ciento de sus reservas totales”, si concluyera que los costos financieros tornan inviables esos proyectos (El Diario, 28/10/2016).

12 Programa Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- (2010). El riesgo de desastres en la planificación del territorio: primer avance. Programa Nacional de prevención y reducción del riesgo de desastres y desarrollo territorial. 1ra Edición. Buenos Aires. PNUD-Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública – Minplan. Ver también PNUD y Provincia del Neuquén (1998). Proyecto ARG/97/024 Emergencia Ambiental, Hidrocarburos -Compensación y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Neuquén. Resumen Ejecutivo. // Copade. Dirección General de Programas y Proyectos. Secretaría de Estado General de la Gobernación del Neuquén (2006). Plan Estratégico Territorial, Argentina 2016, Provincia del Neuquén.

13 Más allá de la consideración que actualmente tengan las autoridades de esos informes, los discursos de diversificación no fueron abandonados, aunque si cambiaron los actores. El rol protagónico lo concentran los grandes capitales, vinculados a establecimientos agropecuarios altamente tecnificados. Ver La huella petrolera y los límites a la diversificación económica neuquina, Neuquén y el eterno retorno de la diversificación y Scandizzo, H. (2016). Hidrocarburos y diversificación productiva en tiempos de Vaca Muerta. Nueva expansión de frontera del capital, en Pérez Roig, D., Scandizzo, H. y di Risio, D., Vaca Muerta, construcción de una estrategia. OPSur-Jinete Insomne. Buenos Aires.

15 En Río Negro el avance de las exploraciones y explotaciones petroleras se produce sobre el valle fértil que la catapultó como la principal provincia productora de peras y manzanas del país.

16 El más reciente fue la fuga de agua salada de un pozo, que inundó una chacra lindante con la locación, secando álamos y frutales (Río Negro, 29/10/2916). Para más información se puede consultar el libro de Martín Álvarez Mullally, Alto Valle Perforado.

17 Al respecto, la productora orgánica Jessica Lamperti, de Allen, denunció que un cliente desistió de seguir comprándole porque en la localidad se realiza fracking. Más información Río Negro, 01/11/2015.

18 Cabe recordar que en 2010 Vale firmó un convenio con YPF para garantizarse el suministro de gas (El Cronista, 07/12/2010). Desde principios de 2016 circulan rumores sobre la reactivación del proyecto minero (El Diario de La Pampa, 26/04/2016 y Los Andes, 13/09/2016).

19 Ver Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública de la Nación, 2016: 105.

20 Medios de prensa corporativos, como Revista Petroquímica, presentaron esas declaraciones como el anuncio de un mega proyecto en puerta.

23 El 24 de junio la Legislatura de esa provincia declaró bien público a las arenas silíceas, lo cual convierte al Estado en un socio estratégico de la actividad. “Lo que aún resta discutir -destacó el portal patagónico Big Sur- son las regalías que obtendrá la provincia por la extracción de sus recursos naturales, qué impactos le generará a la salud de los habitantes de Dolavon, 28 de Julio, Gaiman y Trelew; qué impacto ambiental tendrá sobre las aguas del río Chubut, qué daño generarán a las rutas el traslado de 20 camiones diarios de arena; qué valor agregado puede generarse en la zona más allá de los ’40 empleos directos’ prometidos por YPF y qué pasará cuando sólo quede un pozo. Todo esto es una incógnita pero, mientras tanto, los camiones van y vienen uniendo silenciosamente las provincias.” (Big Sur, 04/07/2016).

25 Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública de la Nación, 2016: 23.

26 Más información La Nueva, 05/05/2015.

27 Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública de la Nación (2015). Estudios Estratégicos para el Desarrollo Territorial de la Región Vaca Muerta. Segunda Etapa. Informe Final. Tomo 2. Programa de Fortalecimiento Institucional de la Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública. Noviembre, p. 263.

28Análisis críticos sobre el IIRSA se pueden encontrar en Raúl Zibechi (2006) y Ana Esther Ceceña, Paula Aguilar y Carlos Motto (2007)

29 Más información La AFIP creará una delegación de Aduana para Vaca Muerta (Río Negro, 31/07/2014) y Crean una aduana especial (La Nación, 19/05/2015).

30 Para profundizar este aspecto ver el artículo de Nicholas Hildyard que forma parte de esta serie de producciones sobre energía extrema.

Este artículo es parte del proyecto Energías Extremas en América Latina, de OPSur-Oilwatch Latinoamérica, y cuenta con el apoyo de Heinrich Böll Stiftung Cono Sur.

Vaca Muerta


Foto: Alexis Vichich

Charla informativa sobre frácking en Valle Medio

Choele Choel: La Seccional Valle Medio de UnTER, a través de su Departamento Socioambiental “Chico Mendes”, organizó una charla informativa a la que invitaron a estudiantes secundarios y convocaron a exponer a Martín Alvarez y Hernán Scandizzo, del Observatorio Petrolero Sur.

Foto noticia

Ambos disertaron sobre la situación actual de la explotación petrolífera y gasífera de la zona Neuquén – Alto Valle y el área de exploración que, en virtud de los nuevos contratos firmados por la provincia, abarca desde el río Negro al Colorado en las proximidades de Choele – Choel. Destacaron los peligros que implica la extracción por hidrofractura y la difícil construcción de un futuro mejor bajo el signo de la crisis civilizatoria.

La actividad, sobre las consecuencias ambientales, culturales y sociales del fracking se realizó en el marco de la campaña de divulgación de UnTER y según lo resuelto en el Congreso Socioambiental, que se desarrolló en Roca – Fiske Menuco, los días 5 y 6 de mayo de 2016. Participaron Claudia Vecchiarto, Directora de la Escuela de Formación “Rodolfo Walsh” de UnTER, Laura Maffei, Coordinadora provincial del Departamento Socioambiental “Chico Mendes” de UnTER y Luis Genga, Secretario de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades del Consejo Directivo Central.

Finalizada la exposición se generó, entre los más de cien asistentes, estudiantes, docentes y algunos concejales de la localidad y pueblos vecinos, un intenso debate. La necesidad de informarse y el interés generalizado llevó a los concurrentes a realizar un alto número de preguntas y consultas que fueron evacuadas por los disertantes.

La jornada se llevó adelante el martes 15 de noviembre, en el Salón de Empleados de Comercio de Choele Choel, a partir de las 16:00. Las tres horas que duró resultaron breves para abordar todos los temas planteados, por lo que los y las concurrentes coincidieron en la realización de más charlas informativas sobre el tema, que no deja de ser preocupante.

LU18 Radio El Valle