Tag Archives: No Convencionales

pachamama

De discursos y actores, ¿qué nos dejó el pacto Chevron-YPF?

[wp_easy_bubble_menu id='1']
 

Hace tres años la mayoría de la Legislatura neuquina aprobó, represión mediante, el histórico acuerdo Chevron-YPF. Tres discursos se enfrentaron de manera pública en la provincia. Mientras el gobierno nacional y provincial lo destacaba como una “garantía para el autoabastecimiento”; la oposición lo caracterizó como perjudicial para Neuquén. En tanto los partidos de izquierda y organizaciones mapuce lo denunciaron como una representación del saqueo y la contaminación

pachamama

Por Lorena Riffo*

En el año 2013, el gobierno nacional y el gobierno de la Provincia de Neuquén crearon nuevas normativas estatales en materia hidrocarburífera. En este marco, el 16 de julio la empresa YPF S.A. suscribió un acuerdo con Chevron Corporation para comenzar a explotar Hidrocarburos No Convencionales (HNC) en la formación geológica Vaca Muerta en Neuquén.

Con una represión de diez horas, la mayoría de la Legislatura provincial, el 28 de agosto de 2013, sancionó el aval al acuerdo. De esta manera, le extendieron a YPF S.A. el área concesionada en Añelo y le prorrogaron el contrato por diez años. Como decía Gramsci, cuando los sectores dominantes no pueden imponer sus intereses al conjunto de la población por vía del convencimiento de los sectores desfavorecidos, apelan a las herramientas coercitivas para seguir garantizando sus privilegios.

Esta demostración de fuerza es la clave histórica de la democracia representativa liberal para cerrar un conflicto cuyas complejidades no pudieron esconder. Las semillas del debate sobre las consecuencias de la hidrofractura como técnica experimental de extracción de hidrocarburos; la insostenibilidad de los combustibles fósiles; la ilegitimidad por la confidencialidad del acuerdo; y la trayectoria de contaminación de la empresa Chevron en la amazonia ecuatoriana; habían sido sembradas.

Tres discursos para un acuerdo

Entre mediados de mayo y principios de septiembre de 2013, diferentes posturas confrontaron en la escena pública a nivel nacional y regional en la provincia de Neuquén y sus zonas aledañas. Desde la lectura de los medios regionales en el Norte de la Patagonia Argentina, principalmente el diario Río Negro por su alcance y llegada, encontramos, sintéticamente, tres grandes maneras de caracterizar el pacto: “El acuerdo y la explotación de HNC como garantía del autoabastecimiento energético”; “El acuerdo como perjuicio para los intereses provinciales de Neuquén”; y, “El acuerdo y la explotación de HNC como representantes del saqueo y la contaminación”.

En primer lugar, los máximos exponentes que comprendieron “el acuerdo y la explotación de HNC como garantía del autoabastecimiento energético y beneficioso para la provincia de Neuquén”, en aquel momento, fueron el gobierno nacional y el gobierno provincial de Neuquén junto a sus funcionarios y partidarios, además del gerente de YPF S.A. y los representantes de Chevron. El pacto fue asociado con la recuperación de la soberanía energética y la importancia de dejar de girar divisas vinculadas a la importación de energía; y con el desarrollo socio-económico de ciudades emergentes, referido principalmente al aumento de puestos de trabajo e infraestructura en esas localidades. Finalmente, desestimaron los posibles riesgos ambientales en función que tanto YPF S.A. como el gobierno provincial tenían entre sus principales intereses la protección del agua.

En segundo lugar, el principal referente de la postura que entendió “el acuerdo como perjuicio para los intereses provinciales de Neuquén”, en 2013, fue la Lista B del Movimiento Popular Neuquino (MPN) en las PASO encabezada por Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa. También aportaron a esta mirada la Lista A de Compromiso Cívico Neuquino (CCN), cuyos referentes principales fueron Marcelo Inaudi, un histórico dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) y Rubén Etcheverry, un exfuncionario del gobierno de Jorge Sapag y presidente de Gas & Petróleo de Neuquén S.A. -la empresa petrolera en la que el Estado provincial es el principal accionista-; y el intendente de Neuquén Capital, Horacio Quiroga quien es uno de los principales e históricos opositores políticos al MPN. El discurso estuvo centrado en la oposición al gobierno provincial y nacional y en la visibilización de las falencias y contradicciones que tenía el acuerdo que avalaban. Basaron la crítica en los perjuicios que éste generaba para los intereses provinciales y para otras empresas que quisieran invertir en la extracción de HNC en Vaca Muerta; en paralelo a cuestionamientos formales en relación con el modo en que se decidió y difundió el mismo. En términos generales, no estaban en contra de la presencia de inversores externos para explotar HNC ni de la importancia de estos recursos para conseguir el autoabastecimiento energético.

En tercer lugar, el posicionamiento que presentó “el acuerdo y la explotación de HNC como representantes del saqueo y la contaminación” fue elaborado por una amplia y variada gama de actores sociales y políticos. Entre ellos/as: las listas de Frente Progresista Sur (FPS) -que era una alianza conformada por Proyecto Sur Neuquén, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el Partido del Trabajo y el Pueblo (PTP)-, CC-ARI, FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y Libres del Sur en las PASO; representantes sindicales de Asociación de Trabajadores/as de la Educación de Neuquén (ATEN) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA); la Confederación Mapuce de Neuquén (COM); la Multisectorial contra la Fractura Hidráulica de Neuquén; la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua; la Pastoral Social y el Obispo. Esta perspectiva estuvo estructurada desde cuatro abordajes: la contaminación y las consecuencias socioambientales, la incompatibilidad entre el dinero y la vida de la población, las críticas a las restricciones que establecen los gobiernos para no ser controlados por la ciudadanía y la manifestación activa del pueblo y la ocupación del espacio público. Desde esta postura, el acuerdo consistió en una entrega de los bienes hidrocarburíferos a Chevron, que fue facilitada por los gobernantes de turno, en base a sus intereses particulares en este tipo de negocios. Criticaron los cuestionamientos oportunistas y electoralistas y se centraron en reclamar que lo que sería un beneficio para Chevron consistiría en un perjuicio para toda la sociedad. Estas múltiples aristas colaboraron en la creación de un complejo entramado de pensamiento que trascendía el mero hecho del acuerdo, a pesar de que lo cuestionaba puntualmente.

Tres años después cada uno de estos sectores tomó distintos rumbos. Los primeros siguen defendiendo el acuerdo aunque el desarrollo de Vaca Muerta sigue estando lejos de lo que prometieron. El sector de Pereyra, por su parte, luego de ganar las PASO cerró filas en torno del desarrollo de la hidrofractura en la región. Finalmente, las organizaciones siguen articulando un discurso y acciones que buscan visibilizar los impactos diversos que ha generado el acuerdo en la Provincia de Neuquén.

*Becaria Doctoral IPEHCS-UNCo-CONICET, Fadecs, Integrante de Tierra para Vivir


20160807_fracking

El silencio oficial cubre el carbón de la cuenca Claromecó

[wp_easy_bubble_menu id='1']

La constancia de que la Subsecretaría de Desarrollo de Servicios Públicos inició un expediente para avanzar con un proyecto de producción de energía eléctrica mediante gasificación de carbón mineral en la Cuenca Claromecó, y la firma de un convenio de colaboración entre el grupo australiano Delmo y el Instituto de Recursos Minerales de la Universidad Nacional de La Plata, también relacionado al aprovechamiento del carbón bonaerense, dan la pauta de que el tema sigue generando interés en diferentes actores más allá de la falta de información.

20160807_fracking

Por Hernán Scandizzo

A principios de agosto la Asamblea de Concejales de la Cuenca Claromecó y organizaciones ambientalistas se reunieron en Laprida para informar las gestiones realizadas con el fin de develar en qué etapa están los emprendimientos minero-energéticos proyectados en el centro sur bonaerense. Durante el encuentro también se planteó la necesidad de que se sancionen leyes provinciales que prohíban la aplicación de la gasificación subterránea de carbón (UCG, según las siglas en inglés) y el fracking. Además se acordó impulsar ordenanzas municipales para declarar libres de ambas técnicas a los municipios de la región.

Claromecó sigue siendo un enigma, no la localidad balnearia, sino la cuenca sedimentaria. No están claras las características y el potencial del gas y el carbón que podría contener, tampoco en qué punto se encuentran los proyectos del grupo inversor australiano Delmo ni de la Provincia. La gestión de Daniel Scioli culminó en diciembre sin despejar la incógnita y en los meses que lleva María Eugenia Vidal al frente de la Gobernación tampoco se pronunció. Esta situación se da a pesar del pedido de informes impulsado en mayo de 2015 por el entonces diputado Ricardo Vago en la legislatura bonaerense; las requisitorias del ex concejal de Guaminí, Ignacio Zavaleta, desde la Defensoría del Pueblo de la provincia; y las peticiones del OPSur al actual ministro de la Producción Jorge Elustondo.

El expediente fantasma

La información sigue llegando a cuenta gotas, surge de las búsquedas cruzadas en diferentes fuentes y de las respuestas parciales de dependencias públicas. Así se tomó conocimiento del expediente 2174-369/2015 sobre Producción de energía eléctrica mediante gasificación de carbón mineral en la Cuenca Claromecó, iniciado por la Subsecretaría de Desarrollo de Servicios Públicos en mayo del año pasado. Un expediente que le da una dimensión material a lo expresado en 2014 por Franco La Porta, otrora secretario de Obras y Servicios Públicos. En aquel momento planteó que el gobierno bonaerense estaba interesado en aprovechar el potencial de los recursos energéticos de la cuenca; puntualmente habló de carbón y gas de mantos de carbón. Luego guardó silencio sobre el tema.

Llama la atención que no se haya hecho referencia al expediente impulsado por la Subsecretaría de Desarrollo de Servicio Públicos ni en los pedidos de informes gestionados a través de la Defensoría del Pueblo por Zavaleta -que logaron algunas respuestas parciales- ni en la audiencia que el ex concejal de Guaminí y el diputado Vago mantuvieron con el entonces ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense, Cristian Breitenstein, en junio del año pasado. Cuando se concretó aquella reunión el proyecto sobre Producción de energía eléctrica mediante gasificación de carbón mineral en la Cuenca Claromecó, ya había comenzado a deambular por dependencias gubernamentales.

A mediados de 2015 Breitenstein informó que estaban siendo evaluados permisos para  prospección de carbón en la cuenca de Claromecó. El entonces ministro no especificó a qué proyectos se refería, tal vez se trataba de Indio Rico, Cura Malal y Guaminí, de Delmo Patricios 1000 SA, y Pillahuincó, de Delmo PTY LTD Natural Resources S. A.

Lo que sí quedaba claro era que el grupo australiano Delmo hasta ese momento no tenía derechos adquiridos, a pesar de afirmar lo contrario en su web. Por aquellos días Breitenstein destacó que uno de los puntos a aclarar era si había algún tipo de vínculo entre las empresas solicitantes Claromecó Energy, Delmo Patricios 1000 y Delmo PTY LTD Natural Resources. De ser así no podrían acceder a derechos sobre 600 mil hectáreas dado que el Código de Minería habilita un máximo de 200 mil hectáreas. Al respecto cabe destacar que en la edición del 24 de julio de 2007 del Boletín Oficial de la República Argentina se publicó la constitución de las sociedades anónimas Delmo Patricios 1000 y Delmo PTY. LTD. Argentina, ambas con domicilio en Buenos Aires y con mismo director titular y director suplente: Guillermo José De La Vega y José De La Vega respectivamente. Mientras que el 20 de junio de 2008 informó que en la misma ciudad se constituyó Delmo PTY LTD Natural Resources con Guillermo José De La Vega en la presidencia y José Alberto De La Vega, como director suplente. En tanto el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires del 25 de enero de 2013 dio cuenta de la conformación de Claromecó Energy SA, con domicilio en La Plata, su presidente G.J. De La Vega y director suplente, J. A. De La Vega.

Por otra parte se supo que el grupo Delmo suscribió un convenio de colaboración con el Instituto de Recursos Minerales de la Universidad Nacional de La Plata. La información la surgió del reporte financiero anual 2015 de Carbon Energy, empresa que aplicaría la técnica de gasificación subterránea de carbón de concretarse el proyecto en la cuenca Claromecó. Cabe destacar que la entidad dependiente de la universidad nacional es presidida por el geólogo Isidoro Schalamuk, quien en 2010 realizó estudios sobre tecnologías limpias para el aprovechamiento de carbón para el Ministerio de Producción de la provincia.

A través de otras indagaciones surgieron referencias a proyectos que permiten reconstruir una secuencia de las expectativas de diferentes empresas sobre la cuenca Claromecó. El expediente 2145-8684/06, por ejemplo, se inició a partir de la solicitud de Barranca Sur Minera SA -subsidiaria de Bridas SA- para que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible certifique la aptitud ambiental del proyecto de Exploración de arcillas carbonosas mediante la realización de sondeos a profundidad variable efectuada en los partidos de Laprida. Gral. La Madrid, Coronel Pringles, como complemento de la Prospección Sísmica 2D-actividad exploratoria que había realizado años antes. En tanto, en 2008, el pedido de certificado de aptitud ambiental del Proyecto de exploración Gral. La Madrid, de la británica Rio Tinto Mining & Exploration Limited dio lugar al inicio del expediente 22300-43/08. Los que se suman al proyecto exploratorio llevado adelante por YPF entre 2010 y 2014.

Respuestas pendientes

Aún resta saber si las empresas Delmo Patricios 1000 SA, Delmo PTY LTD Argentina SA, Delmo PTY LTD Natural Resources SA, Claromeco Energy y Pampas Resources PTY Limited Sucursal Argentina, vinculadas a Delmo Group, poseen derechos de cateo, exploración o explotación de minerales o hidrocarburos en el territorio bonaerense. La pregunta fue formulada a través de un pedido de informes, pero el ministro Elustondo aún no responde. También es necesario saber si más allá de este racimo de empresas,  otras firmas han peticionado o cuentan con permisos o concesiones en la provincia y también el Estado bonaerense brinde detalles de su proyecto en carpeta. Otro interrogante es si el Gobierno de la Provincia posee estudios científicos sobre los riesgos ambientales derivados de la aplicación de las técnicas de gasificación de carbón, combustión in situ y gasificación subterránea de carbón. Una respuesta también imprescindible, dado que la experiencia de Australia enciende las señales de alerta.

Carbón
Nacional


charlas fracking

26/08 | BsAs: Charla “Petróleo y Resistencias”

[wp_easy_bubble_menu id='1']

El fracking en la Argentina y la resistencia indígena al extractivismo.

Proyección de Territorio Crudo

El Ciclo Reencuentros con Pueblos Originarios de la UNGS invita este viernes 26 de agosto a las 18hs a la Charla sobre Petróleo y Resistencias: El fracking en la Argentina y la resistencia indígena al extractivismo. Además proyectaremos la serie documental Territorio Crudo, una coproducción del Observatorio Petrolero Sur y el Colectivo Vaca Bonsai La actividad está referida a los conflictos actuales frente al Extractivismo y el apogeo del modelo de ?desarrollo? económico actual. Se abordará las luchas y resistencias de las poblaciones afectadas, así como el fortalecimiento organizativo de las comunidades, la defensa de la autonomía y las alternativas económicas frente a ello. Nos acompañará en esta oportunidad Felipe Gutiérrez del Observatorio Petrolero Sur. Lugar: Centro Cultural UNGS: Roca 850, San Miguel.

charlas fracking  


ejes 2

El fracking en debate – EJES / agosto 2016

[wp_easy_bubble_menu id='1']

EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental– presenta el segundo número del boletín electrónico mensual.

ejes 2

Esta iniciativa motorizada por Taller Ecologista (Rosario) y Observatorio Petrolero Sur, (Buenos Aires y Neuquén) pretende ser una nueva articulación de organizaciones involucradas en el debate energético y socioambiental de la Argentina.

Teniendo en cuenta las políticas y territorios implicados abordará distintas aristas del megaproyecto Vaca Muerta. El foco está puesto sobre los ángulos económico‐financieros y de justicia socioambiental para exponer las implicancias ocultas de la obstinación hidrocarburífera.

Por esta razón, el boletín contiene información vinculada a grupos afectados, análisis económicos, datos sobre degradación ambiental y deterioro democrático. Además, le dedica una sección especial al desarrollo de YPF-Chevron en Neuquén y una ventana con vínculos externos que acercan recursos, materiales y noticias relacionadas a la temática.  También aporta un pequeño resumen en inglés.

En este segundo boletín, abordamos cómo el sector hidrocarburífero ha incrementado sideralmente el acceso a subsidios para el gas, de manera similar a lo que ya expusimos con el petróleo. Al mismo tiempo, explicitamos beneficios indirectos, como permitir que se oculte información contractual clave, hecho referido en el seguimiento del caso YPF-Chevron, el cual ha acumulado sideral renta en lo que va del proyecto. Por otro lado, la presente definición de “crisis” es económica y no aborda cuestiones sociales y ambientales, quitando responsabilidad a los privados y al Estado, aunque sean desbordados de forma constante. Para esto, nos referimos en el presente boletín a la paralización de pozos por trabajadores y familias rurales de Allen, quienes demandan subsidios por la destrucción de su medio de vida. En la misma línea, planteamos la poca claridad que existe sobre casi tres mil pozos abandonados, un pasivo ambiental extendido en la norpatagonia con fecha no conocida de resolución. Por último, bajo la pregunta de quiénes son los funcionarios de Cambiemos, vemos una planta de casi todos hombres del sector privado, donde los puestos clave en hidrocarburos están especializados por Total, Shell y PAE en no convencionales y fracking.

Boletín EJES Nro 2/ Agosto 2016

Suscribirse al boletín

Vaca Muerta


neuquen rio

Río Neuquén en peligro

[wp_easy_bubble_menu id='1']

DECIMOS NO! AL FRACKING/EXTRACCIÓN NO CONVENCIONAL.. El día jueves 4 de agosto del 2016, vecinos de la ciudad de Vista Alegre y en conjunto con Centenario, Añelo y Neuquén, entre otros, nos movilizamos hacia la ruta 7 acceso a Vista Alegre para realizar una volanteada informativa en la que hacemos visible nuestra preocupación, nuestro miedo a las consecuencias del FRACKING hoy llamado EXTRACCIÓN NO CONVENCIONAL.

EL PROYECTO PUNTA ROSADA (ACUERDO DE LA PROVINCIA DE NEUQUÉN CON LA EMPRESA PETROBRAS DE BRASIL) PRETENDE REALIZAR MÁS DE 140 PERFORACIONES DESDE CHAÑAR HASTA CENTENARIO NORTE, A ORILLAS DEL RÍO NEUQUÉN. EL MÉTODO ES CONOCIDO Y DENUNCIADO EN VARIOS PAÍSES DEBIDO A LA CONTAMINACIÓN QUE DEJA A SU PASO. EXTRACCIÓN NO CONVENCIONAL O SEA FRACKING.


plataforma 12

Estado, política energética y extractivismo

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Primer Encuentro Debate:  miércoles 17 de agosto, 19:00 hs

ESTADO, POLÍTICA ENERGÉTICA, EXTRACTIVISMO

Coordina: Enrique  Viale

Expositores: PABLO BERTINAT – GUSTAVO LAHOUD – FERNANDO “PINO” SOLANAS

 Auditorio ATE Avda. Belgrano 2527 – CABA

plataforma 12

PRÓXIMOS ENCUENTROS DEBATE

SEPTIEMBRE Luchas  sociales. Nuevo  escenario político

OCTUBRE Corrupción, Narcotráfico y  Democracia

NOVIEMBRE Latinoamérica  hoy: ¿Progresismos, Populismos y  Nuevas  derechas?

Facebook Plataforma 2012


20160807_fracking

Reunión de la asamblea de concejales de la Cuenca del Claromecó

[wp_easy_bubble_menu id='1']

20160807_frackingEl día 5 de agosto se reunió, en la ciudad de Laprida, la Asamblea de Concejales de la Cuenca del Claromecó. Se analizó la situación ante el avance de las intenciones de realizar fracking en la región.

Asistieron concejales, exconcejales, diputados, funcionarios, un representante de la Defensoría del Pueblo, activistas ecologistas, integrantes de organizaciones no gubernamentales, alumnos lapridenses de escuelas secundarias  y vecinos de diferentes ciudades de la región.

Abrió la reunión Ignacio Zavaleta resumiendo las gestiones que ha llevado adelante en la ciudad de La Plata pidiendo informes en el Ministerio de la Producción acerca del estado en que se encuentran los trámites que impulsa la empresa Claromecó Coal Basin, Argentina, subsidiaria del Delmo Group, y otras empresas del mismo grupo o de diferente concentración empresarial, con la finalidad de explorar 600.000 hectáreas y eventualmente extraer gas en la Cuenca del Claromecó, ya sea aplicando la técnica de fracturación hidráulica (fracking) en mantos de carbón u otra técnica conocida como “Keyseam” UCG o Gasificación subterránea del carbón.

Asimismo detalló el nefasto recorrido de este grupo económico por Australia, donde ha dejado espacios altamente contaminados, y algunas áreas que debieron ser deshabitadas porque existe alto riesgo de explosión, al ser imposible apagar el fuego subterráneo de las minas de carbón abandonadas.

Seguidamente se escuchó por teleconferencia a Hernán Scandizzo y a Roberto Ochandio. Scandizzo, integrante del Observatorio Petrolero Sur trazó un derrotero temporal de las exploraciones y proyectos empresarios para la Cuenca Claromecó que han tenido lugar desde el 2010 al presente sin que ninguno se haya concretado debido al activismo vecinal que se opone a este tipo de extracción. Mientras que Roberto Ochandio, geógrafo y especialista en diferentes técnicas de extracción de hidrocarburos se refirió específicamente a los daños directos y colaterales que tiene la técnica de gasificación subterránea del carbón.

Aportó ejemplos puntuales para Australia y para otros espacios donde se ha aplicado esta técnica. Destacó asimismo que no es verdad que en nuestro país existan personas capacitadas para generar incendio de carbón en profundidad y extracción de gas, ya que es una técnica temeraria y a puro experimento.

En el transcurso de la reunión se acordó:

1)Pedir informes a los diferentes espacios provinciales obligados a brindarlos. Se adjunta nota de los fundamentos jurídicos y pasos a seguir.

2)Solicitar a los diferentes bloques políticos, con representación provincial, que acuerden para dictar una ley que prohíba “la explotación, extracción y exploración mediante las técnicas de UCG, fracking y otras que atenten contra la conservación de los hábitats propios de la región y la preservación de la vida misma”.

3)Incentivar a los concejales y autoridades locales, en aquellas ciudades donde no existen todavía ordenanzas “libres de fracking y UCG”, para que sean votadas a la brevedad.

4)Formar una comisión para que pueda exponer y / o actuar en la Comisión de Medioambiente de las Cámaras de Diputados y Senadores.

Posteriormente se realizó una puesta al día entre las diferentes experiencias locales y un debate entre los presentes. Antes de dar por concluida la asamblea se firmó el acta.

Desde Tandil, concurrieron María Argeri, Ana Lía Fernández, y los estudiantes de Relaciones Internacionales de la Unicen Facundo Litterini y Juan Cruz Pereyra.

Argeri comentó a este Portal que “estoy conectada a esa asamblea desde hace años, desde que hubo una asamblea grande en Tandil contra el fracking, pero se desarmó cuando Magnasco logró la ordenanza”.

Y resaltó que “iban a ir dos concejales, pero a último momento no pudieron concurrir”, y dijo que “tengo contactos con personas de la región porque durante dos años fuimos a dar charlas y clases sobre cuestiones de ambiente, vecindades y ciudadanía, y el próximo mes iremos por nuestra cuenta a otros partidos como Chaves a tener una Jornada con estudiantes secundarios y profesores”.

ABC Hoy


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los derechos que faltan en las tierras de Vaca Muerta

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Los Muñoz son una familia de crianceros de Neuquén que viven en tiempos de grandes cambios desde la llegada del mundo de los hidrocarburos no convencionales a Vaca Muerta. Asentados en áridas zonas de la norpatagonia, subsisten de la crianza de sus animales y enfrentan a las impericias climáticas en condiciones de vidas extremas. Son los protagonistas del choque entre una economía de subsistencia y, una actividad extractiva, en un territorio plagado de necesidades y lleno de derechos vulnerados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por Martín Álvarez- Aguada del Chañar está ubicado a unos 115km de la ciudad de Neuquén y es parte de la zona centro-oeste de la cuenca hidrocarburífera Neuquina, donde se encuentra la formación geológica Vaca Muerta. Allí la voluntad del progreso petrolero invadió tanto la tierra, como el cielo. El rojizo paisaje de la meseta patagónica se ve alterado por camiones, torres de perforaciones, camionetas, ductos y piletones, entre otros elementos típicos del paisaje petrolero. El contraste son las humildes viviendas de los denominados “puesteros o crianceros”, pequeños campesinos que crían animales para subsistir en medio de una zona de fuerte estrés hídrico. Los antiguos corrales de piedra que resguardan a los animales del viento, hoy se encuentran rodeados de la última tecnología que llegó a la zona para hacer fracking y extraer los hidrocarburos no convencionales.  

Enrique Muñoz tiene 35 años, es nacido y criado en la zona, pero se asentó a vivir en el puesto hace unos diez años, junto con su esposa y sus tres hijos. Su padre, Teófilo Muñoz, es dueño original del campo y vive en el lugar desde hace 43 años. Junto a su esposa, Gisella Bastias tienen tres hijos de diez, siete y tres años respectivamente. “Nosotros tenemos pozos cerca y lejos, hay unos como a 2 km, y nos vibra el techo y las ventanas cuando están fracturando”, cuenta Gisella. Para Enrique se juega con la vida de la gente. “De vez en cuando suena la alarma a cualquier hora y uno no sabe si tiene que irse corriendo con su familia o no. Los trabajadores nos han dicho que si nos tocan mucha bocina al pasar por la casa es que paso algo grave y hay que irse”.

La familia vive a unos escasos metros de la planta de deshidratación de gas que la empresa  provincial Gas y Petróleo (GyP) tiene junto con Enarsa en su campo. Ahí ellos padecen permanentes contaminaciones tanto del suelo, como del aire. En la actualidad tienen que ser abastecidos de agua, que la comparten con sus animales, dado que la del lugar está contaminada por hidrocarburos. “Cuando uno sale afuera es muy fuerte el olor a petróleo y a gas. Hay días que por los venteos [de gas] no podemos abrir la puerta de la casa”, afirma Enrique.

Hace seis años la empresa llegó al campo, ingresó sin previo aviso, ni permiso de sus propietarios asentados. Desde ese momento comenzaron a notar grandes cambios: mucha circulación de vehículos, vibraciones, ruidos, robos y derrames, se hicieron parte de la vida cotidiana. Los hechos produjeron una consiguiente merma en la cantidad de animales de cría donde, según Enrique, pasaron de tener de unas quinientas chivas a menos de cien debido a una serie de factores.

Enrique denuncia que hubo una falta de controles de los cuatro nuevos caminos que la empresa abrió para el tránsito de sus equipos, lo que derivó en que en 2014 le robaran cuarenta chivos y en 2015, setenta. A esto se suman las bajas en las pariciones por el estrés de los animales al tener tanta circulación en el campo; pérdida de superficie del campo y de pasturas; y la pérdida de un recurso escaso y vital como el agua por la contaminación hidrocarburífera. Ante esta situación realizaron distintas protestas intentando ser compensados.

Tras un corte la empresa les hizo un pozo de agua para que se puedan abastecer. La precaria solución no duró mucho ya que por un derrame la fuente se contaminó y los Muñoz tuvieron que cortar nuevamente para garantizar que se les mantenga la provisión. En la actualidad, la empresa le suministra unos 8 mil litros de agua por mes.

El futuro llegó

Estas tierras tranquilas de gente mansa, se han visto alteradas por la llegaba del mundo de los no convencionales. Enrique lo cuantifica en el notable incremento del tráfico de vehículos “desde que llegó GyP pasamos de ver dos autos por mes, que eran de nuestra familia, a setenta u ochenta vehículos pesados circulando todo el día en el campo”. También nos cuenta que “cuando estaban perforando vibraba todo y los animales se alejaban, no iba más a pastar a esas zonas”. Al mismo tiempo, por “tantos vehículos los animales no quieren estar cerca de los caminos. Si uno ve quedan todos los pastos llenos de tierra por el polvillo”, hecho contraproducente para la recuperación del alimento de los animales.

A las alteraciones en la vida se le sumaron modificaciones en prácticas tradicionales, especialmente en aquellas que garantizaban una buena reproducción de los animales. En la zona, es común la práctica trashumante llamada “veranada”, esta evita el estrés hídrico que sufren las regiones desérticas de la meseta. La costumbre, emprendida por criollos y comunidades mapuche, consiste en el traslado estacional de los animales en época de engorde a las zonas con mejores pasturas cercanas a la cordillera de Los Andes. Esta práctica se está perdiendo poco a poco con la llegada de las empresas petroleras. Tradicionalmente, la trashumancia era una actividad familiar, por lo que los campos quedaban vacíos por varios meses para luego volver a ser ocupados. Ahora, con el trabajo ininterrumpido de la industria, la ausencia de los habitantes suele ser aprovechada por la empresas para introducirse en los campos o realizar grandes obras. Por caso, Enrique hace cuatros años que no lleva sus animales a la veranada ya que cada vez que regresaban se encontraban con derrames y nuevos pozos.

Violencia en el territorio

La familia Muñoz ha mantenido una tensa relación con las empresas, producto de la falta de reconocimiento y los abusos cometidos en su campo. Además de judicializar el problema, Enrique ha realizado protestas cortando el ingreso al yacimiento, acción que le ha costado tener causas judiciales en su contra y terminar detenido por las fuerzas policiales en cuatro oportunidades. Cada vez que la familia cortó el ingreso a su propio campo, la empresa la denunció a la justicia, y esta a su vez, ordenanó su desalojo por parte de fuerzas policiales. En varias ocasiones, hombres de civil entraron de noche a su campo y los amenazaron en su propia casa a fines de amedrentar y lograr que levanten las medidas de protesta. Enrique acumula un total de 43 causas judiciales debido a las protesta que ha realizado contra la empresa.

Cuando comenzaron los trabajos y consiguientes primeras protestas, el ex Ministro de Energía y presidente de la empresa GyP, Guillermo Coco, prometió un sinnúmero de beneficios a la familia Muñoz. Casa de material, un galpón cerrado, la entrega de forrajes, el pozo del agua, un vehículo, un tanque australiano para el agua de los animales y dinero mensual. Prácticamente nada de eso se cumplió. Para mejorar sus condiciones de vida, poder comprar materiales y construir la anhelada casa,  Enrique tuvo que pedir trabajo a la empresa, quien durante un año (2014) lo tomó con un salario de diez mil pesos mensuales. Con este ingreso, logró tener algunas pequeñas mejoras en su calidad de vida al tiempo que mantiene la cría de animales.

crianceros 3 
Cronología del conflicto
  • En 2013 Enrique Muñoz corta el acceso al campo a la empresa. A la baja de pariciones de animales se le sumó que no los dejaban venderles tortas fritas a los trabajadores. Esta vez sus reclamos fueron acompañados por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Neuquén). El acuerdo con la empresa fue por 175 fardos de pasto, maíz, avena y ocho mil litros de agua.
  • En diciembre 2014, Enrique Muñoz cortó nuevamente el ingreso por incumplimiento en la entrega de agua y alimentos para los animales. Es detenido por la policía provincial por orden del fiscal Ignacio Di Maggio. Acompañado por la CTA, Muñoz volvió a cortar otra vez el acceso y consigue el reconocimiento de la empresa. Entre otras temas, Muñoz responsabilizaba a la empresa por el robo de cuarenta de sus animales.
  • En 2015, el robo de animales se repite, esta vez son sesenta chivos. Enrique decidió cortar el ingreso pidiendo que GyP los reciba y pague los daños. En medio del conflicto y tras una reunión de negociación con la compañía, el auto de Gisella es encerrado por una camioneta de GyP en el camino de ingreso al campo, sacándola de la ruta con daños materiales. El corte se sostiene nuevamente con el apoyo de la CTA y fue levantado tras obtener un compromiso de la empresa.
  • A fines del 2015 hay un gran derrame y, como tampoco los acuerdos fueron cumplidos, Enrique corta una vez más. No obtuvo respuestas hasta febrero de 2016, luego de más de sesenta días de corte consecutivos. Logran firmar una acta donde la empresa se compromete a remediar y le pagan mensualmente un dinero en concepto de indemnización de los daños. A pesar de ello, las exigencias de parte de la familia son mucho más altas. Ellos demandan que se les paguen los animales robados, que remedien la contaminación que produjo el derrame de petróleo y que se les provea de energía eléctrica. Por ahora nada de eso se cumplió y las tensiones continúan.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vaca Muerta


por_unanimidad_asamblea_de_santander_le_dice_no_al_fracking

No al fracking en Santander, Colombia

[wp_easy_bubble_menu id='1']
por_unanimidad_asamblea_de_santander_le_dice_no_al_fracking

Desde la Asamblea departamental los diputados elevaron su voz de protesta en contra de la posibilidad de explotar hidrocarburos a través de fracking en la región. Los diputados de Santander demostraron su rechazo a la exploración y producción de yacimientos no convencionales de petróleo a través del uso de la técnica de fracking en el departamento. Así lo hicieron saber los trece corporados presentes en el debate de control, al considerar que el uso del fracking traería consigo nefastas consecuencias ambientales para la región. “La Asamblea departamental le dice no a la utilización de la técnica fracking para la explotación de hidrocarburos no convencionales en nuestro departamento porque genera unos riesgos considerables al medio ambiente como la contaminación de acuíferos y la creación de nidos sísmicos”, advirtió el diputado citante al debate, Carlos Alberto Morales. Según las licencias de exploración hasta ahora otorgadas por la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, Barrancabermeja; Puerto Parra, Puerto Wilches y Cimitarra serían los municipios santandereanos habilitados para que multinacionales realicen exploración con técnicas de fracking. “Esta es una de las zonas de mayor contenido acuífero porque es en el Magdalena Medio donde confluyen todos los afluentes del río Magdalena, luego el impacto que van a ocasionar en el sistema hidrico va a ser muy grande, por lo tanto esa debería ser una actividad que se debe suspender porque no hay certeza de que esas zonas no vayan a ser contaminadas con este sistema del fracking”, señaló el diputado del Polo, Roberto Schmalback. La negativa de la Asamblea a la implementación del fracking, no obstante, no tiene poder legal para obligar a su suspensión.

“Exploración a ciegas”

Para el ingeniero Óscar Vanegas, experto en temas de explotación de hidrocarburos, la exploración de yacimientos no convencionales en el Magdalena Medio podría tener graves consecuencias ambientales para la región teniendo en cuenta que ni el gobierno ni las empresas que van a explotar la zona conocen la composición del subsuelo en esta región del departamento. “No tenemos estudios de subsuelo, no conocemos los acuíferos, no tenemos laboratorios de aguas subterráneas, por eso acá lo que debemos aplicar es el principio de precaución que indica que hasta que no tengamos una seguridad del 100% de que no vamos a impactar al medio ambiente, no lo hagamos, los riesgos son muchos y las probabilidades de que ocurra una catástrofe ambiental son altas”, acotó el ingeniero.

MinAmbiente lo aprueba

Visión diferente tiene el Ministerio de Ambiente que desde sus estudios considera que la explotación de hidrocarburos a través del fracking en Santander sí es viable. “El Ministerio de Ambiente ha construido instrumentos normativos que considera son los adecuados para que se lleve a cabo el desarrollo de esta actividad con el control necesario que deben realizar las autoridades nacional y regional. El Ministerio ya expidió unos términos para que se pueda hacer control al fracking sin realizar daños ambientales”, explicó Ernesto Romero, del Ministerio.

Así funciona el fracking

El fracking es una técnica que utiliza el bombeo de agua y arena a una gran presión para fracturar el subsuelo y así poder recuperar el crudo condesando o crudo líquido. Por cada pozo, los expertos calculan que se requieren por lo menos 6 millones de galones de agua, así como 400 toneladas de arena. Además el fracking utiliza por lo menos 600 sustancias químicas que por sus concentraciones se vuelven tóxicas. Toda el agua que es utilizada para fracturar regresa a la superficie generando la contaminación de los acuíferos subterráneos y las aguas superficiales. Esta es una de las técnicas más utilizadas en varios países del mundo, aunque en muchos su uso ha sido prohibido.

Vanguardia.com