Tag Archives: Políticas públicas

Foto 8 Basurero Comarsa con la ciudad atrás Martín _DSC4962

La justicia neuquina declara admisible al amparo presentado por vecinos contra basurero petrolero

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Se trata de un amparo contra la empresa Comarsa, ubicada sobre barrios populares de Neuquén Capital. Este jueves 28 de abril, la jueza Elizabeth García Fleiss ha declarado admisible el amparo que presentaron los vecinos ante la justicia de Neuquén por la contaminación. Los vecinos le piden a la justicia que le impidan a la empresa continuar quemando residuos petroleros producto de la fuerte contaminación que emana de sus chimeneas.

Foto 8 Basurero Comarsa con la ciudad atrás Martín _DSC4962

El miércoles 04 de mayo, la empresa deberá presentarse en la legislatura y dar explicaciones sobre su plan de traslado a la comisión de Medio Ambiente, allí se exigirá que se formalice la comisión de seguimiento que se creó de manera conjunta entre vecinos afectados, diputados y referentes sociales. Dicho espacio tiene como fin seguir cada movimiento de los basureros petroleros y no permitir que las empresas se retiren sin la remediación correspondiente, además de prevenir que no contaminen donde se trasladen.

Todos los sábados a las 16 hs se reúne la asamblea en Gobernado Denis 877 de Neuquén Capital.

   


hillery bernie

El no al fracking en las presidenciales del norte

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Los no convencionales se cuelan en los debates, tanto en Estados Unidos como en España. Durante las primarias de Nueva York, el demócrata Bernie Sanders señaló sus intenciones de prohibir la técnica en todo el país, mientras que Hillary Clinton, reforzó su discurso de “fracking seguro”. En el Estado español las fuerzas progresistas y de centro izquierda avanzan en un acuerdo de prohibición. Aunque la posibilidad cierta es que estas frases se hagan humo después de las campañas, es evidente que el discurso antifracking se hace cada vez más popular en todo el mundo,  incluso en EEUU.,  el supuesto paraíso de los no convencionales.

hillery bernie

Por OPSur- Dentro del largo proceso de primarias que se vive en Estados Unidos, esta semana tocó el turno del Estado de Nueva York. Durante el debate de los demócratas una estudiante les preguntó a los dos candidatos si apoyarían el fracking. Interpelada, Clinton señaló; “Sabes, yo no apoyo cuando cualquier localidad o Estado se encuentran en contra de él, en primer lugar. No lo apoyo cuando la liberación de metano o la contaminación del agua están presentes. Tampoco lo apoyo, número tres, a menos que podamos asegurarnos de que quien sea que lo lleve a cabo nos diga exactamente qué químicos está usando. Así que mientras no se cumplan todas mis condiciones no creo que haya muchos lugares en América [se refiere a Estados Unidos] en donde el fracking pueda tener lugar.”[1] Por su parte Sanders señaló que su respuesta “es mucho más corta: no, no apoyo el fracking”

Durante su gestión como Secretaría del Departamento de Estado del actual gobierno de Barack Obama, Hillary Clinton fue llamada la “Dama del fracking”. Las filtraciones de los cables de Wikileaks mostraron dos controvertidas caras de la ex primera dama norteamericana, por un lado el papel de lobbista a favor del fracking en varias giras por países y por otro su carácter guerrerista y su rol en la invasión a Libia en el 2011. Para Julian Assange, fundador de Wikileaks, “Hillary es un halcón de guerra” y  con sus malas decisiones en Libia cumplió su objetivo de dejarle un paraíso al Estado Islámico[2].

En 2012 Clinton viajó a promocionar la fractura hidráulica ante los gobiernos de Bulgaria, Rumania y de Polonia. Allí expuso que el uso del fracking formaba parte de un esfuerzo para combatir el cambio climático, de aumentar el suministro mundial de energía, y de socavar el poder de adversarios como Rusia. Por donde la Secretaría anduvo, Chevron hizo negocios ampliando la frontera de extracción de no convencionales a escala global, en particular en Europa del este. Por otra parte el papel de Hillary y su Departamento de Estado, fue determinante en México para garantizar la histórica reforma energética de Peña Nieto, que liberalizó el mercado petrolero de ese país, abriéndole la puerta al fracking masivo[3].

Además la ex Secretaría de Estado quedó en las últimas semanas envuelta en denuncias que vinculan el financiamiento de su campaña a empresas del mundo del fracking y lobistas asociados a compañías como Chevron y Cheniere[4].

España y una opción contra el fracking

Por su parte, el Estado español vive también un largo proceso de campaña presidencial, tras la fallida investidura de Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). España se encuentra a pasos de realizar un nuevo llamado a elecciones y los debates ponen en agenda temas acuciantes y promesas varias en medio de una crisis política y económica.

Durante el debate de investidura, en el que no consiguió la mayoría necesaria para acceder al cargo, Sánchez manifestó que “proponemos un Pacto de Estado de Energía con el cierre progresivo de las centrales nucleares al cumplir los 40 años de vida útil y no permitir prácticas lesivas para el entorno como el fracking”[5]. Esta prohibición de la fractura hidráulica contaría con el apoyo de otras fuerzas como Podemos y Ciudadanos, no así del actual partido de gobierno el  Partido Popular.

Los dichos de Sánchez sin embargo, contrastan con la acción de su partido en numerosos territorios del Estado español, como Vitoria, donde el PSOE se opuso a una moratoria al fracking. Esto se lo recordó en el mismo debate la representante de la izquierda nacionalista vasca Marian Beitialarrangoitia; “señor Sanchez, tiene un problema con el diccionario. Moratoria y prohibición no es lo mismo. La moratoria la descartó su propio partido en Vitoria y la moratoria supone no renunciar al fracking. Por tanto no intente confundir, no es lo mismo”[6], señaló la representante abertzale.

La diputada vasca dio en el clavo. ¿Cuánto de los discursos presidenciales en contra del fracking no son más que eso, palabras? La decidida acción en favor del fracking de supuestos sectores progresistas cuando han sido gobierno -como los demócratas en EEUU. y los socialistas en el Estado español- contrasta con sus discursos electorales y programas políticos. Decir una cosa para hacer otra distinta. Lo que queda bastante claro que el fracking dejó de ser una promesa popular para pasar a ser cuestionado por las masas. Mientras en el norte ya es piantavotos, en Argentina Vaca Muerta fue un botín de campaña.

[1] Regeneración (20/04/2016), Hillary Clinton financiada por petroleras que realizan Fracking.

[2] RT (16/02/2016), Assange: “Hillary es un halcón de guerra a la que le emociona indecentemente matar a la gente”.

[3] Sin Embargo (13/09/2014), De cómo Washington impulsó el fracking por el mundo, y ahora su enviado especial da bendición a reforma de EPN.

[4] Regeneración (20/04/2016), Hillary Clinton financiada por petroleras que realizan Fracking.

[5] RADI (01/03/2016), Líder socialista apuesta por prohibir el fracking en España en su discurso de investidura.

[6] https://www.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=yjoX_kCswEA&app=desktop

Internacional


web cipce

Nueva web del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica

[wp_easy_bubble_menu id='1']

El CIPCE ha renovado su web, y nos invita a que la conozcan: www.cipce.org.ar.

web cipce

Luego de meses de trabajo de todo nuestro equipo, hemos diseñado un sitio en el que podrán encontrar informes y material de consulta sobre corrupción y criminalidad económica (tanto nuestro como de otras organizaciones), novedades de casos judiciales, artículos académicos, y actualizaciones sobre nuestros cursos y actividades de capacitación, entre otras cuestiones.

Próximamente podrán encontrar también nuestra base de datos sobre delitos económicos en Argentina con nuevas actualizaciones, y un campus virtual donde podrán acceder a nuestros cursos de manera online.

Les recordamos que también pueden seguir nuestras novedades en Facebook:

facebook.com/CIPCEarg.

Por cualquier consulta o sugerencia que tengan, pueden contactarnos a info.cipce@gmail.com

Nuevamente los saludamos e invitamos a que conozcan la página!


compendio salud fracking

Compendio científico de daños del fracking

[wp_easy_bubble_menu id='1']
compendio salud fracking

El presente libro sobre hallazgos científicos, médicos y de los medios que demuestran los riesgos y daños del fracking (el Compendio) es una recopilación completamente referenciada de la evidencia que describe los peligros y perjuicios del fracking. Es un documento público, de acceso abierto que reúne hallazgos en la literatura médica y científica, informes del gobierno y la industria e investigación periodística y está alojado en los sitios web de Concerned Health Professionals of New York (www.concernedhealthny.org) y de Physicians for Social Responsibility (www.psr.org).

Desde que fue presentado originalmente por Concerned Health Professionals of New York el 9 de julio de 2014, el Compendio ha sido usado y referenciado en todo el mundo. Ha sido traducido de manera independiente al español y adoptado para uso en la Unión Europea, Sudáfrica, el Reino Unido y Australia.

Esta tercera edición del Compendio, producto de un esfuerzo conjunto con Physicians for Social Responsibility, sigue vigente a medida que la información avanza. Más de 100 nuevos estudios sobre los impactos del fracking han sido publicados en la literatura científica revisada por pares desde que preocupaciones tan conocidas sobre la salud pública llevaron a que se prohibiera el fracking en Nueva York—y desde que la segunda versión de este documento fuera presentado nueve meses atrás.

Nuestra base de conocimientos es muy reciente. La base de datos que mantiene PSE Health Energy que ha sido usada como referencia muestra que más de la mitad de los estudios disponibles sobre los impactos adversos de los desarrollos de gas de esquisto y gas tight han sido publicados desde enero de 2014. En 2014, fueron publicados 192 estudios revisados por pares sobre estos impactos. En los primeros seis meses de 2015, se conocieron 103 estudios. La gran mayoría de estos estudios revelan problemas. Específicamente, como lo demuestra el análisis estadístico de PSE, el 69 % de los estudios de investigación originales sobre la calidad de agua encontraron potencial, o evidencia real de contaminación del agua; el 88 % de los estudios de investigación originales sobre los riesgos para la salud humana encontraron signos de daños o indicios de potenciales daños.2 Desde que fue publicada nuestra segunda edición, además del auge de los documentos revisados por pares, cuatro informes oficiales de varios tomos sobre las consecuencias del fracking fueron publicados en EE.UU.: uno de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) que se centra en el agua; dos de California que examinan una amplia gama de impactos; y, las conclusiones del Departamento de Conservación Ambiental del estado de Nueva York que—junto con la declaración final de impacto ambiental—llevaron a implementar la prohibición del fracking en Nueva York e incorporan el informe de salud pública de NYS DOH en un análisis más amplio de las consecuencias ambientales y económicas del fracking. Como respuesta a la proliferación de evidencia sobre los problemas y perjuicios del fracking—sumada a creciente preocupación acerca de numerosas incertidumbres persistentes—diversos países, estados y municipios han establecido prohibiciones y moratorias, y muchas de esas prohibiciones han sido anunciadas este año.

Ver/Descargar el Compendio

Traducción al castellano de Cecilia Cárdenas, Miembro de Traductoras en Acción, la red de Traductoras/es e Intérpretes voluntarios/as de Ecologistas en Acción. Maquetado por Mónica Martín, de la red de Maquetadores/as voluntarias de Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción


ycf

La falsa solución del carbón

[wp_easy_bubble_menu id='1']
El FpV reactiva el proyecto para crear YCF y declarar la extracción de carbón de interés público

En el último lustro cinco proyectos de ley fueron presentados en el Congreso Nacional para la promoción del carbón en la matriz energética. El último, impulsado en noviembre de 2015 por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, será tratado esta semana en el Senado. Las iniciativas difieren no sólo en el esquema de organización de la empresa y en los niveles de participación de los trabajadores sino también en problematización de la cuestión ambiental e intervención de la población local. El lamentable y fugaz paso que tuvo en Diputados no permitió incorporar esas alternativas al debate.

ycf
Foto: Dani Yako / altairmagazine.com

Por OPSur.- El proyecto de creación de Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado (YCF S.E.),  aprobado en diciembre en la Cámara Baja, y que será tratado mañana [20 de abril] por las comisiones de Energía y Hacienda es uno de los que menos participación da a los trabajadores. De las cinco propuestas presentadas en Diputados en el último lustro, la última impulsada por el Frente para la Victoria (FpV) tampoco contempla la cuestión ambiental ni la necesidad de diversificar la matriz energética hacia fuentes limpias y renovables. Por el contrario, esa iniciativa como ninguna otra promueve la participación del carbón como fuente primaria al declarar de interés público nacional su exploración y explotación y la generación de energía eléctrica a partir de su combustión.

No desconocemos que Yacimientos Carboníferos Río Turbio es vital para la existencia misma de las localidades de Río Turbio y 28 de Noviembre. Por tal motivo consideramos que se deben  desarrollar e implementar políticas públicas con la participación activa de la población, para atender sus necesidades y garantizar una transición ordenada hacia otra matriz. Es imprescindible que no sean los trabajadores y trabajadoras, el pueblo, quienes paguen el costo del imperativo cambio de la matriz energética. Pero tampoco en su nombre se puede promover una ley cuyo alcance va más allá de la vida de ambas comunidades, e incluso de la misma provincia de Santa Cruz.

Pretender que YCF SE cumplirá el mismo rol que tuvo cuando se impulsó la explotación de carbón a mediados del siglo pasado en el extremo sur del país es no haber tomado nota del paso del tiempo, de los debates civilizatorios actuales; es renunciar a la visión estratégica que se tuvo en aquel momento. Además, aumentar la participación del carbón lejos de aportar a la diversificación de nuestra matriz energética nacional, incrementará la dependencia de los fósiles -gas, petróleo y carbón-, que actualmente representan más del 90% de las fuentes primarias. Consideramos que la reactivación de un proyecto de estas características sólo tendría sentido si la empresa tuviera como objetivo explícito propender  a una transición energética, de manera de hacer el proceso sustentable tanto para el ambiente como para los trabajadores y trabajadoras.

De aprobarse este proyecto se sientan las bases para que prosperen iniciativas como la de gasificación subterránea de carbón impulsada por la empresa australiana Delmo en la Cuenca Claromecó, provincia de Buenos Aires. Cabe desatacar que la técnica (UCG, según siglas en inglés) es promocionada como una forma de aprovechamiento energético limpio del carbón, sin embargo, días atrás el ministro de Minería de Queensland, en Australia, anticipó que el gobierno estadual enviará un proyecto de ley al parlamento para prohibir su aplicación. El funcionario subrayó que los impactos ambientales sobre tierras agrícolas generados por la empresa Linc Energy, en Chinchilla, superan por mucho el potencial económico estimado de ese emprendimiento.

También llama la atención que se promueva la participación del carbón en la generación de energía eléctrica en momentos en que algunos de los principales países consumidores de este mineral, como EE.UU. y China, apuntan a su reducción. Incluso la sustitución del uso de carbón por gas está llevando a la quiebra a las principales empresas del sector en Estados Unidos. Si bien a nivel global este mineral mantiene un peso considerable -representa alrededor del 30% de las fuentes primarias de energía-, en Argentina ronda el 1,5% de las fuentes primarias. Es decir, tiene una incidencia apenas mayor que las fuentes renovables, y un futuro y potencial en ningún aspecto comparable al de éstas. La promoción de la extracción del carbón como de interés público nacional es, en definitiva, una falsa alternativa energética.

Más información:

ABC, 19/04/2016. UCG banned immediately in Queensland, laws to follow, Mines Minister Anthony Lynham says. [versión en español]

De la Cuenca, 13/04/2016. Ley YCF SE: Tras reunión con senadores autoridades locales y gremios irán al congreso.

OPSur (Hernán Scandizzo), 24/11/2015. Yacimientos Carboníferos Fiscales y el imperativo de descarbonizar la matriz.

— 09/12/2015. YCF: cuatro proyectos y una mala elección.

Slate (Daniel Gross), 14/04/2016. Coal Is Officially a Zombie Industry.


fracking puebla

La Fracturación Hidráulica en la Sierra Norte de Puebla

[wp_easy_bubble_menu id='1']
fracking puebla

Dados los nuevos retos que la Reforma Energética genera y el impulso que la misma da a la explotación de hidrocarburos no convencionales mediante la fractura hidráulica, han surgido por todo el país voces de alarma ante las implicaciones que esta actividad supondrá para los territorios, el medio ambiente y los derechos humanos en México. Entre las zonas que se verán directamente afectadas por esta actividad se encuentra la Sierra Norte del estado de Puebla, en la cual ya se han entregado áreas para la exploración de petróleo y gas en yacimientos de lutitas, es decir, en yacimientos no convencionales.

Es ante este contexto que surgió la necesidad de llevar a cabo una investigación sobre la fracturación hidráulica en esta zona, que permita a la población contar con mayor información sobre el uso de la fracturación hidráulica. Los datos recabados permitieron conocer que: I) los pozos han sido fracturados mediante esta técnica en la región, aunque no podemos conocer por el momento si se trata de yacimientos convencionales o no convencionales; II) las áreas que ya han sido otorgadas a Petróleos Mexicanos (Pemex) como parte de la Ronda 0 de la Reforma Energética, para la exploración de yacimientos no convencionales en la Sierra Norte; y III) los planes de la Secretaría de Energía (Sener) para entregar nuevas áreas para esta actividad a empresas privadas y públicas, como parte de la Ronda 2 y la Ronda 3 de licitaciones que se realizarán en los próximos años. Los municipios afectados incluyen territorios de comunidades campesinas e indígenas de los pueblos nahua, totonaco, otomí y tepehua.

La situación revelada por el diagnóstico realizado, cuyos hallazgos se presentan de manera detallada a continuación, indica la necesidad de comenzar a planear y llevar a cabo estrategias de defensa de la Sierra Norte dados los efectos que tendrá para la región la intensificación de la fracturación hidráulica. En este sentido, es imprescindible que la población de los 35 municipios potencialmente afectados por esta actividad en la Sierra cuenten con esta información y puedan llevar a cabo acciones organizativas y preventivas. Igualmente importante es que los resultados de la investigación sean conocidos por la población de otros municipios de Puebla y de otros estados, la cual -de llevarse a cabo el uso intensivo de la fracturación hidráulica- verá dramáticamente afectada la disponibilidad y calidad del agua que consume dado que existen cuencas hidrográficas comunes. Por último, esta información es valiosa como un primer paso que permite dimensionar los impactos negativos que la Reforma Energética y la explotación de gas y petróleo no convencional tendrán en México, los cuales son fundamentales para dar más elementos que permitan prohibir esta técnica en nuestro país.

Aroa de la Fuente y Manuel Llano, Fundar, Centro de Análisis e Investigación, A.C. Consejo Tiyat Tlali Alianza Mexicana contra el Fracking

Ver/Descargar la publicación


c9ad2a80-06db-4dd2-9fbb-fe29d184daad

19/04-Buenos Aires: Charla abierta con Boaventura de Sousa Santo

[wp_easy_bubble_menu id='1']

La Fundación Rosa Luxemburgo, La Universidad Popular de los Movimientos Sociales, el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, la Red Latinoamericana de Investigadores y Organizaciones Sociales Latinoamericanos y la Universidad de los trabajadores IMPA convocan el viernes 15 de abril a las 18:30 a una charla abierta junto con Boaventura de Sousa Santos en torno a “Los desafíos de las izquierdas en la coyuntura actual – diálogos entre América Latina y Europa”. Coordina y modera Maristella Svampa.

c9ad2a80-06db-4dd2-9fbb-fe29d184daad El Prof. Boaventura de Sousa Santos es doctor en Sociología del derecho por la Universidad de Yale y profesor catedrático de Sociología en la Universidad de Coimbra. Se lo considera uno de los principales intelectuales en el área de ciencias sociales, con reconocimiento internacional, con especial popularidad en Brasil, principalmente, después de su participación en varias ediciones del Foro Social Mundial en Porto Alegre.

Es uno de los académicos e investigadores más importantes en el área de la sociología jurídica a nivel mundial. Sus escritos se dedican al desarrollo de una “sociología de las emergencias”, que según él pretende valorizar las más variadas gamas de experiencias humanas, contraponiéndose a una “sociología de las ausencias”, responsable del desperdicio de la experiencia. Es partidario de lo que llama una “descolonización del saber” y una “ecología del saber” contra el “pensamiento abismal” separado de las realidades concretas.

Participarán a modo de diálogo compañerxs de movimientos socioambientales, urbano-populares y campesino/indígena que formaron parte del Taller de la Universidad Popular de los Movimientos Sociales (UPMS) que tendrá lugar los días 14 y 15de abril en Buenos Aires.

La UPMS fue lanzada durante el Foro Social Mundial de 2003, por una democracia cognitiva global. Es un espacio de formación intercultural que promueve un proceso de interconocimiento y autoeducación con el doble objetivo de aumentar el conocimiento recíproco entre los movimientos y organizaciones, y hacer posibles articulaciones entre ellos y acciones colectivas conjuntas.

Los desafíos de las izquierdas en la coyuntura actual. Diálogos entre América Latina y Europa

Evento gratuito y abierto

Fecha: 15/04/2016

Horario: 18:30

Lugar: IMPA “La Fábrica” – Universidad de los trabajadores

Dirección: Querandíes 4290 – Almagro – Buenos Aires


Foto// Pixabay

Todos tienen su “offshore”

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Los Panama Papers sacaron a la luz el nombre del presidente Macri como uno de los implicados en las llamadas cuentas “offshore” en los paraísos fiscales. Sin la misma repercusión mediática, sociedades del Estado como YPF comparten la misma metodología.

Foto// Pixabay   Por Alejo Lasa-

La mayor filtración de documentos de la historia, los llamados Panama Papers, sacó a la luz de millones en el mundo el “submundo” de los negocios y paraísos fiscales utilizado por dirigentes políticos, personalidades y empresarios de todo el globo. Por supuesto, el nombre del presidente Mauricio Macri en los “Papeles de Panamá” tuvo un alto impacto político en nuestro país, y es aprovechado por el kirchnerismo en la oposición para desprestigiar a Macri.

Pero antes de esta revelación, ya se conocían nuevos datos sobre empresas offshore de YPF y Chevron para explotar Vaca Muerta, incluidas en el acuerdo secreto firmado bajo el gobierno de Cristina Kirchner, y que fuera habilitado en Neuquén con el voto de los diputados del FpV, el MPN y todos sus aliados. Como denunció el Observatorio Petrolero Sur (OPSur) en un documento publicado el pasado 6 de abril, “es grave que un privado esconda capitales y evada impuestos en empresas en paraísos fiscales, pero es aún peor que lo haga el Estado, por más que sea a través de empresas mixtas como YPF”. No es casualidad que el excandidato presidencial del Frente para la Victoria Daniel Scioli haya respaldado públicamente al presidente Macri y su “derecho” a tener cuentas en paraísos fiscales.

OPSur exige en su documento que “no sean olvidados otros paraísos fiscales y actores, también importantes para el devenir de los asuntos públicos. En este sentido, insistimos con que a YPF se le han descubierto empresas offshore destinadas para el desarrollo de Vaca Muerta, hecho que no estaría motivando el mismo grado de repercusión. Someramente, la lista es la siguiente: Para la explotación con Chevron se han creado YPF Shale Oil Invesment I, II, III, IV en Delaware, e YPF Shale Oil Invesment II, YPF Shale Oil Holding, en Bermudas. La explotación de tight gas en las áreas frutícolas de Allen, Río Negro, entre otras diez concesiones, se realiza a través de YSur (de YPF) relacionadas con subsidiarias como YPF Europe BV en los Países Bajos, YSUR Argentina Investment S.à r.l. e YSUR Argentina Holdings S.à r.l. en Luxemburgo y, por último, YSUR Argentina Corporation en las Islas Caimán”.

El documento concluye denunciando que “dos estructuras jurídicas subsidiarias de YPF, denominadas YPF Services USA CORP. e YPF Exploration and Production Overseas Inc., comparten la misma dirección legal (Orange Street 1209, Delaware) que las de Paul Singer y el Grupo Clarín”.

Parece que en el “paraíso” (fiscal) de los capitalistas, todos tienen su offshore.

Nota tomada de Izquierda a Diario


Foto// El Cronista

Mundo offshore: crear dos, tres, muchos Panamá

[wp_easy_bubble_menu id='1']

La revelación de Panamá Papers estuvo precedida hace pocos días por la aparición de nuevos datos sobre empresas offshore de YPF y Chevron para explotar Vaca Muerta. Es grave que un privado esconda capitales y evada impuestos en empresas en paraísos fiscales, pero es aún peor que lo haga el Estado, por más que sea a través de empresas mixtas como YPF.

Panamá Papers es la mayor filtración de documentos conocida hasta la fecha, salpicando a personalidades de todo el mundo y evidenciando el perverso mecanismo utilizado por las élites globales. El esquema de formación de empresas genera una compleja ingeniería, anclada en los denominados “paraísos fiscales”, donde miles de empresarios ocultan bajo llave sus secretos y bienes de origen poco claros.

Ante estos hechos, y la misma vinculación del Presidente Mauricio Macri, figuras destacadas de la oposición y del mismo oficialismo, han criticado la utilización de paraísos fiscales como mecanismo legal de ocultamiento y fuga. Ricardo Nissen, ex titular de la IGJ, afirmó al Diario El Cronista.com que “nadie usa una sociedad offshore con fines buenos. Están para delinquir”. Por otro lado, el titular del bloque del FPV, de Diputados de la Nación, Héctor Recalde, coincidió con Nissen e, incluso, llamó de forma urgente a “una sesión especial para tratar la creación de una comisión investigadora de sociedades offshore”. A su vez, buena parte de la oposición demandó la renuncia de la titular de la Oficina de Anticorrupción, Laura Alonso, quien defendió al Presidente de forma automática y no basada en una investigación previa, como debería debido a su rol y responsabilidad.

Queremos saludar la búsqueda de transparencia y rendición de cuentas por parte del arco político. La gravedad del tema, como la recurrencia del mismo Macri en esta práctica, vuelve necesario poder movilizar diferentes mecanismos que aporten una efectiva claridad en el asunto. Y, al mismo tiempo, queremos recordar que, en la búsqueda de la verdad, no sean olvidados otros paraísos fiscales y actores, también importantes para el devenir de los asuntos públicos. En este sentido, insistimos con que a YPF se le han descubierto empresas offshore destinadas para el desarrollo de Vaca Muerta, hecho que no estaría motivando el mismo grado de repercusión. Someramente, la lista es la siguiente:

  • Para la explotación con Chevron se han creado YPF Shale Oil Invesment I, II, III, IV en Delaware, e YPF Shale Oil Invesment II, YPF Shale Oil Holding, en Bermudas.
  • La explotación de tight gas en las áreas frutícolas de Allen, Río Negro, entre otras diez concesiones, se realiza a través de YSur (de YPF) relacionadas con subsidiarias como YPF Europe BV en los Países Bajos, YSUR Argentina Investment S.à r.l. e YSUR Argentina Holdings S.à r.l. en Luxemburgo y, por último, YSUR Argentina Corporation en las Islas Caimán.

A diferencia de los casos de Panamá Papers, donde se resaltó a personas, aquí ha sido el mismo Estado quien se hizo cargo de la formulación de los entramados jurídicos. Las primeras son producto del acuerdo con Chevron, sobre el cual YPF niega su acceso y ha apelado nuevamente en los días pasados, incumpliendo el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esperamos que las comisiones investigadoras puedan ampliar el foco y, para este fin, reiteramos la necesidad de que se conozca de forma integral el acuerdo celebrado con Chevron.

En suma, los datos que se publican de un paraíso fiscal y de un estudio jurídico deben motivar a que se siga avanzando para componer el conjunto del mapa y actores. Un mundo que produce situaciones que, por lo menos, parecen paradójicas: dos estructuras jurídicas subsidiarias de YPF, denominadas YPF Services USA CORP. e YPF Exploration and Production Overseas Inc., comparten la misma dirección legal (Orange Street 1209, Delaware) que las de Paul Singer y el Grupo Clarín. Por ello, una arquitectura más acabada dotará al campo popular y a la sociedad argentina luz sobre las sombras de las finanzas globales.

Contactos:

Gustavo García / gustavo.d.garcia89@gmail.com / +54 (0341) 156707483

Pablo Bertinat / pablobertinat@gmail.com / +54 (0341) 155429278

Sergio Arelovich / arelovich@yahoo.com.ar / + 54 (0341) 155018232

OPSur y Taller Ecologista – Abril de 2016   opsur logotaller ecologista  


Fuente// Diario Río Negro

Peligro: hay cientos de pozos petroleros descuidados

[wp_easy_bubble_menu id='1']

Son 3.000 los que están inactivos en Neuquén y Río Negro y muchos de ellos deberían ser sellados por la amenaza para la seguridad y el medio ambiente. Varios están en zonas pobladas y no pocos permanecen ocultos. Las excusas para no clausurarlos como exigen las normas. Te mostramos perforaciones en condiciones deplorables.

Foto// Diario Río Negro
Por ÍTALO PISANI ipisani@rionegro.com.ar

La explosión estremeció a todos. Era un sábado de abril de 2001. Dentro del salón de usos múltiples de la Escuela 731 se hacía un curso de capacitación docente. Metros más allá, en el patio, chicos de 4º y 5º se divertían con un torneo de fútbol. Las escenas fueron desgarradoras: hubo 17 quemados y golpeados. Tiempo después, se supo que debajo de la cocina de la escuela había un viejo pozo gasífero que nunca había sido sellado.

Apenas un año después, en mayo de 2002, el olor a gas se había vuelto insoportable en las aulas y galerías de la Escuela 169. Esa vez reaccionaron antes del estallido. Los 400 alumnos de tres ciclos de la EGB y los chiquitos del jardín, que también funcionaba allí, fueron llevados a otro edificio. Supieron luego que el establecimiento estaba construido encima de dos pozos que habían dejado de producir petróleo 20 años antes.

¿Está exenta nuestra región de reproducir los dramáticos hechos que conmovieron a Comodoro Rivadavia, a partir de los cuales se reveló la existencia de pozos sin sellar también debajo de una estación de servicios, del edificio de la Universidad Nacional de la Patagonia, del estadio municipal, de la alcaidía policial… de plazas y casas?

No. No está exenta.

En nuestra zona hay casi 3.000 pozos inactivos que representan un riesgo potencial para el medio ambiente. Y también para la seguridad de algunos pobladores. Son 2.270 en Neuquén (1.392 fuera del ejido urbano y 878 dentro de zonas pobladas). En Río Negro son 669. Las cifras las obtuvo “Río Negro” tras requerírselas a los gobiernos respectivos.

Se trata de perforaciones convencionales desatendidas o desmanteladas, sea porque dejaron de producir o porque no se les halló rendimiento. Algunas duermen el sueño de los justos desde hace décadas. Muchas están bajo tierra sin que se sepa exactamente dónde. Otras exhiben válvulas oxidadas y corroídas. Están las que directamente no las tienen. ¿Y los caños interiores? Quién sabe en qué estado están.

Foto// Diario Río Negro

Cada pozo inactivo es una bomba de tiempo. Si no está responsablemente sellado, se convierte en una amenaza para el aire, el suelo y el agua, y para la vida misma del ser humano:

• Puede liberar niveles altos de metano que contaminan el medio ambiente.

• En un caso extremo, y en un radio urbano, esas emanaciones de gases pueden provocar una catástrofe como la que embrionariamente se experimentó en Chubut.

• Los residuos hidrocarburíferos pueden filtrarse por las fisuras (mala integridad) de un caño agotado y así contaminar nuestros acuíferos.

• La corrosión también puede provocar surgencias de gas, de hidrocarburos livianos o aguas salobres en superficie, que deterioran el suelo y pueden entrar en contacto con el hombre común o llegar a cauces de agua cercanos.

• El desgaste y roturas de válvulas quitan garantías frente a la presión del gas.

Cuando se adquirió conciencia de todos estos peligros, el Estado Nacional y la Provincia del Neuquén decidieron imponer normas. Éstas obligan a las empresas productoras de hidrocarburos a “abandonar” pozos, es decir, sellarlos con buen cemento y tapón, bajo rigurosas condiciones técnicas. También les exige que informen los 31 de enero de cada año cuántos son los pozos que van a abandonar y cuánto tiempo piensan mantener inactivas perforaciones que imaginan con chances de ser revividas.

¿Informan? Sí, con alguna laxitud. ¿”Abandonan”? Hay bastante reticencia.

La cuestión no es sólo sellar pozos inactivos. Hay que hacerlo como es debido. Y dejarlos sellados bajo inapelables garantías de seguridad (ver aparte) tiene un costo importante que no todas las empresas están dispuestas a asumir: entre 80.000 y 500.000 dólares por unidad, dependiendo de la complejidad de la operación y de los inconvenientes que encuentren en las profundidades. Incluso puede llegar a un millón de dólares si hablamos de un pozo descontrolado por un derrame de gas, por ejemplo.

Sea como fuere, no sólo la ley sino el sentido común indica que es preferible hacer el procedimiento de abandono lo antes posible para evitar situaciones extremas que, de milagro, aún no hemos vivido.

El verdadero peligro

Hay que prestar mucha atención a la cifra de los pozos inactivos, sobre todo aquellos que están dentro del ejido urbano, porque éstos representan el verdadero peligro.

Los 3.000 que mencionábamos son sólo los declarados. Hay que tener en cuenta que existen, además, pozos desactivados hace muchos años cuya calidad interior es desconocida. Es más, ni siquiera se sabe dónde están, pues la tierra o la maleza los invisibilizaron (en Estados Unidos los llaman “pozos huérfanos”). Tengamos en cuenta que la actividad petrolera en la región supera el siglo, de modo que a lo largo de tantas décadas de indulto en las responsabilidades, hubo siembra a granel de perforaciones, en especial en el Octógono Fiscal de Plaza Huincul. No hace mucho se detectaron pozos de la década del 30 que permanecían mal sellados en el paraje rionegrino de Ñirihuau Arriba.

Fuente// Diario Río Negro

De modo que pozos que datan a partir de 1925 suelen tener tapones insuficientes, si los tienen.

Puede ocurrir que algunos de esos pozos invisibles están dentro de un yacimiento que una operadora adquirió sin conocer siquiera que existían. O la empresa pudo recibir de legado excavaciones demasiado antiguas cuya documentación se extravió. Es un pasivo ambiental sobre el cual tal operadora, de todos modos, no puede hacerse la distraída.

“Río Negro” realizó junto a un experto de la industria petrolera una recorrida por lugares de la región donde se documentó la existencia de pozos a merced de la providencia. Son perforaciones inactivas sin el obligado procedimiento de abandono. Las que más preocupan son aquellas que están cercanas a barrios poblados y ríos.

El paisaje es temerario: caños “pelados” (sin tapón ni un mínimo perímetro de seguridad), cuplas corroídas, válvulas oxidadas, y pozos obstruidos por piedras, basura y tierra que han acumulado presión y cuyo gas es necesario liberar.

Ahora bien, eso es lo que se ve arriba, en la superficie. ¿Y en las profundidades?

Bajo tierra, puede haber sorpresas más comprometidas. Hablamos concretamente de una seria amenaza para los acuíferos.

La llamarada en la canilla

En “Gasland”, un documental estadounidense producido por Josh Fox, hay una imagen fuerte: una mujer de Colorado enciende un fósforo cuando salía el agua de la canilla de su casa y el gas natural disuelto genera una llamarada. El Departamento de Recursos Naturales de ese Estado llegó a la conclusión de que el gas natural en su suministro de agua derivaba de recursos naturales: el pozo de agua penetró varias capas de carbón, que liberó el metano.

La película apunta a cuestionar seriamente el proceso de fracking. Pero parece más probable que los riesgos de filtración se den con pozos convencionales antiguos o mal sellados que con las perforaciones para extracción de hidrocarburo no convencional, sometidas hoy a controles más exhaustivos.

No debería tomarse en solfa la posibilidad de que en la región ocurra una situación similar a la del documental.

No sólo hay pozos antiguos, algunos detectados otros no, algunos “abandonados” otros sin sellar, y no pocos mal cementados, que seguramente tienen problemas de “integridad”, es decir con el caño corroído en uno o más niveles de profundidad.

También están los pozos inyectores y los sumideros que podrían presentar riesgos.

¿Qué son estos pozos? Los inyectores son aquellos en los que se introduce agua –con alta salinidad mezclada con agua más dulce– para buscar recuperar presión en el reservorio y barrer el porcentaje de petróleo a extraer que queda en el yacimiento (una recuperación secundaria). Los sumideros son como basureros subterráneos, donde va todo el desecho de producción: agua más contaminada, rezagos del yacimiento o fluidos de descarte no tratados, potencialmente más peligrosos por su alta composición de metales pesados porque son más contaminantes y, por ende, corrosivos. Es decir, hablamos de lo mismo: la corrosión (mucho más acelerada que en el proceso de producción) y la probable filtración de fluidos a las partes medias del pozo donde se sitúa el acuífero patagónico. Y ese acuífero –que está de 50 a 600 metros de profundidad– tiene niveles de salinidad muy variable que van desde el agua apta para el consumo humano hasta la llamada agua “utilizable” y que tiene hasta 3.000 partes por millón de sal, y sin contaminantes naturales o inducidos (utilizada para el consumo de animales o para el riego de cierta variedad de plantas).

Las sorpresas de las profundidades

Describamos entonces ese interior tan misterioso.

El ingreso vertical a las profundidades es entubado hasta el objetivo final con un caño guía (que se exige cada vez más largo para que supere el nivel de los acuíferos) y uno o más caños interiores.

Este sistema de conducto es llamado “casing” en la industria petrolera. Tales caños son cementados para que se adhieran a las paredes de los pozos.

Con el tiempo, los ácidos inyectados, los gases corrosivos presentes o generados, las bacterias o el agua con alto contenido de sal carcomen el caño “metálico”, proceso que se ve favorecido por las altas temperatura del fondo y la eventual presencia de oxígeno.

El caño carcomido favorece la liberación de hidrocarburo o gas. En este último caso puede ocurrir que el metano migre libremente a pozos de hogares cercanos y, así, al agua que se consume.

Foto// Diario Río Negro

Y no necesariamente la contaminación subterránea es generada dentro del radio de acción de la operadora que la padece. La filtración puede provenir de cotas más elevadas (por caso, más cercanas a la precordillera). Por eso deben hacerse testeos para descartarla, lo que se dice aguas arriba.

En definitiva, la inmensa cantidad de pozos perforados y ductos que existen en la región atraviesan todas las capas acuíferas, en un declive descendente oeste-este, de modo que es necesario poner la lupa en la “integridad” de cada caño y la calidad del cemento que lo circunda para estar completamente seguros de que no habrá contaminación subterránea.

La cuestión del cementado es tan importante como el caño mismo. Si no existe cemento recubriendo el caño (como un tornillo sin su tarugo) o el cemento se fisura por la alta presión de las operaciones, el gas encuentra forma de filtrarse y el daño está hecho.

La cantidad de pozos inactivos en Neuquén y Río Negro, por un lado, y la decreciente voluntad por parte de las empresas de “abandonarlos” como marca la ley por razones presupuestarias (ver el gráfico de la página siguiente), enciende serias señales de alarma.

Es que no olvidemos que existen decenas de pozos en la zona de Catriel y Cutral Co-Plaza Huincul, o Fernández Oro, así como en nuevos barrios de zonas de chacras de Plottier –por señalar áreas pobladas– que usan el agua de la capa acuífera desde hace años para consumo.

De modo que es imperioso proteger la zona intermedia del pozo. Una contaminación de la capa acuífera es prácticamente irreversible.

López y Esquivel, funcionarios neuquinos: “Hay reticencia a clausurar pozos”

¿Controla el gobierno neuquino el abandono de pozos inactivos? ¿Cómo lo hacen? ¿Sancionan? Responden dos funcionarios.

José Gabriel López, subsecretario de Energía, Minería e Hidrocarburos, y Ricardo Esquivel, secretario de Ambiente admiten reticencia de operadoras a “abandonar” perforaciones. Y aseguran que es un año difícil para afrontar los costos que demanda una operación de ese tipo.

–¿Cumplen las empresas petroleras la obligatoriedad de declarar pozos inactivos y a abandonar?

López.–Es como decir: ¿cuándo mando a desguace mi auto? Lo compré 0 km, viajé, lo tengo más o menos mantenido, ya no tiene la tecnología de los actuales 0 km, ¿qué hago con este auto? ¿Lo desguazo, lo doy de baja?

Algunas empresas cumplieron con la declaración y otras están demoradas… Hay bastante demora. Tenemos que investigar en particular.

Pero –y esto no es hablar en favor de las operadoras– realmente este es un año irregular desde el punto de vista de las cuestiones operativas. No porque las empresas aprovechen las circunstancias y tengan voluntad de no cumplir, sino que el dilema es qué van hacer. La planificación hoy es muy difícil para las empresas porque tienen que lidiar con sus presupuestos aprobados por sus casas matrices en el marco de una situación global de restricción financiera. Eso no lo podemos discutir.

Entonces hay una situación de incertidumbre financiera para las empresas. Cuanto más grande son y con nivel internacional, peor es, y eso se traslada a su presupuesto local. No podemos hablar de proyectos de desarrollo no convencional de petróleo en 30 dólares. Entonces la coyuntura realmente condiciona, y condiciona también el abandono de pozos, porque esto es costo. No hay rentabilidad.

–¿Controlan ustedes la veracidad de las magnitudes y compromisos sobre pozos que declaran las operadoras?

Esquivel.–Totalmente. Es precisamente lo que se hace desde Hidrocarburos. Una vez que el pozo está destinado a ser abandonado, se le informa a la secretaría de Ambiente y, a partir de ese momento, se hacen las presentaciones de los antecedentes del pozo y tareas de relevamiento de las condiciones de la cañería, de su hermeticidad; en fin, de la integridad de la instalación. Pero particularmente en la zona donde están los acuíferos, para ver cómo está el cemento y cómo está la cañería guía.

Luego se verifica toda la parte metálica y cemento del pozo y a partir de ahí se decide dónde se va a aislar. Entonces allí se ponen tapones ciegos y cemento en la zona de punzados. Un tapón que a su vez tiene diez metros de cemento…

–¿Qué conclusiones sacan de la cantidad de pozos que se declaran? López.–Fíjese la razonabilidad de las cosas: tenemos 12.900 pozos aproximadamente y tenemos abandonados, de acuerdo a la normativa y controlados por la autoridad de aplicación de ese momento, 2.200. Es decir que tenemos poca cantidad de pozos abandonados. Pero si en 2.000 pozos abandonados no hemos tenido problemas… y Dios quiera que no los haya… porque uno puede tener una tecnología de punta, un proceso extraordinario, pero si no se hacen bien las cosas, algo va a fallar. –¿Y qué hacen ustedes al respecto para que nada falle? Esquivel.–Nosotros estamos abocados a tratar que las cosas se hagan de la mejor manera posible. –¿Por qué se mantienen tantos pozos inactivos? ¿Urgen ustedes a que los sellen por el peligro que pueden representar? –Si nosotros antes del 2010 hubiéramos salido a decirles a las empresas: cierren –o abandonen definitivamente– algún pozo que hoy, para el no convencional, lo usaron como pozo testigo para hacer la microsísmica, por ejemplo, habríamos abortado la posibilidad de ahorrarle costos a la industria porque ese pozo le servía en el futuro. Por eso le hablaba de la decisión de “qué hago con mi autito viejo”. Porque los pozos viejos no necesariamente no sirven más, pueden llegar a servir en el futuro para inyección… En definitiva: hay posibilidades de dar vida a los pozos viejos. Entonces las empresas son reticentes a abandonarlo.
–¿Qué evaluación hacen de los pozos en los ejidos urbanos, cercanos a los cauces de agua, a las poblaciones? Esquivel.–Que un pozo esté cercano 100 metros de un río, no habla precisamente de riesgo del pozo. Es riesgoso si no cumple con las condiciones técnicas de seguridad por derrames y demás. –¿Están establecidas sanciones, en caso de que detecten mala integridad de pozos, inconsistencias en la declaración de empresas, etcétera? Esquivel.–Cuando son pérdidas operativas se les solicita que en forma urgente reparen para que no ocasionen un daño. Es posible que un “packer” pueda perder hermeticidad por deterioro de la goma, o por estar mal clavado, pero puede ocurrir. Lo que se hace es pedir que intervengan el pozo y que hagan la corrección necesaria.
–¿Tienen suficiente gente para controlar? –Tenemos gente ambas dependencias (Ambiente e Hidrocarburos), que hacen inspecciones en forma individual o conjunta. –¿No se han definido sanciones porque no hubo problemas? Esquivel.–No. En este tipo de caso, no. Ahora, si vamos al lugar y está el pozo inactivo con un deterioro, que ha perdido entre columnas o la boca del pozo, por supuesto que en ese caso sí porque es como una negligencia u omisión a corregir adecuadamente. Pensemos que la delegación de facultades comienza en 2006, 2007, con presencia efectiva de la provincia. Antes las empresas no eran permeables a permitir la presencia de la provincia. –¿La demora a sellar pozos inactivos con el argumento de que pueden ser útiles, no suena a excusa para la pasividad? López.–Pero bueno, el tiempo es el que dirá. En el momento cero y ante un evento de la magnitud y de la innovación que tiene un proceso no convencional, hay que sentarse a ver hasta dónde la razonabilidad y la técnica se conjugan. Si estoy diciendo hoy que tengo que bajar los costos, no puedo haber dicho que me cierres todos los pozos por las dudas; no. Técnicamente justificame qué es lo que vas a hacer y después el tiempo me va a decir si eso está bien o mal, y entonces te voy a decir: “pasó el tiempo, por lo menos cerralo temporariamente”.

–En cuanto a la integridad de los pozos, ¿cómo lo comprueban? ¿Confían en la palabra de la operadora?

Esquivel.–No, no. Porque hay perfiles que están dirigidos a la integridad de la parte metálica y otros para el cemento. En función de esos perfiles, se establece el abandono del pozo; si no, hay que hacer reparaciones.

Cada vez que hacen un abandono de pozo, las empresas tienen que presentar toda la documentación relacionada con esta materia y una vez que está verificado con el área técnica de Energía, entonces en ese momento se autoriza todo lo que es la ingeniería del abandono del pozo. Esos perfiles son electrónicos, en los que uno puede ver por contraste la calidad del material. En función de eso, se deciden los alturas, qué se cementa, qué no, donde van los tapones. La radiografía es lo que te dice cómo está el pulmón.

Notas tomadas del Diario Río Negro