Archivo de la etiqueta: Políticas públicas

Descarga el libro “Ecología política latinoamericana I”

PENSAMIENTO CRÍTICO, DIFERENCIA LATINOAMERICANA Y REARTICULACIÓN EPISTÉMICA Héctor Alimonda, Catalina Toro Pérez, Facundo Martín (Coordinadores)

Descargar libro

ÍNDICE Dedicado a la memoria de Héctor Alimonda, quien amaba la poesía 11

Catalina Toro Pérez, Facundo Martín Presentación 13

Catalina Toro Pérez Homenaje a Héctor Alimonda 21

Gabriela Merlinsky Héctor Alimonda, el enlazador de mundos 29

PENSAMIENTO CRÍTICO E IDENTIDADES GEO-HISTÓRICAS

Héctor Alimonda En clave de sur: la Ecología Política Latinoamericana y el pensamiento crítico 33

Arturo Escobar Desde abajo, por la izquierda, y con la tierra: la diferencia de Abya Yala/ Afro/ Latino/ América 51

Ana Patricia Noguera de Echeverri, Omar Felipe Giraldo ¿Para qué poetas en tiempos de extractivismo ambiental? 69

Guillermo Castro Herrera Nuestra América : los tiempos del tiempo 95

Germán A. Palacio Castañeda ¿Hay algo de “latino” en la Historia Ambiental Latinoamericana? Nuevos desafíos para la consolidación de una comunidad intelectual regional 103

REPENSAR EL MUNDO DE(SDE) LA ECOLOGÍA POLÍTICA

Enrique Leff Las relaciones de poder del conocimiento en el campo de la Ecología Política: una mirada desde el sur 129

Gian Carlo Delgado Ramos Hacia la conformación de nuevas perspectivas socio-ecológicas: una lectura desde el caso de la Ecología Política 167

Melissa Moreano, Francisco Molina, Raymond Bryant Hacia una Ecología Política Global: aportes desde el sur 197

Leonardo Boff O desafio ecológico à luz da Laudato si’ do Papa Francisco e da COP21 de Paris 213

Henri Acselrad Génesis y configuración de las luchas por justicia ambiental en Brasil 231

CRISIS, RESISTENCIAS Y DESAFÍOS GEO-POLÍTICOS

Carlos Walter Porto-Gonçalves Dimensión geopolítica de la crisis brasileña: una perspectiva desde los grupos sociales en condición de subalteridad 259

Felipe Milanez Pereira A aceleração do crescimento e a resistência descolonial no Brasil 287

Carlos Bittencourt Política da Ecologia e Ecologia Política. As relações institucionais da Samarco e do estado no desastre em Mariana 303

María Cecilia Roa García, Tatiana Roa Avendaño, Alberto Acosta La democratización ambiental, pieza clave en el post-conflicto colombiano 319

Mario Pérez-Rincón, Zulma Crespo-Marín, Julieth Vargas-Morales Dinámica económica, especialización productiva y conflictos ambientales en países andinos 351

Luis Humberto Hernández Segunda asamblea colombiana por la paz: “territorios con energía construyendo paz para la nación” 411


Los cortes de luz reavivan el debate sobre el futuro de la política energética

A diferencia de otros países de la región, la Argentina tiene una matriz que depende mayormente de recursos cada vez más escasos, costosos y contaminantes, como el petróleo y el gas. Especialistas opinan sobre la necesidad de apuntar a las fuentes renovables

En distintos sectores de la Provincia y la Capital Federal se volvieron a vivir cortes de luz en pleno verano. La realidad no dista demasiado de la que viven otras provincias del país. De hecho, un estudio realizado por la exdiputada nacional Liliana Schwindt, quien hasta fines del año pasado era presidenta de la comisión de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores de la Cámara Baja, reveló que las interrupciones de energía eléctrica crecieron un 60% en el último año, comparando diciembre de 2017 con el mismo período de 2016.

A su vez, el aumento sostenido de las tarifas de estos servicios, que se viene implementando en los últimos dos años, junto a la posible venta de acciones que el Estado tiene en empresas energéticas (ver aparte), vuelve a poner en el centro de la escena el debate sobre el presente y el futuro de la producción y el consumo de energía en la Argentina.

El grupo de estudio especializado en el tema, Observatorio Petrolero Sur (OPSur), indica que el país tiene una dificultad primaria en la escasa diversificación de su matriz energética. “El principal problema, que no es exclusivo de este Gobierno, es la alta fosilización de la matriz. Si bien 2017 se consideró el año de las energías renovables y se habían anunciado mayores beneficios para ese sector, poco se ha hecho en poner límites a la extracción de hidrocarburos, que es lo necesario hoy en día por cuestiones de clima y de diversificación de la matriz energética”, afirmó a este medio el investigador Diego Di Risio, coordinador de dicha organización.

En efecto, más del 85% de la energía que consumen los argentinos se origina en la combustión de petróleo y gas, mientras que el 72% de la electricidad que se utiliza proviene de hidrocarburos que alimentan centrales térmicas. Además, solo el 0,22% de las fuentes primarias de energía son renovables.

Esto va a contramano de lo que sucede en otros países de la región que, al igual que el nuestro, no se especializan en la producción de esos recursos. “La Argentina tiene un peso igual de hidrocarburos que el de los países productores de petróleo, como Venezuela, Ecuador, Colombia. Es decir, la matriz energética no se condice con el nivel de incidencia económica y productiva que tienen los hidrocarburos en nuestro país. En cambio, Perú, Uruguay, Chile o Brasil tienen un porcentaje mucho menor”, señaló el especialista.

A su vez, el uso y la distribución de la energía es otra pata del problema. La mayor parte de la misma es consumida por el transporte, un 29%. De acuerdo a lo que indican desde OPSur, esto se debe a que el transporte de larga distancia tanto de pasajeros como de mercancías es mayormente automotor. “El consumo energético que implica transportar una tonelada de carga en camión es entre 3 y 4 veces mayor que hacerlo en tren diesel. La diferencia sería aún mayor si se utilizaran trenes eléctricos”, señalan.

Luego, el consumo en los hogares representa un 27,5% del total del uso de la energía, pero no todas las familias gastan lo mismo: casi la mitad de los argentinos no cuenta con conexión a una red de gas. Después, aparece el sector industrial, con un 23,2%, donde se destacan actividades como la megaminería que ostenta un nivel de utilización alarmante. Así, por ejemplo, en su período de mayor actividad, la minera Bajo la Alumbrera consumía el equivalente al 170% de la electricidad de la provincia de Catamarca.

Energías renovables

Hay otros puntos que cruzan el debate estratégico sobre la política energética, como la regulación y el control de las inversiones de las empresas privadas que intervienen en el mercado energético (ver aparte), la política tarifaria, el rol del Estado y la forma de apostar a otro tipo de energías.

Sobre este último punto, Di Risio señaló: “Vemos preocupante la envergadura y la prioridad que tiene Vaca Muerta dentro de la estrategia energética del Gobierno, no solo en lo referido al abastecimiento nacional sino también en lo que el Gobierno está pensando como polo exportador en un mediano y largo plazo”.

Como contrapartida, remarcó que en el sector de las energías renovables “tienen que participar una diversidad mayor de jugadores y de instituciones; no solamente grandes empresas a través de fondos de inversión. Todavía queda un gran debate por dar sobre cómo en este tema juega más fuerte la participación de la industria nacional, los municipios y pequeñas organizaciones”.

Radiografía del sector energético

Producción de Energía

-Alrededor del 85% de la energía que consumimos se origina en la combustión de petróleo y gas

-El 72% de la electricidad del país proviene de hidrocarburos que alimentan centrales térmicas

-Solo el 0,22% de las fuentes primarias de energía son renovables

Distribución del consumo

-El 29% lo consume el transporte

-El 27,5% lo utilizan los hogares *

-El 23,2% es para el sector industrial (tanto las pequeñas empresas como aquellas de uso intensivo de energía)

-El 8,4% corresponde al sector comercial y público

-El 6,2% refiere a la maquinaria agrícola

-El 5,7% es para otros usos

Destacan mejoramiento en la región

La calidad del suministro de electricidad en la región ha tenido un mejoramiento en el último año, de acuerdo a Edelap.

La empresa informó que al comparar 2017 con 2016, los cortes de luz se redujeron un 25% y que la restitución del suministro eléctrico bajó su duración en un 56%.

Edelap distribuye energía eléctrica en  La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio, y destacaron que el mejoramiento descripto obedece a una inversión de 420 millones de pesos realizada en 2017.

Desde la entidad, en diálogo con diario Hoy, explicaron que para este año se proyectó una inversión de 920 millones de pesos. Con esos recursos se llevarán a cabo obras en la Subestación Ensenada de Barragán; en la Subestación Villa Elisa con capacidad para abastecer a 40.000 hogares; en la Subestación City Bell para brindar suministro en dicha delegación y en Arturo Seguí.

También habrá mejoras en Los Hornos, Tolosa, Ringuelet, Gonnet, Hernández, Gorina, Melchor Romero, Olmos, Abasto y zona norte del casco histórico de La Plata.

Polémica por la venta de acciones del Estado en empresas energéticas 

La noticia de que el Gobierno avanzaría con la venta de las acciones que tiene el Estado en algunas empresas energéticas generó rispideces dentro del propio armado de Cambiemos, ya que las máximas autoridades de la UCR salieron a cuestionar la iniciativa, particularmente en lo referido a la compañía Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión (Transener).

A través de una carta al ministro de Energía, Juan José Aranguren, los radicales manifestaron que los resultados económicos de la compra de aquellas acciones “fueron altamente convenientes para el Estado argentino y, para Enarsa, la mejor operación económica de toda su historia”.

“Desde la compra de Enarsa en 2016, Transener ha mejorado su performance económica y técnica, ya que el abandono de las políticas de congelamiento tarifario impuestas por la administración de los presidentes Kirchner desde la salida de la convertibilidad sacó a la empresa de la situación de crónico quebranto a la que fue sometida en los últimos tres lustros”, remarcaron.

En ese sentido, concluyen que “mientras se garantice que la intervención del Estado no va en desmedro del correcto funcionamiento y la eficiencia de la empresa, ¿por qué el Estado debería retirarse en un momento en que los resultados de dichas acertadas intervenciones comienzan a dar frutos?”.

Palabras autorizadas

“Se necesita crear una agencia nacional para controlar inversiones”

El exsecretario de Energía de la Nación, Alieto Guadagni, se refirió a la situación del sistema energético en diálogo con diario Hoy. “Hace 15 años teníamos más reservas de petróleo y de gas que ahora. Estamos en niveles mínimos. En el horizonte es probable que la producción de gas comience a reflotar, sobre todo en Neuquén por el shale gas, pero probablemente siga cayendo la producción petrolera, lo cual puede llevar a aumentar las importaciones”.

En ese sentido, afirmó: “En primer lugar, es necesario garantizar la seguridad en cuanto al horizonte de inversiones y lograr que las áreas petroleras y gasíferas otorgadas a las empresas privadas sean debidamente explotadas y hagan las suficientes inversiones. Esa es una responsabilidad primaria de las provincias. Yo creo que se necesita crear una agencia nacional para hacer control de reservas y nivel de evolución de las inversiones”.

A su vez, se refirió a la importancia de las energías renovables: “Es crucial para abatir las emisiones contaminantes propias de los combustibles fósiles, como son el petróleo, el carbón o el gas”.

“Hay que ir al concepto de abastecimiento seguro y económico”

Con una visión más favorable hacia las políticas gubernamentales, tanto en términos tarifarios como en la orientación hacia la explotación de hidrocarburos no convencionales, el exsecretario de Energía, Emilio Apud, afirmó a diario Hoy que “el sector energético va a estar a punto otra vez desde la perspectiva económica más o menos para el año 2020 o 2021. En dos o tres años las tarifas que va a pagar el usuario son las que reflejan los costos”.

Además, polemizó con el concepto de autoabastecimiento energético, al asegurar: “Hay que ir al concepto de abastecimiento seguro y económico, más que al autoabastecimiento a cualquier precio”. En ese sentido, explicó que hay momentos del año en los cuales “hay gas de sobra, como en verano, y otros en los que la capacidad está al máximo”. “Lo mejor es hacer un sistema inteligente tal vez con Chile, con swap (intercambio) entre invierno y verano, entregarle gas cuando nos sobra y que ellos nos devuelvan en invierno”.

“Hoy tenemos el disparate de que todavía estamos importando el 20% de nuestras necesidades de gas, eso en breve va a desaparecer y vamos a tener que salir a buscar demanda. No solo tenemos gas para nosotros y para nuestros vecinos, sino para exportar a nivel mundial, porque lo de Vaca Muerta es una cosa seria”, señaló.

“Estamos cambiando de la era petrolera a la era energética”

El abogado y economista especializado en energía, Félix Herrero, señaló en diálogo con diario Hoy que se está viviendo en el mundo una crisis de los hidrocarburos. “Estamos cambiando de la era petrolera a la era energética. Una prueba es que las empresas que más cotizan en Nueva York y en Europa ahora son las tecnológicas. Por ejemplo, en el caso de las petroleras, Exxon Mobile está número 11 en Estados Unidos en este momento, cuando hasta hace diez años era la primera”.

En ese marco, criticó la orientación de la política energética al asegurar que “este Gobierno la implementa a través de los CEO o presidentes de empresas que son funcionarios y están en competencia con intereses públicos. Se hace una política favorable a las empresas y no necesariamente al interés general. Por eso continúan con inversiones en Vaca Muerta, se sigue importando gas natural licuado a precios elevados y sufriendo los cortes de electricidad a pesar de que habían asegurado que iban a ser menores. Es que no hay inversión suficiente”.

Herrero remarcó la necesidad de cambiar el rumbo estratégico: “Nosotros tenemos que apostar a muchas energías: la eólica, sin negociados de por medio; la solar, la térmica y la eléctrica. Esto se tiene que agregar a la tradicional energía petrolera y gasífera, pero tratando de desarrollar nuestras propias fuentes antes de que tengan menor valor porque están siendo abandonadas en muchos países del mundo”.

Hoy


Nación irá a la Justicia para avanzar con la central nuclear en Río Negro

Fue uno de los temas que habló Macri con el gobernador Weretilneck. El mandatario provincial aclaró que no puede rever la ley sancionada. El presidente considera que esa obra es clave para el desarrollo de la provincia. El diputado Wisky encabezará en febrero la acción judicial.

 Por Adrián Pecollo.- El presidente Mauricio Macri consolidó ese camino después que el gobernador Alberto Weretilneck le explicó que su gobierno no puede liderar ninguna revisión de la presente exclusión de la planta en Río Negro. El rionegrino esgrimió que no tiene margen político-institucional para atacar la ley N° 5227, que prohibió su instalación, promulgada a principios de septiembre pasado y alentada por el oficialismo.

Weretilneck sólo prometió a Macri que la provincia no confrontaría (judicial ni políticamente) si el gobierno de Sierra Grande o la Nación intentan neutralizar esa prohibición para la instalación de la planta en el municipio serrano, esgrimiendo un apoyo mayoritario logrado en la consulta del pasado 17 de diciembre.

Antenoche, minutos después de la reunión, Weretilneck contó a “Río Negro” que el presidente ratificó “su absoluto interés” por la central nuclear para Río Negro “como factor para su desarrollo”.

Aún aceptando el proyecto, el gobernador reiteró el rechazo de la sociedad aunque prometió que “no voy hacer nada en contra” de la opinión de Sierra Grande y “voy a respetar la autonomía municipal”.

En concreto, la Provincia libera y deja la marcha a cargo de la Nación. Esa acción se advertirá en el inicio de febrero en tribunales. La Subsecretaría de Energía Nuclear, que encabeza Julián Gadano, ya había sondeado alternativas aunque en principio el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el titular de Interior, Rogelio Frigerio, habían encomendado al diputado Sergio Wisky para recuperar la posibilidad del asentamiento en Río Negro.

Ese mandato derivó en dos charlas con Weretilneck, quien mantuvo su resistencia a participar en un nuevo proceso. Eso mismo, más endulzado, repitió ante Macri.

Wisky se juntará hoy con el presidente en La Angostura y seguramente retomará el tema. Nación ya avanza en estudios judiciales en favor de esa vía, acompañada por la pretensión del intendente serrano, Nelson Iribarren. Además, el senador Miguel Pichetto aporta su visión y vínculos para el mismo propósito.

Ese camino se orienta a recursos en la Justicia Federal por la supremacía del Estado Nacional en la política y potestad energética.

Hay mayor llegada a esos tribunales. Igual, la tarea argumental no será sencilla, pues la ley N° 24.804 alude –en su artículo 11– que cualquier planta nuclear requiere de la “aprobación del Estado provincial donde se proyecte instalar”. No especifica, pero otorga intervención a la Provincia.

Simultáneamente, Iribarren puso a trabajar a sus letrados en una probable demanda de un “conflicto de Poderes” entre el Estado provincial y la autonomía del municipio.

En concreto, en Río Negro hay una ley que prohibe la instalación de centrales nucleares, sancionada luego de las elecciones, a pesar de que el mismo gobierno la impulsó originalmente.

Río Negro


Ganadores y perdedores de los hidrocarburos no convencionales

Primera entrega del podcast realizado junto a EJES, sobre hidrocarburos no convencionales en Argentina.

Ganadores y perdedores en la Argentina de los hidrocarburos no convencionales

Basado en el informe “Ganadores y Perdedores en la Argentina de los hidrocarburos no convencionales”, en esta primera entrega del Podcast de EJES, Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, repasamos las consecuencias de las políticas energéticas destinadas a este sector y planteamos la necesidad de políticas que apunten a una transición energética justa, equitativa y democrática.

Este podcast fue realizado por EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, iniciativa del Observatorio Petrolero Sur (OPSur) y el Taller Ecologista, en conjunto con el Centro de Producciones Radiofónicas.

Entrevistas: Diego di Risio, Marco Kofman, Facundo López Crespo, Pablo Bertinat.

Guión: EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental. Locución: Flavia Medici. Locución: Juan Ruffo. Edición de sonido: Pablo Fisher. Imagen: Iconoclasistas.

Vaca Muerta


Se destruyeron 7.214 empleos petroleros entre 2015 y 2017

Más de 4.000 en la Cuenca del Golfo San Jorge
Se destruyeron 7.214 empleos petroleros entre 2015 y 2017; más de 4.000 en la Cuenca del Golfo San JorgePor Marcelo García. En los últimos dos años se perdieron más de 7 mil puestos de trabajo en la industria petrolera nacional. Neuquén es la provincia en la que se produjeron más despidos (3.197), y la siguieron Santa Cruz (2.012) y Chubut (1.936).

Desde el segundo trimestre de 2015 y hasta el mismo período del 2017 -último dato oficial existente- se generó una enorme oleada de empleos destruidos en el sector petrolero, combinándose la crisis del precio internacional, el ajuste empresarial y las políticas de liberalización del mercado impulsadas por la gestión encabezada por el presidente Mauricio Macri.

Según los datos del Sistema Previsional Integrado Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo de Nación, en la industria petrolera se han registrado 24 meses consecutivos de despidos, iniciándose el proceso de expulsión de obreros petroleros en mayo de 2015 y extendiéndose de manera ininterrumpida hasta abril de 2017. Recién en mayo se recuperaron 85 puestos, pero desde junio y hasta octubre retornó la destrucción de empleo petrolero.

Los casi 10 puestos de trabajo petroleros perdidos por día a lo largo de 2 años muestran una clara y preocupante política de ajuste empresario que se profundizó desde la llegada de Cambiemos al Gobierno nacional y que parece no tener fin tras los 200 telegramas de despidos que llegaron en las últimas jornadas a los yacimientos del norte santacruceño, y que podrían desbordarse en una nueva oleada de pérdida de empleo que prenuncia otras 600 posibles desvinculaciones.

La crisis internacional como excusa

La baja del precio mundial de crudo fue el principal argumento de las petroleras para iniciar a descargar el ajuste sobre los trabajadores, pero con la llegada del macrismo se desató la tormenta perfecta que complementó destrucción de empleos con flexibilización laboral.

Entre los 7.214 empleos destruidos deben considerarse esencialmente las modalidades de los despidos, las jubilaciones anticipadas y los retiros voluntarios, pero en los dos últimos casos se trató de una política impulsada por las compañías del sector que fue avalada por los sindicatos petroleros y contó con el acompañamiento del Gobierno nacional y las gestiones provinciales.

El mayor de los impactos se generó entre los obreros petroleros vinculados al sector de los servicios, totalizándose 5.820 empleos destruidos; mientras que en el área de extracción y perforación las cesantías llegaron a 1.394 puestos de trabajo. De los 64.918 puestos de trabajo que había en el petróleo durante el segundo trimestre de 2015, se pasó a 60.555 en igual período de 2016 y en el segundo trimestre del año pasado los empleos en el sector bajaron a 57.704.

Entre los períodos mencionados de los años 2015 y 2016 se produjo la mayor cantidad de despidos, destruyéndose 4.363 empleos petroleros; mientras que entre 2016 y el 2017 la cantidad fue de 2.851.

Despidos a pesar del repunte del crudo

Las compañías del sector petrolero exhibieron la baja del crudo a nivel mundial como causal para sustentar su política de ajuste, despidos, recortes de inversiones y baja de producción; pero si se compara lo sucedido con los puestos de trabajo del segundo trimestre de 2017 con los existentes en igual trimestre de 2014, se observa que el precio del barril parece no coincidir con las razones esgrimidas para la destrucción de empleo.

Durante el segundo semestre de 2014 el barril de crudo en su versión WTI promedió 100 dólares y los puestos de trabajo petroleros eran 61.308. En el segundo semestre del año pasado el petróleo cotizó en promedio a 48 dólares y los empleos descendieron a 57.704.

El trimestre en que el WTI tuvo su cotización internacional más baja fue a comienzos de año 2016, cuando promedió los 33 dólares, y en aquel trimestre los empleos eran 62.588. A pesar de haber subido 45% el precio internacional, los despidos continuaron y la contracción laboral siguió golpeando duro esencialmente en los yacimientos patagónicos.

Neuquén, la peor de todas

Los yacimientos ubicados en Neuquén han sido los que más obreros expulsaron en los dos últimos años, totalizando 3.197 empleos destruidos desde el segundo trimestre de 2015 e igual período del año pasado. En los yacimientos neuquinos la oleada de despidos, jubilaciones y retiros voluntarios tuvo mayor magnitud en el segundo año analizado, llegando a los 2.067 puestos de trabajo destruidos; mientras que en el primer año la cantidad ascendió a 1.130.

Como parte de la misma Cuenca Neuquina, en Río Negro la pérdida de empleo fue de 438 en dos años, pero vale considerar que en dicha provincia el empleo petrolero representa cerca del 12% sobre el total existente en Neuquén.

Más de 4 mil en la CGSJ

En el conjunto de la Cuenca del Golfo San Jorge, los empleos destruidos totalizaron casi 4 mil; aunque una parte corresponde a la región santacruceña que conforma la Cuenca Austral. Los yacimientos de Santa Cruz fueron los más afectados por los empleos perdidos, llegando a 2.012 despidos en dos años, de los cuales 646 fueron entre 2015-2016 y los 1.366 restantes se concretaron entre 2016-2017.

En Chubut las cesantías ascendieron a 1.936 durante los 24 meses analizados, distribuidas entre 1.005 empleos perdidos en el primer año y otros 931 en el segundo período estudiado.

Según el propio sindicalista petrolero Jorge Avila, en los yacimientos chubutenses se destruyeron  2.744, cifra que supera en 808 empleos los reflejados por las estadísticas oficiales hasta el segundo semestre del año pasado y que representan un 29% más que los oficializados.

El propio dirigente gremial enumeró que los empleos perdidos se distribuyeron de la siguiente manera: 569 telegramas de despidos, 1.680 retiros voluntarios y 495 jubilaciones anticipadas.

El Extremo Sur


La Central Nuclear sin Licencia Social, voto un pobre 21% del padrón

A pesar de la presencia de funcionarios nacionales como el senador Miguel Pichetto y el diputado Nacional Sergio Wisky en Sierra Grande, solo un 21 % del padrón fue a votar a la Consulta Popular promovida por el Intendente Municipal Nelson Iribarren.

Que casi el 80% de los habitantes de Sierra Grande no hayan ido a votar significa que la Central Nuclear no tiene Licencia Social, Sobre un padrón de 6780 electores, participaron 1670. Votaron por el sí 1419; Votaron por el no 251; No fueron a votar 5110. Atrás quedaron las supuestas 5mil firmas que tenían a favor y el respaldo de la mayoría de la ciudadanía. Por lo tanto, solicitamos a los funcionarios antes mencionados que vuelquen todas las energías para bregar por el bienestar de todos los ciudadanos y dar por finalizada las intenciones de instalar la quinta Usina Nuclear en la zona.

Como vecinos/as Autoconvocados/as de Sierra Grande y Playas Doradas esperamos que se tomen medidas urgentes para solucionar el déficit laboral y que sea genuino, sin especulaciones económicas personales, pensando en el futuro inmediato de nuestro pueblo que día a día ve como muchos jóvenes migran en busca de una fuente laboral. Bien vendría que esos 250 mil pesos se hubiesen gastado en promover nuestro turismo y así fomentar el trabajo para el pueblo.

Seguiremos apostando a un progreso que piense en el cuidado del ambiente, pero sobre todas las cosas que valore la vida de nuestros/as vecinos/as.

Vecinos Autoconvocados/as de Sierra Grande y Playas Doradas

No es No

No a la Central Nuclear en la Patagonia y ningún lado.

Sierra Grande 17 de diciembre de 2017

Contactos:

Gustavo Cifuentes 2920662105

Cecilia Bruni 2804263964

America Dieu 2920623241


Ante la filtración de algunos documentos de la negociación MERCOSUR – Unión Europea

REDES – Amigos de la Tierra Uruguay se manifiesta públicamente ante filtración de documentos de la negociación MERCOSUR – Unión Europea


7 de diciembre de 2017

Acuerdo de Libre Comercio MERCOSUR – Unión Europea

Ante la filtración de algunos documentos de la negociación, REDES – Amigos de la Tierra Uruguay manifiesta:

En el día de ayer, a través de la organización Greenpeace Holanda, se dieron a conocer algunos textos de la negociación de un acuerdo entre el MERCOSUR y la Unión Europea (en adelante, UE), rompiendo el cerco de secretismo que ha rodeado la negociación en su larga historia.

Queda cada vez más claro que más allá de su denominación como “Acuerdo de Asociación” la agenda en negociación entre ambos bloques incorpora los elementos más críticos de la agenda del libre comercio. Este acuerdo carece de toda excepcionalidad y se inscribe plenamente en la estrategia de superación de los estándares de exigencia al espacio de las políticas públicas, imperantes a partir de las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). De esta forma, la negociación Mercosur – UE se sirve del estado de situación conformado por los acuerdos mega regionales (TiSA, TPP, CETA, TTIP) y se inscribe en la oleada de re- negociación de los Acuerdos de Asociación ya vigentes entre la UE y diversos países del sur global.1

Con la información disponible, queda en evidencia que lo que en un momento fueron líneas rojas para el MERCOSUR, ha sido incorporado plenamente en la negociación: compras del estado, propiedad intelectual (sin exclusión de aspectos a regular), inversiones (el capítulo servicios prevé obligaciones relativas a las empresas extranjeras establecidas en el territorio).

Según los documentos filtrados la agenda de la negociación está compuesta por los siguientes asuntos: comercio de bienes, reglas de origen, facilitación del comercio y cuestiones aduaneras, barreras técnicas al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, instrumentos de defensa de la competencia, cuenta corriente y movimientos de capital, solución de controversias, servicios (e inversiones), comercio electrónico, compras del Estado, derechos de propiedad intelectual, competencia, comercio y desarrollo sustentable y transparencia. Los textos filtrados pueden conocerse en el siguiente link y en el final de esta declaración.

En el marco del relanzamiento de las negociaciones iniciado en 2010, la posición de MERCOSUR se sustentaba en premisas que apuntaban a mejorar las condiciones de acceso de los productos del sector agropecuario como principal interés ofensivo y asegurar la posibilidad de implementar medidas orientadas a la promoción productiva en sectores con mayor intensidad industrial y tecnológica. En ese marco se instaba a la UE a limitar su política de cuotas en el sector agropecuario, implementar la reducción del impacto de los subsidios a la exportación y a la producción agrícola en el comercio birregional, a la aplicación de una “cláusula de la industria naciente” y mecanismos de salvaguardias para el MERCOSUR, y a negociar, pero con fuertes limitaciones, sobre compras públicas, inversiones y propiedad intelectual.

A la luz de la información recientemente trascendida se puede afirmar que nada de eso ha ocurrido.

El capítulo de comercio de bienes refleja que no existe ningún en el sentido de implementar un trato especial y diferenciado a favor de MERCOSUR en relación a la apertura comercial en bienes industriales.

Por otra parte, la oferta de la UE que ha trascendido no contiene una sola mención a su disposición de negociar lo referente a los subsidios agrícolas, y las posibilidades reales de incrementar el acceso a mercados para los productos agropecuarios de MERCOSUR está cada vez más en duda. Según la información difundida la cuota de acceso para la carne vacuna que ofrece la UE es de 70.000 toneladas aunque intensos rumores difundidos desde fuentes de Bruselas hacen prever que se pueda llegar o incluso superar levemente las 100.000. Según se informa, esta sería una jugada maestra de la UE para que MERCOSUR pueda justificar la aceptación del acuerdo. Es importante dimensionar lo que representarían esas 100.000 toneladas: fue eso lo que la UE ofreció en el relanzamiento de la negociación por 2004 y que el MERCOSUR oportunamente rechazó. Por otra parte, la UE tradicionalmente ha mantenido una práctica de utilización de las medidas sanitarias y fitosanitarias como herramienta de protección comercial. Las intensas discusiones en torno al capitulo de Medidas Sanitarias y Fito Sanitarias, reflejadas en la versión filtrada de junio de 2017 e intensificadas según fuentes en Bruselas, nos sugieren mantener atención respecto a la posibilidad de efectivo aprovechamiento de la cuota otorgada.

En una reciente rueda de prensa el Ministro Nin Novoa mencionó “Lo que gana el Uruguay con este acuerdo es en materia de carnes”.2 Sin embargo, a juzgar por la información a la que accedemos en estos momentos, parece que el MERCOSUR ha estado dispuesto a ceder más, obteniendo lo mismo o menos que antes. Mientras se reducen la oferta europea para el ingreso de nuestros productos más competitivos, crecen los compromisos en materias que restringen el espacio para la implementación de políticas públicas para el desarrollo productivo y tecnológico, desde una perspectiva de la justicia ambiental, con miras en la generación de empleo y la justicia social.  Vale la pena preguntarse cuál es el costo de un potencial aumento relativo de las exportaciones de carne. A continuación presentamos algunos elementos para comenzar a ensayar algunas respuestas.

En materia de Compras del Estado las exigencias de la Unión Europea significan en los hechos la imposición de las condiciones del Acuerdo Plurilateral de Contratación Pública de la OMC que no ha sido firmado, y por lo tanto no obliga, a ninguno de los países miembros de MERCOSUR. La UE insta a que las obligaciones cubran a las compras realizadas por entidades públicas de todos los niveles de gobierno (central, regional y local) y a que queden comprendidas todas las compras cuyo valor supere un valor cercano a los € 155.000. Esto significaría que las empresas europeas podrían acceder a las licitaciones públicas realizadas por entidades gubernamentales de la más amplia circunscripción territorial. Lejos está esto del trato especial y diferenciado reclamado otrora por el MERCOSUR, la máxima concesión que parece estar dispuesta a otorgar la UE a este respecto son algunas medidas transicionales enmarcadas en el mencionado acuerdo Plurilateral de la OMC.3

Por otra parte, la información filtrada nos permite saber que existe un capítulo sobre Empresas del Estado que ha sido incorporado por la UE a la mesa de negociación. Lamentablemente no podemos conocer los contenidos del capítulo. De todas formas, se trata de una materia que se ha venido reiterando en diversos acuerdos de libre comercio, con algunos aspectos comunes en su contenido: los Estados se comprometen a que sus empresas funcionen bajo estrictas consideraciones comerciales, se limita la capacidad de que éstas incidan en la promoción de sectores de la producción, se menosprecia la función pública a favor del interés general que también debe expresar el Estado a través de sus empresas, y se insta a los Estados a compartir información sobre las características y actividades de sus empresas públicas. Estos contenidos están presentes en el TISA, el CETA y el TTIP, todos ellos ambos acuerdos negociados por la UE. Nada hace pensar que no puedan existir contenidos similares en el acuerdo en negociación.

En materia de propiedad intelectual la negociación se ha movido desde un momento inicial en el cual el MERCOSUR finalmente aceptó negociar -en forma limitada- sobre indicaciones geográficas, a la negociación de todos los aspectos relativos a la regulación de los derechos sobre la propiedad intelectual: derechos de autor y derechos conexos, marcas registradas, diseños industriales, indicaciones geográficas, patentes, protección de la información no divulgada, topografías de circuitos integrados e incluso, variedades vegetales.4

El recorrido del capítulo permite identificar con relativa claridad la vocación de la UE por superar los estándares de protección de la propiedad intelectual del vigente Acuerdo Sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con El Comercio (ADPIC) de la OMC, norma de base para el MERCOSUR:

En materia de derechos de autor, la entrada en vigencia del acuerdo significaría una extensión a 70 años de la protección de las obras literarias y artísticas de su libre disposición en el dominio público. Esto significa una extensión de 20 años del período de protección vigente para Uruguay, según las obligaciones OMC. Asimismo, la UE impulsa una fuerte atenuación de las cláusulas de excepción a la protección del derecho privado del autor, lo que atenta contra los derechos de las/os usuarias/os y debilita la posibilidad de establecer políticas de acceso a la cultura y educación.5

Por otra parte, mientras que el MERCOSUR procura que las obligaciones en materia de patentes medicinales se sujeten a lo ya establecido en el acuerdo OMC, la UE impulsa también en este aspecto obligaciones más exigentes a favor del interés privado de las grandes farmacéuticas y en contra de la salud pública y promueve la atenuación de las excepciones a favor de políticas de salud que aseguren el acceso a los medicamentos a precios asequibles. Asimismo, la UE sostiene una postura bastante agresiva en materia de patentamiento de variedades vegetales. Exige la adopción de lo previsto en el Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales 1991 (“Convenio de la UPOV”), que actualmente no está vigente para Argentina, Paraguay ni Uruguay. Este Convenio promueve la apropiación, vía patentamiento, de las semillas y los procesos de reproducción y cosecha. Es un instrumento de enajenación de los derechos de las/os agricultoras/es locales y tradicionales a favor de las trasnacionales del agronegocio.

Finalmente, el capítulo en negociación impone la adopción del Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (Tratado PCT) que promueve la facilitación del patentamiento a escala global. Según un reciente análisis elaborado por el Dr. Carlos Correa6 el PCT puede impactar en la erosión de la flexibilidad para que cada país aplique los criterios de patentabilidad que considere consistentes con su nivel de desarrollo tecnológico y económico. Además, según el experto de ingresar al PCT nuestro país vería aumentado el número de patentes registradas por empresas extranjeras, impactando negativamente en las posibilidades de desarrollo de las empresas locales. A pesar de que pueda existir algún beneficio para potenciales patentadores nacionales en el extranjero, estos beneficios serán ampliamente superados por el impacto del aumento de patentes extranjeras a nivel nacional. “El PCT, de ser aprobado, aumentaría el número de patentes de empresas extranjeras en Uruguay que, en su gran mayoría, no generan producción y empleos locales sino monopolios de importación y el desplazamiento de los productores locales”.7

El Acuerdo en negociación también incluye obligaciones en materia de comercio electrónico. Esta agenda, introducida por primera vez vía acuerdos mega regionales (en particular el TiSA), es expresión de la creciente importancia de la economía digital en el modelo de acumulación actual. Los contenidos negociados bajo esta agenda tienen características diversas, van desde las transacciones realizadas por vías electrónicas (comercio electrónico en sentido estricto) a la regulación o, mejor dicho, la presión por la desregulación de las actividades – servicios – que las empresas promueven a partir de la red. Esto último refiere a la mutación de la forma de prestación de servicios a partir de los cambios tecnológicos: el transporte, el arrendamiento de propiedades, la difusión de contenidos culturales en la tv o el cine (podría continuar la lista) ya no son actividades planificadas y realizadas por personas y empresas a nivel nacional sino que son promovidas, diseñadas y gestionadas por algoritmos diseñados en el exterior. El libre flujo de datos, la protección de los códigos fuente y el menor grado posible de reglamentación de las actividades a nivel local son las claves para la rentabilidad de la empresa.8 Esto incorpora otra dimensión y complejidad a la división internacional del trabajo norte – sur y es, por tanto, otro potencial frente de asimetrías. La agresividad con que la agenda es impuesta en las negociaciones a nivel global contrasta fuertemente con la capacidad técnica y la voluntad política de los gobiernos de considerar seriamente las implicancias para las posibilidades de desarrollo futuras.

En materia de comercio de servicios, el capítulo incorpora las obligaciones estándar en materia de trato nacional y acceso a mercados. Presenta una dinámica de conformación de listas un tanto novedosa, ya que combina la consignación de los servicios y sectores de servicios a obligar a través de listas positivas con la implementación de listas negativas para la identificación de las medidas que quedan exceptuadas de las obligaciones del tratado. Parece haber habido un aprendizaje de la fuerte controversia ocasionada por la implementación extensiva de las listas negativas ya que se incorpora la posibilidad de la modificación de las listas de compromisos en cualquier momento, luego de tres años de vigencia del acuerdo. No obstante, esa modificación debe realizarse en forma negociada y puede ser objeto de disputas si no existe acuerdo entre las partes. Al no conocerse las listas de los países no puede hacerse mención a implicancias en sectores concretos.

El capítulo de servicios permite que queden sujetos a las obligaciones del acuerdo las inversiones extranjeras de empresas que establezcan sus filiales en el país de la contraparte. En este sentido, la versión actual del acuerdo también implica una marcha atrás en la postura de MERCOSUR de no negociar en materia de inversiones.

El capítulo sobre “Comercio y Desarrollo Sustentable” aparece como una estrategia para camuflar el acuerdo e inducir a engaño. El primer indicio sobre ello es la no cobertura del acuerdo de los mecanismos previstos para la solución de disputas. Es decir que las obligaciones en él consignadas tienen un nivel de segunda, en lo que refiere a su exigibilidad. El segundo indicio, y quizás el más fuerte, es el contraste entre lo que el texto afirma en relación a la importancia de la observancia y vigencia de las Convenciones Internacionales del Trabajo, de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de las Convenciones en materia de Cambio Climático, entre otros, y la realidad de las gravísimas reformas de las relaciones laborales y de la seguridad social implementadas en Brasil y en vías de implementación en Argentina.

Finalmente, el acuerdo es muy débil en la preservación del espacio de políticas para la adopción de medidas contra el cambio climático, por la seguridad y soberanía alimentaria, por el derecho de los pueblos originarios a la consulta previa e informada. Responde a una clara vocación de profundización del modelo primario exportador, la cada vez mayor adopción de compromisos que limitan la implementación de políticas a favor de la diversificación de la matriz de producción, políticas soberanas de ciencia, innovación e investigación, promoción industrial y promoción de emprendimientos alternativos y sustentables.

La firma del Acuerdo de Libre Comercio entre el MERCOSUR y la Unión Europea en los próximos días significará un paso más en una dinámica que aparentemente ha sido incorporada como práctica en la conducción de la política internacional de nuestro país. Con una rápida mirada a algunos de los contenidos de la negociación en curso, y sólo algunos, es posible identificar numerosos frentes de preocupación para quienes miramos el futuro de nuestro país y entendemos que las condiciones de vida, trabajo y convivencia de nuestro pueblo, de sus generaciones presentes y futuras, son variables fundamentales para pensar el proyecto de la izquierda.

Resulta inaceptable y poco fiel a los principios de nuestra izquierda, que se concrete un acuerdo de esta naturaleza sin la apertura de espacios verdaderamente democráticos con la sociedad organizada. Para ello los instrumentos institucionales, diseñados por el propio Frente Amplio, están a disposición. Basta solo utilizarlos.

REDES – Amigos de la Tierra Uruguay 7 de diciembre de 2017

Por más información: REDES – Amigos de la Tierra Uruguay Viviana Barreto viviana.barreto@gmail.com 099 763 535

Documentos filtrados

Referencias

  1. México y Chile son los ejemplos en el caso de América Latina.
  2. Rueda de prensa disponible en: https://www.teledoce.com/telemundo/nacionales/el-canciller-rodolfo-nin-novoa-afirmo-que-las-negociaciones-mercosur-union-europea-estan-trancadas-por-la-oferta-que-hacen/
  3. Fritz, Thomas, “Research on the impacts of the EU-Mercosur trade negotiations Analysis of draft texts, especially the chapters on goods, SPS, TBT and government procurement”, 6 de diciembre de 2017,disponible en: https://www.bilaterals.org/?research-on-the-impacts-of-the-eu&lang=en
  4. https://www.bilaterals.org/IMG/pdf/7._intellectual_property_rights.pdf
  5. El análisis realizado por Creative Commons a raíz de la filtración del capítulo de Propiedad Intelectual, en su versión de noviembre de 2016, mantiene plena vigencia con la versión más actualizada disponible, de julio de 2017. El análisis está disponible en: https://creativecommons.org/about/program-areas/policy-advocacy-copyright-reform/el-tratado-de-libre-comercio-union-europea-mercosur-danara-los-comunes-y-los-derechos-de-los-usuarios/
  6. El Dr. Carlos María Correa es un reconocido experto en propiedad intelectual. Es Asesor Especial sobre Comercio y Propiedad Intelectual del South Centre, catedrático en la materia de la Universidad de Buenos Aires y sido profesor visitante en cursos de postgrado de varias universidades y consultor de la UNCTAD, ONUDI, PNUD, OMS, FAO, BID, INTAL, Banco Mundial, SELA, CEPAL , PNUD y otras organizaciones regionales e internacionales.
  7. Correa, Carlos, Documento de Trabajo: ¨ Razones para no adherir al Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (Tratado PCT)¨, setiembre de 2007.
  8. Para ampliar información en la materia ver: Kelsey, Jane (2017), “TiSA. Juego Sucio”, “Apéndice 4. El Anexo sobre Comercio Electrónico”, pp. 107-121, UNI Global Union.

REDES – Amigos de la Tierra Uruguay


Sierra Grande: La consulta que repudiamos

Sierra Grande no es una isla, forma parte de un Estado provincial que se manifestó respecto a la instalación de una planta nuclear en su territorio. Guste o no, la expresión de la ciudadanía se dio a través de las distintas movilizaciones, juntadas de firmas y además, a través de sus representantes y fue así que hoy  tenemos una Ley Provincial que ha dicho NO a la energía nuclear en Río Negro.

El destino y los intereses de los sierragrandense no se pueden hipotecar con un proyecto que no resuelve el problema laboral actual.

Los representantes del pueblo en la Legislatura y quienes circunstancialmente fueron elegidos para administrar desde los poderes ejecutivos son los responsables de explorar alternativas viables que ofrezcan trabajo genuino, inclusivo y constante, sin perjuicios a futuro.

No hay espacio para especulaciones económicas o políticas partidarias. Decir que una planta nuclear dará trabajo a la comunidad que deambula en la búsqueda laboral que le permita un ingreso digno para la supervivencia familiar, es jugar con la necesidad a partir de una mentira. Porque los trabajos serán dentro de dos años, por corto plazo pero con consecuencias negativas por miles de años.

Una consulta popular que desconoce la Ley provincial y la Ordenanza Municipal –votada entonces también por el actual intendente empecinado hoy en la convocatoria- no hace más que generar falsas expectativas además de ser un gasto innecesario que el pueblo de Sierra Grande no está en condicione de afrontar. Así lo demuestran obras necesarias que no se concretan por falta de presupuesto. Pero sin embargo, se pretenden gastar más de 200mil pesos en esta consulta estéril, que pretende ser solo una encuesta local.

¿Qué se busca con una consulta popular? Con ésta iniciativa el bienestar del pueblo cada día se aleja más, porque coloca a los vecinos en confrontaciones inútiles, mientras los funcionarios ocupan horas de trabajo para proyectos que no generan beneficio social.

NO ES NO. Acá en Sierra Grande, en la Provincia de Río Negro, en la Patagonia, y en ningún punto del país. Porque nuestro NO es una apuesta a la vida.

Tenemos recursos naturales y riquezas extraordinarias en Sierra Grande y la Provincia de Río Negro toda que nos llevan a decir:

SI a la planificación y el desarrollo respetando al entorno natural.

SI al trabajo sustentable

SI a los proyectos colectivos que desechen los intereses sectoriales o particulares

SI al respeto de la Ley

SI A LA VIDA

-VECINOS/AS AUTONVOCADOS/AS DE SIERRA GRANDE Y PLAYAS DORADAS-

ADHIEREN: M.A.R. (Movimiento Antinuclear Rionegrino) – Iglesia Evangélica del río de la Plata – Asociación Árbol de Pie (Bariloche) – U.A.P. (Unión de Asambleas Patagónicas) – U.A.C. (Unión de Asambleas Ciudadanas) – UnTER CDC/ Escuela Rodolfo Walsh/Dpto. Pcial. Socioambiental “Chico” Mendes. – Asamblea Permanente por el Agua (Allen). – Foro Ambiental y social de la Patagonia (Comodoro Rivadavia – Chubut).- C.T.A. AUTONOMA (Viedma).- C.T.A. AUTONOMA DE Río Negro.- Asamblea Vecinal de Puerto Piramides.- Asamblea de Vecinos del Valle Conesa.- Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Viedma y Carmen de Patagones.- Asamblea del Valle Medio.- Observatorio del Agua, Universidad Nacional de la Patagonia – Sede Esquel.- Fundación Ecosur, Neuquén.- Hermanas de la Misericordia de las Américas, comunidad argentina.- Pastoral Carcelaria de Fiske Menuco (Alto Valle de Río Negro).- Proyecto Crecer con Esperanza, Fiske Menuco (Rio Negro).-

Mirta Carbajal DNI Nº 13080236.- Cambarieri Ortiz, Yamila DNI Nº 29898437.- Araneda, Mariela DNI Nª 20750350.-Lorca, Sandra DNI Nª 24316636.- Cambarieri, Susana DNI Nº 14979691.- Giamberardino, Paula DNI Nº 26469611.- Calendino, Alicia DNI Nª 17778031.- Vega, Maria Fabiana DNI Nº 20750249.- Billiet, Roberto Oscar DNI Nº 10664398.- Carbonetti, Virginia DNI Nº 12844518.- Lucero Patricia Silvia DNI Nº 12730849.- Bruni, Ana Cecilia DNI Nº 30855119.- Quiñelaf, Susana DNI Nª 26882981.- Ferreyra, Lucas Gonzalo DNI Nº 32057302.-Lonch, Patricia DNI Nº 12369888.- Tilkin, María Laura DNI Nº 23665459.- Wieman, Ana DNI Nº 5093307.- Garcia, Luis DNI Nº 19012668.- Bilbao, Tania Melina DNI Nº 31288387.- Bruni, José Emanuel DNI Nº 26598480.- Milano, Bruno DNI Nº 34212593.- Cardoso Da silva, Vinicius DNI Nº 95756878.-Viñoly, Lucas DNI Nº 35131569.- Perello, Milton DNI Nº 24326323.- Galfrascoli, María Belén DNI Nº 30823716.- Galfrascoli, Marien DNI Nº 33950903.- Macia, Micaela DNI Nº 42652603.- Rodríguez, Pablo DNI Nº 24326369.- Rodríguez, Martin DNI Nº 27108303.- Baritoli, Ciro DNI Nº 29898239.- Ontiveros, Rafael DNI Nº 26136056.- Zurie, Amado DNI Nº 30823501.- Grandoso, María Inés DNI Nº 10477018.- Gava, Sabina DNI Nº 18142086.- Minyesky, Cristian DNI Nº 20988005.- Leonardelli, Carolina DNI Nº 22878063.- Rovera, Silvia DNI Nº 16994223.- Cabeola, Roberto DNI Nº 16518858.- Lopez, Anahi DNI Nº 29974290.- Cañumil, Ayelen DNI Nº 34353366.- Salinas, Daiana Janet DNI Nº 32263636.- Coca, Sonia DNI Nº 20423178.- Santillan, Natali DNI Nº 35099767.- Hernandez, Vanesa DNI Nº 26121892.- Haedo, Maria Cristina DNI Nº 16052358.- Catania, Clara Sofia DNI Nº 35207114.- Monton, Mariela DNI Nº 34373069.- Stolfo, Monica Adriana DNI Nº 21605258.- Acuña; Maria Mercedes DNI Nº 32316152.- Argumedo, Rita DNI Nº 35184015.- Pedernera, Mariela Gabriela DNI Nº 31865877.- Arias, Valeria DNI Nº 23549309.- Carballo, Constanza Jimena DNI Nº 23505001.- Cayunao, Juan DNI Nº 27633770.- Álvarez Garcia, Maria Lourdes DNI Nº 32599930.- Fuertes, Maria Elena DNI Nº 27980575.- Martinez, Andrea DNI Nº 28912275.- Rivas, Natalia DNI Nº 24372537.- Viudes, Gaston Ariel DNI Nº 26801011.- Marin, Cristina DNI Nº 16392469.- Amed, Jessica Noemi DNI Nº 32538148.- Fossati, Lucas DNI Nº 14792440.- Becco, Paola DNI Nº 26619224.- Cardelli, Maria Elina DNI Nº 18457850.- Carruega Niveyro Lorena DNI Nº 23895213.- Quiroga, Mariela DNI Nº 32057305.- Quiroga, Marina DNI Nº 33652692.- Quiroga, Juan Carlos DNI Nº 11641782.- Povedano, Hernan DNI Nº 22532953.- Quiroga, Sofia DNI Nº 30735109.- Dieu, America DNI Nº 23097149.- Holtz, Graciela DNI Nº 12316793.- Garbarino, Jorge Alek DNI Nº 23666614.- Medina, Olga DNI Nº 5078264.- Pereyra, Eliana DNI Nº 34403996.- Pacheco, Damián DNI Nº 29161944.- Martin, Maria Susana DNI Nº 12962346.- Norval, Maria Esther DNI Nº 12192274.- Alvarez, Eliana DNI Nº 39404287.- Belmonte, Valeria DNI Nº 25548376.- Carbajal, Sebastian DNI Nº 34051357.- Ceballos, Ricardo DNI Nº 11273163.- Sayhueque, Cristian Walter Andres DNI Nº 32518120.- Moreno, Luciana DNI Nº 32213550.- Sayueque, Valeria DNI Nº 31295166Arias, Jusara DNI Nº 93578919.- Quilapay, Suyhay DNI Nº 17868730.- Baez, Jose Alberto DNI Nº 13564842.- Avila, Gustavo Hernán DNI Nº 24255433.- Vidal, Maria Rosa DNI Nº 14553928.- Cifuentes, Gustavo Sebastian DNI Nº 25702593.- Vanda Ianowski DNI 20350585.- Juan S. BILOS – DNI 04941677.-
contactos:
Cecilia Bruni 2804263964
América Dieu 2920642181
Gustavo Cifuentes 2920662105
 


OMC, Orden Mundial Conservador

Por Javier Calderón Castillo / CELAG

La XI cumbre ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se realizó en Buenos Aires del 11 al 13 de diciembre, terminando con lánguidos resultados para los promotores del neoliberalismo y, en lo local, para el macrismo. Una situación creada por las propias contradicciones de los países centrales liderados por EE. UU., al exigir levantar las salvaguardias a todos los países pobres y en desarrollo, e imponer leyes de patentes y desregulaciones a favor de las transnacionales, mientras exigen una mayor protección para sus economías con subsidios y otras garantías[1].

Los delegados de los gobiernos no lograron avanzar en ningún acuerdo sobre los temas propuestos para ampliar el libre comercio, en razón a las tensiones generadas por el mal momento geoeconómico mundial[2] y por las propias condiciones estructurales de la geopolítica. Estados Unidos y la Unión Europea (UE) se encuentran en permanente disputa -contra los países periféricos- por proteger sus economías, mientras que China, India, el G77 y otros países, reclaman condiciones de igualdad -lo que los lleva a no estar dispuestos a pactar bajo las condiciones desiguales que propone la OMC[3]-. El neoliberalismo está cuestionado y en debate.

Las trabas internas de la OMC para avanzar en su propósito neoliberal no obedecen a un cambio de orientación de las instituciones económicas de la globalización (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y la misma OMC), sino que son producto de la crisis generada por la capacidad de resistencia de los países no aliados a los intereses comerciales de EE. UU., como China, además de la incapacidad de proyectos regionales soberanos para construir un marco de actuación común y favorable a sus intereses -como podría haberlo hecho la UNASUR-, y por la propia orientación proteccionista de EE. UU. y Gran Bretaña.

La cumbre fue realizada en un contexto de agresión del país anfitrión contra las voces críticas a la globalización y el libre comercio, manifiesto en el uso de la violencia estatal en contra de manifestantes y la prohibición de ingreso a líderes mundiales civiles que cuestionan los mandatos de la OMC. Todo muy parecido a lo vivido durante la III cumbre, realizada en Seattle (EE. UU.) en 1999. Esta fue reprimida con fiereza y fracasada en su agenda[4]. Al parecer, los neoliberales tienen como muleta las balas de goma y los gases lacrimógenos.

I. Rebelión en la periferia

El doble discurso de los EE. UU. con respecto al libre comercio (que los demás países liberen sus fronteras, pero ellos no las propias) se enfrenta a la creciente capacidad de China, India, Sudáfrica y Rusia para negociar aspectos comerciales que trascienden el debate de las salvaguardias aduaneras, poniendo como centro el tema del desarrollo de fuerzas productivas y el desarrollo científico-técnico, sin supeditación a patentes o fiscalizaciones de las autoridades estadounidenses o europeas. Los EE. UU. critican a China porque maneja cerca del 17,8 % de las exportaciones mundiales de mercancías[5], que, al ponerse en circulación a escala planetaria, desafían su hegemonía sobre el mercado, tanto en las instituciones neoliberales transnacionales, como en la propia economía estadounidense.

El representante comercial de EE. UU., Robert Lightlizer, habló en la cumbre corroborando el giro proteccionista del gobierno de Trump y apuntando a posicionar como objetivo principal la disputa contra China, incitando a sus aliados a conformar un bloque frente al gigante asiático. Algunos especialistas señalan que la decisión de Estados Unidos obedece a la intención de retirarse del ámbito de negociación de la OMC, lo que le permitiría seguir tratando los temas comerciales de forma bilateral con Tratados de Libre Comercio-TLC, de los que puede obtener mayores ventajas[6], como ha quedado demostrado a través del TLC con Colombia y el TLCAN, donde Colombia y México se encuentran en clara desventaja ante EE. UU., tanto por el desigual poder de injerencia y lobby como por la complacencia de los negociadores de esos países latinoamericanos, quienes han dado vía libre a las pretensiones desiguales de los norteamericanos[7].

El gobierno de Macri, anfitrión de la cumbre, decidió no dejar entrar al país y deportar a expertos representantes de 43 ONG internacionales, que trabajan por el comercio justo y son críticos de la OMC[8]. Un hecho bochornoso que demostró el déficit democrático para abrir la discusión amplia con diversos sectores de la sociedad global sobre un tema tan crucial como éste[9]. A la vez, el gobierno argentino promovió, muy a su estilo, un foro de empresarios del B20 (una agrupación de empresarios de los países del G20) donde el delegado del mayor grupo económico de la Argentina, Paolo Rocca del grupo Techint, apoyó la tesis de los EE. UU. en contra de China, al advertir que es imposible seguir tolerando la “desigual” competencia de las empresas chinas que cuentan con el respaldo del Estado o son estatales[10]. En cambio, el empresario guardó silencio sobre la decisión de los Estados Unidos de imponer sendos aranceles al Biodiesel argentino y con ello negar su entrada al comercio norteamericano.

Los EE. UU. tampoco lograron imponer el tema del comercio electrónico, aunque se hicieron acompañar de las grandes empresas transnacionales del sector (Google, Amazon, Alibaba, eBay, etc.), para intentar incluir en las negociaciones de la Cumbre el tema de la desregulación del e-commerce. Si bien no lograron poner en negociación el tema, contaron con el apoyo de cuarenta países entre los 169 miembros, dejando abierto e instalado el tema para próximas rondas de negociación. Este asunto es de suma importancia, pues va mucho más allá de la desregulación de la compra-venta en páginas electrónicas. Repercute en el manejo de todo el sistema financiero y económico (en mayor medida electrónico), en las desregulaciones sobre seguridad informática, transacciones bancarias, desarrollos y patentes de software. En la línea anti-China, estas corporaciones del e-commerce y los países que respaldaron a EE. UU. empezaron por atacar las regulaciones del comercio electrónico en países soberanos[11]. No pudieron avanzar más, pero es un tema que se debe sumar a las preocupaciones futuras en el debate de la soberanía y la construcción de economías alternativas.

II. Neoliberalismo reciclado

América Latina asistió a esa Cumbre Ministerial desunida. Aunque en las pasadas conferencias los intereses de la región no coincidían del todo[12], se dieron acciones con un mayor protagonismo e iniciativa para tratar temas de vital importancia para la región, como los del sector agrícola, la solicitud – ante los EE.UU y la UE – de suprimir los aranceles a productos agrícolas del Mercosur o apoyando la posición del G77 liderado por Venezuela, Bolivia y Cuba destinada a garantizar la soberanía alimentaria con protecciones aranceladas donde sea necesario[13].

El presidente argentino Mauricio Macri, aprovechando su condición de anfitrión, trató de generar un espectáculo que sirviera de galería para las medidas de ajuste económico adelantadas en la política interna, enviando un mensaje muy localista, anotando que su país “llega tarde” a la inserción al mundo globalizado, con una defensa a ultranza del libre comercio y pidiendo ayuda externa para imponer su modelo[14]. Un mensaje que se diluyó con el discurso norteamericano en contra de los sistemas de resolución de diferencias de la OMC, con el cual Macri pretendía acudir para exigir el levantamiento de los aranceles impuestos al biodiesel argentino por parte del gobierno de Trump[15].

De igual manera, las negociaciones del TLC del Mercosur con la Unión Europea no se concluyeron, como lo pretendían Temer y Macri, postergándose para el 2018[16]. Sin embargo -por la flexibilidad de ambos bloques en la negociación política y técnica en materia arancelaria- es muy probable que lleguen a un acuerdo en el primer semestre, que desgravaría en un 90 % los aranceles a productos europeos y obligaría a los productores del cono sur a ajustarse a las marcas de origen y patentes[17]. Estos son temas sensibles para la región, porque como lo demuestran los tratados firmados por algunos países con la UE y EE. UU., las condiciones técnicas y políticas de las clausulas de los TLC benefician las exigencias de los europeos o los norteamericanos[18], mientras, a cambio, ellos sólo ofrecen expectativas para ingresar a sus mercados, manteniendo los subsidios a sus productos y condiciones favorables para sus empresas. Tienen controladas las patentes y marcas de origen de muchos productos y rubros como la leche, los vinos, los medicamentos, entre otros, que frustrarán a muchos productores ilusionados con la posibilidad de exportar, pero que no prevén las restricciones generadas por las exigentes condiciones de los acuerdos. El debate está abierto y, ya que comienza el período electoral en Brasil y en Paraguay y en Argentina se expresa una importante resistencia al ajuste y a la apertura desigual de los mercados, aún existen márgenes para que los defensores de la producción nacional disputen sobre sus puntos de vista en el TLC.

III. Algunas conclusiones

Más allá de las disputas en la OMC, el modelo de neoliberalismo impulsado por Ronald Reagan y Margaret Thatcher en los años 80, ya no es el paradigma de los países del norte. EE. UU. con sus ataques a la OMC, intenta cambiar las reglas que promueven la liberalización arancelaria y el debate multilateral, inclinándose por generar TLC bilaterales y negociaciones espurias -de imposiciones comerciales inaceptables- con los países periféricos, al tiempo de respaldar desde el Estado la producción nacional made in USA, acompañados por sus socios conservadores británicos, en cabeza de Theresa May, derivados en proteccionistas a partir del proceso de ruptura (brexit) con la Unión Europea.

A contramano de esos cambios, algunos líderes neoconservadores latinoamericanos, como Mauricio Macri o Michael Temer, ostentan un neoliberalismo reciclado, sin las renovaciones anunciadas por las campañas electorales, que muy bien maquilla el marketing político y los medios hegemónicos. El dúo está proponiendo más de lo mismo, con aperturas económicas en condiciones desfavorables para la producción nacional, que tendrán repercusiones laborales, distributivas y culturales. Ya empezaron con las reformas previsionales y las reformas laborales.

Las trabas en las discusiones de la OMC no significan el fin del capitalismo, ni un paso atrás de las poderosas transnacionales, aunque si representan una crisis del modelo neoliberal, que puede convertirse en posibilidad para aquellos sectores de la sociedad mundial que pretenden salir de los estrechos márgenes del libre comercio, porque los temas agrícolas-alimentarios, las disputas por las patentes -especialmente de medicamentos-, sobre la producción industrial soberana y la desregulación de servicios médicos y educativos, siguen siendo fundamentales para las sociedades, y por ello son parte de la agenda política mundial en disputa.

Se suma a esa agenda de discusión, el tema del comercio electrónico, que promete ser la batalla de batallas por el control de mercados, por los software y las monedas digitales, una problemática que debe estar en la retina de investigadores, estados y organizaciones, para un análisis profundo, sin esperar a que los desreguladores de Google, Amazon, Alibaba y e-Bay, avancen en el control mundial del comercio electrónico, porque el neoliberalismo en los centros de poder mundial se está repensando en esos ámbitos, aunque los neoliberales criollos reciclen la pesada herencia de los 80.

Las represión del estado argentino contra los manifestantes pacíficos que participaron en la contra-cumbre en la Universidad de Buenos Aires y contra de los expertos internacionales de las ONG, a quienes se les negó la entrada al país, son la muestra de la sinergia entre el poder y la violencia, que es la forma de acumulación de riquezas del modelo imperante[19]. No es casualidad el uso de la fuerza desmedida, es la forma de gobernar de las democracias restringidas, propia de los conservadores, nuevos y viejos.

Notas

[1] https://elpais.com/economia/2017/12/14/actualidad/1513209949_229699.html

[2] http://noticias.perfil.com/2017/08/21/consuelo-de-tontos-o-como-la-economia-latina-paso-del-auge-al-barro/

[3] http://www.eldiario.es/economia/China-OMC-UE-EEUU-antidumping_0_590041403.html

[4] http://www.elmundo.es/elmundo/1999/diciembre/04/economia/omc.html

[5] http://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php/International_trade_in_goods/es

[6] https://www.pagina12.com.ar/82568-solo-sinsabores-en-la-cumbre-de-la-omc

[7] http://www.dinero.com/edicion-impresa/pais/articulo/las-duras-criticas-de-cedetrabajo-al-tlc-con-eeuu-en-sus-cinco-anos/223703 y http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/asi-vamos-el-tlcan-problemas-y-mediocridades.html

[8] https://www.pagina12.com.ar/79504-las-on-gs-en-la-lista-negra-de-macri

[9] https://www.nodal.am/2017/12/falta-consenso-la-cumbre-la-omc-represion-manifestantes/

[10] https://www.clarin.com/politica/criticas-china-loas-comercio-electronico-primer-foro-empresario-omc_0_rJhqjA6bM.html

[11] https://www.alainet.org/es/articulo/188410

[12] El Mercosur siempre tuvo una posición distinta a los demás países de la UNASUR, los países promotores de la Alianza del Pacífico estaban en otras esquinas de la negociación y nunca hubo un bloque CELAC.

[13] http://www.celag.org/la-omc-aterriza-latinoamerica/

[14] http://www.lanacion.com.ar/2090626-mauricio-macri-abrio-el-foro-de-inversiones-de-la-omc-nuestro-pais-transita-por-una-nueva-etapa

[15] https://www.infobae.com/economia/2017/11/08/el-gobierno-demandara-a-los-estados-unidos-en-la-omc-si-traba-las-exportaciones-de-biodiesel/

[16] http://www.dw.com/es/uni%C3%B3n-europea-y-mercosur-firmar%C3%A1n-acuerdo-de-libre-comercio-a-principios-de-2018/a-41789660

[17] https://www.alainet.org/es/articulo/189820

[18] https://www.redes.org.uy/wp-content/uploads/2017/02/UE-Colombia_FTA-PRINT.pdf

[19] https://teoriaeconomicatercersemestreri.files.wordpress.com/2012/09/breve-historia-del-neoliberalismo-de-david-harvey1.pdf


EJES N°15 – El fracking en debate

Porque la población de Catriel no quiere los basureros petroleros en su territorio aunque la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro lo apruebe. Porque mientras hablan de “ciudades sostenibles”, la fundación de una petrolera, un organismo de crédito internacional y un municipio regulan cómo se vive en las ciudades del megaproyecto Vaca Muerta. Porque hay un nuevo subsidio a la producción de gas no convencional y 459 pozos de fracking en las inmediaciones de los cursos de agua de Río Negro y Neuquén. Porque sabemos que otra energía es posible, un nuevo boletín de EJES.

— Boletín EJES Nº 15 – Noviembre 2017 —

El Banco Central de Noruega propuso remover de su fondo soberano de inversión al petróleo y el gas, medida que descapitalizaría en parte a las grandes empresas del sector. Habiendo desinvertido ya del carbón, el camino es reducir los riesgos financieros de los fósiles: introducción de los autos eléctricos, nuevas regulaciones climáticas, entre otras. El fondo soberano de casi un billón de dólares es el más grande del mundo y se constituyó, justamente, a partir de la explotación de petróleo y gas en el Mar del Norte. Proceso dado bajo comando de la estatal Statoil. Pero la exposición financiera no es el único ángulo de debate en el país nórdico, sino también cómo reconvertir su economía y sobre si es conveniente y ético avanzar hacia el Ártico. En el mientras tanto, Statoil impulsa su internacionalización, hecho que incluye el desembarco en Vaca Muerta.

Lejos de la situación privilegiada que se encuentra Noruega (tanto Neuquén como Nación acumulan deudas externas desorbitantes por caso), lo que a países del sur nos tendría que alertar es la transformación en curso del mercado global de energía. Justamente porque la extracción masiva de fósiles de Vaca Muerta -fruto de la inversión extranjera por venir- es una prioridad para el gobierno argentino. Pero es una esperanza que no termina de concretarse en la magnitud esperada. En el mientras tanto, el Estado, mediante YPF y subsidios a las petroleras (ahora aplicada también para la Cuenca Austral), y los usuarios, mediante el tarifazo, siguen invirtiendo en el megaproyecto. Fenómeno que no deja de tener numerosos impactos en terreno, como el aumento de la conflictividad y configuración del ‘enemigo interno mapuche’. En los últimos días la escalada va en aumento, desde la situación particular de la zona (a la aparición de bombas cerca de pozos le siguió una serie de allanamientos a activistas sociales) a la general en la región (un comunero mapuche fue asesinado por la Prefectura). Con la cumbre ministerial de la Organización Mundial del Comercio y asunción de la presidencia argentina al G20 en ciernes, ratificar nuestros caminos justos y sustentables son necesarios, tanto ayer como hoy. ¡Justicia para Santiago Maldonado! ¡Justicia para Rafael Nahuel!

Bienvenidos sus comentarios y sugerencias.

Ver  Boletín EJES Nº 15  – Octubre 2017

Consultar boletines anteriores

Suscribirse al boletín

Boletín EJES
Vaca Muerta