Archivo de la etiqueta: Transición energética

Córdoba: “Porta nos quitó la alegría de vivir”

A pocos días de la audiencia por el amparo ambiental por la ilegalidad y contaminación de Porta Hnos., y la inacción de la Secretaría de Energía y Minería de Nación, recorrimos barrio San Antonio, y frente a la planta escuchamos los relatos de las vecinas que denuncian desde hace 5 años la emergencia sanitaria. En un micro documental radiofónico, compartimos para el Enredando las mañanas algunas de sus historias, producido en el marco de las cobertura colaborativa que comunicadores y medios alternativos y populares llevamos adelante desde la ciudad de Córdoba.

AUDIO descargar

En la ciudad de Córdoba existe una Planta de bioetanol a sólo 6 kilómetros del centro, que vecinxs y organizaciones denuncian que es la única en el mundo que se encuentra en medio de una ciudad.

Es la planta de Porta Hermanos una empresa familiar de capital cordobés, conocida por sus productos de consumo masivo como Fernet 1882, vinagres Casalta, vodka Nikov, ron Jamaica y alcohol Bioalcohol, entre otros. Se instaló en 1995 en barrio San Antonio tras tener que erradicarse del centro de la ciudad por una explosión. Allí continuó con la fabricación de licores y fraccionamiento de alcohol de uso medicinal, a lo que fue sumando vinagres y otras bebidas alcohólicas. Pero es desde 2012 que produce 100 mil litros diarios de etanol a base de maíz transgénico fermentado, actividad para la cual no esta habilitada, por lo cual: funciona de manera ilegal.

Rosa Acuña relata que vive hace 50 años en barrio San Antonio, pero desde que Porta Hnos. empezó a producir perdió el “derecho a tener una vida tranquila”. Para Rosa el comienzo de esta lucha contra el “monstruo” como le llaman tiene día y hora: “un día nos despertó una fuerte explosión. Es como si un avión aterrizara arriba de mi casa. No solo yo lo sentí, todo el barrio. Salimos a la calle desesperados para ver qué pasaba. Todos miramos a la empresa Porta que era una alcoholera. Fuimos a pedir explicaciones ese día en la empresa, qué era lo que estaba pasando. Donde nos recibieron y nos dijeron que nos quedáramos tranquilos, que estaban probando unas válvulas, que no pasaba nada”.

Pero lxs vecinxs no se quedaron tranquilxs, y comenzaron a organizarse, y aprender. “Así nos empezamos a reunir con los vecinos. Empezamos a investigar, a ver. Reunión en un casa, en otra. Fuimos a la Municipalidad. Que lo primero que nosotros pensamos es que la municipalidad nos podía ayudar al saber que esta empresa estaba emanando gases al aire. Las explosiones. Hace 100 mil litros de alcohol diarios. No sabíamos que era una planta de bioetanol. Ellos jamás, jamás consultaron a los vecinos”.

El amparo ambiental que tendrá a Porta Hermanos dando explicaciones en la Justicia Federal es porque no tramitó su habilitación ante el Ministerio de Energía y Minería de Nación, siendo que es el órgano administrativo competente. Pero a esto se le suman otras irregularidades: no presentó la Evaluación de Impacto Ambiental en la Secretaría de Ambiente de la provincia y no se realizó una Audiencia Pública como prevé la Ley General del Ambiente sobre la participación ciudadana.

Las palabras de Rosa nos enseñan dos cosas: el rápido impacto en salud en el mismo año en que empezó la producción de etanol, y la importancia de no creer que es un problema individual. Rosa recuerda que “Más o menos abril, marzo de 2012 comenzaron a producir ellos. Y después hablando con los vecinos: todos teníamos los mismos síntomas. A uno le ardían los ojos, otro tenía dolor de cabeza, picazón en el cuerpo. Eran los primeros síntomas que se sintió en los cuerpos de uno. Y empezamos a hablar con uno de más allá, la otra cuadra. Al final todos estamos enfermos”.

Rosa también nos cuenta cómo las enfermedades que trajo la producción de etanol en el barrio desató otros problemas con inscripciones afectivas, laborales y económicas: “Mi nieto nació a fin del 2012: se tuvo que ir por prescripción médica. Vivía internado permanentemente, pobrecito. Se ponía bien en la clínica, volvía a casa y volvía con el mismo problema. Tenía 7 medicaciones. Le digo a mi nuera: por qué no le decís al médico lo que está pasando en el barrio. Y el médico le dijo: mandate a mudar del barrio. Se tuvieron que ir. A mi me afecto tanto: era mi primer nieto, era una felicidad. Tuvieron que abandonar la casa acá en el barrio, que habían puesto una prefabricada. Lo perjudico laboralmente porque laburaba de Porta más adelante, económicamente se endeudó con la casa, y emocionalmente a toda la familia. A toda la familia nos afectó muy mucho”, continúa Rosa.

Otro de los puntos que marcan especialistas y vecinxs es el impacto en las generaciones futuras a través de los recurrentes abortos espontáneos y las malformaciones congénitas. Nos relata Rosa que “había un chico, Nacho que nació sin diafragma. Una locura. Sabiendo que en la Bio4 [la planta de Porta Hnos en Río Cuarto] nació un bebé sin diafragma y murió en el acto. A este bebé gracias a dios lo tenemos vivo. Pero hoy en día hay muchos que fallecieron”.

Mirta Caon, “la Gringa”, vive en barrio San Antonio hace 30 años, y afirma que lo ama y lo va a defender: “quiero el barrio que teníamos antes, el barrio antes de Porta. Me gustaría que esto volviera a ser como antes para que se vuelvan todos los vecinos que se han ido por las enfermedades. Que vuelva mi hija al barrio porque no pudo seguir adelante en su casa que estaba arriba de la mía. Porque ella tiene cáncer de piel, porque mis nietos también se contagiaron de esta porquería”.

Mirta, como todxs lxs vecinxs de barrio San Antonio tienen muy en claro el valor del trabajo, pero no desde los discursos vaciados de la cultura del trabajo, sino desde quienes saben que es lo único que tienen para el sustento de sus familias. Pero también sabe, que el cese de la producción es una urgencia. “Queremos paz, queremos que la planta se vaya, queremos que se erradique. Queremos que no echen a ningún empleado porque la fuente laboral es muy importante. Pero la planta se tiene que ir. Es la única que esta acá metida dentro de un barrio, la única fábrica en el mundo. Queremos que vuelva la gente, no nos queremos quedar solos la gente más grande. Queremos que nuestra juventud pueda seguir viviendo aquí”.

La planta de bioetanol de Porta produce enfermedades y muertes. Generó que se disparen los casos de cáncer, enfermedades respiratorias, oculares, dérmicas y abortos espontáneos. Los dos estudios sanitarios de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, realizados en 2013 y 2016 demostraron la rápida proliferación de enfermedades. Y el último informe encontró que: el 53% de la población padece trastornos respiratorios, el 31% conjuntivitis, el 27% cefaleas, el 23%  enfermedades en la piel, el 22% enfermedades en el sistema digestivo. Siendo en los totales: los niños y niñas quienes más están afectados. Y el dato más alarmante es que en el último año el 28% de los nacidos tiene malformaciones congénitas.

Mariel Castagvno se mudó al barrio en 2008, “buscando tranquilidad”. Pero hoy vive en alerta y bajo el fantasma permanente de que alguien de su familia sea el próximo en contraer una enfermedad grave. Por eso, con su esposo y sus tres hijos menores de edad son vecinxs amparistas. Mariel nos relata cómo vive siendo vecina de Porta Hnos.: “Hay un olor insoportable y nauseabundo que no te permite estar en la vereda, tomar un mate en el patio o comer un asado en el patio. No podemos hacer nada que sea a puertas abiertas, a puertas afuera. Estamos encerrados por el ruido, el olor. Porque, además, todo el tiempo la planta se está ampliando. Entonces todo el tiempo hay ruido a máquinas. Además del ruido de la producción que es constante. No tenemos más tranquilidad porque tenemos miedo que explote. Porque esta planta esta ilegal, no esta controlada. Hay explosiones, humo negro. Cada tanto pasa eso y salimos todos los vecinos a la calle, y lo primero que uno hace como ciudadano de la ciudad de Córdoba es llamar a los bomberos. Los bomberos no pueden entrar a la planta. Entonces uno esta inseguro e intranquilo por donde lo mires. Y también la intranquilidad que produce que se nos van enfermando y muriendo vecinos todo alrededor de nuestra casas. Yo vivo a una cuadra y media, 150 metros en diagonal a Porta, y se han muerto tres vecinos de páncreas y uno de cáncer de colon. Tengo los cáncer más graves alrededor de mi casa. No quiero que le pase nada a mis hijos. No quiero tener que irme. No sería justo”.

Estudios demostraron lo que primero manifestaron los cuerpos de lxs vecinxs: que el aire del barrio esta contaminado con residuos peligrosos. Formaldehidos, tolueno y xilenos se encuentran en el aire de la zona 1000 veces por encima de lo permitido. Estos compuestos son cancerígenos y altamente inflamables, condiciones que propician el aumento en la tasa de enfermedades y el constante peligro de explosión.

Silvia Cruz, una de las vecinas de San Antonio que tocó todas las puertas posibles en busca de ayuda comparte que su “deseo enorme es que nuestro barrio vuelva a ser el que era. Porque Porta nos quitó la alegría de vivir. Por tantos niños que se fueron, por tantos vecinos que se fueron”.

El próximo  7 de agosto convocan a acompañarlxs a la audiencia que Silvia define que es: “por la vida de mis hijos y por las vidas de mis vecinos”. El próximo lunes tendrán lo que les negaron estos 5 años: la oportunidad de dar testimonio y ser escuchadxs por la Justicia.  Luego de años de reclamos desoídos por el Gobierno Municipal a cargo de Ramón Mestre, y del Provincial repartido entre José Manuel De la Sota y Juan Schiaretti,  y una denuncia cajoneada por la Justicia provincial cuando el Fiscal José Mana archivó la causa contra la planta de Porta. Lxs vecinxs exigen la erradicación de la planta sin que se pierda ningún puesto de trabajo, la remediación del ambiente, y la reparación para los y las afectados por la contaminación.

RNMA


Megarepresas: matar al Río Santa Cruz

Desde el Enredando las Mañanas nos comunicamos con Nazarena Paschetta, desde Calafate, guía de turismo e integrante de un Colectivo de Vecinos y Vecinas Autoconvocados por el Río Santa Cruz, que a su vez articulan con vecinos y vecinas de Río Gallegos y de Luis Piedrabuena. El tema son las represas.

Descargar audio.

ELM: Aparentemente, el proyecto de las dos represas, “Presidente Néstor Carlos Kirchner” y “Gobernador Jorge Cepernic”, sobre el Río Santa Cruz se reactivaría en las próximas semanas, o por lo menos es la intención del gobierno. Lo primero que nos interesa preguntarte es qué es lo que está en juego para el río con estas dos represas.

Nazarena Paschetta: Acá, en realidad, uno tiene que entender el ecosistema que forma este río. Es una cuenca muy grande, una cuenca que nace del campo de hielo patagónico sur. Dentro de lo que es la Cordillera de Los Andes, en esta zona nosotros tenemos el campo de hielo patagónico sur, son casi 13.000 km2 de hielo que tenemos ahí en la montaña. Es la tercer reserva de agua dulce que nosotros tenemos en el plantea. Está la Antártida, Groenlandia, y después tenemos, en superficie, de estas características, el campo de hielo patagónico sur. Se comparte entre ambos países, hay vertientes que descienden hacia Argentina y forman justamente el Lago Argentino, el Lago Viedma, el Lago del Desierto, mucho lagos que tenemos acá, que están conectados todos a través de ríos. Toda el agua va dar al Lago Argentino, y termina en el Océano Atlántico por el Río Santa Cruz. O sea, que el Río Santa Cruz es un río glaciario, con casi 380 km de recorrido. Y justamente en ese río es donde tenemos este tema con la represas.

Hablamos de un proyecto que tiene muchísimos años, se viene planteando desde hace más de 50 años atrás. En un comienzo era para acopiar agua, en otro momento para hacer riego, en otro momento para generar energía. En los ’70 fue el gran momento de decir que esto iba a ser el proyecto que iba a desarrollar Santa Cruz, y seguimos con el mismo discurso hasta el día de hoy. Es un proyecto que en realidad plantea dos grandes represas en el río Santa Cruz, la Néstor Kirchner y Cepernic, con el objetivo de generar energía hidroeléctrica. Estamos hablando de megarepresas.

Las megarepresas hoy en el mundo son proyectos que en muchos países incluso se están desmantelando, porque el costo que tienen y el daño ambiental no se relaciona con una energía limpia, o sea, son lo que se llaman energías renovables convencionales, pero que dañan muchísimo al ambiente. Justamente eso es lo que nosotros estamos planteando, que no queremos esas represas porque somos muy conscientes del daño que están generando.

En el 2015, cuando se aprobó el proyecto anterior que tenía muchísimas falencias, generaba inundaciones en el lago Argentino, había un montón de cosas que no se habían tenido en cuenta, la cota era muy alta y demás. Cuando tuvimos el cambio de gobierno, este proyecto se cambia nuevamente y tienen que hacer de nuevo los estudios de impacto ambiental. De por medio tuvo que haber un amparo, la Asociación de Abogados Ambientalistas de la Patagonia tuvieron que presentar un amparo en la Corte Suprema para que no siguieran con los trabajos, porque a pesar de que habían cambiado un proyecto y no habían hecho el estudio, seguían con los trabajos.

La última instancia de este estudio es la audiencia pública que fue la semana pasada. Allí se presentaron todos los estudios. A nosotros nos dieron muy poco tiempo para leerlos pero los leímos y ahí nos encontramos con un montón de falencias, que es lo que se presentó en la audiencia pública.

ELM: Estamos mirando el estudio del impacto ambiental, que tiene la perlita de encabezar diciendo “aprovechamientos hidroeléctricos del Río Santa Cruz”, término que te traslada a una interpretación “ociosa” de un elemento al cual habría que sacarle el jugo de alguna manera. ¿Podrás mencionarnos algunas de las falencias de este nuevo estudio de impacto ambiental?

NP: Nosotros somos un grupo de vecinos autoconvocados de acá de Calafate que como bien dijiste, trabajamos junto con la gente de Río Gallegos, que es Río Vida, con la gente de Luis Piedrabuena, donde hay comunidades mapuche-tehuelches, y también está las ONGs que trabajan desde Buenos Aires. Después de la audiencia pública se presentó una denuncia de 130 hojas donde se plantean todos los errores que tiene este estudio de impacto ambiental. Hay errores que tienen que van desde la sedimentación, que tiene que ver con todos los minerales y sedimentos que traslada el río Santa Cruz. Si vos ves el color del río, es de color celeste, igual que el lago Argentino. Eso es porque lleva un material que se llama la leche glaciaria, que es un polvo que generan los glaciares al rozar la piedra, como que la pulverizan en el avance y todas estas cosas es fundamental que lleguen. Los ríos son sistemas que la naturaleza “diseñó” con una razón, como resultado de miles de años de evolución y de cambios. Entonces todo esto que el río va arrastrando y que llega hasta el mar, es fundamental para muchos tipos de animales. O sea, por ejemplo, hay un documental que se llama “Matar al río” en donde el Instituto de Conservación de Ballenas nos habla de que esto hasta puede afectar a las ballenas, como para hablarte de un mamífero grande, pero tenemos toninas, y algo que es muy importante para nosotros es el tema de macá tobiano, que es un ave exclusiva de la provincia de Santa Cruz.

Justamente el macá pasa los inviernos en la desembocadura del Río Santa Cruz. Si nosotros hacemos una modificación en el río, se puede llegar a ver afectado. Ellos presentan estudios e información sobre el macá, pero el tema es que no existe la información suficiente porque es una de las últimas especies que se descubrió, la reducción en la población es enorme y al día de hoy se están haciendo estudios para ver bien cómo es su comportamiento, pero esos estudios no son suficientes ni concluyentes como para asegurar que la represa no va a generar ningún daño.

Después tenemos algo que es gravísimo, que lo expuso una compañera nuestra de aquí de Santa Cruz que es guía del Parque Nacional como yo, que tiene que ver con las cotas del Lago Argentino. Hay algo que era fundamental que tuvieran en cuenta que era el desacople entre el Lago Argentino y la represa Néstor Kirchner, hay una diferencia de 5 km entre un lugar y el otro y que no se podía subir el nivel del lago Argentino por los glaciares. Nosotros tenemos glaciares que están en un retroceso total. Si nosotros le subimos el nivel del agua al lago Argentino, estamos ayudando a que los glaciares se sigan yendo para atrás. Estamos afectando una reserva de agua dulce que es un patrimonio de la humanidad destacable.

La cuestión es que hubo errores con respecto a la medición de las cotas del lago. Las reglas con las cuales se tomaban estas mediciones se modificaron en enero de este año porque estaban mal tomadas. El Instituto Geográfico Nacional hizo una nueva medición y los ingenieros del Ebisa que son los que presentan este estudio de impacto ambiental, se ve que se les pasó el tema de que había estos cambios, entonces las medidas están mal tomadas. Si las medidas allí están mal tomadas, ese proyecto está mal hecho. Entonces eso es uno de los puntos principales, dentro de muchas cosas más que se han tenido en cuenta.

ELM: Eso quiere decir que esta audiencia pública que se desarrolló en esta semana en dos días, no es solamente un trámite como el gobierno preveía, sino que va a tener alguna consecuencia, va a impactar sobre este proyecto.

NP: Sí, en realidad a nosotros nos asustó mucho cuando escuchamos a Aranguren decir que esto era un mero trámite. Fue terrible, porque en realidad hace un mes atrás salía en todos los medios en diarios y demás, salía “el proyecto de las represas ya está listo, vamos a empezar a trabajar después de la audiencia pública”. Nosotros decíamos que hay una ley que dice que esto recién se resuelve después de la audiencia pública, no pueden estar anunciando un proyecto sin pasar por los pasos que deben.

Eso fue algo que se planteó en la audiencia, que se reclamó, que esto no es un mero trámite y que tienen que tener en cuenta estas cosas. Después de la audiencia pública, la verdad es que escuchando a las partes, nosotros nos sentimos muy felices a pesar de todo, porque hubo mucha gente que alzó la voz. Todos los que se presentaron como particulares para poder exponer en esa audiencia plantearon su postura en contra de las represas y porqué, porque siempre hay un fundamento. No es decir, a ver estos eco-terroristas que se les ocurre que no quieren tener desarrollo, no se trata de eso. Los fundamentos fueron muy claros, de decir nosotros acá vivimos de otras cosas y necesitamos otro tipo de desarrollo que no implique el daño de nuestro ambiente. En función de esto se presentaron muchos estudios. Si no se resuelve anular este estudio de impacto ambiental se seguirá por la parte judicial con denuncias para que tengan en cuenta que no está bien hecho.

ELM: Este tema del desarrollo te vamos a convocar en otro momento para poder desarrollarlo, para saber los vecinos y las vecinas de Calafate cuál es la idea de desarrollo que tienen y qué significan estas represas dentro de ese concepto. Te agradecemos mucho tu intervención y el esclarecimiento que nos hiciste.

NP: Muchas gracias a ustedes, para nosotros es muy importante que los medios se involucren y que nos den lugar a comentar este tipo de cosas porque sabemos que hay mucha gente que desconoce la situación de la Patagonia.

Una de las cosas que escuchamos mucho es que en la Patagonia no hay nada, que hay que llevar cosas, que en la Patagonia no vive nadie. Vivimos un montón de personas y hay muchas que elegimos este lugar para vivir, hay mucha gente que nació acá y lo sigue eligiendo y no nos pueden venir a decir que no estamos, hablar como si nosotros no existiéramos. Y el tema del desarrollo y el tema del trabajo es muy importante también para tener en cuenta, porque nos prometen cosas que en realidad no son. Así que si en algún momento quieren hablar de eso, sería fantástico. Muchas gracias.

ELM: Por supuesto, además les están proponiendo algo que ustedes no necesitan, que son esas dos represas. Muchísimas gracias Naza, la seguimos.

RMNA


Córdoba: El único lugar del mundo donde hay una planta de bioetanol en un barrio

Medardo Ávila Vázquez afirma que la situación sanitaria y ambiental es muy grave y la expectativa es que la Justicia Federal tome una medida que favorezca los Derechos básicos de la población de zona sur de la ciudad de Córdoba. Explica cómo el bioetanol es parte de la industrialización de una agricultura de venenos. El próximo 7 de agosto será la audiencia por el amparo ambiental en los Tribunales Federales.

AUDIO descargar

A días de la audiencia por el amparo ambiental que vecinxs de zona sur de la ciudad de Córdoba promueven contra la contaminación e ilegalidad de Porta Hnos., conversamos, para el Enredando las mañanas, con el Dr. Medardo Avila Vazquez, médico pediatra y neonatologo, sobre la situación sanitaria.

Lxs vecinxs de barrio San Antonio e Inaudi organizados en la asamblea VUDAS (Vecinos Unidos en Defensa en Defensa de un Ambiente Seguro) se definen luchando por la vida. Y, tal cual, lo reflejan los estudios de salud realizados por la Red Universitaria de Ambiente y Salud. Medardo Avila Vazquez coordinó los dos Estudios de Salud Ambiental de Barrio San Antonio y Residencial San Antonio en 2013 y 2016, que muestran cómo la contaminación de Porta Hnos, en menos de 5 años, ha deteriorado la salud comunitaria.

El próximo 07 de agosto será la audiencia por el amparo ambiental en los Tribunales Federales de la ciudad de Córdoba, en la cual lxs vecinxs podrán exponer su problemática ante el juez Miguel Hugo Vaca Narvaja, titular del Juzgado Federal Número 3. Lxs vecinxs exigen la erradicación de la fábrica sin pérdida de los puestos de trabajo, la remediación del ambiente y la reparación para lxs afectadxs por la contaminación de Córdoba.  Prevista incialmente para el 26 de agosto, la audiencia se postergo para que participe la Dra. Analía Vaqueiro, Directora de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Energía de la Nación, que en la fecha anteriormente establecida estaría afectada por la Feria Judicial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La Dra. Analía Vaqueiro deberá responder ante la Justicia porqué su Ministerio no actuó al ser notificado por lxs vecinxs que la Planta de Porta esta emplazada al lado de sus hogares sin la autorización de dicha repartición Nacional.

El aire

El médico Avila Vazquez nos comenta que la situación es crítica en San Antonio, el barrio en el que esta emplazada la planta de Porta Hnos.: “desde el año 2012 se está viviendo una pesadilla. Los vecinos que viven ahí, encuentran el aire que respiran absolutamente contaminado por los gases que salen de la planta de Porta Hnos. Es una fábrica cordobesa que ahí instaló una destilería de alcohol a base de maíz, gigantesca – narra el entrevistado-  Ellos producen 100 mil litros de alcohol por día, consumen 600 mil litros de agua de la red de los cordobeses, y emiten enormes cantidades de gases que terminan respirando los vecinos.  Hay un mal olor permanente que se agrava al anochecer. Y lo que al principio eran descomposturas, náuseas, cefaleas, en el año 2013, ahora en el 2017 se ha convertido en serias afecciones a la salud de los vecinos”

Medardo junto con otros médicos y estudiantes hicieron dos relevamientos, casa por casa. Le preguntaron a lxs vecinxs qué síntomas o enfermedades tenían y si lo vinculaban a la actividad de Porta Hnos. Afirma el médico: “La situación es muy difícil, porque en el 2013 había muchas enfermedades irritativas, y ahora en el 2017 esta situación se ha agravado. Encontramos que el 65 por ciento de las personas tiene por lo menos un problema de salud y el 40  por ciento tiene dos. Ahora el que tenía una dermatitis, se le sumó conjuntivitis o asma. El 54 por ciento de los chicos de 6 y 7 años usan broncodilatadores porque se les cierra el pecho. En la ciudad de Córdoba el 13 por ciento de los chicos usan broncodilatadores, pero en San Antonio, pegado a la planta de Porta Hnos, la mitad tiene que usarlos porque no pueden respirar”. Y específica Avila Vazquez: “De la planta salen gases tóxicos cargados de tolueno, de formaldehídos, de xileno, de hexano. Una serie de sustancias que ya se midieron en las calles, que no tendrían que estar. El olor es un olor característico que no tiene ningún barrio de Córdoba”.

En el último tiempo, se agregó otro padecimiento: el cáncer. Según los estudios realizados por el profesional de la salud, en Santa Ana e Inaudi, hay casi el doble de cáncer que tiene la ciudad de Córdoba. El aumento se da en particular en cáncer de piel. Las cifras son indiscutibles: “tenemos que el 25 por ciento de los vecinos tiene problemas de dermatitis,  cuando la tasa normal es de 3; claramente las sustancias que están en el aire están lastimando la piel de los vecinos”.  Y  continúa el médico explicando que: “El 40 por ciento de los vecinos tiene problemas respiratorios. (…) Y nos llamó la atención de encontrar entre ellos, un vecino que tiene un cáncer de conjuntiva. No solamente tienen conjuntivitis sino que ya la irritación de la conjuntiva se hace tan intensa que algunos han desarrollado cáncer de conjuntiva”

Avila Vazquez nos comenta que un fenómeno de los últimos años es que algunos vecinxs han desarrollado masas en las vías aéreas superiores: “que empiezan a crecer, que no los dejan respirar, que terminan saliendo de la nariz, y han tenido que ser operados por esas masas de crecimiento acelerado. Son tumores relativamente benignos porque no producen metástasis, y que están vinculados al contacto con el formaldehído”. Esta es una de las sustancias que se encontró que salía de los fermentadores de maíz transgénico de la planta de Porta Hnos., y que lxs vecinxs los respiran todos los días en las calles.

En los últimos años, también han empezado a nacer niñxs malformados en el barrio. Ya hay 4 casos, dos fallecieron, generando una tasa de  malformaciones del 14,8 por ciento. Y si se compara el último año: la tasa de nacidxs con malformaciones es del 28.6 por ciento. “Es enorme – dice Vazquez –  Córdoba tiene una tasa del 1,6”.

¿El éxodo de lxs vecinxs o la erradicación de la planta de Porta Hnos.?

El próximo 7 de agosto será la audiencia por el amparo ambiental, la posibilidad de que esta situación sanitaria de emergencia quede explicitada ante la Justicia Federal de la ciudad de Córdoba frente al juez Miguel Hugo Vaca Narvaja. Para lxs vecinxs no hay otra salida posible, exigen la  erradicación de la fábrica sin pérdida de los puestos de trabajo, la remediación del ambiente y la reparación para lxs afectadxs por la contaminación de Córdoba. Porque esta planta no cumple con los requisitos de funcionamiento mínimos. Pero ante el letargo de la Justicia, la salida alternativa ha sido otra. Muchxs vecinxs se han mudado del barrio. Lo cual, agrava la situación de emergencia sanitaria relevada en 2016: no son solo casos que se están agravando, sino que el total a relevar va cambiando, y aparecen casos nuevos.

Medardo lo explica afirmando que “hay mucha gente que se ha ido”. Hay pacientes a los que ellxs como profesionales de la salud, les han dado la recomendación médica de que se vayan con sus familias porque están muy afectados. “El 60 por ciento de las personas afectadas son grandes,  y un 58 por ciento de los niños tienen síntomas vinculados a la exposición tóxica de las sustancias que emite Porta – dice Vazquez –  Mucha gente se va y mucha gente quiere irse y no puede. Porque tampoco es fácil vender una casa, que uno construyó con su familia con mucho esfuerzo, que hoy la tiene que mal vender. O ni siquiera, porque no hay muchos compradores dispuestos a adquirir una casa al lado de una planta tan tóxica. Este es el único lugar del mundo en donde hay una planta de bioetanol en el medio de un barrio. Es una locura. Y el riesgo de explosión que tiene, si esta planta explota, se lleva a barrio San Antonio, Inaudi y muchos sectores más”, concluye el médico.

David contra Goliat

En el cierre de la entrevista, Avila Vazquez comparte las expectativas para la audiencia del próximo 07 de agosto, y su lectura, desde el enfoque sanitario, sobre las medidas más adecuadas en este marco de emergencia sanitaria. Medardo afirma que: “Lo más adecuado es trasladar esa planta fuera de lugares poblados. Esa planta tiene que cerrarse, y si quieren seguir con el emprendimiento hacerlo en un lugar que no contamine a nadie. La Audiencia es una oportunidad para mostrar lo que pasó”.

Afirma el médico que existen múltiples complicidades, porque esta empresa tiene muchos amigos en el poder cordobés y en los medios de prensa, por ello lo que sucede en este sector de la ciudad es ocultado. Dice Avila Vazquez: “Es increíble que la planta funcione sin estudio de impacto ambiental, teniendo la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad y de la Provincia, a menos de 20 cuadras de dónde está la planta y ninguna ha tomado cartas en el asunto. Se ha permitido el funcionamiento con un aviso de proyecto, ni siquiera un estudio serio de cómo iba a funcionar. El reclamo de los vecinos es desde hace años, sin embargo todos miran para otro lado y avalan este negocio”. Y concluye que esta destilería de Porta Hnos.: “es parte de los agronegocios típicos de este modelo extractivista que tenemos instalado. El bioetanol es parte de la industrialización de una agricultura de venenos. Pero más allá tenemos la situación concreta de que una población muy grande está expuesta a estos tóxicos. La situación es muy grave y la expectativa es que la Justicia Federal tome una medida que favorezca el Derechoa a la Salud de la población”.

Aquí podes acceder a los informes de la Red Universitaria de Ambiente y Salud.

RNMA


Caso Porta: será justicia, si hay Justicia Ambiental

La investigadora Cecilia Carrizo, especialista en temáticas socio-ambientales, repasa la emergencia que atraviesa la Zona Sur de Córdoba afectada por la contaminación de Porta Hnos. Desde el Derecho Ambiental todos los poderes del Estado son responsables.

Descargar audio.

En el marco de la próxima audiencia, convocada por el juez Hugo Vaca Narvaja, para el día 07 de agosto, se resolverá el recurso de amparo presentado por lxs vecinxs contra la Secretaría de Energía de la Nación por estar la planta de bioetanol Porta Hnos. funcionando sin habilitación.

Por este motivo, desde el Enredando las mañanas, dialogamos con Cecilia Carrizo, docente e investigadora del Instituto de Investigación y Formación en Administración Pública (IIFAP) de la Universidad Nacional de Córdoba, que viene trabajando en torno a problemáticas socio-ambientales que emergen del modelo neo-extractivista. Y acompañando el proceso de lucha de lxs vecinxs de Zona Sur desde el inicio del conflicto. Cecilia nos compartió que su perspectiva de trabajo- junto a docentes, investigadorxs y estudiantes- parte desde la Justicia Ambiental y el Derecho Ambiental entendidos como “un nuevo sentido de justicia” con “plasmación efectiva en la vida de la gente”.

La investigadora de la UNC subrayó el nombre que lxs vecinxs pusieron a su espacio de asamblea y organización: Vecinos Unidos en Defensa de un Ambiente Seguro, VUDAS. “En ese momento [inicial de la organización vecinal] estaban los vecinos preocupados por una posible explosión de la fábrica. Problemática que sigue igual después de cinco años de trabajo. No ha habido ningún estudio, ningún operativo para organizar la evacuación de la zona. A pesar de las reiteradas explosiones que han sentido los vecinos.

Lamentablemente hay un sentido de la seguridad solamente vinculado con el delito menor, pero con estos grandes delitos estan ocultos, y pasan los años y no se solucionan”.

Es así que ante el lento proceso de la justicia, como también la falta de respuestas y el inocuo accionar del gobierno municipal y provincial frente a este conflicto que lleva ya cinco años, es que lxs vecinxs fueron organizándose a partir de dolor y de la enfermedad que avasalla sus cuerpos con afecciones crónicas como el asma, conjuntivitis, dermatitis, cefaleas, pólipos, e incluso malformaciones y abortos espontáneos. Entre tantas otras, son los efectos que produce respirar aire invadido de tolueno, formaldehído, etanol y muchos otros componentes químicos necesarios para la producción de este agro-etanol. El cuadro epidemiológico es grave, según los informes de salud del año 2013 y 2016, que realizó Reduas (Red Universitaria de Ambiente y Salud). Cecilia lo explicó recuperando nuestro derecho constitucional: “El ambiente esta resguardado por el daño que produce en la salud humana y no humana. Y en el caso de este barrio ya se han hecho tres relevamiento donde han encontrado situaciones de prevalencias de sintomáticas que son crónicas, que ya se han instalado”.

La investigadora afirmó, a su vez, que desde el punto de vista epidemiológico la situación es grave: “En ambiente se trabaja con datos epidemiológicos. No hace falta comprobar que este etanol produjo esta enfermedad sino que a partir de relevamientos que afectan a una mancha poblacional se puede trabajar y avanzar en decisiones concretas. Por eso es muy importante la tarea que vienen haciendo estos médicos de la Red UAS, en el sentido de un seguimiento sistemático. Esto nos lo enseño el doctor [Andrés] Carrasco en el juicio Ituzaingó [que juzgó fumigaciones con agrotóxicos ilegales].

Ciencia y principio precautorio

Cecilia Carrizo abrió la discusión sobre los criterios de cientificidad a la hora de recuperar pruebas sobre el daño ambiental en poblaciones que están siendo afectadas en su salud e integridad. Explica que “el Derecho Ambiental es un fruto de la ciencia del siglo XX, y del principio de indeterminación, y de la puesta en cuestión del principio de causalidad, al menos para cuestiones como estás. El principio de causalidad puede tener una validez circunscripta a un contexto específico pero en el caso donde se trata de intereses difusos, de salud pública, la cientificidad esta de este lado. El principio de indeterminación marca lo que es el principio precautorio. No hace falta que la ciencia se ponga de acuerdo, sino que hay que extremar las medidas precautorias, y hacer un sistema precautorio”.

Este sistema precautorio, o bloque ambiental, demarca la responsabilidad de todos los poderes del Estado. La investigadora detalló que en el caso de la empresa de Porta Hnos. existen desde violaciones a Leyes Nacionales con respecto a la regulación a las plantas de biocombustibles, violación a la Ley Provincial por la falta de informes de impacto ambiental, así como tampoco se encuentra dentro de las ordenanzas municipales. De esta manera advierte que “todo el sistema que tiene que asentar un principio precautorio no esta funcionando para esta planta. Esto es que lo que se entiende como sistema precautorio o bloque jurídico ambiental, que no es que se tienen que tirar entre un poder del estado y otro sino que todos son responsables. Todos tienen competencia concurrente y todos tienen que actuar. Y lo que nos encontramos aquí es que ninguno está actuando”. Cecilia lo plasmó en una paradoja contundente sobre el sistema normativo y su arbitrariedad y negligencia: “un club de barrio no puede organizar fiestas, pero sí una empresa de biocombustible puede producir biocombustible en medio de la ciudad. Lo que pone en evidencia una cuestión de mucha complicidad y un trabajo muy fino de la empresa”. Y nos da como ejemplo la caracterización que hace la empresa Porta en uno de sus informes: “no hay casas aledañas solamente a 30 metros”. Por lo tanto, explicó la investigadora que acercaran todo lo que se viene produciendo desde una multiplicidad de disciplinas en estos 5 años, en esta instancia de audiencia al juez Vaca Narvaja: “para que tenga todos los elemento necesarios parar tomar una decisión que comprenda la vida, la salud de los vecinos en este reclamo de justicia”.

Como el modelo extractivista en su faz agroindustrial se combina con cultivos intensivos y agrotóxicos sin fines alimenticios. En relación, Cecilia remarcó la dimensión global del fenómeno: las plantas de bioetanol son un problema que está teniendo el mundo, no solamente Córdoba. Un modelo de cultivos para la industria que requiere generar biomasa, materia orgánica. Este modelo genera otras problemáticas: “nos está dejando sin árboles, sin alimentos, y por eso es una problemática mundial”.

El Amparo ambiental

Cecilia nos explicó cómo es el proceso judicial que se viene dando actualmente contra Porta. A partir de un amparo que presentan lxs vecinxs a la Justicia federal, porque hay una “Ley Nacional que dispone la que la autoridad de aplicación de las plantas de biocombustible es la Secretaría de Energía de la Nación”. En este lugar deberían estar registradas todas las plantas de biocombustibles de todo el país, pero “Porta no esta registrada”. Por ello, Carrizo subrayó: “el juez Hugo Vaca Narvaja convoca a esta audiencia en el marco del amparo que es para escuchar todas las voces que han pasado por el barrio y sobre todo la de los treinta afectadxs querellantes que son lxs que han presentado el amparo”. Desde ese momento se citará a toda la gente que ha trabajado el tema, y que haya estado junto con lxs vecinxs haciendo distintos tipos de estudios.

Se espera que la audiencia acordada para el 7 de agosto dure de uno a tres días, en la cual el juez podrá “tomar una decisión, y que ésta sea el cese del funcionamiento de la planta en ésta zona, y esperamos que también sea la remediación de barrio y, también, el resarcimiento del daño que han producido en los vecinxs”

RMNA


Boletín Nº10 EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental

El décimo número del boletín de EJES está atravesado por la experiencia de las Jornadas internacionales Megaproyecto Vaca Muerta: el fracking y sus consecuencias que organizamos en Buenos Aires y Neuquén los días 14, 15 y 16 de junio. En relación a los grupos afectados por el fracking resaltamos la organización de las comunidades mapuches que reclaman remediación a YPF y advierten sobre la presencia de Gendarmería en sus territorios. En este sentido, detallamos también los reclamos y procesos judiciales que tiene la empresa YPF por violaciones a reglamentaciones ambientales. Además, analizamos la situación económica financiera de Metrogas, para dar cuenta del viraje en las políticas económicas aplicadas al sector que llevaron a generar ganancias empresariales en detrimento del derecho de la ciudadanía a tener acceso a la energía. Por otra parte afirmamos que el fracking ingresa a Santa Cruz en un contexto de debilidad en el que no suelen ser tenidos en cuenta los costos y los escenarios alternativos.

— Boletín EJES Nº 10  – Junio 2017 —

  Foto: Martín Barzilai.

Insistir con que Vaca Muerta es un megaproyecto no es un capricho. Ni un ejercicio intelectual abstracto. Es un diagnóstico político para resistir. Una herramienta más para lograr poner freno a la avanzada en nuestros territorios -de un proceso que parece desordenado y caótico, pero no lo es- y a los actores público-privados en constante mutación y plena organización -esos que activan y desactivan los múltiples nodos de la red infraestructural y jurídica transnacional, esos que nos dejan sin acceso a derechos básicos por tarifazos, deuda y saqueo de territorios y cuentas públicas.

Porque lo que nos “impacta” no son los errores, accidentes o desvíos fiscales. Lo que degrada nuestro ámbito de vida es el propio funcionamiento del megaproyecto, sus inmanentes efectos nocivos que campañas publicitarias y promesas de abundancia no logran ocultar. Es justamente esa misma falta de legitimidad la que refuerza una y otra vez ataques comunicacionales y policíacos. Una inefectividad del megaproyecto que no es otra cosa que fragilidad. Hecho que se suma a la visible en su mismo diseño, escala y concepción. Porque si hay algo que aprendimos del entramado es que necesita que sus múltiples puntos avancen de forma paralela y se refuercen entre sí, que si uno cae, daña inexorablemente al conjunto. Ahí su debilidad; ahí nuestra fuerza.

El mes de junio nos encuentra entonces en pleno debate y organización. Estamos a días de haber concretado las Jornadas Internacionales Megaproyecto Vaca Muerta: el fracking y sus consecuencias y el Encuentro Socioambiental de Resistencia. Una nueva excusa para alertar, compartir y recrear colectivamente; puntos que volcamos entre numerosas organizaciones en la Declaración de Vista Alegre. Puntos poco sencillos. Porque Vaca Muerta demuestra que a la par que frenamos el avance, también debemos impulsar una transición. Que su imbricación con el modelo societal argentino es alto. Que es necesario un cambio de matriz energética y productiva, relacional entre humanos y no-humanos. Y por eso la importancia del encuentro desde múltiples territorios y miradas, nacionales e internacionales. Porque un segundo punto que vemos en estos procesos es que no estamos solos. Que muchísimas compañeras y compañeros desde diversas latitudes y ángulos batallan hace décadas contra los mismos enemigos. Que avanzamos, a pesar de que digan lo contrario. 

Invitamos a leer el boletín como insumo para el debate y organización, sus comentarios y difusión serán siempre bienvenidos.

Ver Boletín EJES Nro 10. – Junio 2017

Consultar boletines anteriores

Suscribirse al boletín

Vaca Muerta


Carta abierta al gobierno de la República Popular China

En la Patagonia NO

Señor Embajador Yang Wanming

De nuestra consideración:

Patagonia, 15/05/2017

Nos dirigimos a usted a fin de informarle, y por su intermedio al gobierno de la República Popular China, que las/los abajo firmantes, nos oponemos categóricamente a la instalación de cualquier tipo de central nucleoeléctrica en ningún lugar del territorio patagónico. Queremos notificarlos también de nuestra decisión de impedir, bajo todos los medios dentro de la legalidad, la instalación de la antedicha planta de generación eléctrica.

Más allá de la decisión de los gobiernos argentino y rionegrino, los habitantes patagónicos rechazamos dicha acción por inconsulta, arbitraria e ilegítima. Por considerar esta fuente de energía como sucia, peligrosa y costosa.

No solo rechazamos la central nuclear sino el circuito completo del uranio, desde la prospección hasta los residuos, la infraestructura asociada y los usos que se le quiere dar a esa energía, especialmente porque cada uno de esos procesos contradice los objetivos y (sobreactuados) compromisos de atender el cambio climático. La Patagonia no es territorio para ninguna “externalidad” económica.

Quedan ustedes debidamente notificados. Sin otro particular Atte.

Unión de Asambleas Patagónicas (UAP) Unión de Asambleas de Chubut (UACH) Unión de Asambleas del Kurru Leufu (Río Negro)

Adhieren:

-Asamblea Vecinal de Puerto Pirámides (Chubut).

-Asamblea de Comodoro Rivadavia (Chubut).

-Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Viedma y Patagones.

-Asamblea Centenario Libre de Fracking (Centenario, Neuquén).

-Asamblea en Defensa del Agua y de la Tierra (Bolsón, Río Negro).

-Asamblea Permanente del Comahue (Neuquén y Río Negro).

-Asamblea Permanente del Comahue por el Agua Allen (Río Negro).

– Asociación Civil Árbol de Pie (Bariloche, Río Negro).

-Asociación de Productores de la Comarca Andina (Comarca Andina del Paralelo 42).

-Asociación Ecologista Piuké (Bariloche, Río Negro).

-Asociación Lihue (Bariloche, Río Negro).

-Autoconvocados por el Agua Cuenca del Senguer (Sarmiento, Chubut).

-Barrio Obrero (Cipolletti, Río Negro).

-Biblioteca del Río (El Bolsón, Río Negro).

-Colectivo Social y Ambiental Unidos por las Aguas de la Cuenca Currú Leuvú de Viedma y Patagones. (Río Negro y Bs. As.).

-Comisión Directiva UnTER Cipolletti (Río Negro).

-Construcción de Alternativas Agroalimentarias Locales desde la Perspectiva de la Soberanía Alimentaria. CURZA- UNCo (Viedma, Río Negro).

-Convocatoria Segunda Independencia (Neuquén).

-Equipo de Comunicación Pulafkenche.

-Foro por Tierra y Vivienda (Cipolletti, Río Negro)

-Gremial de Abogadas y Abogados – Sede Patagonia.

-Hermanas de la Misericordia de las Américas, Comunidad Argentina.

-Magdalenas (Puerto Madryn, Chubut).

-Movimiento Antinuclear del Chubut (MACH).

-Movimiento Popular la Dignidad (Cipolleti, Río Negro).

-Multiespacio Cultural La Puerta (Puerto Pirámides, Chubut.)

-ONG Alerta Angostura (Villa La Angostura, Neuquén).

-Proyecto Crecer con Esperanza (Fiske Menuco, Río Negro).

-Radio Península FM 90.7 (Puerto Pirámides, Chubut).

-Radio Piuké FM 94.7 (Bariloche, Río Negro).

-Sociedad Ecológica Regional (Comarca Andina, El Bolsón).

-Vecinxs en Defensa de la Cuenca del Río Azul (Comarca Andina del Paralelo 42).

———–

Comisión Prensa y Comunicación UAC Unión de Asambleas Ciudadanas


En Chile exigen un 100% de energías renovables para 2050

La generación de gases efecto invernadero (GEI), principalmente, producto de la quema indiscriminada de combustibles fósiles para la generación de energía, ha causado un aumento acelerado de la temperatura global y cambios en los patrones conocidos del clima.

En Chile, la escasa planificación y capacidad de respuesta de la institucionalidad vigente y la elevada vulnerabilidad del país al cambio climático han contribuido a un aumento notable de sus impactos y efectos (sequía, incendios, inundaciones, etc.), afectando desproporcionadamente a los grupos sociales más desprotegidos y desfavorecidos.

Enfrentar esta problemática requiere transitar desde las energías fósiles -motor del actual modelo de desarrollo- a una matriz eléctrica proveniente de fuentes 100% renovable y no convencionales. Una rápida introducción de estas fuentes de energía es crucial para asegurar las condiciones de habitabilidad, preservar la biodiversidad y un desarrollo económico equitativo y de bajo impacto ambiental.

A nivel global, la transición energética ya está en curso. El 2015 las inversiones en energías renovables superaron a los combustibles fósiles; no obstante, permanecen los subsidios estatales en numerosos países. Aún así, más de 190 países -incluido Chile- se comprometieron a través del Acuerdo de París a reducir sus emisiones de GEI para alcanzar la descarbonización total a fines de siglo.

Chile, en su política energética, apuesta a obtener un 70% de la electricidad desde fuentes de energía renovable para 2050, considerando, entre éstas, proyectos de hidroelectricidad de gran escala -como fue HidroAysén- con elevados costos sociales y ambientales. Además, recientes investigaciones indican que los grandes embalses no contribuyen a la mitigación del cambio climático ya que podrían emitir significativas cantidades de GEI, particularmente  metano.

Las diversas organizaciones de la sociedad civil de Chile, aquí firmantes, declaramos:

  • Que la amplia existencia de fuentes de ERNC (que excluyen megarepresas y energía nuclear) sitúan al país en una posición privilegiada y de elevada responsabilidad ética para una proactiva y masiva transición energética hacia fuentes limpias.
  • Que Chile puede abastecer el 100% de su matriz eléctrica con ERNC, dado que las limitaciones técnicas, económicas y de mercado han desaparecido e incluso constituyen hoy factores que promueven y facultan su desarrollo.
  • Que junto con el 100% ERNC al 2050 es necesario que toda política energética, y particularmente eléctrica, asegure la democratización para la generación y acceso de la ERNC para la ciudadanía, e incluya medidas concretas para el ahorro y la eficiencia energética. Al respecto, un análisis exhaustivo de la necesidad e impactos de la generación eléctrica es crucial, donde la “no generación” debe ser evaluada en igualdad de condiciones.
  • Que políticas adecuadas de descentralización y generación de ERNC posibilitan el desarrollo de los territorios, fortaleciendo su autonomía, seguridad energética y la distribución de los beneficios del sector. Asimismo, una correcta planificación de las ERNC reduce conflictos socioambientales.
  • Que una transición rápida y masiva de las ERNC tiene una serie de beneficios que no deben ser desaprovechados. Entre ellos, el ahorro en el presupuesto nacional al evitar la importación de combustibles fósiles; las mejoras a la salud pública por la reducción de contaminación atmosférica en las ciudades (una de las principales causas de muertes prematuras en el país); y la creación de fuentes de empleos asociados a las nuevas tecnologías.
  • Que es perfectamente viable que Chile llegue a generar el 100% de su energía a través de fuentes de ERNC para el 2050. La imposibilidad de esta meta tendría más que ver con falta de voluntad y visión política traducidos en trabas legales, que con imposibilidades técnicas.
  • Que la ambición del gobierno a través de su política energética (70% de energías renovables al 2050), no responde a los desafíos establecidos por la ciencia para limitar el aumento de la temperatura global bajo los 2º C por sobre los niveles preindustriales, ni asume la debida responsabilidad con las comunidades y pueblos afectados por el cambio climático.

En consideración con lo anterior, las organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, políticos, educacionales, gremiales, religiosos y todas las fuerzas vivas del país firmantes, manifestamos nuestra convicción sobre la factibilidad de abastecer a Chile con un 100% de ERNC al 2050 y nos comprometemos a aunar nuestras fuerzas para asegurar que esta meta sea posible.

Invitamos a todas las organizaciones a adherir a un Chile 100% ERNC al 2050. Para ello, accede a los siguientes enlaces y súmate a nuestra campaña.

Mesa Ciudadana sobre Cambio Climático


29-03 | EJES en Rosario en el marco del Break Free

En el marco del Break Free 2017, EJES – Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental – presenta sus informes:  “Transferencias al sector hidrocarburífero en Argentina” y “Externalidades del Megaproyecto Vaca Muerta”.

 

Este miércoles 29 de marzo a las 17.30 horas : Vaca Muerta: Vaca Muerta: Poner el fracking en debate como salida a la crisis energética.

Exposiciones:

Escenarios energéticos y tendencias: Pablo Bertinat (EJES – Taller Ecologista)

Vaca Muerta como Megaproyecto: Fernando Cabrera (EJES – OPSUR)

Subsidios y transferencias al sector hidrocarburífero: Gustavo García  (EJES – Taller Ecologista)

Las cláusulas secretas del contrato YPF-Chevron: Rubén Giustiniani (Diputado provincial)

Los y las esperamos en la Facultad de Ciencias Políticas – Ciudad Universitaria – Riobamba 250 bis – Ciudad de Rosario. Miércoles 29 de marzo – 17.30 horas.

 


Serie de videominutos “Alternativas para la Soberanía energética”

El 24 de noviembre realizamos el encuentro Alternativas para la Soberanía Energética.  Qué energía y para quién en el Centro Cultural de la Cooperación, en Buenos Aires. Esta iniciativa de encontrarnos con organizaciones sociales, sindicales, ecologistas y de izquierda; de generar condiciones para escucharnos y debatir, surge ante la necesidad de articular alternativas a la matriz fósil vigente, de iniciar una transición hacia un sistema energético limpio y renovable desde una perspectiva democrática, participativa, justa y socioambientalmente sustentable. Compartimos los videominutos de esas jornadas.

“Generar conciencia para que no seamos marionetas de las exigencias de las empresas”
“Saber de qué se trata para poder dar una respuesta desde el campo popular”
“Energía participativa y limpia para generar una vida digna”
 
“El acceso a la energía es un derecho indispensable”.
“Control obrero las fuentes alternativas y control popular de las cuestiones ambientales”
“Hay que democratizar la propiedad de las fuentes energéticas”


“Hay que democratizar la propiedad de las fuentes energéticas”

El 24 de noviembre realizamos el encuentro Alternativas para la Soberanía Energética.  Qué energía y para quién en el Centro Cultural de la Cooperación, en Buenos Aires. Esta iniciativa de encontrarnos con organizaciones sociales, sindicales, ecologistas y de izquierda; de generar condiciones para escucharnos y debatir, surge ante la necesidad de articular alternativas a la matriz fósil vigente, de iniciar una transición hacia un sistema energético limpio y renovable desde una perspectiva democrática, participativa, justa y socioambientalmente sustentable.

A la convocatoria respondieron compañeros y compañeras de COB La Brecha, Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA), Frente Popular Darío Santillán, Izquierda Socialista, Patria Grande, Partido de los Trabajadores Socialistas – La Izquierda Diario, sindicato de funcionarios de la empresa de energía estatal del Uruguay (AUTE) y Taller Ecologista.

Gabriel Soto, integrante del sindicato de funcionarios de la empresa de energía estatal del Uruguay AUTE explicó que “democratizar el acceso a la energía es imposible si no se democratiza la propiedad de los bienes generadores, las fuentes energéticas. Y para democratizar las fuentes energéticas, lo primero que es necesario transitar es un proceso de transferencia hacia la propiedad estatal y pública del parque generador y los recursos energéticos; de ahí en más, el diseño de políticas públicas para poder generar ese escenario democratizante en cuanto a acceder a la energía según sus necesidades y acceder a la energía en condiciones de calidad y económicamente viables para garantizar ese derecho”.

Además, en relación al rol de trabajadores y trabajadoras afirmó que la Soberanía Energética “tiene que ser en un marco de poder transferir desde las organizaciones populares y sindicales, al conjunto de la población, el concepto de que la energía es un problema cotidiano y de todos y no es patrimonio exclusivo de los trabajadores de la energía”.

Escuchá los audios completos de las exposiciones del Encuentro

En el Encuentro propusimos dos puntos centrales. El primero, que cualquier modificación de la matriz energética debe centrarse en fuentes renovables no convencionales, como la eólica, solar, minihidro y mareomotriz. Y el segundo, que debe  superar el debate planteado por el capitalismo verde, que centra la discusión solo en las fuentes y no el destino de la producción energética. Para abrir y contextualizar la discusión realizamos una radiografía del sistema energético nacional, en particular el eléctrico, de manera de cuestionar las nociones de qué fuentes de energía se utilizan en el país y para qué están destinadas y lo presentamos en el video ¿Por qué la crisis energética?

Serie de videominutos “Alternativas para la Soberanía Energética” producidos por el OPSur con el apoyo de la Fundacion Rosa Luxemburgo con fondos del BMZ.

 logo rosa luxemburgo es

Ver otro videominuto de la serie: “Generar conciencia para que no seamos marionetas de las exigencias de las empresas” – José Rigane, Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA)

Ver otro videominuto de la serie: “Saber de qué se trata para poder dar una respuesta desde el campo popular” –   Luján Rodríguez, integrante de COB La Brecha.

Ver otro videominuto de la serie: “Desmercantilizar, democratizar, construir escenarios alternativos y luchar por la soberanía” –  Pablo Bertinat, integrante de Taller Ecologista.

Ver otro videominuto de la serie: “Energía participativa y limpia para generar una vida digna”. Nicolás Cannone, integrante del Frente Popular Darío Santillán.

Ver otro videominuto de la serie: “El acceso a la energía es un derecho indispensable”.  Nicolás Nuñez, de la Federación Universitaria Argentina (Izquierda Socialista)

Ver otro videminuto de la serie: “Control obrero de las fuentes alternativas y control popular de las cuestiones ambientales“. Andrés Arnone,  integrante del Partido de los Trabajadores Socialistas – La Izquierda Diario.